Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

#142 - 2 Reyes 17-18: Los samaritanos; reyes de Judá; Ezequías

Usted está aquí

#142 - 2 Reyes 17-18

Los samaritanos; reyes de Judá; Ezequías

Descargar
1422reyes17-18print (441.2 KB)

Descargar

#142 - 2 Reyes 17-18: Los samaritanos; reyes de Judá; Ezequías

1422reyes17-18print (441.2 KB)
×

Al llevar los asirios a las 10 tribus de Israel al norte de Asiria, dejaron vacío el norte de Israel. Como era su política, trajeron otros pueblos, principalmente a los babilonios a poblar esta tierra deshabilitada de Israel. Dice la Biblia: “…e Israel fue llevado cautivo de su tierra a Asiria, hasta hoy. Y trajo el rey de Asiria gente de Babilonia, de Cuta, de Ava, de Hamat y de Sefarvaim, y los puso en las ciudades de Samaria en lugar de los hijos de Israel; y poseyeron a Samaria y habitaron en sus ciudades” (2da Reyes 17:23-24 2da Reyes 17:23-24 [23] hasta que Jehová quitó a Israel de delante de su rostro, como él lo había dicho por medio de todos los profetas sus siervos; e Israel fue llevado cautivo de su tierra a Asiria, hasta hoy. [24] Y trajo el rey de Asiria gente de Babilonia, de Cuta, de Ava, de Hamat y de Sefarvaim, y los puso en las ciudades de Samaria, en lugar de los hijos de Israel; y poseyeron a Samaria, y habitaron en sus ciudades.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Así quedó el mapa de Israel:

De modo que lo único que quedaba del pueblo de Dios en Israel era la nación de Judá. Los nuevos habitantes de Babilonia también eran cautivos de los asirios y unas de las pocas cosas que trajeron era su antigua religión a Israel. Pero al empezar a celebrar los ritos babilónicos en Israel, Dios los castigó rápidamente por sus abominaciones.

"Y aconteció al principio, cuando comenzaron a habitar allí, que no temiendo ellos al Eterno, envió el Eterno contra ellos leones que los mataban. Dijeron, pues, al rey de Asiria: Las gentes que tú trasladaste y pusiste en las ciudades de Samaria, no conocen la Ley de Dios de aquella tierra, y él ha echado leones en medio de ellos, y he aquí que los leones los matan, porque no conocen la Ley de Dios de la Tierra. Y el rey de Asiria mandó, diciendo: Llevad allí a alguno de los sacerdotes que trajisteis de allá y viaja y habite allí, y les enseñe la ley del Dios del país. Y vino como de los sacerdotes que habían llevado cautivo de Samaria, y habitó en Bet-el, y les enseñó cómo habían de temer al Eterno.

Pero cada nación se hizo sus dioses, y los pusieron en los templos de los lugares altos que habían hecho los de Samaria; cada nación en su ciudad donde habitaba" (2da Reyes 17:25-29 2da Reyes 17:25-29 [25] Y aconteció al principio, cuando comenzaron a habitar allí, que no temiendo ellos a Jehová, envió Jehová contra ellos leones que los mataban. [26] Dijeron, pues, al rey de Asiria: Las gentes que tú trasladaste y pusiste en las ciudades de Samaria, no conocen la ley del Dios de aquella tierra, y él ha echado leones en medio de ellos, y he aquí que los leones los matan, porque no conocen la ley del Dios de la tierra. [27] Y el rey de Asiria mandó, diciendo: Llevad allí a alguno de los sacerdotes que trajisteis de allá, y vaya y habite allí, y les enseñe la ley del Dios del país. [28] Y vino uno de los sacerdotes que habían llevado cautivo de Samaria, y habitó en Bet-el, y les enseñó cómo habían de temer a Jehová. [29] Pero cada nación se hizo sus dioses, y los pusieron en los templos de los lugares altos que habían hecho los de Samaria; cada nación en su ciudad donde habitaba.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Sigue el relato: "Temían al Eterno, e hicieron del bajo pueblo sacerdotes de los lugares altos, que sacrificaban para ellos en los templos de los lugares altos. Temían al Eterno, y honraban a sus dioses, según la costumbre de las naciones de donde habían sido trasladados. Hasta hoy hacen como antes: ni temen al Eterno, ni guardan sus estatutos… ni hacen según la ley y los mandamientos… ellos no escucharon; antes hicieron según su costumbre antigua. Así temieron al Eterno aquellas personas, y al mismo tiempo sirvieron a sus ídolos; y también sus hijos y sus nietos, según como hicieron sus padres, así hacen hasta hoy" (2da Reyes 17:32-42 2da Reyes 17:32-42 [32] Temían a Jehová, e hicieron del bajo pueblo sacerdotes de los lugares altos, que sacrificaban para ellos en los templos de los lugares altos. [33] Temían a Jehová, y honraban a sus dioses, según la costumbre de las naciones de donde habían sido trasladados. [34] Hasta hoy hacen como antes: ni temen a Jehová, ni guardan sus estatutos ni sus ordenanzas, ni hacen según la ley y los mandamientos que prescribió Jehová a los hijos de Jacob, al cual puso el nombre de Israel; [35] con los cuales Jehová había hecho pacto, y les mandó diciendo: No temeréis a otros dioses, ni los adoraréis, ni les serviréis, ni les haréis sacrificios. [36] Mas a Jehová, que os sacó de tierra de Egipto con grande poder y brazo extendido, a éste temeréis, y a éste adoraréis, y a éste haréis sacrificio. [37] Los estatutos y derechos y ley y mandamientos que os dio por escrito, cuidaréis siempre de ponerlos por obra, y no temeréis a dioses ajenos. [38] No olvidaréis el pacto que hice con vosotros, ni temeréis a dioses ajenos; [39] mas temed a Jehová vuestro Dios, y él os librará de mano de todos vuestros enemigos. [40] Pero ellos no escucharon; antes hicieron según su costumbre antigua. [41] Así temieron a Jehová aquellas gentes, y al mismo tiempo sirvieron a sus ídolos; y también sus hijos y sus nietos, según como hicieron sus padres, así hacen hasta hoy.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Este es el origen de lo que la Biblia llama "los samaritanos". Tenían una mezcla de dos religiones, llamado sincretismo, y así combinaron los misterios de la religión babilónica fundada por Nimrod y Semiramis con la religión verdadera.  Esto se llamaría en el Nuevo Testamento la religión de los misterios: "UN MISTERIO: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA" (Apocalipsis 17:5 Apocalipsis 17:5y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Los israelitas tuvieron que combatir a esta religión falsa durante el resto del tiempo del Antiguo Testamento, y los apóstoles tuvieron que hacer lo mismo en el Nuevo Testamento. Simón el mago, un samaritano mencionado en Hechos 8, y que seguía en la historia posterior, es el fundador del cristianismo con bases babilónicas. Al igual que los samaritanos mezclaron sus creencias babilónicas con la religión verdadera, así sucedió en el Nuevo Testamento, al entrar Simón el mago en contacto con el cristianismo. Muchos cristianos no saben que sus creencias emanan de esta fuente corrompida, y también hacen lo mismo que los samaritanos, como dice 2da Reyes 17:41 2da Reyes 17:41Así temieron a Jehová aquellas gentes, y al mismo tiempo sirvieron a sus ídolos; y también sus hijos y sus nietos, según como hicieron sus padres, así hacen hasta hoy.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: ''Ni hacen según la Ley y los mandamientos que prescribió el Eterno… Así temían al Eterno aquellas gentes y al mismo tiempo sirvieron a sus ídolos". Para mayores detalles pueden leer el libro, ''Babilonia: Misterio Religioso" de Ralph Woodrow, que se encuentra en algunas librerías cristianas. Respecto a ese cristianismo samaritano, Cristo advierte a su iglesia: "Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos y los has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son (Simón Mago y su grupo), y los has hallado mentirosos… los que dicen ser judíos y no lo son" (Apocalipsis 2:2 Apocalipsis 2:2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 3:9 Apocalipsis 3:9 He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Como veremos en futuros estudios, los samaritanos tratarán de ser sustitutos de los judíos, pero nunca fueron aceptados. Cristo le dijo a la mujer samaritana que estaba adoctrinada en sustituir a los judíos: "Vosotros adoráis lo que no sabéis: nosotros (los judíos, no lo samaritanos) adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos (no los samaritanos con su mezcla religiosa)" (Juan 4:22 Juan 4:22 Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

De ahora en adelante habrá pugna salvaje entre los samaritanos que desean apoderarse de la religión verdadera y los Israelitas en Judá. Por eso los judíos desconfiaban de ellos y no los aceptaban, al temer contaminar su religión pura de Dios.

Ahora tenemos que retroceder un poco antes de la conquista de Samaria y retomar la historia de los reyes de Judá. El Último rey de Judá que estudiamos, Amasías, fue un buen rey pero que, al derrotar a los edomitas, se dejó deslumbrar por los ídolos de plata y oro y los trajo a Jerusalén. Ahí, dice la Biblia, "los adoró, les quemó incienso" (2da Crónicas 25:14 2da Crónicas 25:14Volviendo luego Amasías de la matanza de los edomitas, trajo también consigo los dioses de los hijos de Seir, y los puso ante sí por dioses, y los adoró, y les quemó incienso.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Por eso, no fue ayudado en su batalla contra Israel y fue derrotado. Luego murió por una conspiración en la ciudad de Laquis.

Así comenzó a reinar Uzías, hijo de Amasías, a los 16 años. Tuvo un reinado larguísimo de 52 años, y fue un buen rey. "Hizo lo recto ante los ojos del Eterno, conforme a todas las cosas que había hecho Amasías su padre" (2da Crónicas 26:4 2da Crónicas 26:4E hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho Amasías su padre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Fue un gran constructor e inventor de armas militares. Todo esto serviría para defenderse de los asirios. "Y Uzías preparó para todo el ejército escudos… e hizo en Jerusalén máquinas inventadas por ingenieros, para que estuviesen en las torres y en los baluartes, para arrojar saetas y grandes piedras. Y su fama se extendió lejos, porque fue ayudado maravillosamente, hasta hacerse poderoso" (2da Crónicas 26:14-16 2da Crónicas 26:14-16 [14] Y Uzías preparó para todo el ejército, escudos, lanzas, yelmos, coseletes, arcos, y hondas para tirar piedras. [15] E hizo en Jerusalén máquinas por inventadas por ingenieros, para que estuviesen en las torres y en los baluartes, para arrojar saetas y grandes piedras, y su fama se extendió lejos, porque fue ayudado maravillosamente, hasta hacerse poderoso. [16] Mas cuando ya era fuerte, su corazón se enalteció para su ruina; porque se rebeló contra Jehová su Dios, entrando en el templo de Jehová para quemar incienso en el altar del incienso.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). 

Lamentablemente, a Uzías le volvió a suceder lo que le pasó a tantos reyes. El éxito se le subió a la cabeza. "Mas cuando ya era fuerte, su corazón se enalteció para su rabia; porque se rebeló contra el Eterno su Dios, entrando en el templo del Eterno para quemar incienso en el altar del incienso. Y entró tras él el sacerdote Azarías, y con él ochenta sacerdotes del Eterno, varones valientes. Y se pusieron contra el rey Uzías, y le dijeron: No te corresponde a ti, oh Uzías, el quemar incienso al Eterno, sino a los sacerdotes hijos de Aarón… Entonces Uzías, teniendo en la mano un incensario para ofrecer incienso, se llenó de ira: y en su ira contra los sacerdotes, la lepra le brotó en la frente...y él… se dio prisa a salir, porque el Eterno lo había herido. Así el rey Uzías fue leproso hasta el día de su muerte, y habitó leproso en una casa apartada… y durmió Uzías con sus padres… y reinó Jotam su hijo en lugar suyo" (2da Crónicas 26:16-23 2da Crónicas 26:16-23 [16] Mas cuando ya era fuerte, su corazón se enalteció para su ruina; porque se rebeló contra Jehová su Dios, entrando en el templo de Jehová para quemar incienso en el altar del incienso. [17] Y entró tras él el sacerdote Azarías, y con él ochenta sacerdotes de Jehová, varones valientes. [18] Y se pusieron contra el rey Uzías, y le dijeron: No te corresponde a ti, oh Uzías, el quemar incienso a Jehová, sino a los sacerdotes hijos de Aarón, que son consagrados para quemarlo. Sal del santuario, por que has prevaricado, y no te será para gloria delante de Jehová Dios. [19] Entonces Uzías, teniendo enla mano un incensariopar ofrecer incienso, se llenó de ira; y en su ira contra los sacerdotes, la lepra le brotó en la frente delante de los sacerdotes en la casa de Jehová, junto al altar del incienso. [20] Y le miró el sumo sacerdote Azarías, y todos los sacerdotes, y he aquí la lepra estaba en su frente; e le hicieron salir apresuradamente de aquel lugar; y él también se dio prisa a salir, porque Jehová lo había herido. [21] Así el rey Uzías fue leproso hasta el día de su muerte, y habitó leproso en una casa apartada, por lo cual fue excluido de la casa de Jehová; y Jotam su hijo tuvo cargo de la casa real, gobernando al pueblo de la tierra. [22] Los demás de los hechos de Uzías, primeros y postreros, fueron escritos por el profeta Isaías, hijo de Amóz. [23] Y durmió Uzías con sus padres, y lo sepultaron con sus padres en el campo de los sepulcros reales; porque dijeron: Leproso es. Y reinó Jotam su hijo en lugar suyo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Jotam también fue un buen rey como su padre: "E hizo lo recto ante los ojos del Eterno, conforme a todas las cosas que había hecho Uzías su padre, salvo que no entró en el santuario del Eterno" (2da Crónicas 27:2 2da Crónicas 27:2E hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho Uzías su padre, salvo que no entró en el santuario de Jehová. Pero el pueblo continuaba corrompiéndose.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Había aprendido la lección de respetar a los sacerdotes de Dios y no tratar de asumir el sacerdocio, como su padre lo había intentado. Fue otro rey vigoroso que fortificó a Judá y derrotó a los amonitas.

Su hijo Acaz no siguió el camino bueno, "y no hizo lo recto ante los ojos del Eterno su Dios… antes anduvo en el camino de los reyes de Israel, y aun hizo pasar por fuego a su hijo… Entonces Rezin rey de Siria y Peka… rey de Israel, subieron a Israel para hacer guerra y sitiar a Acaz; mas no pudieron tomarla" (2da Reyes 16:5 2da Reyes 16:5Entonces Rezín rey de Siria y Peka hijo de Remalías, rey de Israel, subieron a Jerusalén para hacer guerra y sitiar a Acaz; mas no pudieron tomarla.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Sin embargo, según el relato paralelo en 2da Crónicas 28:5 2da Crónicas 28:5Por lo cual Jehová su Dios lo entregó en manos del rey de los sirios, los cuales lo derrotaron, y le tomaron una gran número de prisioneros que llevaron a Damasco. fue también entregado en manos del rey de Israel, el cual lo batió con gran mortandad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, los israelitas y sirios lo derrotaron en otras partes, además de matar a su hijo. En su desesperación, Acaz pidió ayuda del rey de Asiria, que derrotó a los israelitas y los sirios, pero casi también a Judá. "Vino contra él Tiglat-pileser rey de los asirios, quien lo redujo a estrechez, y no lo fortaleció. No obstante que despojó Acaz la casa del Eterno, y la casa real, y las de los príncipes, para dar al rey de los asirios, éste no le ayudó" (2da Crónicas 28:20-21 2da Crónicas 28:20-21 [20] También vino contra él Tiglat-pileser, rey de los asirios, quien lo redujo a estrechez, y no lo fortaleció. [21] No obstante que despojó Acaz la casa de Jehová, y la casa real, y las de los príncipes, para dar al rey de los asirios, éste no le ayudó.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Luego de 16 años como rey, murió y su hijo Ezequías tomó su lugar.

Este rey Ezequías, que vio todos los líos en que se había metido su padre al dejar a Dios, fue el mejor rey que tuvo Judá después de David. "Hizo lo recto ante los ojos del Eterno, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre. El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán (cosa de bronce). El Eterno Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá. Porque siguió al Eterno, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que el Eterno prescribió a Moisés. Y el Eterno estaba con él; y adondequiera que salía, prosperaba. Él se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió. En el cuarto año del rey Ezequías, que era el año séptimo de Oseas… rey de Israel, subió Salmanasar… contra Samaria y la sitió y la tomaron al cabo de tres años" (2da Reyes 18:3-7 2da Reyes 18:3-7 [3] Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre. [4] El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán. [5] En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá. [6] Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés. [7] Y Jehová estaba con él; y adondequiera que salía, prosperaba. El se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Mientras que había tanto revuelo por afuera, Ezequías inició su reinado consagrándose a Dios. "En el primer año de su reinado, en el mes primero, abrió las puertas de la casa del Eterno, y las reparó… dijo: Yo he determinado hacer pacto con el Eterno de Dios de Israel, para que aparte de nosotros el ardor de su ira… Y quedó restablecido el servicio de la casa del Eterno. Y se alegró Ezequías con todo el pueblo, de que Dios hubiese preparado el pueblo; porque la cosa fue hecha rápidamente" (2da Crónicas 29:3-36 2da Crónicas 29:3-36 [3] En el primer año de su reinado, en el mes primero, abrió las puertas de la casa de Jehová, y las reparó. [4] E hizo venir los sacerdotes y levitas, y los reunió en la plaza oriental. [5] Y les dijo: ¡Oidme, levitas! Santificaos ahora, y santificad la casa de Jehová el Dios de vuestros padres, y sacad del santuario la inmundicia. [6] Porque nuestros padres se han rebelado, y han hecho lo malo ante los ojos de Jehová nuestro Dios; porque le dejaron, y apartaron sus rostros del tabernáculo de Jehová, y le volvieron las espaldas. [7] Y aun cerraron las puertas del pórtico, y apagaron las lámparas; no quemaron incienso, ni sacrificaron holocausto en el santuario al Dios de Israel. [8] Por tanto, la ira de Jehová ha venido sobre Judá y Jerusalén, y los ha entregado a turbación, y a execración y escarnio, como veis vosotros con vuestros ojos. [9] Y he aquí nuestros padres han caído a espada, y nuestros hijos, nuestras hijas y nuestras mujeres fueron llevados cautivos por esto. [10] Ahora, pues, yo he determinado hacer pacto con Jehová el Dios de Israel, para que aparte de nosotros el ardor de su ira. [11] Hijos míos, no os engañéis ahora, porque Jehová os ha escogido a vosotros para que estéis delante de él, y le sirváis, y seáis sus ministros, y le queméis incienso. [12] Entonces se levantaron los levitas, Mahat hijo de Amasai, y Joel hijo de Azarías, de los hijos de Coat; y de los hijos de Merari, Cis hijo de Abdi, y Azarías hijo de Jehalelel; de los hijos de Gersón, Joa hijo de Zima, y Edén hijo de Joa; [13] de los hijos de Elizafán, Simri y Jeiel; y de los hijos de Asaf, Zacarías y Matanías; [14] de los hijos de Hemán, Jehiel y Simei; y de los hijos de Jedutún, Semaías y Uziel. [15] Estos reunieron a sus hermanos, y se santificaron, y entraron, conforme al mandamiento del rey y las palabras de Jehová, para limpiar la casa de Jehová. [16] Y entrando los sacerdotes dentro de la casa de Jehová para limpiarla, sacaron toda la inmundicia que hallaron en el templo de Jehová, al atrio de la casa de Jehová; y de allí los levitas la llevaron fuera al torrente de Cedrón. [17] Comenzaron a santificarse el día primero del mes primero, y a los ocho del mismo mes vinieron al pórtico de Jehová: y santificaron la casa de Jehová en ocho días, y en el dieciséis del mes primero terminaron. [18] Entonces vinieron al rey Ezequías y le dijeron: Ya hemos limpiado toda la casa de Jehová, el altar del holocausto, y todos sus instrumentos, y la mesa de la proposición con todos sus utensilios. [19] Asimismo hemos preparado y santificado todos los utensilios que en su infidelidad había desechado el rey Acaz, cuando reinaba: y he aquí están delante del altar de Jehová. [20] Y levantándose de mañana el rey Ezequías reunió los principales de la ciudad, y subió a la casa de Jehová. [21] Y presentaron siete novillos, siete carneros, siete corderos, y siete machos cabríos, para expiación por el reino, por el santuario y por Judá. Y dijo a los sacerdotes hijos de Aarón, que los ofreciesen sobre el altar de Jehová. [22] Mataron, pues, los novillos, y los sacerdotes recibieron la sangre, y la esparcieron sobre el altar; mataron luego los carneros, y esparcieron la sangre sobre el altar; asimismo mataron los corderos, y esparcieron la sangre sobre el altar. [23] Después hicieron acercar delante del rey y de la multitud los machos cabríos para la expiación, y pusieron sobre ellos sus manos: [24] Y los sacerdotes los mataron, e hicieron ofrenda de expiación con la sangre de ellos sobre el altar, para reconciliar a todo Israel; porque por todo Israel mandó el rey hacer el holocausto y la expiación. [25] Puso también levitas en la casa de Jehová con címbalos, salterios, y arpas, conforme al mandamiento de David, de Gad vidente del rey, y del profeta Natán: porque aquel mandamiento procedía de Jehová por medio de sus profetas. [26] Y los levitas estaban con los instrumentos de David, y los sacerdotes con trompetas. [27] Entonces mandó Ezequías sacrificar el holocausto en el altar; y cuando comenzó el holocausto, comenzó también el cántico de Jehová, con las trompetas y los instrumentos de David rey de Israel. [28] Y toda la multitud adoraba, y los cantores cantaban, y los trompeteros sonaban las trompetas; todo hasta duró hasta consumirse el holocausto. [29] Y cuando acabaron de ofrecer, se inclinó el rey, y todos los que con él estaban, y adoraron. [30] Entonces el rey Ezequías y los príncipes dijeron a los levitas que alabasen a Jehová con las palabras de David y de Asaf vidente: y ellos alabaron con gran alegría, y se inclinaron y adoraron. [31] Y respondiendo Ezequías dijo: Vosotros os habéis consagrado ahora a Jehová; acercaos, pues, y presentad sacrificios y alabanzas en la casa de Jehová. Y la multitud presentó sacrificios y alabanzas; y todos los generosos de corazón trajeron holocaustos. [32] Y fue el número de los holocaustos que trajo la congregación, setenta bueyes, cien carneros y doscientos corderos; todo para el holocausto de Jehová. [33] Y las ofrendas fueron seiscientos bueyes, y tres mil ovejas. [34] Mas los sacerdotes eran pocos, y no bastaban para desollar los holocaustos; y así sus hermanos los levitas les ayudaron hasta que acabaron la obra, y hasta que los demás sacerdotes se santificaron: porque los levitas fueron más rectos de corazón para santificarse, que los sacerdotes. [35] Así, pues, hubo abundancia de holocaustos, con grosura de las ofrendas de paz, y libaciones para cada holocausto. Y quedó restablecido el servicio de la casa de Jehová. [36] Y se alegró Ezequías con todo el pueblo, de que Dios hubiese preparado el pueblo; porque la cosa fue hecha rápidamente.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Al obedecer a Dios uno de los efectos es celebrar las Fiestas Santas. "Y el rey había tomado consejo… para celebrar la pascua en el mes segundo porque entonces no la podían celebrar, por cuanto no había suficientes sacerdotes santificados, ni el pueblo que había reunido en Jerusalén… Y determinaron hacer pasar pregón por todo Israel, desde Beerseba hasta Dan, para que viniesen a celebrar la pascua al Eterno Dios de Israel en Jerusalén; porque en mucho tiempo no la habían celebrado al modo que está escrito… Pasaron pues los correos de ciudad en ciudad por la tierra de Efraín y Manasés, hasta Zabulón. Mas se reían y se burlaban de ellos (recuerden que Israel todavía no era conquistada sino hasta el cuarto año de Ezequías; este era el primero). Con todo eso, algunos hombres de Aser, de Manasés y de Zabulón se humillaron, y vinieron a Jerusalén. En Judá también estuvo la mano de Dios para cumplir el mensaje del rey… conforme a "la palabra del Eterno… entonces sacrificaron la pascua a los catorce días del mes segundo… y los levitas sacrificaban la pascua por todos los que no se habían purificado, para santificarlos al Eterno. Porque una gran multitud del pueblo de Efraín y Manasés, y de Isacar y Zabulón no se había purificado, y comieron la pascua no conforme a lo que está escrito. Mas Ezequías oró por ellos, diciendo: Eterno que es bueno, sea propicio a todo aquel que ha preparado su corazón para buscar a Dios… y oyó el Eterno a Ezequías, y sanó al pueblo. Así los hijos de Israel que estaban en Jerusalén celebraron la fiesta solemne de los panes sin levadura por siete días con grande gozo…Y toda aquella asamblea determinó que celebrasen la fiesta por otros siete días; y la celebraron otros siete días con alegría… Hubo entonces gran regocijo Jerusalén; porque desde los días de Salomón… no había habido cosa semejante en Jerusalén… Después los sacerdotes y levitas, puestos en pie, bendijeron al pueblo; y la voz de ellos fue oída, y su oración llegó a la habitación de su santuario, al cielo" (2da Crónicas 30:2-27 2da Crónicas 30:2-27 [2] Y el rey había tomado consejo con sus príncipes, y con toda la congregación en Jerusalén, para celebrar la pascua en el mes segundo: [3] Porque entonces no la podían celebrar, por cuanto no había suficientes sacerdotes santificados, ni el pueblo se había reunido en Jerusalén. [4] Esto agradó al rey y a toda la multitud. [5] Y determinaron hacer pasar pregón por todo Israel, desde Beerseba hasta Dan, para que viniesen a celebrar la pascua a Jehová Dios de Israel, en Jerusalén : porque en mucho tiempo no la habían celebrado al modo que está escrito. [6] Fueron pues correos con cartas de mano del rey y de sus príncipes por todo Israel y Judá, como el rey lo había mandado, y decían: Hijos de Israel, volveos a Jehová el Dios de Abraham, de Isaac, y de Israel, y él se volverá al remanente que ha quedado de la mano de los reyes de Asiria. [7] No seáis como vuestros padres y como vuestros hermanos, que se rebelaron contra Jehová el Dios de sus padres, y él los entregó a desolación, como vosotros veis. [8] No endurezcáis, pues, ahora vuestra cerviz como vuestros padres; someteos a Jehová, y venid a su santuario, el cual él ha santificado para siempre; y servid a Jehová vuestro Dios, y el ardor de su ira se apartará de vosotros. [9] Porque si os volviereis a Jehová, vuestros hermanos y vuestros hijos hallarán misericordia delante de los que los tienen cautivos, y volverán a esta tierra: porque Jehová vuestro Dios es clemente y misericordioso, y no apartará de vosotros su rostro, si vosotros os volviereis a él. [10] Pasaron, pues, los correos de ciudad en ciudad por la tierra de Efraín y Manasés, hasta Zabulón: mas se reían y burlaban de ellos. [11] Con todo eso, algunos hombres de Aser, de Manasés, y de Zabulón, se humillaron, y vinieron a Jerusalén . [12] En Judá también estuvo la mano de Dios para darles un solo corazón para cumplir el mensaje del rey y de los príncipes, conforme a la palabra de Jehová. [13] Y se reunió en Jerusalén mucha gente para celebrar la fiesta solemne de los panes sin levadura en el mes segundo, una vasta reunión. [14] Y levantándose, quitaron los altares que había en Jerusalén ; quitaron también todos los altares de incienso, y los echaron al torrente de Cedrón. [15] Entonces sacrificaron la pascua, a los catorce días del mes segundo; y los sacerdotes y los levitas llenos de vergüenza se santificaron, y trajeron los holocaustos a la casa de Jehová. [16] Y tomaron su lugar en los turnos de costumbre, conforme a la ley de Moisés varón de Dios; y los sacerdotes esparcían la sangre que recibían de manos de los levitas: [17] Porque había muchos en la congregación que no estaban santificados, y por eso los levitas sacrificaban la pascua por todos los que no se habían purificado, para santificarlos a Jehová. [18] Porque una gran multitud del pueblo de Efraín y Manasés, y de Isacar y Zabulón, no se habían purificado, y comieron la pascua no conforme a lo que está escrito. Mas Ezequías oró por ellos, diciendo: Jehová, que es bueno, sea propicio a todo aquel que ha prepasrado su corazón para buscar a Dios, [19] a Jehová el Dios de sus padres, aunque no esté purificado según los ritos de purificación del santuario. [20] Y oyó Jehová a Ezequías, y sanó al pueblo. [21] Así los hijos de Israel que estaban en Jerusalén celebraron la fiesta solemne de los panes sin levadura por siete días con grande gozo: y glorificaban a Jehová todos los días los levitas y los sacerdotes, cantando con instrumentos resonantes a Jehová. [22] Y habló Ezequías al corazón de todos los levitas que tenían buena inteligencia en el servicio de Jehová. Y comieron de lo sacrificado en la fiesta solemne por siete días, ofreciendo sacrificios de paz, y dando gracias a Jehová el Dios de sus padres. [23] Y toda aquella asamblea determinó que celebrasen la fiesta por otros siete días; y la celebraron otros siete días con alegría. [24] Porque Ezequías rey de Judá había dado a la asamblea mil novillos y siete mil ovejas; y también los príncipes dieron al pueblo mil novillos y diez mil ovejas: y muchos sacerdotes ya se habían santificado. [25] Se alegró, pues, toda la congregación de Judá, como también los sacerdotes y levitas, y toda la multitud que había venido de Israel; asimismo los forasteros que habían venido de la tierra de Israel, y los que habitaban en Judá. [26] Hubo entonces gran regocijo en Jerusalén; porque desde los días de Salomón hijo de David rey de Israel, no había habido cosa semejante en Jerusalén . [27] Después los sacerdotes y levitas, puestos en pie, bendijeron al pueblo: y la voz de ellos fue oída, y su oración llegó a la habitación de su santuario, al cielo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

¿Cuál es el resultado de volver a guardar las Fiestas Santas y buscar la voluntad de Dios en su Palabra? Es una gran reforma religiosa: "Hechas todas estas cosas, todos los de Israel que habían estado allí salieron por las ciudades de Judá, y quebraron las estatuas y destruyeron las imágenes de Asera, y derribaron los lugares altos y los altares por todo Judá y Benjamín, y también en Efraín y Manasés, hasta acabarlo todo" (2da Crónicas 31:1 2da Crónicas 31:1Hechas todas estas cosas, todos los de Israel que habían estado allí, salieron por las ciudades de Judá, y quebraron las estatuas y destruyeron las imágenes de Asera, y derribaron los lugares altos y los altares por todo Judá y Benjamín, y también en Efraín y Manasés, hasta acabarlo todo. Después se volvieron todos los hijos de Israel a sus ciudades, cada uno a su posesión.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

De nuevo empezaron a guardar los diezmos (2da Crónicas 31:5-6 2da Crónicas 31:5-6 [5] Y cuando este edicto fue divulgado, los hijos de Israel dieron muchas primicias de grano, vino, aceite, miel, y de todos los frutos de la tierra: trajeron asimismo en abundancia los diezmos de todas las cosas. [6] También los hijos de Israel y de Judá, que habitaban en las ciudades de Judá, dieron del mismo modo los diezmos de las vacas y de las ovejas; y trajeron los diezmos de lo santificado, de las cosas que habían prometido a Jehová su Dios, y los depositaron en montones.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y Dios bendijo económicamente al pueblo (vs.10). Esto a la vez impulsó la obra de Dios y su ministerio. Ahora el pueblo recibía en forma apropiada la Palabra de Dios. Los sueldos ministeriales se administraban desde la casa central en forma equitativa: "Y a su servicio estaban Edén… en las ciudades de los sacerdotes para dar con fidelidad a sus hermanos sus porciones conforme a sus grupos, así al mayor como al menor...a todos los que entraban en la casa del Eterno para desempeñar su ministerio según sus oficios y grupos...De esta manera hizo Ezequías en todo Judá; y ejecutó lo bueno, recto y verdadero delante del Eterno de Dios. En todo cuanto emprendió en el servicio de la casa de Dios, de acuerdo con la ley y los mandamientos, buscó a su Dios, lo hizo de todo corazón, y fue prosperado" (2da Crónicas 31:15-21 2da Crónicas 31:15-21 [15] Y a su servicio estaba Edén, Benjamín, Jesúa, Semaías, Amarías, y Secanías, en las ciudades de los sacerdotes, para dar con fidelidad a sus hermanos sus porciones conforme a sus grupos, así al mayor como al menor; [16] a los varones anotados por sus linajes, de tres años arriba, a todos los que entraban en la casa de Jehová, para desempeñar su ministerio, según sus oficios y grupos; [17] También a los que eran contados entre los sacerdotes según sus casas paternas; y a los levitas de edad de veinte años arriba, conforme a sus oficios y grupos; [18] Eran inscritos con todos sus niños, sus mujeres, sus hijos e hijas, toda la multitud; porque con fidelidad se consagraban a las cosas santas. [19] Del mismo modo para los hijos de Aarón, sacerdotes, que estaban en los ejidos de sus ciudades, por todas las ciudades, los varones nombrados tenían cargo de dar sus porciones a todos los varones de entre los sacerdotes, y a todo el linaje de los levitas. [20] De esta manera hizo Ezequías en todo Judá: y ejecutó lo bueno, recto, y verdadero, delante de Jehová su Dios. [21] En todo cuanto emprendió en el servicio de la casa de Dios, de acuerdo con la ley, buscó a su Dios, lo hizo de todo corazón, y fue prosperado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). ¡Qué gran ejemplo fue para nosotros el rey Ezequías!

Lo más importante de todo esto es aprender que cuando "Dios es por nosotros, ¿quién puede contra nosotros? (Romanos 8:31 Romanos 8:31¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Todo lo que había hecho el rey Ezequías serviría para ganarle a la potencia más grande de ese entonces – los temidos asirios. Nadie los había detenido, y ¿qué podía ser la pequeña Jerusalén contra ellos? Parecía imposible evitar ser conquistados como sus hermanos israelitas. "Después de estas cosas y de esta fidelidad (ante Dios) vino Senaquerib rey de los asirios e invadió a Judá… y mientras sitiaba a Laquis con todas sus fuerzas, envió sus siervos a Jerusalén para… espantarles y atemorizarles, a fin de poder tomar la ciudad" (2da Crónicas 32:1 2da Crónicas 32:1Después de estas cosas y de esta fidelidad, vino Senaquerib rey de los asirios e invadió a Judá, y acampó contra las ciudades fortificadas, con la intención de conquistarlas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
,9,18). Veremos en el siguiente estudio lo que pasa.