¿Por qué es importante el matrimonio?

Usted está aquí

¿Por qué es importante el matrimonio?

Además de mis responsabilidades como editor de Las Buenas Noticias , enseño a estudiantes universitarios y sirvo como pastor voluntario. En esas funciones (¡además de estar casado durante cuarenta y dos años con una mujer maravillosa!) he aprendido mucho acerca del matrimonio. ¿Cuáles son algunas de esas lecciones?

Aunque lo que mencionaré a continuación ocurrió hace varias décadas, recuerdo haber aconsejado a una pareja en la víspera de su boda, cuya ceremonia oficié. Siendo esta la primera boda que llevaba a cabo, era una experiencia nueva para mí. Juntos leímos Efesios 5:22-23 Efesios 5:22-23 22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; 23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, donde el apóstol Pablo da instrucciones matrimoniales tanto a los esposos como a las esposas.

“Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor”, les dice Pablo a ellas (Efesios 5:22 Efesios 5:22Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva Versión Internacional). “Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella”, les dice a ellos (v. 25). “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo”, les dice a ambos (Efesios 5:31 Efesios 5:31Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Luego analizamos exhaustivamente estos versículos, haciendo énfasis en los altos estándares matrimoniales que Dios establece para ambos cónyuges.

Después, en el siguiente versículo (como a menudo sucede cuando estoy contemplando profundamente el significado de un pasaje en particular), vi algo que nunca antes había entendido a cabalidad.

Al concluir sus instrucciones sobre el matrimonio, Pablo escribe: “Esto es un misterio profundo ; yo me refiero a Cristo y a la iglesia ” (Efesios 5:32 Efesios 5:32Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, énfasis nuestro en todo este artículo). En retrospectiva esto es obvio, pero en aquel momento capté por primera vez una verdad que para Pablo era muy clara cuando escribió acerca del matrimonio : que este existe para enseñarnos una lección acerca de nuestra relación con Jesucristo.

Intentemos asimilar esto.

El matrimonio es mucho más que un acuerdo social, un emparejamiento físico y emocional, o una sociedad financiera. Es también una experiencia de aprendizaje y crecimiento que tiene el objetivo de inculcar en nuestras vidas lecciones de carácter y verdades espirituales que sería difícil aprender de otra manera. Y aun cuando podemos aprender estas cosas intelectualmente por nuestra cuenta, mediante el matrimonio las aprendemos por experiencia y a un nivel mucho más profundo.

¿Cuáles son algunas de estas lecciones?

En un mundo que actualmente toma el matrimonio demasiado a la ligera, el matrimonio enseña compromiso. Pero, ¿de qué compromiso estamos hablando, cuando aproximadamente la mitad de los matrimonios en primeras nupcias termina en divorcio (porcentaje que aumenta aún más en los matrimonios subsecuentes)? ¿O, aún peor, cuando tantas parejas deciden cohabitar sin considerar siquiera la posibilidad de casarse?

Jesucristo mostró su compromiso con nosotros ofreciendo su supremo sacrificio: no solo despojándose de la gloria, el poder y esplendor que compartía con Dios el Padre antes de venir a la Tierra en la carne, sino también entregando su propia vida y asegurándonos que nunca nos dejaría ni abandonaría (Filipenses 2:5-8 Filipenses 2:5-8 5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hebreos 7:25-27 Hebreos 7:25-27 25 por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos. 26 Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; 27 que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hebreos 13:5 Hebreos 13:5Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Él es el ejemplo viviente del tipo de compromiso que los cónyuges deben practicar en su matrimonio, y el ejemplo perfecto de la clase de compromiso que debemos tener hacia él.

La segunda lección es que el matrimonio nos enseña que hay cosas más importantes que nosotros mismos. Incluso las personas más obstinadas aprenden –aunque no siempre– que el universo no gira en torno a ellas. Jesucristo, a fin de llevar a cabo el gran plan suyo y de su Padre, vino en la carne para “llevar muchos hijos a la gloria” a la familia de Dios (Hebreos 2:10-13 Hebreos 2:10-13 10 Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos. 11 Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos, 12 diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre, En medio de la congregación te alabaré. 13 Y otra vez: Yo confiaré en él. Y de nuevo: He aquí, yo y los hijos que Dios me dio.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Para que un matrimonio dure, tanto el esposo como la esposa en algún momento deben aprender que no se trata del bienestar de él ni el de ella, sino del de ambos , y de “estimar a los demás como superiores a [uno] mismo” (Filipenses 2:3-4 Filipenses 2:3-4 3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; 4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). No hay ningún ejemplo mejor de esto que Jesucristo (Filipenses 2:5 Filipenses 2:5Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

La tercera lección es que el matrimonio enseña a compartir y sacrificarse. Comúnmente se supone que el matrimonio es un acuerdo de 50/50. Y si bien algunos pueden considerarlo así, un matrimonio verdaderamente sólido aplica la fórmula de 100/100, es decir, ambos dan cien por ciento de sí a la otra persona. Cuando los cónyuges se enfocan en las necesidades, la felicidad y el bienestar de su pareja, ¡es asombroso lo bien que pueden llevarse! Ninguno prioriza sus propios deseos por sobre los del otro, sino que se esfuerza por compartir y sacrificarse.

¡Y qué ejemplo más magnífico sobre compartir y sacrificarse que el que nos ha dado Jesucristo, quien lo dio todo, incluso su propia vida, para que nosotros pudiésemos disfrutar de vida eterna con él en la familia de Dios, cuando “seremos semejantes a él”! (1ra Juan 3:2 1ra Juan 3:2Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Romanos 8:29 Romanos 8:29Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hebreos 2:11 Hebreos 2:11Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 2do Corintios 6:18 2do Corintios 6:18 Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

En resumen, el matrimonio nos enseña cómo amar. ¿Y cuál es la característica que define a Dios, y que sus hijos deben imitar? “Dios es amor …” (1ra Juan 4:8 1ra Juan 4:8El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 16). El amor es la preocupación genuina por los demás, es decir, lo opuesto del egocentrismo.

En efecto, el matrimonio es uno de mejores regalos que Dios nos ha dado. ¿No deberíamos cuidarlo como se merece? BN