¿Qué significa 'sombra de lo que ha de venir'?

Usted está aquí

¿Qué significa 'sombra de lo que ha de venir'?

Pablo explicó en Colosenses 2:17 Colosenses 2:17todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
que el sábado y los días de fiesta de Dios son una “sombra de lo que ha de venir”. Muchos creen que lo dijo para mostrar que ya no era necesario que los cristianos los celebraran. Lo que ocurrió en realidad era todo lo opuesto. Pablo estaba reconociendo el significado perdurable que tienen para nosotros.

En el griego, la palabra mello , traducida por “venir”, es un participio presente activo. Señala explícitamente acontecimientos que todavía están en el futuro. De acuerdo con el Complete Word Study Dictionary: New Testament (“Diccionario analítico completo: Nuevo Testamento”), mello significa “estar a punto de hacer o de sufrir algo, estar cerca, ser inminente” (Spiros Zodhiates, 1992, p. 956). El Diccionario expositivo de palabras del Nuevo Testamento la define así: “estar a punto (de ser o hacer), se emplea de propósito, certidumbre, obligación o necesidad” (W.E. Vine, 1984, 4:225).

Lo que Pablo estaba diciendo era que el sábado y los días de fiesta que celebraban los colosenses con festividad de acuerdo con la instrucción bíblica, habían sido dados por Dios como una sombra de acontecimientos futuros: cosas que todavía estaban (y están) por venir. La gramática de la declaración de Pablo implica este significado.

Cuando Dios ordenó por primera vez que celebraran estas “fiestas solemnes del Eterno” (Levítico 23:1-4 Levítico 23:1-4 1 Habló Jehová a Moisés, diciendo: 2 Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes de Jehová, las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán estas: 3 Seis días se trabajará, mas el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es de Jehová en dondequiera que habitéis. 4 Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos:
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), cada suceso que representaban todavía era cosa del futuro. Aun hoy, la mayoría de los acontecimientos profetizados por estas fiestas todavía están por cumplirse en el plan de Dios.

Estas fiestas sagradas siempre han anunciado las promesas de Dios de intervenir en los asuntos humanos por medio de Jesucristo. Simbolizan el cumplimiento de su plan maestro de ofrecer salvación a toda la humanidad por medio de Jesucristo. Por lo tanto, sus temas y simbolismo son indiscutiblemente cristianos.

Pablo entendió esto y así lo enseñó. Si desea más detalles sobre el verdadero significado cristiano que tienen las fiestas bíblicas, no vacile en solicitarnos el folleto Las fiestas santas de Dios.