Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

Calendario Sagrado año 2012-2013: Las enseñanzas de las parábolas de Jesús

Usted está aquí

Tabla de contenidos

Yo soy el buen pastor; conozco a mis ovejas, y ellas me conocen a mí, así como el Padre me conoce a mí y yo lo conozco a él, y doy mi vida por las ovejas.

¿Qué es una parábola? ¿En qué consiste? ¿Por qué Jesús recurría con frecuencia a éstas?

Jesús empieza diciendo: “He aquí el sembrador salió a sembrar y mientras sembraba, parte de la semilla cayo junto al camino, y vinieron las aves y la comieron.

Jesús les refirió otra parábola, diciendo: “El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.

A Jesús le encantaba hablar de la semilla de mostaza. La usó como parábola en Mateo, Marcos 4:31 y Lucas 13:19, 17:6; y además la usó de dos maneras diferentes.

“Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo” (Mateo 13:44).

“Jesús les dijo: ¿Habéis entendido todas estas cosas? Ellos respondieron: Sí, Señor. Él les dijo: Por eso todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas” (Mateo 13:51-52).

Un intérprete de la ley “queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?"

“Y (Jesús) les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.

Observando Jesucristo cómo escogían los primeros asientos a la mesa, refirió a los convidados una parábola.

Estando en la misma cena, Jesús entregó otra parábola: “Oyendo esto uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios.

También Jesús dijo: Un hombre tenía dos hijos; y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes.

“Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez.

Dijo, pues (Jesús): “Un hombre noble se fue a un país lejano, para recibir un reino y volver. Y llamando a diez siervos suyos, les dio diez minas, y les dijo: Negociad entre tanto que vengo".

Parábolas que aparecen en los evangelios.

Uno de los aspectos centrales del calendario tiene que ver con su origen mismo. Si la Biblia no nos proporciona un calendario específico, ¿a qué fuente debemos recurrir?