El arrepentimiento

El arrepentimiento

Descargar

Descargar

El arrepentimiento

×

El arrepentimiento de las obras muertas aparece en Hebreos 6:1 Hebreos 6:1Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
como parte del fundamento que nos lleva a la perfección y a la vida eterna. Jesús recalcó la importancia del arrepentimiento cuando en dos ocasiones afirmó que “si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente” (Lucas 13:3 Lucas 13:3 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Lucas 13:5 Lucas 13:5 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dios requiere que todos se arrepientan (Hechos de los Apóstoles 17:30 Hechos de los Apóstoles 17:30Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 2 Pedro 3:9).

En el primer sermón de que se tiene conocimiento en tiempos de la iglesia del Nuevo Testamento, Pedro exhortó a sus oyentes a que se arrepintieran (Hechos de los Apóstoles 2:38 Hechos de los Apóstoles 2:38Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El arrepentimiento va más allá de sentir pesar y remordimiento por las acciones del pasado (2 Corintios 7:8-11). El verdadero arrepentimiento implica el reconocimiento de que nuestra naturaleza se opone a Dios (Romanos 8:7 Romanos 8:7Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Esto exige una transformación, un giro completo de nuestra vida, un cambio en el que dejamos de seguir el camino del mundo para seguir el camino de Dios (Isaias 55:7-8 Isaias 55:7-8 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. 8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hechos de los Apóstoles 26:20 Hechos de los Apóstoles 26:20sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Es un sometimiento total y una obediencia voluntaria, basados en el conocimiento de la forma en que Dios quiere que vivamos nuestra vida.

El arrepentimiento comienza con nuestra súplica para que Dios perdone nuestros pecados y la aceptación de Jesucristo como nuestro Salvador personal. No es una decisión basada únicamente en las emociones, aunque éstas desempeñan un papel importante (Hechos de los Apóstoles 2:37 Hechos de los Apóstoles 2:37Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), sino que es una decisión de obedecer sinceramente a Dios por la fe en Jesucristo. Por medio de la fe en Jesucristo, su justicia se convierte en nuestra justicia (Filipenses 3:8-9 Filipenses 3:8-9 8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, 9 y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Romanos 8:1-4 Romanos 8:1-4 1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. 2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. 3 Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; 4 para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El arrepentimiento no es una simple conformidad con un sistema religioso o cierto código de leyes. La confianza en Dios y sus caminos nos lleva a vivir de acuerdo con su voluntad y manifestarlo por medio de obras de justicia (Santiago 2:17-26 Santiago 2:17-26 17 Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. 18 Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 20 ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 21 ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? 22 ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? 23 Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. 24 Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. 25 Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? 26 Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El verdadero arrepentimiento no es algo que la persona pueda originar por su propia fuerza. Es un don de Dios (2 Timoteo 2:25), una de las cosas buenas que nos da nuestro Padre celestial (Santiago 1:17 Santiago 1:17Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Él es quien nos guía al arrepentimiento (Romanos 2:4 Romanos 2:4¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El arrepentimiento es uno de los aspectos principales en el proceso de conversión, y Pedro lo expresó muy bien en su primer sermón: “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hechos de los Apóstoles 2:38 Hechos de los Apóstoles 2:38Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Debemos arrepentirnos del pecado, que es la transgresión de la ley de Dios (1Juan 3:4 Juan 3:4Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El arrepentimiento precede al bautismo.

Después del arrepentimiento y el bautismo, a la persona le es dado el Espíritu de Dios mediante la imposición de las manos (2 Timoteo 1:6). Entonces el Espíritu Santo nos guía para que vivamos de acuerdo con el camino de Dios (Romanos 8:14 Romanos 8:14Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Ahora tenemos el amor de Dios, que nos motiva para cumplir con sus leyes (1Juan 5:3 Juan 5:3En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Los verdaderos cristianos tienen el Espíritu de Dios (Romanos 8:9 Romanos 8:9Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y luchan por vivir de la misma forma en que vivió Cristo (1Juan 2:6 Juan 2:6Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El arrepentimiento comprende tanto tristeza como gozo. El arrepentimiento nos conduce a una maravillosa y eterna relación con nuestro amoroso Dios, nuestro Creador y el dador de la vida. El arrepentimiento hace que nos fijemos en el amor y la misericordia de Dios, y el perdón de los pecados hecho posible por el sacrificio de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. El arrepentimiento es necesario para que podamos despojarnos del “viejo hombre” y llegar a formar parte de la familia de Dios (Efesios 4:20-24 Efesios 4:20-24 20 Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, 21 si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús. 22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, 23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Jesús dijo: “Arrepentíos, y creed en el evangelio” (Marcos 1:15 Marcos 1:15diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Ciertamente, una de las razones que tenemos para alegrarnos es ¡la expectativa de formar parte del Reino de Dios!

Poco después de arrepentirnos, debemos ser bautizados y recibir el don del Espíritu Santo (Hechos de los Apóstoles 2:37-38 Hechos de los Apóstoles 2:37-38 37 Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? 38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) para que sean perdonados todos nuestros pecados pasados (Romanos 3:25 Romanos 3:25a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Después debemos vivir una vida guiada por el Espíritu de Dios, creciendo en la gracia y en el conocimiento, dando fruto y siendo cada vez más perfeccionados en santidad y en justicia (2 Pedro 3:18; Mateo 13:23 Mateo 13:23 Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 2 Corintios 7:1).

El arrepentimiento es un proceso continuo y no un suceso único en la vida del creyente. Una persona convertida deberá seguir batallando continuamente contra el pecado en su vida (1Juan 1:8-10 Juan 1:8-10 8 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz. 9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. 10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1Juan 2:1 Juan 2:1Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). La naturaleza humana estará presente todo el tiempo que vivamos y luchará continuamente con nuestra mente, incitándonos a pecar (Romanos 7:17 Romanos 7:17De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Romanos 7:20-21 Romanos 7:20-21 20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. 21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). No obstante, sentiremos la necesidad de obedecer y complacer a Dios. El amor de Dios que está presente en la persona (Romanos 5:5 Romanos 5:5y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) reconoce el camino perfecto de Dios y desea seguirlo, pero también se da cuenta de la debilidad de la carne (Romanos 7:12-25 Romanos 7:12-25 12 De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno. 13 ¿Luego lo que es bueno, vino a ser muerte para mí? En ninguna manera; sino que el pecado, para mostrarse pecado, produjo en mí la muerte por medio de lo que es bueno, a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso. 14 Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado. 15 Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago. 16 Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena. 17 De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí. 18 Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. 19 Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. 20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. 21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. 22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; 23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. 24 ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? 25 Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Mientras el creyente mantenga una actitud arrepentida, luchando continuamente por vencer el pecado (Apocalipsis 2:7 Apocalipsis 2:7 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Apocalipsis 2:11 Apocalipsis 2:11 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Apocalipsis 2:17 Apocalipsis 2:17 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Apocalipsis 2:26 Apocalipsis 2:26 Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 3:5 Apocalipsis 3:5 El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Apocalipsis 3:12 Apocalipsis 3:12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Apocalipsis 3:21 Apocalipsis 3:21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), Dios no le condena (Romanos 8:1 Romanos 8:1Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Mediante el arrepentimiento y la fe en que el sacrificio de Jesucristo cubre nuestros pecados, una persona convertida se mantiene en este proceso de lucha y de conversión durante toda su vida.

(Si desea profundizar en este tema, no vacile en solicitar los folletos gratuitos El camino hacia la vida eterna y Transforme su vida: La verdadera conversión cristiana. )