Corintios: Bajo el Lente de la Ciencia

Usted está aquí

Tabla de contenidos

Esta segunda epístola de Pablo es muy distinta a la que dirigió a los Romanos. Cuando les escribió a los Romanos, él admitió que todavía no los había visitado, y por eso trata los asuntos allí en forma general.

Luego de la introducción de esta epístola tan práctica, Pablo explica por qué los judíos y griegos en su mayoría rechazaron el mensaje de Jesús y su sacrificio por ellos.

Hasta el momento hemos visto que Pablo, con inmensa paciencia, está animando a los hermanos a seguir adelante, a pesar de los pecados y las divisiones entre ellos, por haberse abanderado de ciertos pastores a expensas de los demás.

En esta sección, Pablo comienza contestando unas preguntas que le han hecho acerca del matrimonio.

Empezamos este estudio cubriendo la última parte de 1 de Corintios 9, Pablo estaba defendiendo su labor en el ministerio, pues estaba siendo criticado. Explica que su humildad y paciencia se debían, no a una debilidad como algunos suponían, sino por estar sometido a Dios.

Luego que Pablo entrega las instrucciones de cómo tomar la Pascua en forma digna, ahora tiene que corregir a los corintios por otros desórdenes durante los servicios sabáticos.

En este estudio, seguimos con el tema principal de los últimos capítulos—cómo usar los dones espirituales sin abusar de ellos.