Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

#068 - Levítico 17-18: "Las abominaciones cananeas - Sacrificios a Moloc"

Usted está aquí

#068 - Levítico 17-18

"Las abominaciones cananeas - Sacrificios a Moloc"

Descargar
68levitico17-18 (211.65 KB)

Descargar

#068 - Levítico 17-18: "Las abominaciones cananeas - Sacrificios a Moloc"

68levitico17-18 (211.65 KB)
×

Había otro motivo para señalar el Tabernáculo como el único lugar de ofrecer sacrificios: «y nunca más sacrificarán sus sacrificios a los demonios, tras de los cuales han fornicado» (Levítico 17:7 Levítico 17:7Y nunca más sacrificarán sus sacrificios a los demonios, tras de los cuales han fornicado; tendrán esto por estatuto perpetuo por sus edades.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Aquí vemos que al adorar a falsos dioses en realidad siguen a demonios, que apoyan y obran para asegurar su culto (2do Corintios 11:13-14 2do Corintios 11:13-14 13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Al asegurar sólo el sacrificio en el Tabernáculo, Dios podía eliminar los sacrificios ocultos que podrían hacer a otros dioses. Por eso era tan grave la condena al «pueblo que en mi rostro me provoca de continua a ira, sacrificando en huertos, y quemando incienso sobre ladrillos; que se quedan en los sepulcros, y en lugares escondidos pasan la noche; que comen carne de cerdo, Y en sus ollas hay caldo de cosas impuras » (Isaias 65:3-4 Isaias 65:3-4 3 pueblo que en mi rostro me provoca de continuo a ira, sacrificando en huertos, y quemando incienso sobre ladrillos; 4 que se quedan en los sepulcros, y en lugares escondidos pasan la noche; que comen carne de cerdo, y en sus ollas hay caldo de cosas inmundas;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El resto del capítulo 17 repasa las leyes sobre la sangre.

Ahora llegamos al importantísimo capítulo 18. Aquí Dios entrega las leyes genéticas de consanguinidad. «No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis» (vs. 2). Primero hay que notar que esta es una legislación absolutamente nueva y radical a lo que existía en la antigüedad. «Grande relajamiento prevalecía en Egipto es sus sentimientos y prácticas acerca de la relación conyugal, porque ellos no sólo sancionaban abiertamente casamientos de hermanos con hermanas, sino de Padres con sus hijas. Semejantes relaciones incestuosas fueron prohibidas por Dios y estas leyes forman la base moderna de los matrimonios en el mundo cristiano» ( Comentario Exegético , p. 110). En Chile y muchos otros países, estas leyes consanguíneas forman parte del código penal bajo el término «incesto».

Referente a Canaán , Dios dice «ni haréis como hacen en la tierra de Canaán… En ninguna de estas cosas os amancillaréis; pues en todas estas cosas se han corrompido las naciones que yo echo de delante de vosotros, y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores » (Levítico 18:23-25 Levítico 18:23-25 23 Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él, ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él; es perversión. 24 En ninguna de estas cosas os amancillaréis; pues en todas estas cosas se han corrompido las naciones que yo echo de delante de vosotros, 25 y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

La perversión era aún más grave en Canaán que en Egipto. En Génesis 9:25 Génesis 9:25y dijo: Maldito sea Canaán; Siervo de siervos será a sus hermanos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
dice sobre el fundador de este pueblo, Canaán, que abusó de su abuelo Noé: «Maldito sea Canaán; siervo de siervos será a sus hermanos». Dios sabía la predisposición que tendría ese pueblo, aunque no por eso estaban condenados a ser perversos, sólo era una tendencia.

Veamos por qué Dios instruyó que fueran exterminados al entrar en la Tierra Prometida. «Ningún varón se llegue a parienta próxima alguna (incesto), para descubrir su desnudez (tener relaciones sexuales)… Además, no tendrás acto carnal con la mujer de tu prójimo (adulterio) , contaminándote con ella. Y no des hijo tuyo para ofrecerlo por fuego a Moloc (sacrificio de infantes)… No te echarás con varón como con mujer; es abominación (homosexualidad)…Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él; es perversión (bestialidad)… porque todas estas abominaciones hicieron los hombres de aquella tierra que fueron antes de vosotros, y la tierra fue contaminada, no sea que la tierra os vomite por haberla contaminado, como vomitó a la nación (Canaán) que la habitó antes de vosotros . Porque cualquiera que hiciere alguna de todas estas abominaciones, las personas que las hicieren serán cortadas de entre tu pueblo» (Levítico 18:6 Levítico 18:6Ningún varón se llegue a parienta próxima alguna, para descubrir su desnudez. Yo Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Levítico 18:20-29 Levítico 18:20-29 20 Además, no tendrás acto carnal con la mujer de tu prójimo, contaminándote con ella. 21 Y no des hijo tuyo para ofrecerlo por fuego a Moloc; no contamines así el nombre de tu Dios. Yo Jehová. 22 No te echarás con varón como con mujer; es abominación. 23 Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él, ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él; es perversión. 24 En ninguna de estas cosas os amancillaréis; pues en todas estas cosas se han corrompido las naciones que yo echo de delante de vosotros, 25 y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores. 26 Guardad, pues, vosotros mis estatutos y mis ordenanzas, y no hagáis ninguna de estas abominaciones, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros 27 (porque todas estas abominaciones hicieron los hombres de aquella tierra que fueron antes de vosotros, y la tierra fue contaminada); 28 no sea que la tierra os vomite por haberla contaminado, como vomitó a la nación que la habitó antes de vosotros. 29 Porque cualquiera que hiciere alguna de todas estas abominaciones, las personas que las hicieren serán cortadas de entre su pueblo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

¿Cuáles eran entonces estos pecados tan abominables? Cuando lo sepan se darán cuenta por qué Dios deseaba exterminarlos, no por odio sino por misericordia para resucitar los más tarde y para salvar a Israel de corromperse de la misma manera. «La historia antigua da muchas pruebas espantosas de que los vicios nefandos descritos en este capítulo estaban muy extendidos  ; aún eran practicados por motivos religiosos en los templos de Egipto y en los bosques de Canaán  ; y fueron estos grandes desórdenes sociales (y morales), los que ocasionaron su expulsión . Los israelitas fueron sólo los instrumentos escogidos (Génesis 15:16 Génesis 15:16Y en la cuarta generación volverán acá; porque aún no ha llegado a su colmo la maldad del amorreo hasta aquí.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) para llevar a cabo la tarea. El lenguaje fuertemente figurativo de que la tierra «vomitó» a sus habitantes, demuestra la profundidad desesperante de su corrupción moral » (Ídem, p. 110).

Otra fuente al respecto señala: «El mundo pagano del Medio Oriente antiguo adoraba y deificaba al sexo. Reservaba el título excelso, «los santos» a las prostitutas de sus cultos. Con razón que Israel recibió un código estricto para preservar la pureza familiar y matrimonial so pena de muerte» ( Comentario Interpretativo , p. 79).

Específicamente, ¿de dónde provienen las pruebas de estas abominaciones? Existen dos principales, una antigua y otra moderna. La antigua es de un historiador «cananeo», Sanchuniatón, del siglo 12 antes de Cristo. Al sufrir Tiro un terremoto, él copió el relato de su pueblo que estaba escrito en unas columnas del templo destruido. Filón de Biblos, un historiador fenicio (100 a.C.), usó esta fuente para escribir su «Historia de Fenicia» que a la vez fue preservada por Eusebio de Cesarea, otro historiador (314 d.C.). Sin embargo, las abominaciones que allí mencionan eran cuestionadas por los eruditos.

La fuente moderna fue descubierta por el arqueólogo francés Caude Schaeffer. En la costa de Siria encuentra en 1928 a la antigua ciudad de Ras Samra (Ugarit) y por fin, la prueba irrefutable del célebre culto de Canaán. «Entre dos templos de Baal y Dagón se encuentra la cuantiosa biblioteca del sacerdote de Ugarit con miles de tablillas escritas. La interpretación se realiza en forma sorprendentemente rápida en 1930. Se trata exclusivamente de las deidades y de los cultos del antiguo Canaán, con los cuales tropezó Israel al entrar en la Tierra prometida», ( Y La Biblia Tenía Razón , p. 274-277).

Ya se han encontrado las pruebas arqueológicas de que los dioses de Canaán provienen de Babilonia . Esto es todo parte del Sistema Falso Religioso llamado «BABILONIA, LA GRANDE» (Jeremías 51, Apocalipsis 17). Es una burda copia hecha por Satanás del verdadero sistema religioso (Apocalipsis 11, Apocalipsis 12:9 Apocalipsis 12:9Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Baal, el dios favorito era un tipo de «salvador de la humanidad» que moría en la primavera y resucitaba, un perverso impostor del que vendría, Jesucristo. Por encima de los baales de Canaán reinaba, en primer lugar, el dios El (un impostor del verdadero «El» o Elohím de la Biblia). Su esposa era Asera, (diosa principal de Tiro bajo el nombre de “Santidad”) también mencionada en la Biblia (1ra Reyes 15:13 1ra Reyes 15:13También privó a su madre Maaca de ser reina madre, porque había hecho un ídolo de Asera. Además deshizo Asa el ídolo de su madre, y lo quemó junto al torrente de Cedrón.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1ra Reyes 18:19 1ra Reyes 18:19Envía, pues, ahora y congrégame a todo Israel en el monte Carmelo, y los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal, y los cuatrocientos profetas de Asera, que comen de la mesa de Jezabel.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 2da Reyes 21:7 2da Reyes 21:7Y puso una imagen de Asera que él había hecho, en la casa de la cual Jehová había dicho a David y a Salomón su hijo: Yo pondré mi nombre para siempre en esta casa, y en Jerusalén, a la cual escogí de todas las tribus de Israel;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 2da Reyes 23:4 2da Reyes 23:4Entonces mandó el rey al sumo sacerdote Hilcías, a los sacerdotes de segundo orden, y a los guardianes de la puerta, que sacasen del templo de Jehová todos los utensilios que habían sido hechos para Baal, para Asera y para todo el ejército de los cielos; y los quemó fuera de Jerusalén en el campo del Cedrón, e hizo llevar las cenizas de ellos a Bet-el.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). “El” se casó con sus tres hermanas, de las cuales una era Astarte. Él no sólo mata a su hermano sino también a su propio hijo: corta la cabeza a su hija, castra a su padre, se castra él y obliga a sus compañeros a hacer lo mismo.

Baal, que significa señor, era el hijo y sucesor de «El». Este fue el dios más popular en Canaán, pues dependía de su favor las buenas cosechas. Corresponde al dios babilónico Hadad o Marduk, relacionado con Nimrod o Tammuz (a veces como Nimrod mismo su hijo). Baal estaba en constante lucha con el malvado dios Mot quien provocaba las sequías y la muerte. Era necesario según los cananeos hacer ritos sexuales a Baal para que produjera la fertilidad de la tierra. Para eso tenían consagrados templos con prostitutas «sagradas» y lugares altos para estos ritos. Al llegar Israel a la Tierra Prometida la tentación era de «adoptar» al dios de esa región para no perder su favor sobre las cosechas y fertilidad. Para los pueblos de ese entonces, los «dioses» eran los que controlaban la naturaleza y ellos eran sus súbditos obedientes. Por eso no debemos menospreciar sus sentimientos reprobables pero muy humanos. ¿Acaso no tenemos hoy día todo tipo imágenes?

De hecho, «La Cuaresma y la Semana Santa» son parte del rito a Baal, o Adonis, otro de sus nombres. “En el gran santuario Fenicio de Astarté en Biblos, lloraban anualmente la muerte de Adonis… pero al día siguiente creían que volvía otra vez a la vida y ascendía a los cielos en presencia de sus adoradores (vea similitud con Hechos de los Apóstoles 1:9-10 Hechos de los Apóstoles 1:9-10 9 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. 10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)… la muerte y resurrección de Adonis también debió ser una representación dramática de la decadencia y resurgimiento de la vida vegetal… En Babilonia, del mismo modo que se hacía arder por los hebreos idólatras en honor de la reina de los cielos (Jeremías 44:17 Jeremías 44:17sino que ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra boca, para ofrecer incienso a la reina del cielo, derramándole libaciones, como hemos hecho nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros príncipes, en las ciudades de Judá y en las plazas de Jerusalén, y tuvimos abundancia de pan, y estuvimos alegres, y no vimos mal alguno.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), QUE NO ERA OTRA QUE ASTARTE
… La naturaleza de Tammuz o Adonis como un espíritu del grano se deduce claramente «.

«Cuando nosotros reflexionamos con cuánta frecuencia la iglesia católica se ha ingeniado tan habilidosamente para injertar el acodo de la nueva fe en el viejo tronco del paganismo , se entiende que la celebración de la Semana Santa de la muerte y resurrección de Cristo, se injertó sobre una cepa de la muerte y resurrección de Adonis, que, como parece probable, se celebraba en Siria en la misma estación del año… La efigie del Cristo yacente que se erige en las iglesias católicas y griegas el Viernes Santo es exactamente como en los «jardines de Adonis»… se colocaban en el túmulo del Adonis muerto… Según una extendida tradición antigua de la iglesia católica, Cristo padeció en el 25 de marzo, y por esta razón muchos cristianos celebraron con regularidad la crucifixión en este día y sin relación al ciclo lunar (o sea la Pascua el 14 de Nisán)… Creemos razonable pensar que fue seguida también en Roma. Parece, pues, que es inevitable la deducción de haber sido datada la pasión de Cristo para que armonizase con una fiesta del equinoccio primaveral más antiguo» ( La Rama Dorada , p. 416-417).

Ahora entendemos cómo se producen algunas abominaciones religiosas de nuestros tiempos. Volvamos con el relato de Canaán. «En el Canaán de aquel tiempo el culto a los dioses eran un servicio sensual, los templos ocupaban el sitio de los burdeles, gentes lascivas de ambos sexos eran consideradas como parte del personal que practicaba los cultos y los donativos por sus “servicios” (de prostitución) entraban en las cajas de los templos como “ofrendas a la divinidad”. También los demás pueblos del mundo antiguo veneraban diosas de la fecundidad y enlazaban en sus cultos a la naturaleza los ciclos del nacer y morir. Pero en Canaán tales cultos eran de un descarnado materialismo; así, por ejemplo, las diosas madres eran representadas como «cortesanas sagradas».

«El culto inimaginable que Canaán rendía a la fecundidad se extendía hasta todo el pueblo. Debajo de cada una de las casas excavadas hay una bóveda mortuoria en la cual los habitantes de Ugarit enterraban a sus muertos. Unos tubos de arcilla de forma rara iban hasta el fondo. Es que por esto conductos se obsequiaba a los muertos con agua, vino, aceite, carne y sangre de animales sacrificados. Ni ante la muerte se detenía el culto de fecundidad» (Ídem, p. 277).

Aún no llegamos a lo más terrible de la religión cananea – los sacrificios de infantes a Moloc . A pesar de todas las advertencias de Dios, Israel no terminó con los cananeos y de a poco empezaron a adoptar sus abominables costumbres. «Y han edificado los lugares altos de Tofet que está en el valle del hijo de Hinom para quemar al fuego a sus hijos y a sus hijas , cosa que yo no les mandé, ni subió en mi corazón» (Jeremías 7:31 Jeremías 7:31Y han edificado los lugares altos de Tofet, que está en el valle del hijo de Hinom, para quemar al fuego a sus hijos y a sus hijas, cosa que yo no les mandé, ni subió en mi corazón.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

La ceremonia era terrible, y en colonias cananeas como Cartago, se han encontrado 20,000 urnas con las cenizas de los infantes sacrificados. La ceremonia fue descrita por el griego Cleitarcos (300 a.C.): «Por la reverencia a su dios (Baal), cuando desean un gran favor, entregan como voto a uno de sus hijos quemándolo como sacrificio a su dios para asegurar el éxito de su petición. En el lugar se yergue una gran estatua de bronce (a Baal), con sus manos extendidas sobre un brasero. Tenía la cabeza de un becerro, el símbolo de Baal, y el niño era puesto en los brazos enrojecidos por el fuego. Las llamas cubren al niño que se encoge y su cuerpo cae en el hoyo ardiente del ídolo. Se hacía un gran ruido de tambores para apagar los gritos de la víctima».

Por estos motivos, Dios había pacientemente esperado un cambio en la moral de los cananeos antes de traer a Israel, «y en la cuarta generación volverán acá; porque aún no ha llegado a su colmo la maldad del amorreo hasta aquí» (Génesis 15:16 Génesis 15:16Y en la cuarta generación volverán acá; porque aún no ha llegado a su colmo la maldad del amorreo hasta aquí.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)
. «¡Cuán grande era la tentación para un sencillo pueblo de pastores, y cuán peligrosas para él las seducciones! Más de una vez habían arraigado los cultos de Baal, penetrando hasta el propio templo de Yahvé, hasta el mismo santuario (Ezequiel 9:3-11 Ezequiel 9:3-11 3 Y la gloria del Dios de Israel se elevó de encima del querubín, sobre el cual había estado, al umbral de la casa; y llamó Jehová al varón vestido de lino, que tenía a su cintura el tintero de escribano, 4 y le dijo Jehová: Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella. 5 Y a los otros dijo, oyéndolo yo: Pasad por la ciudad en pos de él, y matad; no perdone vuestro ojo, ni tengáis misericordia. 6 Matad a viejos, jóvenes y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede ninguno; pero a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no os acercaréis; y comenzaréis por mi santuario. Comenzaron, pues, desde los varones ancianos que estaban delante del templo. 7 Y les dijo: Contaminad la casa, y llenad los atrios de muertos; salid. Y salieron, y mataron en la ciudad. 8 Aconteció que cuando ellos iban matando y quedé yo solo, me postré sobre mi rostro, y clamé y dije: ¡Ah, Señor Jehová! ¿destruirás a todo el remanente de Israel derramando tu furor sobre Jerusalén? 9 Y me dijo: La maldad de la casa de Israel y de Judá es grande sobremanera, pues la tierra está llena de sangre, y la ciudad está llena de perversidad; porque han dicho: Ha abandonado Jehová la tierra, y Jehová no ve. 10 Así, pues, haré yo; mi ojo no perdonará, ni tendré misericordia; haré recaer el camino de ellos sobre sus propias cabezas. 11 Y he aquí que el varón vestido de lino, que tenía el tintero a su cintura, respondió una palabra, diciendo: He hecho conforme a todo lo que me mandaste.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Sin su estricto código moral, sin la creencia en un solo Dios, sin las austeras figuras de sus profetas, los israelitas no hubieran podido resistir su promiscuidad con los adoradores de Baal, con el culto a las sacerdotisas de las diosas de la fecundidad, con las Aseras y las alturas» (Ídem, p. 278).