Las Buenas Noticias del Evangelio

Usted está aquí

Las Buenas Noticias del Evangelio

Ingresar o crear una cuenta

Con una cuenta del sitio podrá guardar elementos para su posterior estudio

Ingresar | Registrarse

×
Descargar
MP3 Audio (21.2 MB)

Descargar

Las Buenas Noticias del Evangelio

MP3 Audio (21.2 MB)
×

Ahora más que nunca, todos necesitamos de las buenas nuevas del evangelio de Cristo. ¿Pero cuál fue el mensaje que trajo Jesús?

Transcript

Ahora más que nunca, todos necesitamos buenas noticias del evangelio de Cristo. ¿Pero cuál fue el mensaje que trajo Jesús?
 

[Darris McNeely] Ahora más que nunca, necesitamos el bálsamo curativo de las buenas noticias. Noticias que nos den comprensión sobre la angustia actual. Necesitamos la gracia del evangelio de Jesucristo. Necesitamos la esperanza dada por el evangelio del Reino de Dios venidero. 

La humanidad está en una hora decisiva en su historia. En los últimos meses, el mundo ha experimentado una pandemia global y un colapso económico. 

En los Estados Unidos, hemos sido testigos de una erupción de protestas y disturbios en torno al problema de las relaciones raciales. Los llamados al cambio estructural en muchas partes de la cultura están dividiendo aún más a la nación. 

Varios se preguntan ¿Se ha perdido Estados Unidos? 

Nuestro mundo necesita desesperadamente buenas noticias. Estos grandes problemas llenan nuestras redes sociales y programas de noticias por cable. Sé que queremos escondernos de estos problemas. He escuchado personas que han borrado sus aplicaciones sociales como Facebook y Twitter de sus teléfonos inteligentes. 

Están cansados ​​de las constantes noticias negativas y de las opiniones que nunca se detienen. Todos dan sus puntos de vista y soluciones. Creo que todos anhelamos buenas noticias.

Más allá de los Estados Unidos, vemos a las naciones atrapadas en un control brutal de gobiernos abusivos que mantienen a la gente en la pobreza y el miedo y agotando su esperanza. 

Las personas necesitan buenas noticias que sanen corazones y almas. Muchos buscan soluciones en la religión, sin embargo, la religión es a menudo parte del problema. 

El conflicto armado aviva los fuegos del fervor religioso en el Medio Oriente. Y por devoción a su dios, los musulmanes luchan entre ellos entre sus sectas y luego amenazan a judíos y cristianos con la extinción. 

Los líderes del gobierno están cada vez más preocupados por las armas de destrucción masiva tan aterradoras que caen en manos de terroristas que no se detendrán ante nada para lograr sus fines. 

Ahora, más que nunca, necesitamos buenas noticias. El verdadero evangelio de Dios que nos da una comprensión del estrés actual.

Hace 2.000 años, Dios envió a su hijo Jesucristo a la Tierra profetizando un futuro maravilloso para la humanidad. Su mensaje llamado evangelio significa literalmente “buenas noticias”. 

Las muy buenas noticias que el mundo necesita tan desesperadamente hoy. 

La palabra inglesa gospel se deriva de la expresión en inglés antiguo, good spell, que significa una buena historia o una buena noticia. 

En la Biblia, la palabra griega evangelion, que se traduce evangelio, se refiere a un mensaje de un rey, un informe favorable sobre un evento significativo. 

En esencia, la palabra evangelio es una buena noticia de Dios para nosotros. Jesucristo vino a proclamar las maravillosas noticias sobre el plan de Dios, el propósito y el enfoque de ese plan es el reino de Dios.

Pero, ¿qué son exactamente estas buenas noticias, este evangelio que Jesucristo predicó? ¿Es solo una historia maravillosa sobre el nacimiento de Jesucristo, su vida, sus actividades y mensaje, su muerte y resurrección? 

Ciertamente, estas son una parte integral de las buenas nuevas del plan de Dios para la humanidad. Pero hay mucho más en su mensaje. 

El evangelio revela el glorioso destino de la humanidad. Es un mensaje sobre la vida, la muerte y la resurrección de Jesús de Nazaret. Es un mensaje que muestra cómo Dios intenta salvar a la humanidad de sus problemas actuales. 

El evangelio es un mensaje de salvación para las personas que sufren y mueren, todas las personas de todas las naciones. Jesucristo trajo buenas noticias, las noticias más maravillosas que este mundo cansado y con problemas puede escuchar.

Una sección completa del Nuevo Testamento está dedicada al registro histórico del mensaje que Cristo enseñó mientras estuvo en la Tierra. 

Esta porción de la Biblia, apropiadamente llamada los Evangelios, comprende los primeros cuatro libros del Nuevo Testamento llamados Mateo, Marcos, Lucas y Juan. 

Jesús proclamó la plenitud del verdadero evangelio del reino de Dios en esos cuatro relatos. 

Marcos nos dice: 

14 Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios,

15 diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado…”

Esta fue la esencia de su mensaje.

el evangelio del reino de Dios, la esencia del mensaje.

Jesucristo instruyó a sus seguidores a predicar y creerlo.

Cuando Jesús vino a predicar el reino de Dios, dijo que estaba cerca y nos ordenó arrepentirnos y creer en las buenas nuevas sobre el reino. 

La palabra griega que se traduce como “se ha acercado” en Marcos 1 es la palabra engizo, significa estar muy cerca de algo. 

No significa que algo haya llegado realmente, sino que está próximo, que casi está aquí.

Otras traducciones tienen esta frase como el reino de Dios está cerca, o se acerca, o se ha acercado. Dejan en claro que el reino de Dios no ha llegado, sino que está cerca.

Lo que Jesús estaba diciendo tenía que ver con el mensaje del reino, así como con la disponibilidad de sí mismo como el Rey de ese reino. 

Reino, en ese sentido, estaba muy cerca de ellos, aunque no llegaría de la manera literal que Dios lo había revelado a los profetas. 

Jesucristo fue la personificación del mensaje del reino. Él era el gobernante, el Rey del reino. 

Él era su representante, aquel a través del cual la humanidad podría ingresar al reino. 

Jesús continuó diciendo: «15 …arrepentíos, y creed en el evangelio.».

Arrepentirse significa obtener una nueva forma de pensar, un nuevo par de anteojos sobre nuestra vida personal ante Dios. 

También significa entender este mundo de una manera nueva y diferente. 

Cristo quería que las personas no solo oyeran el evangelio sino que cambiaran sus vidas y comenzarán a seguir el camino del reino de Dios. 

Para obtener no solo una nueva mente sino una nueva vida, y reflejar esa nueva mente en esa nueva vida. 

Arrepentirse significa pensar de manera diferente y vivir de manera diferente. 

En resumen, debemos vivir nuestras vidas ahora según las leyes y principios del reino de Dios. Cuando Jesús enseñó a sus discípulos a orar para que venga tu reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo, estaba estableciendo claramente y de manera indirecta la realidad del reino de Dios en el cielo y que él, Jesús, había accedido al reino del hombre, a lo físico, como la encarnación de ese reino espiritual. Jesús encarnó el reino en su enseñanza.

Como discípulos de Jesucristo, viviremos con esta realidad. Conocer a Dios nos ha rescatado del reino de las tinieblas y nos ha transferido al reino de su querido hijo. 

Aquí, al comienzo de cualquier discusión sobre el reino de Dios, se separa la religión verdadera de la religión falsa. 

El falso cristianismo requiere muy poco compromiso. 

Ser guiado por el Espíritu es buscar primero el reino y su justicia. Esto es esencial para tener una comprensión precisa del evangelio y el verdadero significado de la vida. El evangelio de Dios nos trae las respuestas y soluciones a los problemas apremiantes en Estados Unidos y el resto del mundo de hoy.

No puede haber paz, armonía o justicia duraderas a este mundo sin comprender el verdadero evangelio de salvación a través de Jesucristo y el reino de Dios. 

Es lo que falta hoy cuando las personas buscan respuestas a los apremiantes problemas sociales y culturales que enfrentamos. 

La política ha fallado, la educación ha demostrado estar moralmente en bancarrota. Gran parte de la religión moderna ha perdido su camino. Los medios de comunicación cegados por su pérdida de perspectiva están firmemente plantados en parcialidad. 

El entretenimiento y los remolinos culturales en un pozo negro de inmundicia moral y espiritual, reflejando lamentablemente el fracaso de todas las demás partes de la sociedad. 

Los pilares de esta casa que llamamos Estados Unidos están huecos, están en descomposición y se sostienen con mucha dificultad. 

El dominio de la oscuridad del dios de este mundo se extiende aún más en este mundo. 

La luz del evangelio del reino de Dios todavía ilumina un camino que debemos seguir.

Nuestra esperanza debe estar en la realidad del venidero reino de Dios. Por eso Jesús enseñó a sus discípulos a orar: «Venga tu reino». Y así, todos los días debemos orar: «Venga tu reino».

Exploraremos más a fondo el significado del verdadero evangelio aquí en Beyond Today.