Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

1 Reyes: La Biblia bajo el lente de la Ciencia

Usted está aquí

Tabla de contenidos

Llegamos al primer libro de los Reyes, que al igual que Samuel y Crónicas, debió ser un sólo libro, como era en el original en vez de tener 2 de Reyes. Es decir 1 Reyes + 2 Reyes = LIBRO DE REYES, como es en el texto hebreo original.

Comenzamos con el reinado de un gran rey, Salomón, que como veremos, inauguró una de las épocas más esplendorosas en los anales de la historia. "Formó su imperio no por la conquista militar (como su padre) sino mediante el comercio pacífico. Hizo un tratado con el rey de Tiro para utilizar su flota en el Mediterráneo para controlar el comercio del Occidente. Tenía una flota en Ezion-Geber, y dominó la ruta comercial del sur a través de Edom hasta las costas' de Arabia, India y África" (Halley, p.178).

Vemos cuánta sabiduría le dio Dios a Salomón cuando le dijo: "He aquí que te he dado corazón sabio y entendido tanto que no ha habido antes de ti otro como tú ni después de ti se levantará otro como tú...Y Dios dio a Salomón sabiduría y prudencia muy grandes, y anchura de corazón como la arena que está a la orilla del mar" (1 Reyes 3:12; 1 Reyes 4:29).

Al entrar en vigor el pacto de Salomón y el rey Hiram, comenzaron a traer la madera desde el Líbano. Salomón reclutó a 150,000 cananeos que aún quedaban en Israel para las tareas más pesadas. Usó a 3300 capataces y 10,000 de sus propios hombres cada mes (1 Reyes 5:14-16).

Luego de la oración y la dedicación del Templo, Dios de nuevo se aparece en sueño a Salomón. Le confirma el pacto con él y su padre, pero le entrega una advertencia: 

Terminada la visita de la reina de Sabá, Salomón continúa sus costosas obras de construcción y muchos otros lujos, que le acarrearían graves problemas políticos y financieros. Estos causarían la división de Israel más tarde. Vemos otro ejemplo al equipar a su guardia palaciega de escudos de oro:

Tomemos un momento para reflexionar sobre un patrón que" se viene repitiendo en la Biblia. Lo vemos de nuevo con el fin tan decepcionante de la vida de Salomón. Es una verdad que veremos a través de toda la Biblia, que pocas son las personas que perseveran hasta el fin en el camino de Dios.

Comenzamos ahora una nueva etapa histórica de Israel. Es el período de DOS REINOS, con dos reyes que muchas veces son enemigos acérrimos.

Empezamos ahora con el período más triste en la historia del Antiguo Testamento. El abandono de Israel hacia Dios, pero no el abandono de Dios hacia Israel.

Mientras que en la casa de, Israel siguen los reyes apóstatas, en la casa de Judá surgen unos reyes buenos. Luego de los reinados malos de Roboam y su hijo Abías, llega, llega Asa, el primer rey que cumple con Dios desde el tiempo de David. Es cierto que al final de su reinado terminaría espiritualmente maltrecho, pero Dios fue misericordioso con él y lo consideró bueno ante sus ojos.

Estudiaremos ahora la historia de Elías, considerado el profeta más importante del Antiguo Testamento porque, en un momento en que parecía que sería destruida la verdadera fe, él se levantó y “sólo” derrotó al falso sistema religioso y restauró el corazón del pueblo hacia Dios. 

Empezamos el relato con la llegada del profeta Elías a Sarepta, un pueblo en Fenicia al norte de Israel. ¿Por qué tuvo que huir a esta región de idólatras? Cristo nos entrega la respuesta:

Vimos en el último estudio el gran triunfo de Elías sobre los profetas de Baal. Estos eran verdaderos "asesinos a sueldo" de la religión fenicia. Dice Halley: Los sacerdotes de Baal y de Asera eran asesinos oficiales de niños.

En el último estudio, el rey Acab sorpresivamente perdona al rey Ben-adad y a jefes aliados. Por esto, Dios lo censura severamente pero no se menciona más al respecto. Sin embargo, al conocer la geopolítica de ese entonces, podemos entender con bastante seguridad por qué Acab lo hizo.