El aborto y el propósito de Dios para la vida humana

Usted está aquí

El aborto y el propósito de Dios para la vida humana

Ingresar o crear una cuenta

Con una cuenta del sitio podrá guardar elementos para su posterior estudio

Ingresar | Registrarse

×

Recientemente, un juez de la ciudad de Nueva York desechó cualquier restricción de edad para que una persona pueda comprar, sin receta médica, una «píldora del día después», con el fin de interrumpir un embarazo.

Antes de esta decisión, una mujer tenía que tener por lo menos 17 años para obtener legalmente esta pastilla.  Ahora, luego del fallo de este juez, una niña de tan sólo 12 o 13 años, o su pareja, pueden comprar una pastilla que hará que su cuerpo espontáneamente aborte su «problema» y  termine con esa vida que está por nacer.

Esto es lo que ha seguido luego de la resolución del Departamento de Educación de Nueva York en 2012 de hacer que las píldoras del día después estuvieran a disposición de las estudiantes de sobre 14 años sin consentimiento de los padres.

Irónicamente, si una niña con esos mismos 14 años de edad va a la enfermería de la escuela por una aspirina para un dolor de cabeza, la enfermera tiene que obtener permiso de los padres para hacerlo. Pero por cortesía de este departamento de educación, a las niñas se les pueden dar medicamentos para inducir el aborto sin que sus padres se percaten.

¡Qué mensaje más terrible se les está dando a las niñas! Diciéndoles que la destrucción de una vida humana tiene muy poca importancia o ninguna en absoluto.

¿Qué podemos pensar acerca de una sociedad que, por razones de protección de la salud de los ciudadanos, prohíbe la venta de bebidas azucaradas de más de 16 onzas (un tercio más grande que el tamaño común), y a la vez permite e incluso paga por, medicamentos para inducir el aborto?

¿En qué tipo de universo torcido estamos viviendo? ¿Tiene algún sentido?

Este es el tipo de razonamiento ciego y perverso que vemos cuando un pueblo y sus líderes vuelven cada vez más la espalda a Dios. Como nuestro Creador, Él nos dio un manual de instrucciones a través de Su Palabra, la Biblia. Pero hemos rechazado la revelación de Dios acerca de cómo debemos vivir para mantener una sociedad pacífica y ordenada, y hemos decidido, cada vez más, crear nuestras propias reglas y hacer caso omiso de las lecciones de la historia – lo cual ha traído consecuencias sobre nosotros mismos.

Pero usted no tiene que ir en esa dirección. Usted puede aprender de la Palabra de Dios, el asombroso propósito de la vida humana, y por qué el aborto es tan malo delante de Sus ojos. Usted puede saber por qué está aquí y por qué nació, como se describe en el artículo de portada de la última edición de Las Buenas Noticias, que llegará pronto a su buzón.

Esperamos que usted lea cuidadosamente los artículos de este número para conocer el futuro que Dios tiene reservado para usted. Usted podrá entender cómo Dios ve uno de los temas más polémicos y controvertidos que afectan a nuestra sociedad hoy en día, el tema del aborto.

Fuente: www.ucg.org