¿Por qué tiene que volver Jesucristo?: Segunda parte

Usted está aquí

¿Por qué tiene que volver Jesucristo?

Segunda parte

La mayor parte del mundo cristiano cree que Jesús regresará a la Tierra, pero muchos no entienden con qué propósito. En la primera parte de este artículo, en la edición anterior, vimos seis razones por las cuales Jesucristo debe regresar a la Tierra. Es recomendable leer esa primera parte antes de continuar con la segunda, donde explicamos seis razones más para completar un total de doce.

Haciendo una breve síntesis, las primeras seis razones fueron: 1) cumplir profecías y promesas; 2) salvar a la humanidad de la destrucción total; 3) resucitar y transformar a sus seguidores en seres inmortales; 4) venir en gloria para ser reivindicado y reverenciado; 5) reinar como Rey sobre todas las naciones; y 6) liberar y enaltecer a Israel.

Sin embargo, estas no son las únicas razones por las que Jesús volverá. Como se puede ver a lo largo de las Escrituras, él aún tiene muchas cosas que llevar a cabo. En esta ocasión examinaremos otras seis, pero aun así este sigue siendo un resumen muy general de la inmensa labor por hacer en el mundo venidero.

Sin duda, se podrían destacar muchos más aspectos. Pero, de acuerdo a lo que ya hemos visto, ¿qué más viene a hacer Jesús? Y nuevamente preguntamos, ¿por qué volverá a la Tierra?

7. Para establecer su trono en Jerusalén

En lo concerniente a lo que pasará con la nación de Israel a su regreso (el último punto que mencionamos), el Señor declaró además: “. . . los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario [o lugar santo] entre ellos para siempre. Estará en medio de ellos mi tabernáculo [o morada], y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y sabrán las naciones que yo el Eterno santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre” (Ezequiel 37:26-28 Ezequiel 37:26-28 [26] Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. [27] Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. [28] Y sabrán las naciones que yo Jehová santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Los capítulos finales de Ezequiel, a partir del 40, muestran que durante el Milenio se reedificará el templo físico y volverá a operar en Jerusalén. Algunos piensan que se trata solo de un simbolismo espiritual; no obstante, la detallada descripción que hay en estos capítulos hacen insostenible tal idea. La estructura del templo siempre tuvo aspectos simbólicos, pero aun así fue un edificio literal, tal como lo será el nuevo.

El templo físico es considerado como el lugar del trono de Dios en la Tierra: el propiciatorio del arca del pacto entre los querubines es un símbolo del trono de Dios en el cielo. En ese entonces Jerusalén será la capital del mundo: “En aquel tiempo llamarán a Jerusalén: Trono del Eterno, y todas las naciones vendrán a ella en el nombre del Eterno en Jerusalén; ni andarán más tras la dureza de su malvado corazón” (Jeremías 3:17 Jeremías 3:17En aquel tiempo llamarán a Jerusalén: Trono de Jehová, y todas las naciones vendrán a ella en el nombre de Jehová en Jerusalén; ni andarán más tras la dureza de su malvado corazón.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, énfasis nuestro en todo este artículo). Desde ahí gobernará Cristo: “Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del Señor” (Isaias 2:3 Isaias 2:3Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

8. Para juzgar al mundo, recompensar a los fieles y eliminar la maldad

El mundo de hoy está lleno de corrupción e injusticia. Los justos sufren inmerecidamente, mientras que los malvados a menudo prosperan. ¿Permitirá un Dios justo y bondadoso que esto continúe indefinidamente, al tiempo que sigue llevando a los buenos a vivir al cielo cuando mueren? Como Abraham preguntó: “El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?” (Génesis 18:25 Génesis 18:25Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Como sabemos, la maldad en el mundo actual se usa como argumento en contra de la existencia de Dios. Pero quienes entendemos que Jesús vino a morir por nuestros pecados, ¿creemos acaso que Dios tolerará eternamente el pecado y sus consecuencias? ¿Qué jamás acabarán la muerte, la miseria y el dolor? ¡No! Estos males han sido permitidos temporalmente para que desarrollemos fe y carácter, ¡pero finalmente serán erradicados! Deben llegar a su fin, ¡y eso es precisamente lo que sucederá!

Cuando Jesús regrese traerá justicia al mundo y enderezará todas las cosas. Él recompensará al justo y castigará al incorregible a fin de librar al mundo de todo pecado.

Ya habíamos visto en Judas 14-15 y Salmos 96:13 Salmos 96:13 Delante de Jehová que vino; Porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con su verdad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
que el Señor viene para juzgar al mundo. Esto se refiere a Cristo, porque él dijo que “el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo” (Juan 5:22 Juan 5:22 Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Por medio de Cristo, Dios “pagará a cada uno conforme a sus obras: vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad; pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad” (Romanos 2:6-8 Romanos 2:6-8 [6] el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: [7] vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, [8] pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Jesús advirtió en una parábola que a su regreso recompensará a sus siervos dándoles diferentes cargos de autoridad en su reino, de acuerdo a como hayan usado sus dones espirituales para su servicio y desarrollado un carácter como el suyo; pero los que no obedezcan sus instrucciones perderán su recompensa (ver Lucas 19:11-26 Lucas 19:11-26 [11] Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén, y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente. [12] Dijo, pues: Un hombre noble se fue a un país lejano, para recibir un reino y volver. [13] Y llamando a diez siervos suyos, les dio diez minas, y les dijo: Negociad entre tanto que vengo. [14] Pero sus conciudadanos le aborrecían, y enviaron tras él una embajada, diciendo: No queremos que éste reine sobre nosotros. [15] Aconteció que vuelto él, después de recibir el reino, mandó llamar ante él a aquellos siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo que había negociado cada uno. [16] Vino el primero, diciendo: Señor, tu mina ha ganado diez minas. [17] El le dijo: Está bien, buen siervo; por cuanto en lo poco has sido fiel, tendrás autoridad sobre diez ciudades. [18] Vino otro, diciendo: Señor, tu mina ha producido cinco minas. [19] Y también a éste dijo: Tú también sé sobre cinco ciudades. [20] Vino otro, diciendo: Señor, aquí está tu mina, la cual he tenido guardada en un pañuelo; [21] porque tuve miedo de ti, por cuanto eres hombre severo, que tomas lo que no pusiste, y siegas lo que no sembraste. [22] Entonces él le dijo: Mal siervo, por tu propia boca te juzgo. Sabías que yo era hombre severo, que tomo lo que no puse, y que siego lo que no sembré; [23] ¿por qué, pues, no pusiste mi dinero en el banco, para que al volver yo, lo hubiera recibido con los intereses? [24] Y dijo a los que estaban presentes: Quitadle la mina, y dadla al que tiene las diez minas. [25] Ellos le dijeron: Señor, tiene diez minas. [26] Pues yo os digo que a todo el que tiene, se le dará; mas al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Y sus enemigos, los que a fin de cuentas se rebelen contra su gobierno, serán destruidos (versículo 27).

A su regreso, Jesús triunfará sobre sus enemigos. Las naciones del mundo, influenciadas por Satanás el diablo (1ra Juan 5:19 1ra Juan 5:19Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), se enojarán por el regreso del Salvador y al desafiarlo deberán enfrentarse a su juicio (Apocalipsis 11:18 Apocalipsis 11:18Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Joel 3:2 Joel 3:2reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Una alianza de gobernantes “peleará contra el Cordero, y el Cordero los vencerá” (Apocalipsis 17:12-14 Apocalipsis 17:12-14 [12] Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. [13] Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. [14] Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Pablo escribe acerca de cierto líder humano del sistema caótico que luego dominará el mundo, “a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida” (2da Tesalonicences 2:8 2da Tesalonicences 2:8Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Entonces, Satanás mismo y sus demonios serán capturados y desterrados del mundo a un abismo o pozo sin fondo durante los mil años de gobierno de Cristo, acabando así con su engaño a las naciones y su influencia espiritual en las mentes de las personas que produce actitudes erradas y desobediencia. (Apocalipsis 20:1-3 Apocalipsis 20:1-3 [1] Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. [2] Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; [3] y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; ver Efesios 2:1-3 Efesios 2:1-3 [1] Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, [2] en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, [3] entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Posteriormente será liberado por poco tiempo y engañará nuevamente a las naciones, pero finalmente será arrojado a un lago de fuego donde permanecerá eternamente (Apocalipsis 20:3 Apocalipsis 20:3y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 7-10). Después, los seres humanos incorregibles también serán arrojados y destruidos en el lago de fuego, y la muerte y el sepulcro, los enemigos postreros, desaparecerán para siempre (versículos 14-15; 21:8; 1ro Corintios 15:25-26 1ro Corintios 15:25-26 [25] Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. [26] Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Una vez que Satanás y la maldad desaparezcan, todos los seres humanos podrán aprender lo que es la justicia y vivir en armonía con Dios y entre sí. Jesús finalmente recibirá toda la alabanza y el honor que le corresponden, y aquellos que lo sigan compartirán su gloria. Y Satanás y los que se nieguen a arrepentirse sufrirán el juicio y el castigo que merecen. ¡Esto comenzará cuando Cristo regrese a juzgar y arreglar todo para traer sanidad a nuestro mundo deshecho y caótico!

9. Para enseñar al mundo sus caminos y traer la paz mundial

Cuando Jesús gobierne el mundo desde Jerusalén, “vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte del Eterno, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque [como ya leímos] de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del Eterno” (Isaias 2:1-3 Isaias 2:1-3 [1] Lo que vio Isaías hijo de Amoz acerca de Judá y de Jerusalén. [2] Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. [3] Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). En lugar de guerra, se le enseñará al mundo el camino de la paz (versículo 4). En efecto, como resultado de los cambios que Jesús implementará, el viejo sueño de la paz mundial finalmente será una realidad. Los intentos del hombre por alcanzarla han fracasado, y debemos llegar a esta conclusión: “Señor, tú nos darás paz, porque también hiciste en nosotros todas nuestras obras” (Isaias 26:12 Isaias 26:12Jehová, tú nos darás paz, porque también hiciste en nosotros todas nuestras obras.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Cristo obrará en las personas y a través de ellas para lograrlo, y entonces el Espíritu de Dios será derramado sobre toda la humanidad (Joel 2:28 Joel 2:28Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Jesús y sus seguidores resucitados, como un sacerdocio real, serán los maestros del mundo, y le dirán a la gente: “Este es el camino, andad por él” (Isaias 30:20-21 Isaias 30:20-21 [20] Bien que os dará el Señor pan de congoja y agua de angustia, con todo, tus maestros nunca más te serán quitados, sino que tus ojos verán a tus maestros. [21] Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Pronto “la tierra será llena del conocimiento del Eterno, como las aguas cubren el mar” (Isaias 11:9 Isaias 11:9No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

10. Para restaurar toda la creación

Con la transformación que llevará a cabo Jesús, hasta los animales vivirán en paz: “Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará . . . No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte” (vv. 6-9). Este “monte” se refiere al reino soberano de Dios, que se expandirá y abarcará toda la Tierra (compare con Daniel 2:35 Daniel 2:35Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 44).

Este mundo devastado por la guerra será transformado en un paraíso similar al huerto del Edén, comenzando con Jerusalén: “Ciertamente consolará el Eterno a Sion; consolará todas sus soledades, y cambiará su desierto en paraíso, y su soledad en huerto del Eterno” (Isaias 51:3 Isaias 51:3Ciertamente consolará Jehová a Sion; consolará todas sus soledades, y cambiará su desierto en paraíso, y su soledad en huerto de Jehová; se hallará en ella alegría y gozo, alabanza y voces de canto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). “Y dirán: Esta tierra que era asolada ha venido a ser como huerto del Edén; y estas ciudades que eran desiertas y asoladas y arruinadas, están fortificadas y habitadas” (Ezequiel 36:35 Ezequiel 36:35Y dirán: Esta tierra que era asolada ha venido a ser como huerto del Edén; y estas ciudades que eran desiertas y asoladas y arruinadas, están fortificadas y habitadas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

En aquel entonces, tanto la naturaleza como la humanidad experimentarán una renovación asombrosa: “El yermo se gozará y florecerá como la rosa . . .” (Isaias 35:1 Isaias 35:1Se alegrarán el desierto y la soledad; el yermo se gozará y florecerá como la rosa.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). “Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán. Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo; porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad. El lugar seco se convertirá en estanque, y el sequedal en manaderos de aguas” (vv. 5-7). Esta agua vigorizante es literal, pero también simboliza el Espíritu Santo y todas las bendiciones de Dios. Como él dice: “Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos” (Isaias 44:3 Isaias 44:3Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Los abundantes árboles a lo largo de la ribera del río que fluye desde el nuevo templo de Dios en Jerusalén serán para alimento y sanidad (Ezequiel 47:1-12 Ezequiel 47:1-12 [1] Me hizo volver luego a la entrada de la casa; y he aquí aguas que salían de debajo del umbral de la casa hacia el oriente; porque la fachada de la casa estaba al oriente, y las aguas descendían de debajo, hacia el lado derecho de la casa, al sur del altar. [2] Y me sacó por el camino de la puerta del norte, y me hizo dar la vuelta por el camino exterior, fuera de la puerta, al camino de la que mira al oriente; y vi que las aguas salían del lado derecho. [3] Y salió el varón hacia el oriente, llevando un cordel en su mano; y midió mil codos, y me hizo pasar por las aguas hasta los tobillos. [4] Midió otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta las rodillas. Midió luego otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta los lomos. [5] Midió otros mil, y era ya un río que yo no podía pasar, porque las aguas habían crecido de manera que el río no se podía pasar sino a nado. [6] Y me dijo: ¿Has visto, hijo de hombre? Después me llevó, y me hizo volver por la ribera del río. [7] Y volviendo yo, vi que en la ribera del río había muchísimos árboles a uno y otro lado. [8] Y me dijo: Estas aguas salen a la región del oriente, y descenderán al Arabá, y entrarán en el mar; y entradas en el mar, recibirán sanidad las aguas. [9] Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río. [10] Y junto a él estarán los pescadores, y desde En-gadi hasta En-eglaim será su tendedero de redes; y por sus especies serán los peces tan numerosos como los peces del Mar Grande. [11] Sus pantanos y sus lagunas no se sanearán; quedarán para salinas. [12] Y junto al río, en la ribera, a uno y otro lado, crecerá toda clase de árboles frutales; sus hojas nunca caerán, ni faltará su fruto. A su tiempo madurará, porque sus aguas salen del santuario; y su fruto será para comer, y su hoja para medicina.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
); esta descripción es a la vez literal y simbólica. Debido al pecado, la humanidad fue sacada del huerto del Edén y ya no tuvo acceso al árbol de la vida, pero ese acceso finalmente será restablecido (ver Apocalipsis 22:1-3 Apocalipsis 22:1-3 [1] Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. [2] En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. [3] Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 14).

Cuando Jesús regrese del cielo, traerá “los tiempos de la restauración de todas las cosas” proclamados por todos los profetas de Dios (Hechos de los Apóstoles 3:21 Hechos de los Apóstoles 3:21a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), y toda la creación será liberada de su esclavitud de corrupción (ver Romanos 8:18-23 Romanos 8:18-23 [18] Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. [19] Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. [20] Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; [21] porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. [22] Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; [23] y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

11. Para ofrecer la salvación a todos

Ya vimos la intención de Dios de salvar a todo Israel (Romanos 11:26 Romanos 11:26y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; compárese con Isaias 45:17 Isaias 45:17Israel será salvo en Jehová con salvación eterna; no os avergonzaréis ni os afrentaréis, por todos los siglos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Y él quiere lo mismo para toda la humanidad, como se expresa en la oración inspirada de Salmos 67:2 Salmos 67:2 Para que sea conocido en la tierra tu camino, En todas las naciones tu salvación.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: “Para que sea conocido en la tierra tu camino, en todas las naciones tu salvación”. Estaba profetizado que Jesús, como Mesías, además de perdonar y restaurar a Israel, traería la salvación a todo el mundo: “También te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra” (Isaias 49:6 Isaias 49:6dice: Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Cuando Jesús reine con poder y gloria sobre las naciones, se le ofrecerá la salvación al mundo entero. Sin embargo, podríamos preguntarnos, ¿qué pasará con todos los que murieron en épocas pasadas sin tener la oportunidad de salvación en Cristo? Por ejemplo, leemos en Zacarías 12:10 Zacarías 12:10Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
que aquellos que traspasaron a Cristo lo lamentarán y se arrepentirán. En cierto sentido, esto se refiere a la nación judía del tiempo del fin, e incluso a la humanidad entera, ya que todos somos responsables de la muerte de Cristo. Pero, ¿qué pasará con los que participaron personalmente en su crucifixión? ¿Están perdidos para siempre, aun si no entendieron o no cayeron en cuenta de lo que estaban haciendo? (compare con Lucas 23:34 Lucas 23:34Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

La verdad es que estas personas también tendrán la oportunidad de que se les ofrezca la salvación. Jesús resucitará del sepulcro a sus seguidores tan pronto regrese, “pero el resto de los muertos”, como dice Apocalipsis 20:5 Apocalipsis 20:5Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, no volverá a vivir “hasta que se cumplan los mil años”. Entonces ellos también serán resucitados y aunque muchos piensan que será para recibir una condena inmediata, sin duda ese no es el caso. Por el contrario, habrá un período de juicio (versículos 11-12), un período de evaluación en que el Libro de la Vida estará abierto, lo que representa una oportunidad para todos.

Por lo tanto, Jesús viene no solo para ofrecer salvación a todos los que estén vivos a su regreso y a las generaciones siguientes, sino además para ofrecer salvación a todos los que han existido y que nunca tuvieron suficiente entendimiento u oportunidad. (Para aprender más sobre esta asombrosa verdad, lea “El Último Gran Día: Se ofrecerá la vida eterna a toda la humanidad” en nuestro folleto gratuito Las fiestas santas de Dios: Esperanza segura para toda la humanidad).

12. Para traer un cielo nuevo y una Tierra nueva

Por último, después del Milenio y el período del juicio final y de condenar a todos los que se nieguen a arrepentirse y obedecer, los que aún vivan serán testigos de una experiencia extraordinaria de transformación en toda la creación, pues la Tierra y el cielo cambiarán del deterioro físico a una condición eterna (Apocalipsis 21:1 Apocalipsis 21:1Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). En aquel entonces no iremos a una Tierra diferente, sino que Dios renovará nuestro planeta junto con todas las cosas (versículo 5). Entonces la Nueva Jerusalén, una ciudad de extraordinarias dimensiones, descenderá a la Tierra con Dios Padre.

Es irónico que muchos interpreten la descripción de esta ciudad en la visión de Apocalipsis 21-22 como si se tratara de la vida en el cielo, cuando la verdad es que la ciudad descenderá a la Tierra renovada, como morada permanente del Padre y de Cristo y de todos los salvos de la humanidad. ¡Entonces el cielo vendrá a la Tierra y el árbol de la vida estará disponible aquí para las naciones! (Apocalipsis 22:1-2 Apocalipsis 22:1-2 [1] Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. [2] En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 14).

“Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán” (v. 3). En la visión no se ve ningún templo, “porque el Señor Dios Todopoderoso y el Cordero es su templo” (Apocalipsis 21:22 Apocalipsis 21:22Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), y brilla en él como una luz más radiante que el Sol (versículo 23). Lo que esto significa es que Cristo no solo tiene mucho trabajo que hacer aquí en la Tierra cuando regrese, como hemos visto, ¡sino que su trabajo aquí nunca terminará! El reinará aquí con el Padre y todos sus seguidores en una existencia asombrosa y gozosa en la eternidad futura, un mundo sin fin.

Sí, la esperanza del regreso de Cristo es segura. La Biblia finaliza con la afirmación de esta promesa permanente y una oración (a la que todos debemos unirnos) por su rápido cumplimiento. Apocalipsis 22:20 Apocalipsis 22:20El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
concluye: “El que da testimonio de estas cosas [Jesucristo], dice: “Ciertamente vengo en breve. Amén; ¡sí, ven, Señor Jesús!” BN