La libertad no es gratuita

Usted está aquí

La libertad no es gratuita

Ingresar o crear una cuenta

Con una cuenta del sitio podrá guardar elementos para su posterior estudio

Ingresar | Registrarse

×
Descargar
MP3 Audio (530.42 KB)

Descargar

La libertad no es gratuita

MP3 Audio (530.42 KB)
×

La inscripción en el Monumento Conmemorativo de la Guerra de Corea tiene un significado más profundo para los cristianos.

Transcript

[Steve Myers] Grabada en una pared del Monumento Conmemorativo de la Guerra de Corea están estas palabras: “La libertad no es gratuita”. Reconoce el hecho de que personas de servicio, personas en la infantería, dieron sus vidas por América, por la libertad, por la oportunidad de vivir en un país libre, y esto es sólo posible a través de los riesgos que ellos tomaron y los sacrificios hechos por aquellos en la armada – en esa instancia, en la Guerra de Corea.

Ahora, para los Cristianos, nosotros no damos nuestras vidas en servicio militar de la misma forma, pero ¿deberían estas palabras, tal vez, significar algo más importante para nosotros? Hay un pasaje en el libro de Gálatas que, creo, reflexiona sobre esto. Esta justo al principio del capítulo 5. Y dice así, “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud” (Gálatas 5:1 Gálatas 5:1Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Ves, el significado de este pasaje recae en el hecho de que sí tenemos libertad, somos libres del pecado. Tenemos libertad de la pena del pecado. La libertad, de hecho, puede significar más para ti y para mí como personas de Dios, porque es a través del sacrificio de Jesucristo, que podemos ser libres de la pena del pecado. Mientras aceptemos este sacrificio en nuestras vidas, podemos tener verdadera libertad.

Y, así, cuando pensemos en estas palabras, “La libertad no es gratuita”, debe recordarnos el agradecer a Dios. Agradecer a Dios por el sacrificio de nuestro Salvador Jesucristo. Podemos agradecer a Dios por la libertad de la pena de muerte por el pecado. Podemos agradecer a Dios por la libertad que él nos ha dado a través del Espíritu Santo – que tenemos poder sobre el pecado en nuestras vidas.

Y, sabes, esto nos da al menos una libertad más – tenemos la libertad de obedecer a Dios. Así que, tomemos la libertad que Dios nos ha dado, de manera más seria.

Estos es BT Daily . Nos vemos la próxima vez.