El verdadero significado del nacimiento de Cristo

Versión para impresora

El nacimiento de Cristo no es sobre árboles, guirnaldas, luces y regalos, sino sobre algo más grande. Descubra la verdad genuina.

See video


[Darris McNeely] La Navidad ha llegado otra vez.

Parece ser que cada año, algunos solo tratan de encontrar el verdadero significado sobre la Navidad. Éstos se cansan del comercialismo, la presión por dar el regalo adecuado, y cuando todo esto termina lo que queda es una decepción emocional. Algo está faltando.

Si todavía se encuentra preguntando: “¿de qué trata todo esto?”, entonces quédese con nosotros en Beyond Today. Se llevará una sorpresa. El nacimiento de Cristo no es sobre árboles, guirnaldas, luces y regalos. Es sobre algo mucho más importante. Estudiemos El verdadero significado del nacimiento de Cristo.

Permítame hacer una aclaración muy importante antes de seguir. Yo no celebro la Navidad. De hecho, mi última Navidad fue cuando tenía 12 años. Mi madre tomó la decisión de terminar esta costumbre en nuestro hogar. Un año tuvimos un árbol de Navidad completamente decorado en la casa, y el siguiente año ya no estaba. Ese último era uno de verdad, lo plantamos en el patio delantero y lo vi crecer por muchos años antes de irme de casa.

Pero no se preocupe. Mi vida no fue deformada sin reparo de ninguna manera porque la Navidad fue removida de mi vida. No sufrí de cicatrices emocionales. Mi madre fue lo suficientemente sabia como para sustituir esta festividad por algo mucho mejor.

Me han preguntado: ¿no extrañas los regalos? Bueno, la respuesta es no. Los regalos y el dar no desaparecieron de mi vida. Éstos solo vinieron de diferentes formas y en tiempos distintos a través del año, pero nunca en celebración del 25 de diciembre como el nacimiento de Cristo.

Una vez, tuve un amigo que me cuestionó si yo creía en Jesucristo. Él suponía que yo no creía en él, dado que no celebraba su nacimiento, él pensaba que yo no era un cristiano, o al menos uno no muy bueno. Así que le dije que sí, que yo sí creía en Jesús como el Hijo de Dios.

Si mal no recuerdo, le hablé a mi amigo de varios datos que él debería saber sobre la Navidad:

Una es que Cristo no nació el 25 de diciembre, ni siquiera en una fecha cercana. Esta fecha era cuando los romanos celebraban un periodo de varios días de fiesta desenfrenada. Nadie, le dije, sabe la fecha exacta de su nacimiento. Está perdida en la historia.

Le dije que las costumbres que rodean esta festividad tienen sus raíces en antiguos rituales paganos que existían cientos de años antes del nacimiento de Jesús.

Señalé que la iglesia primitiva cristiana no celebraba el nacimiento de Cristo, sino que conmemoraban su muerte y su resurrección.

Y creo recordar que le dije que en los primeros años de la colonización de América del Norte, los puritanos en Nueva Inglaterra se rehusaban a celebrar esta costumbre y que en algunas áreas las celebraciones de la Navidad eran ilegales.

Le dije que no fue sino hasta los años 1820, 1822 para ser exactos, cuando un hombre llamado Clement Clark Moore escribió un poema titulado “Una visita de San Nicolás”. Hoy en día lo conocemos como “La noche antes de Navidad”. Cuando esa obra fue publicada, la comercialización moderna de esta fiesta se convirtió en parte importante de la cultura inglesa.

También le dije a mi joven amigo que Cristo nunca estuvo en Navidad, que no tenía nada que ver con su nacimiento y que tenía raíces en orígenes paganos.

Pero, ¿adivinen qué? A él no le importó. Y es más, encuentro que hoy en día a la gran mayoría de las personas no les interesa, en lo más mínimo, las costumbres paganas de la Navidad. No les importa de dónde viene. A muchos no les interesa si ésta es supuestamente una costumbre religiosa, solamente quieren pasarlo bien.

Y usted, ¿qué piensa? ¿Cuál es el verdadero significado de la Navidad para usted?

Hay algo que aprendí recientemente: La mayoría de las personas que celebran esta fiesta realmente están buscando recordar un pasado vagamente de Navidad. Tienen nostalgia por un tiempo donde era más piadosa y pacífica. Se imaginan un tiempo cuando era menos comercial. Y están buscando algo más.

Están buscando una relación, una conexión con alguien o algo que los ha eludido. Veo esto cada año en alguno de mis programas favoritos de televisión. Cuando hacen su presentación navideña, los programas usualmente tratan sobre una relación perdida con un ser querido, un amigo. Es alrededor del tiempo del tema navideño cuando esta necesidad básica parece ser atendida.

También lo veo en el enojo expresado por aquellos que defienden esta costumbre contra los esfuerzos seculares de remover esta festividad del ámbito público. Recientemente, un animador popular de un programa de noticias de televisión por cable prometió textualmente: “usar todo el poder que tengo en la radio y en la televisión para traer horror al mundo” que “disminuyen y denigran el feriado [de la Navidad]”.

¿Sabe por qué hizo esta amenaza? Porque sus recuerdos de infancia fueron “mágicos”. Forman parte de los momentos más felices de su niñez. La mayoría de las personas que se ven envueltas en la Navidad se sienten de esta manera.

La Navidad sólo provoca poderosas emociones en relaciones significativas con las personas. Y eso por sí solo no está mal. El hecho es que ésta como día festivo no provee realmente las más profundas necesidades humanas. Esperamos que se tome esto seriamente. Las relaciones con las personas son muy importantes, y es muy significativa para la religión suplir la necesidad de esa relación vital. Para llevar esto a cabo, la religión debe estar fundada y arraigada en la verdad. Cristo dijo: “conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. El comercialismo y la falsa religión no pueden llenar los grandes vacíos de nuestra vida.

Eso es lo que se supone que hace Dios. Y es por eso que él mandó a su Hijo, hecho carne, nacido en un pesebre en Belén. Jesucristo, el Hijo de Dios, es quien llena las más profundas necesidades humanas. Es por eso que el significado real del nacimiento de Cristo es tan importante de entender. La Navidad no enseña las verdades más importantes de por qué nació.

La historia contada en los Evangelios de Mateo y Lucas son una maravillosa parte de la historia de Dios y su amor por la humanidad. Cuando uno se enfoca solamente en la historia, se abre un nuevo mundo de entendimiento.

Lo llevaré a través de la historia del nacimiento de Cristo, y voy a leer paso a paso para extraer lo que la Biblia realmente dice y lo que debemos aprender. Pero primero, quiero ofrecerle un folleto que le muestra la alternativa de Dios a los días festivos religiosos del hombre. Este folleto le mostrará lo que mi madre empezó a entender y reemplazar hace años conmigo, cuando removió la Navidad de nuestro hogar. Es un folleto gratuito titulado: Días festivos o Fiestas Santas: ¿importa qué días observamos? Este libro analiza los orígenes de los feriados del hombre y muestra otros días de Fiestas Santas que Dios le dio al ser humano y que reveló en la Biblia.

Usted no necesita sacrificar algo y dejar un vacío en su vida. Mi madre lo entendió cuando dejó de observar la Navidad en nuestra casa cuando yo era niño. Ella aprendió que hay una mejor alternativa, y un muy superior conocimiento de Dios y Jesucristo por medio de la observancia de las Fiestas Santas, las Fiestas Santas de Dios.

Este folleto gratuito le guiará a través de un estudio de este tema vital. No se equivoque, realmente importa qué días observamos. Estos días deben ser designios de Dios, no tradición de hombre.

Le ofrecemos este folleto. Es gratuito, no tiene costo alguno. Se entrega como un servicio educativo de interés público. Puede leer este folleto en www.iduai.org y solicite una una copia gratuita. Nuevamente, vaya a iduai.org para solicitar una copia gratuita de este folleto.

También quisiera mencionar que la Iglesia de Dios Unida está organizando seminarios bíblicos gratuitos en distintas ciudades de Estados Unidos y alrededor del mundo. Usted no querrá perderse estos seminarios donde aprenderá sobre el Reino de Dios. Visite iduai.org y puede buscar el vínculo Seminarios Bíblicos del Reino de Dios para registrarse y asistir. Estos eventos son en vivo y absolutamente gratis.

El mensaje de Jesucristo, la esperanza del Reino de Dios es lo que usted necesita escuchar. En medio de las malas noticias de hoy en día, necesita oír el mensaje positivo y enfocado del Reino de Dios.

Los cupos pueden ser limitados, por lo tanto regístrese para los seminarios ahora mismo. Visite iduai.org y haga clic en el link Seminarios Bíblicos del Reino de Dios.

Ahora le mostraremos el verdadero significado del nacimiento de Cristo, leyendo el relato de Lucas, en Lucas 2. Usted puede estar familiarizado con este relato, pero quiero que escuche muy, pero muy atentamente mientras leo parte de la historia. Hay más historia de la que se puede dar cuenta, más que lo que la tradición de la Navidad de hoy realmente revela.

Comencemos en Lucas 2:1: “Aconteció en aquellos días que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria. E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad” (Lucas 2:1-3).

“Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón” (Lucas 2:4-7).

Hagamos una pausa. Notemos algunas cosas sobre esta parte del relato.

Primero, el nacimiento de Cristo estaba en cumplimiento con los tiempos. Significa que estaba en el momento indicado en la línea de tiempo de Dios. Sucedió en el cenit del Imperio Romano. Fue una convergencia divina en el tiempo perfecto de la historia. No fue de manera fortuita. El idioma griego era de uso común, los romanos mantenían un sistema vasto de caminos y carreteras, y el disperso pueblo judío permitió que el evangelio del Reino se arraigara firmemente en el mundo. El tiempo de Dios es siempre correcto y Cristo nació de una madre humana en el mejor momento de la historia de la humanidad.

Segundo, podemos ver que Cristo al ser bebé, nació en un simple puesto de animales, un pesebre, que era usado en un refugio para acomodar animales. Este era el único lugar disponible porque no había otro cuarto o espacio disponible para la familia. Dios hizo su entrada en este mundo entre alrededores humildes, sin mucha atención, en un pesebre.

¿Podemos comprender la verdadera lección de esta historia?

Poseer una “mentalidad de pesebre” nos permite conocer dónde y cómo Dios está trabajando. Entienda que Herodes, los consejeros políticos y religiosos en el poder en ese tiempo, no comprendieron los eventos de su nacimiento. Cuando una mujer va a dar a luz, busca las condiciones ideales. Una pareja hace esto no por un sentido de confianza, sino por un sentido de preocupación y debilidad. Cuando Cristo nació, nació en el mejor de los casos, en un tipo de establo con condiciones malolientes y no sanitarias, en una atmósfera inquietante. Esto ocurrió no porque Dios era pobre, sino porque tenía confianza en llevar a cabo su propósito para nosotros.

Los líderes políticos y religiosos leyeron mal las señales. El nacimiento de Cristo no era señal de un rey débil e ineficaz. Más bien, era una señal de confianza y conocimiento de quien es Dios. Fue un acto de amor. Los dirigentes de ese tiempo no estaban familiarizados con esta forma de pensamiento, por ende no supieron aprovecharlo.

Esto nos lleva a pensar dónde estamos buscando nuestras respuestas. ¿Busca respuestas en los ídolos de la vida? ¿O buscamos arriba, hacia Dios?

El poseer una “mentalidad de pesebre” nos permite comprender cómo, dónde y cuándo Cristo decide entrar a nuestras vidas. Nos recuerda que el tiempo y lugar en que entra no parecen un hotel de lujo como el Ritz o Hilton, ¡sino un establo! No es acogedor ni cómodo, sino oscuro y maloliente – lo que estoy hablando es sobre el estado de nuestros corazones y el hedor de nuestros pecados. Es aquí donde Cristo entra, y el resto puede ser historia. Eso es, si le hacemos un espacio.

Continuemos con el relato de Lucas. Verso 8: “Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre”.

“Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a dios y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!” (Lucas 2:13-14)

“Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado. Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño. Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían. Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho” (Lucas 2:15-20).

Él se apareció ante pastores. Piense en esto. Los pastores en este tiempo eran considerados, bueno, como gente bastante rústica. Ellos vivían en campos abiertos con las ovejas, no en palacios como reyes. Los pastores proveían el sacrificio animal para el templo en la cercana Jerusalén. Pero ahora a ellos se le dio la noticia del nacimiento del Hijo de Dios en Belén y fueron los primeros en ver al Cordero de Dios.

Todos nosotros somos como esos pastores. Estamos atrapados en nuestro egocentrismo, en nuestra rutina espiritual, nuestros viejos puntos de vista sobre Dios y la vida, y no nos damos cuenta que Dios está llamándonos a avanzar a algo mejor, más verdadero e infinitamente más valioso.

Lo que está escuchando hoy, en este programa, es un nuevo entendimiento para muchos de ustedes, sobre Jesucristo el Hijo de Dios. Son como esos pastores que oyeron por primera vez el anuncio del nacimiento de Cristo.

El ángel les dijo que ¡Cristo nació para ustedes “hoy”! Este fue un desafío directo a los pastores a acercarse a Cristo. La manera en que Lucas fue inspirado para escribir esta historia, la convierte en una realidad del presente. ¿Se moverá hacia el Jesús real? Y, ¿admitirá que nunca ha entendido la plenitud del mensaje del Evangelio?

¿Admitirá que su rutina tradicional de Navidad le dice muy poco sobre el Hijo de Dios, nacido de una virgen en un establo, que vino a morir por sus pecados? Fallamos en enfocarnos en el hecho que él vive hoy a la diestra del Padre, ¡preparando su retorno a esta tierra como Rey! Este Jesús, que los cielos anunciaron y los pastores vieron como un bebé, de pie junto al trono de Dios dice ¡escuchen! “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo” (Apocalipsis 22:12).

Este es el Cristo que usted necesita entender hoy y cada día de su vida. Él vino en forma humana para aprender todo lo que puede ser aprendido en la carne. Hay una historia de un rey que solía preocupar a aquellos en su corte porque ocasionalmente se desaparecía durante días seguidos, y nadie sabía dónde se encontraba. Pero él conocía dónde estaba y qué estaba haciendo. Usaba su tiempo entre su gente, mirando, observando y aprendiendo. Cuando regresaba a la corte, decía: “Debo saber cómo vive mi gente si he de gobernarles”.

Así es exactamente como Jesucristo se convirtió en “Emanuel”, el “Dios con nosotros” predicho hace mucho tiempo por los profetas antiguos.

¿Nota que hay más historia de lo que piensa o lo que le han dicho? Podría seguir y hablar de otras lecciones. Está el hecho que los magos del oriente trajeron regalos a Jesús. No se intercambiaron regalos entre ellos. La tradición de la Navidad enfoca nuestra mente en nosotros mismos. ¿Alguna vez ha estado decepcionado porque no obtuvo lo que quería en Navidad? ¿Sus regalos para sus amigos o familiares no obtuvieron la apreciación adecuada, o la que usted pensó que quería obtener o debería recibir? Admítalo, hay mucha frustración que resulta del ajetreo de la celebración. Lo escucho cada año.

No sé qué es lo que se ha dicho este año. Pero puedo imaginar que ha sido bastante parecido a los otros. La gente ha dicho que están cansados del comercialismo, del ruido, de la preocupación de la temporada. Tal vez ha escuchado más llamados a poner a Cristo de vuelta en esta celebración. Hace algunos años, un titular decía lo siguiente, era justamente lo contrario. “Saquemos a Cristo de la Navidad”.

Me gusta ese titular – saquemos a Cristo de la Navidad y busquémosle como los pastores y los magos del oriente hicieron en su primera venida. Adorémosle de la manera que él dice que le veneremos desde la verdad viviente, la Palabra viva de Dios – la Biblia.

Usted tiene una elección. Continuar guardando Navidad como un falso sustituto de la verdadera manera de adorar a Dios – y continuar perdiendo la guía en un mundo que se tambalea en su error espiritual o, puede aceptar el desafío de su creencia y pedirle a Dios que abra su mente, su corazón y sus ojos para verle de verdad.

La Navidad, debo decirle, no le dice la verdad sobre Jesucristo el Hijo de Dios y el por qué vino a esta tierra como humano. ¿Aceptará el reto? ¿Estudiará el tema y será honesto consigo mismo porque en realidad importa? La verdad real, la verdad de Dios y su propósito lo pueden liberar.

Nuestra oferta gratuita de hoy, el folleto gratuito que le ofrecemos, habla de este tema claramente. Y también lo hace nuestra revista bimensual gratuita, Las Buenas Noticias. Solicite nuestra oferta del folleto del día de hoy, le mandaremos una suscripción gratuita a esta revista única, publicada seis veces al año. Cada edición contiene muchos tópicos sobre la profecía bíblica, el vivir cristiano y las enseñanzas bíblicas. Su conocimiento de la Biblia, de Dios y de su gran plan para su vida crecerá con cada edición de Las Buenas Noticias.

Si tiene acceso a Internet vaya en línea al sitio iduai.org y puede ordenar una suscripción.

Ahora me encuentro en el panel de Beyond Today acompañado de Steve Myers y Gary Petty. Ustedes saben, amigos, que cada vez que tratamos un tema como la Navidad, obtenemos reacciones mixtas, causar molestias, pero creo que somos honestos. Sabemos que la Navidad tiene una gran acogida en nuestra sociedad. ¿Cómo se puede entender esto? ¿Cómo se puede explicar?

[Gary Petty] Primero que todo, ¡es divertido!

[Darris McNeely] Lo es. Es divertido.

[Gary Petty]¿Cómo se puede discutir contra el ponche de huevo?

[Darris McNeely] Es cálida y a la vez confusa.

[Gary Petty] El ponche de huevo y el reunirse con la familia, intercambiar regalos y las fiestas, y… además hay una necesidad de conectarse con algo espiritual. Y para muchas personas, la Navidad es un intento de conectarse con Dios, algo más grande. Hay una razón física y por supuesto que es incentivada por la economía también, que hay mucho de…

[Darris McNeely] Ese es el aspecto comercial…

[Gary Petty] Pero a un nivel personal…

[Darris McNeely] Pero la gente se quiere conectar con Dios pero, ¿no quieren conectarse también unos con los otros?

[Gary Petty] Claro, en las imágenes de comidas y villancicos…

[Darris McNeely] Sí.

[Gary Petty] …la mesa con pavo y comiendo juntos la cena de Navidad…

[Darris McNeely] Sobre el río y por el bosque.

[Steve Myers] Parte de ese pensamiento, creo, también que va con el hecho que uno no tiene que ser tan religioso para celebrar la Navidad.

[Darris McNeely] Eso es exactamente correcto.

[Steve Myers] Y eso atrae a todo el mundo. Si usted cree en Dios, está bien. Pero no tiene que hacerlo, para celebrar, para festejar, seguir festejando, terminar con la fiesta de fin de año de la oficina o todo ese tipo de cosas. Usted puede todavía sentir una parte de esas cosas.

[Gary Petty] Hay agnósticos que guardan la Navidad. Hay judíos que no creen que Jesús sea el Mesías, que guardan esta fiesta.

[Darris McNeely]¿Qué dice eso sobre las reales necesidades en nuestra sociedad en términos de este asunto de las relaciones?

[Steve Myers] Hay una necesidad de hacer conexiones. Hay una necesidad de relacionarse. Pienso que hay una necesidad que al menos en algún sentido, exista un poder mayor. Pero, ¿cómo somos responsables de ese gran poder? Ahí es donde la Navidad parece dejar todas las cosas fuera de lugar.

[Darris McNeely] Entiendo completamente por qué las personas quieren conectarse y a qué quieren hacerlo. Pueden usar este tema para relacionarse y las personas son absolutamente sinceras en ese sentido. Solo pienso que, en nuestro mundo moderno, la Navidad trata de atender una profunda necesidad que tenemos en nuestra moderna y secular sociedad, pero no parece llenar por completo el vacío para las personas, así que…

[Steve Myers] Uno de los problemas es que es un solo día. Es un solo día. Así que se vive el momento y todos se pueden sentir bien. Puedo ver a mi familia una vez al año y llenar esa necesidad, puedo sentir una conexión con Dios, así que por ese momento, funciona. Y es un tiempo muy único porque la mayoría de nosotros podemos estar bien por un momento o dos, pero cuando hablamos de una vida entera, sabes, ¿cuál es el verdadero significado? ¿Cuál es el verdadero sentido? ¿Qué hay de seguir sintiéndose así en medio de Enero cuando llegan las cuentas? ¿Cómo lidiamos con las cosas? La Navidad sufre de carencias cuando llegamos a estos temas.

[Gary Petty]¿Es Jesucristo todavía el centro de tu vida al día siguiente?

[Darris McNeely] Ese es el punto más importante sobre las relaciones, si Dios y Cristo no están en el centro de nuestras relaciones, tenemos todo al revés.

Así que volvamos al titular que tenía, que mencioné anteriormente en el programa. ¿Cómo logras quitar a Cristo de la Navidad?

[Gary Petty] La pregunta real es, ¿fue Cristo alguna vez de verdad parte de la Navidad? Cuando miras la historia de esta fiesta, retrocedes al segundo y tercer siglo, cuando había un intento por incluir costumbres paganas y convertir a la gente al cristianismo al adoptar esas costumbres. Había un esfuerzo de juntarlos a todos, por ende la idea parecía buena: hacer que esta gente forme parte de la cristiandad meramente adoptando sus costumbres. La pregunta verdadera es: ¿Necesita Dios de costumbres paganas que vienen de religiones satánicas? ¿Necesita estas tradiciones para traer gente hacia él? Porque cuando tomas una pausa, ni siquiera tiene sentido. Y ahí está el problema central con el que los cristianos tienen que lidiar en términos de la Navidad.

[Steve Myers] Así es. Es un gran problema porque al tomar muchas cosas que realmente están fuera de la Biblia, fuera de las instrucciones de Dios, sentimos que decimos: realmente no importa porque amo a Jesús y lo hago para honrarlo. Pero, ¿realmente tiene fundamento dicha lógica? Si este juicio no se entrelaza con lo que las enseñanzas de la Biblia realmente dicen. Pienso que si de verdad uno es honesto, uno tiene que llegar a la conclusión que no es compatible con la Palabra de Dios.

[Gary Petty] Lo que nos lleva a cuestionarnos, ¿Le importa a Dios? Esta es la verdadera pregunta… ¿Le importa a Dios?

[Darris McNeely] Esperamos que se tome esto seriamente. Comenzará a prestar atención y a plantear las preguntas correctas y a conseguir las respuestas adecuadas. Las ofertas que le estamos ofreciendo hoy, el folleto, Días festivos o Fiestas Santas: ¿importa qué días observamos?, le empezará a dar respuestas. Le abrirá la mente y le ayudará a comprender las consecuencias del mensaje central de Cristo que le cambiará la vida.

Consiga este folleto. Es gratuito. Lo puede leer en línea. Puede descargar una copia desde Internet o conseguir su propia edición gratuita. Vaya a iduai.org. Consiga su copia gratis ahora y se la enviaremos sin costo alguno. Este folleto le dará respuestas y le desafiará a que piense más allá de las tradiciones de la Navidad. Espero que llegue al punto donde quiera encontrar esas respuestas y tenerlas resueltas de una manera u otra.

Y no olvide nuestra suscripción a la revista Las Buenas Noticias, esta importante y única revista. Le ayudará a entender el propósito de Dios en su vida con todo tipo de artículos que son relevantes para usted.

Recuerde, todas nuestras publicaciones son provistas sin costo alguno. La revista que querrá leer y compartir con sus amigos es la revista Las Buenas Noticias. Visite iduai.org o escríbanos a la dirección que aparece en su pantalla.

Ahora, una cosa más. Déjeme recordarle que la Iglesia de Dios Unida está llevando a cabo seminarios bíblicos gratuitos en ciudades de Estados Unidos y alrededor del mundo. De hecho algunos de estos seminarios se llevarán a cabo próximamente. Si está interesado en aprender más sobre el Reino de Dios, lo que realmente estamos hablando el día de hoy, el Reino de Dios, diríjase a iduai.org y busque el vínculo Seminarios bíblicos del Reino de Dios para asistir. Estos eventos son absolutamente gratis.

Vea por qué el mensaje original de Jesucristo del Reino de Dios no está reconocido por la gran mayoría de los cristianos hoy en día. El cupo puede ser limitado, así que inscríbase a los seminarios ahora mismo. Visite iduai.org y haga clic en Seminarios bíblicos del Reino de Dios.

¿Qué significa realmente el nacimiento de Cristo como humano? Significa que Dios ama este mundo y a cada humano que habita en él. Significa que Dios no creó al mundo con vida humana y simplemente se marchó como un propietario ausente.

Él vino y vivió como ser humano, caminando los caminos de la vida y experimentándola como usted y yo. Él anunció la venida del Reino de Dios. Él instruyó a todos los que conoció en todas partes para que cambiasen al camino de vida representado por ese Reino venidero. En la historia verdadera de su nacimiento, se encuentra el fundamento para que usted entienda cómo puede formar parte de ese Reino. Es tiempo de esclarecer los mitos y las fábulas sobre su nacimiento y su vida y llegar a la verdad.

El verdadero significado del nacimiento de Cristo es que usted puede vivir por siempre y formar parte del Reino de Dios. Esas son las buenas nuevas. Que todos oremos “venga tu reino”.

Para Beyond Today, soy Darris McNeely, gracias por sintonizarnos.

Compartir Compartir Compartir

Folletos relacionados

El Evangelio del Reino de Dios

El Evangelio del Reino de Dios

¿En qué consiste realmente el evangelio —las buenas noticias— que Jesús predicó? ¿Acaso es tan sólo la maravillosa historia de su propio nacimiento, vida, muerte y resurrección? Desde luego, todo esto forma parte de las increíbles noticias del plan que Dios tiene para la humanidad, pero el verdadero evangelio abarca más, mucho más.

Las Fiestas Santas de Dios

Las Fiestas Santas de Dios

El plan que Dios tiene para dar vida eterna a los hombres ha existido “desde la fundación del mundo”, y las fiestas santas nos enseñan ese extraordinario plan. En las páginas de este folleto podrá aprender acerca del fascinante propósito de cada una de las fiestas santas de Dios, así como de la maravillosa esperanza que encierran para toda la humanidad.

© 1995-2018 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading