Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

Profetas Menores: Bajo el Lente de la Ciencia

Usted está aquí

Tabla de contenidos

Llegamos a la sección de la Biblia denominada "los profetas menores". Son los 12 profetas que escriben libros cortos en vez de los profetas mayores con sus relatos más extensos.

Ahora cubriremos la segunda y última parte del libro de Oseas, el libro dirigido principalmente a las 10 tribus norteñas de Israel y en particular, a la tribu que los lidera, Efraín.

Cubriremos ahora el segundo de estos doce profetas menores Joel. Su nombre significa "Yahweh (Jo) es Dios (el)". Solo se sabe de él que su padre se llamó Petuel (Joel 1:1). Como menciona frecuentemente a los sacerdotes y los sacrificios, parece que vivió cerca de Jerusalén. Por el contexto los estudiosos lo fechan en 830 a.C. y el libro se dirige principalmente a Judá.

Como verán, el tercero de los doce profetas es un personaje sumamente interesante, Amós. Su nombre significa "carga o cargador" y en verdad, tuvo una pesada carga que llevar.

En el último estudio, Dios había sacado a Amós de su aldea en Judá para que le advirtiera a Israel del castigo que pendía sobre ellos. Bajo la prosperidad del rey Jeroboam II, en vez de agradecerle a Dios por las bendiciones, se habían corrompido más.

El cuarto de los doce profetas en esta sección se llama Abdías, que significa ‘siervo del Eterno’. Escribió el libro más breve de la Biblia, con sólo veintiún versículos. Sin embargo, está lleno de grandes enseñanzas y profecías.

El quinto entre los doce profetas menores es Jonás, cuyo nombre significa “paloma”. Muchos lo conocen por el relato de haber sido tragado por un gran pez, pero como verán, hay mucho más detrás de la historia.