¿Por qué tiene que volver Jesucristo?

Usted está aquí

¿Por qué tiene que volver Jesucristo?

En medio de las pruebas de la vida y estos tiempos cada vez peores, siempre se mantiene viva ante nosotros una maravillosa esperanza. Aunque el mundo se encuentre abrumado por la oscuridad, que seguirá en aumento, está por ocurrir algo verdaderamente crucial: la venida del Salvador del mundo, que en realidad es su segunda venida según lo entienden los cristianos. Pero, ¿va a suceder esto realmente? Y de ser así, ¿por qué?

Entre aquellos que se identifican como cristianos, comúnmente se cree que Jesucristo murió, resucitó de la muerte, se fue al cielo, y un día volverá como prometió. Desde luego, los detalles de este regreso son lo que provoca controversia. Por ejemplo, algunos piensan que su regreso es solo en forma espiritual a través de la iglesia. Sin embargo, la mayoría de los cristianos cree que él regresará literalmente en poder y gloria, y las encuestas revelan que un gran porcentaje cree que su regreso se llevará a cabo dentro de unas cuantas décadas.

Aun así, hay quienes ridiculizan tal idea. La Biblia advirtió que en los últimos días vendrían burladores diciendo: “¿Qué pasó con la promesa de que Jesús iba a volver? Desde tiempos antes de nuestros antepasados, el mundo sigue igual que al principio de la creación” (2da Pedro 3:3-4 2da Pedro 3:3-4 [3] sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, [4] y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva Traducción Viviente).

Extrañamente, sin embargo, y por muy importante que sea la creencia en el regreso de Cristo, se opone a otro concepto popular de la teología tradicional: que las personas tienen un alma inmortal que vuela para estar con Cristo inmediatamente después de la muerte. Esto aparentemente no deja ninguna buena razón para el regreso de Jesús y para la resurrección de sus seguidores que supuestamente ocurrirá entonces. Hay explicaciones que intentan unir estos conceptos, pero realmente no encajan muy bien entre sí.

De hecho, la mayoría de quienes dan especial importancia al regreso de Cristo todavía piensan que este es solo un paso más en el camino al cielo.

En medio de tanta confusión, necesitamos entender: ¿Por qué regresa Jesús? ¿Tiene aún asuntos pendientes por resolver aquí en la Tierra? ¿Qué tiene planeado hacer cuando llegue aquí? Y por último, ¿qué significa esto para nuestro futuro? Examinaremos 12 razones desde el punto de vista bíblico, comenzando con seis en esta edición y cubriendo las otras seis en la próxima.

1. Para cumplir la profecía y las promesas

En primer lugar, Jesús dijo específicamente que volvería, y debe ser fiel a su palabra. Les dijo a sus discípulos: “. . . vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo esté, vosotros también estéis” (Juan 14:3 Juan 14:3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dijo además que en el tiempo final “lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria” (Mateo 24:30 Mateo 24:30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; véase también 26:64). Las naciones en ese entonces serán hostiles a su regreso.

Como parte de “la revelación de Jesucristo” (Apocalipsis 1:1 Apocalipsis 1:1La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), el apóstol Juan reiteró: “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron. Y todas las tribus de la tierra harán lamentación por él” (v. 7).

Cuando los discípulos de Jesús le vieron subir a las nubes desde el monte de los Olivos, en las afueras de Jerusalén, dos ángeles les dijeron: “Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como que le habéis visto subir al cielo” (Hechos de los Apóstoles 1:11 Hechos de los Apóstoles 1:11los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Esto era una parte importante de su rol como testigos (versículo 8), y lo cumplieron fielmente.

Encontramos que el retorno prometido de Cristo fue predicho a lo largo del Nuevo Testamento (en los cuatro evangelios y en el libro de los Hechos), y por cada escritor del Nuevo Testamento.

Pero tal promesa no comenzó en el Nuevo Testamento. La venida del Mesías en poder y gloria es el mensaje de toda la Biblia, comenzando con los profetas de los tiempos del Antiguo Testamento. Como dice Judas 14-15, “De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares [o santos], para hacer juicio contra todos . . .”

Salmos 96:13 Salmos 96:13 Delante de Jehová que vino; Porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con su verdad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
también dice: “¡Canten delante del Señor, que ya viene! ¡Viene ya para juzgar la tierra! Y juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con fidelidad” (Nueva Versión Internacional, énfasis nuestro en todo este artículo).

Muchas profecías hablan de la venida del Señor con todo su poder y de los grandes cambios que traerá al mundo. Algunas de estas profecías mencionan juntas tanto la primera como la segunda venida de Cristo, aunque con un intervalo entre ambas.

Por ejemplo, Isaias 9:6 Isaias 9:6Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
comienza: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado . . .”, en referencia a la primera venida de Jesús. Pero entonces la profecía da un gran salto al futuro: “. . . y el principado sobre su hombro [como Gobernante]; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre” (vv. 6-7). La última parte de esta profecía no se cumplió en la primera venida de Cristo, pero se cumplirá a su regreso.

Aquel que vino como el Cordero sacrificial regresará como el poderoso León de Judá (ver Apocalipsis 5:5 Apocalipsis 5:5Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 11-13). Como nos dice Hebreos 9:28 Hebreos 9:28así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, “así también Cristo fue ofrecido una vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado [esta vez, no para morir como portador del pecado], para salvar a los que le esperan”.

Las promesas y profecías del regreso de Cristo son innegables. Se nos asegura que “Dios . . . no miente” (Tito 1:2 Tito 1:2en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y que, como dijo Jesús, “la Escritura no puede ser quebrantada” (Juan 10:35 Juan 10:35 Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada),
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dios es el “Dios de verdad” (Deuteronomio 32:4 Deuteronomio 32:4 El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; Es justo y recto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Salmos 31:5 Salmos 31:5 En tu mano encomiendo mi espíritu; Tú me has redimido, oh Jehová, Dios de verdad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Isaias 65:16 Isaias 65:16El que se bendijere en la tierra, en el Dios de verdad se bendecirá; y el que jurare en la tierra, por el Dios de verdad jurará; porque las angustias primeras serán olvidadas, y serán cubiertas de mis ojos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Juan 17:17 Juan 17:17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
dice “tu palabra es verdad”.

El mismo Jesús, el Dios que se hizo carne, fue el Verbo que inspiró el Antiguo Testamento y magnificó el mensaje de Dios en el Nuevo. Él declaró ser la encarnación misma de la verdad (Juan 14:6 Juan 14:6Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), y sobre esa verdad vino a dar testimonio (Juan 18:37 Juan 18:37Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El apóstol Pablo habló de “la verdad que está en Jesús” (Efesios 4:21 Efesios 4:21si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Cristo y el Padre enviaron el Espíritu Santo de la verdad para guiarnos a toda verdad (Juan 16:13 Juan 16:13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), el mismo Espíritu que inspiró a los escritores de la Biblia (1ra Pedro 1:10-12 1ra Pedro 1:10-12 [10] Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, [11] escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos. [12] A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 2da Pedro 1:20-21 2da Pedro 1:20-21 [20] entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, [21] porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Naturalmente, si no podemos contar con la verdad de que Jesús va a volver, ¡entonces no existe nada en lo que podemos confiar! Pero sí podemos contar con ello de manera absoluta, “aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tito 2:13 Tito 2:13aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Pablo expresó este anhelo con lo que aparentemente era una oración aramea común en la Iglesia primitiva: Maran ata, que significa “Ven, Señor”, o “El Señor viene” (ver 1ro Corintios 16:22 1ro Corintios 16:22El que no amare al Señor Jesucristo, sea anatema. El Señor viene.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, NVI).

Jesús debe regresar para mantener la integridad y el honor del Padre y de sí mismo, y para defender la verdad de todo lo que ellos han proclamado. Pero, por supuesto, la promesa de la venida de Cristo no solamente intenta demostrar la veracidad de su cumplimiento. Otros grandes propósitos detrás del regreso de Cristo se revelan en muchas promesas y profecías específicas. ¡Él definitivamente tiene una obra crucial que llevar a cabo aquí, como veremos!

2. Para salvar a la humanidad de la destrucción total

Necesitamos desesperadamente el regreso de Cristo, o la raza humana desaparecerá.

El mundo está empeorando cada vez más. Pablo nos dijo: “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos” (2nd Timoteo 3:1 2nd Timoteo 3:1También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), es decir, tiempos de creciente peligro y angustia. A continuación él entrega una lista de actitudes y conductas egoístas, despiadadas y perversas que irían en aumento (vv. 2-5).

Esta época en la que vivimos es cada vez más parecida a los días de Noé, cuando los pensamientos de la gente eran continuamente malvados y Dios decidió destruir al mundo mediante un diluvio global, exceptuando únicamente a la familia de Noé (Génesis 6:5 Génesis 6:5Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 11-13). Jesús dijo que antes de su regreso las condiciones serían como en los días de Noé, cuando la gente llevaba a cabo sus actividades normales en medio del desastre, sin tener en cuenta la catastrófica destrucción que se avecinaba (Mateo 24:37-39 Mateo 24:37-39 [37] Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. [38] Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, [39] y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

De hecho, Jesús dijo que el final de la era se convertiría en el peor momento antes de su regreso, advirtiendo que “habrá entonces gran tribulación [horrible prueba y angustia], cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá” (Mateo 24:21 Mateo 24:21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Las condiciones serán tan malas, que “a menos que se acorte ese tiempo de calamidad [que se interrumpa su curso], ni una sola persona sobrevivirá; pero se acortará por los elegidos de Dios” (v. 22, NTV).

La humanidad ha llegado ahora al punto en el que somos capaces de exterminarnos del planeta mediante dispositivos nucleares y otras armas de destrucción masiva. Y muchas profecías muestran que las naciones están avanzando inexorablemente hacia un tiempo venidero de una terrible guerra mundial en la que usarán tales armas. Además, otras profecías advierten que Dios enviará desastres catastróficos a una humanidad impenitente que acabará con cualquier cosa que quede si no se interrumpen los efectos de estos desastres.

Felizmente, por el bien de los elegidos o escogidos de Dios, una vez más Jesús intervendrá como prometió para evitar que la humanidad sea borrada de la faz de la Tierra.

3. Para resucitar a sus seguidores y transformarlos en seres inmortales

Jesús prometió la vida eterna a sus seguidores, afirmando que los levantaría en el día postrero (Juan 6:39-40 Juan 6:39-40 [39] Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. [40] Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 44, 54).

Inmediatamente después de explicar que todos los habitantes de la Tierra presenciarían su regreso (Mateo 24:30 Mateo 24:30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), Jesús dijo de sí mismo: “Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo [el cielo que rodea la Tierra] hasta el otro” (v. 31).

Esto incluye a los verdaderos seguidores de Cristo que aún estén vivos cuando él venga, así como a los que ya hayan muerto: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire . . .” (1ra Tesalonicenses 4:16-17 1ra Tesalonicenses 4:16-17 [16] Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. [17] Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Así pues, Jesús viene por su Novia espiritual, la Iglesia (su cuerpo colectivo de creyentes). Él será el Esposo y ella será su Esposa (compare con Mateo 25:1-13 Mateo 25:1-13 [1] Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. [2] Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. [3] Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; [4] mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. [5] Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. [6] Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! [7] Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. [8] Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. [9] Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. [10] Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. [11] Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! [12] Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco. [13] Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
y Efesios 5:25-33 Efesios 5:25-33 [25] Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, [26] para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, [27] a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. [28] Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. [29] Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia, [30] porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. [31] Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. [32] Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia. [33] Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Muchos creen que Jesús vendrá solamente para llevarnos a todos lejos de aquí y que vivamos permanentemente en el cielo. pero esto no es lo que la Biblia enseña; por el contrario, ella muestra que viviremos con Cristo en la Tierra, como veremos más adelante.

Cuando nos levantemos para encontrarnos con Cristo, él nos transformará en seres inmortales con cuerpos glorificados como los de los seres espirituales, tal como sucedió con él. Él “transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya” (Filipenses 3:21 Filipenses 3:21el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). “Amados . . . sabemos que cuando él se manifieste [en su venida], seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es” (1ra Juan 3:2 1ra Juan 3:2Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Tal como Jesús “fue hecho espíritu vivificante” en su resurrección (1ro Corintios 15:45 1ro Corintios 15:45Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), así seremos nosotros (versículos 47-49) cuando seamos convertidos en seres inmortales e incorruptibles (versículos 52-55).

En esta transformación, Jesús completará nuestra redención iniciada en su primera venida. Por medio de su propio sacrificio él nos redimió y compró de nuevo, salvándonos de la muerte (Gálatas 3:13 Gálatas 3:13Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero),
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1ra Pedro 1:18-19 1ra Pedro 1:18-19 [18] sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, [19] sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 5:9 Apocalipsis 5:9y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Sin embargo, igual morimos, así que la redención completa es algo que todavía esperamos. Jesús dijo que con la llegada de los eventos del tiempo del fin, “vuestra redención está cerca” (Lucas 21:28 Lucas 21:28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Esperamos “la redención de la posesión adquirida” (Efesios 1:14 Efesios 1:14que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), “la redención de nuestro cuerpo” en la venida de Cristo (Romanos 8:23 Romanos 8:23y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). ¡Esto corresponde a la salvación final, cuando seremos libres del pecado y la muerte y viviremos para siempre con Cristo y el Padre!

4. Para aparecer en gloria y ser reivindicado y honrado

A pesar de ser el Dios Creador hecho carne que vino a salvarnos a todos, en su primera venida Jesús fue ridiculizado, perseguido, torturado y ejecutado cruelmente en medio de gran vergüenza y humillación. Y a pesar de haberse levantado de la tumba, solo fue visto por unos pocos (la mayoría de los cuales eran sus seguidores) y aun así fue rechazado por su nación. Mucha gente hoy en día todavía se burla de él e incluso usa su nombre para maldecir a otros.

Y si bien los padecimientos de Cristo y el continuo rechazo que ha sufrido de parte de muchos es una parte del plan de Dios que se está llevando a cabo, esta forma de tratar al Creador y Salvador de la humanidad obviamente no es lo que él se merece. Él merece el honor, gloria, adoración, devoción y veneración de todos. Aquellos que se le resistan, un día se asombrarán de él y deberán sometérsele.

Jesús renunció a su majestad y poderío divinos para humillarse a sí mismo hasta el punto de morir crucificado, como un criminal (Filipenses 2:5-8 Filipenses 2:5-8 [5] Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, [6] el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, [7] sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; [8] y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). “Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos [los ángeles], y en la tierra, y debajo de la tierra [los muertos y enterrados que luego resucitarán]; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre” (Filipenses 2:9-10 Filipenses 2:9-10 [9] Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, [10] para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Dios nunca quiso que la última imagen pública que el mundo tuviera de Jesús fuera la de un criminal condenado a muerte e inmolado en una cruz, y que solo unos cuantos testigos presenciaran su resurrección. Por el contrario, él será completamente reivindicado y se aparecerá al mundo como el Dios vivo y todopoderoso que es, manifestando su magnífico poder a su venida. Esto también reivindicará a sus seguidores.

Esperamos con ansias aquel momento en el que “el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles” (Mateo 16:27 Mateo 16:27 Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Pablo habla de “cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron” (2da Tesalonicences 1:10 2da Tesalonicences 1:10cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros).
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; compare con Juan 17:24 Juan 17:24 Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). En ese entonces también mostrará su gloria a las naciones: “Por eso reuniré a todas las naciones y a todos los pueblos, y ellos verán mi gloria” (Isaias 66:18 Isaias 66:18Porque yo conozco sus obras y sus pensamientos; tiempo vendrá para juntar a todas las naciones y lenguas; y vendrán, y verán mi gloria.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, NTV). De hecho, como leímos antes, “todo ojo le verá” (Apocalipsis 1:7 Apocalipsis 1:7He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). ¡Jesús finalmente recibirá el respeto y honor que le corresponden!

5. Para reinar como Rey de todas las naciones

Se nos dice además: “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones” (Mateo 25:31-32 Mateo 25:31-32 [31] Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, [32] y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartarálos unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Al sonar la séptima y última trompeta del Apocalipsis, no solo resucitarán los muertos en Cristo, sino que se hará un maravilloso anuncio: “Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos” (Apocalipsis 11:15 Apocalipsis 11:15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Y entonces, por fin, vendrá el Reino de Dios.

Jesús volverá con gran poder para tomar posesión de las naciones y gobernarlas como “Rey de reyes y Señor de señores” (Apocalipsis 19:15-16 Apocalipsis 19:15-16 [15] De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. [16] Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; compare con 17:14). “Y el Eterno será Rey sobre toda la tierra” (Zacarías 14:9 Zacarías 14:9Y Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). En Salmos 67:4 Salmos 67:4 Alégrense y gócense las naciones, Porque juzgarás los pueblos con equidad, Y pastorearás las naciones en la tierra. Selah
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
leemos esta plegaria: “Alégrense y canten con júbilo las naciones, porque tú las gobiernas con rectitud; ¡tú guías a las naciones de la tierra!”.

Los seguidores de Cristo de esta era, que ya estarán glorificados con él, “reinarán con él mil años” (Apocalipsis 20:6 Apocalipsis 20:6Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) –durante el Milenio– “y reinarán sobre la tierra” (Apocalipsis 5:10 Apocalipsis 5:10y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, NTV). En lugar de irse al cielo y quedarse allí, vivirán aquí y llevarán a cabo una obra crucial: producir una maravillosa transformación en todo el mundo. Jesús llamó a este tiempo “el siglo venidero” (Marcos 10:30 Marcos 10:30 que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Lucas 18:30 Lucas 18:30 que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y “la regeneración [o renacimiento], cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria” y sus doce apóstoles también se sienten “sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel” (Mateo 19:28 Mateo 19:28Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

¡Este será un tiempo de increíble renovación que comenzará con Israel y luego se extenderá a todo el mundo!

6. Para liberar y enaltecer a Israel

Como hemos visto, Jesús heredará el trono de David sobre Israel (Isaias 9:6-7 Isaias 9:6-7 [6] Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. [7] Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; ver también Lucas 1:32 Lucas 1:32Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Al sentarse en este trono, él gobernará sobre todo el mundo e Israel será exaltado sobre todas las naciones.

El regreso de Jesús permitirá el cumplimiento del plan de Dios para Israel.

En los últimos siglos, las naciones que descienden del antiguo Israel han sido muy bendecidas mediante el cumplimiento de las promesas hechas a los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob (lea nuestro folleto gratuito Estados Unidos y Gran Bretaña en la profecía bíblica para aprender más). No se trata de una cuestión de preferencia racial, sino de herencia y responsabilidad familiar. La intención de Dios es bendecir a todas las naciones a través de los descendientes de Abraham (Génesis 12:1-3 Génesis 12:1-3 [1] Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. [2] Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. [3] Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 26:4; 28:14).

Sin embargo, las profecías muestran que poco antes de que Jesús regrese, las naciones israelitas –aquellas que descienden de Europa noroccidental, y también el pueblo judío– experimentarán un tiempo de terrible prueba, llamada la gran tribulación, debido a sus atroces pecados nacionales. “Será un tiempo de angustia para Jacob [o Israel], pero será librado de ella” (Jeremías 30:7 Jeremías 30:7 ¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), es decir, después de pasar por la prueba.

Los israelitas y el pueblo judío se enfrentarán a la animosidad y los devastadores ataques de otras naciones. Dios advirtió a los israelitas: “Dondequiera que habitéis, serán desiertas las ciudades” (Ezequiel 6:6 Ezequiel 6:6Dondequiera que habitéis, serán desiertas las ciudades, y los lugares altos serán asolados, para que sean asolados y se hagan desiertos vuestros altares; y vuestros ídolos serán quebrados y acabarán, vuestras imágenes del sol serán destruidas, y vuestras obras serán deshechas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Jerusalén será asediada y “todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella” (Zacarías 12:1-3 Zacarías 12:1-3 [1] Profecía de la palabra de Jehová acerca de Israel. Jehová, que extiende los cielos y funda la tierra, y forma el espíritu del hombre dentro de él, ha dicho: [2] He aquí yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor contra Judá, en el sitio contra Jerusalén. [3] Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Sin embargo, Jesús intervendrá para defender a su pueblo: “Después saldrá el Eterno y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos” (Zacarías 14:3-4 Zacarías 14:3-4 [3] Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. [4] Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Jesús regresará al mismo lugar del cual partió, pero ahora como guerrero divino.

Varias profecías muestran que él reunirá a los exiliados dispersos de Israel y los llevará de vuelta a la Tierra Prometida. Las dos divisiones de la nación, las tribus del norte de Israel dirigidas por Efraín, y la tribu sureña, Judá, se fusionarán de nuevo en una sola nación unida y gobernada nuevamente por el rey David, ahora resucitado (Ezequiel 37:15-28 Ezequiel 37:15-28 [15] Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: [16] Hijo de hombre, toma ahora un palo, y escribe en él: Para Judá, y para los hijos de Israel sus compañeros. Toma después otro palo, y escribe en él: Para José, palo de Efraín, y para toda la casa de Israel sus compañeros. [17] Júntalos luego el uno con el otro, para que sean uno solo, y serán uno solo en tu mano. [18] Y cuando te pregunten los hijos de tu pueblo, diciendo: ¿No nos enseñarás qué te propones con eso?, [19] diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré un solo palo, y serán uno en mi mano. [20] Y los palos sobre que escribas estarán en tu mano delante de sus ojos, [21] y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra; [22] y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos. [23] Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios. [24] Mi siervo David será rey sobre ellos, y todos ellos tendrán un solo pastor; y andarán en mis preceptos, y mis estatutos guardarán, y los pondrán por obra. [25] Habitarán en la tierra que di a mi siervo Jacob, en la cual habitaron vuestros padres; en ella habitarán ellos, sus hijos y los hijos de sus hijos para siempre; y mi siervo David será príncipe de ellos para siempre. [26] Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. [27] Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. [28] Y sabrán las naciones que yo Jehová santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Como ya se ha mencionado, cada tribu será gobernada por uno de los doce apóstoles (Mateo 19:28 Mateo 19:28Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y estos, junto con David, reinarán bajo el gobierno general de Cristo en el mundo.

Jesús liberará a los israelitas tanto física como espiritualmente. Muchos piensan que el nuevo pacto que Jesús trajo (por medio del cual la gente es perdonada gracias a su sacrificio y puede obedecer verdaderamente a Dios por medio de su Espíritu), solo se aplicaba a la Iglesia en aquella época. Pero Dios dijo que estaba haciendo un nuevo pacto “con la casa de Israel y la casa de Judá”, por lo cual él pondría sus leyes en sus corazones y mentes (Jeremías 31:31-34 Jeremías 31:31-34 [31] He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. [32] No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. [33] Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. [34] Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El Señor también predijo que su Espíritu sería derramado sobre el pueblo judío en Jerusalén y que ellos mirarían a Aquel “a quien traspasaron”, profundamente afligidos por haberlo rechazado durante todo este tiempo, y ahora se dispondrían a arrepentirse y seguirlo (Zacarías 12:10-11 Zacarías 12:10-11 [10] Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito. [11] En aquel día habrá gran llanto en Jerusalén, como el llanto de Hadadrimón en el valle de Meguido.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Y como escribe Pablo, “luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad. Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados” (Romanos 11:26-27 Romanos 11:26-27 [26] y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad. [27] Y este será mi pacto con ellos, Cuando yo quite sus pecados.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Esto será maravilloso para el resto de las naciones (Romanos 11:11-12 Romanos 11:11-12 [11] Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos. [12] Y si su transgresión es la riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Israel estaba destinado a ser un ejemplo santo para el mundo, ¡y lo será cuando Cristo regrese!

Asegúrese de leer la segunda y última parte de esta serie en nuestro próximo número, donde examinaremos más razones por las cuales Cristo debe retornar a la Tierra. Como vimos, todavía hay muchas cosas que él y sus seguidores deben llevar a cabo a su regreso. Confíe en sus promesas. Como nos asegura Hebreos 10:37 Hebreos 10:37 Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, “Porque aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará”. BN