Dios triunfa sobre nuestras amenazas

Usted está aquí

Dios triunfa sobre nuestras amenazas

Ingresar o crear una cuenta

Con una cuenta del sitio podrá guardar elementos para su posterior estudio

Ingresar | Registrarse

×

Hace varias semanas, tuve la grata experiencia de ir al cine con mi padre y mi hermano y vimos la muy popular película de guerra de la actualidad, «Dunquerque». Cuenta la historia de cómo se efectuó el rescate a las Fuerzas Expedicionarias británicas en las playas de Dunquerque al norte de Francia, cuando el ejército inglés estaba rodeado por los alemanes que poco a poco se acercaban para aniquilarlos. Lo interesante es que la trama explora el peligro que todos los personajes enfrentan desde tres perspectivas: tierra, mar y aire.

Lo que me llamó mucho la atención fue la manera en que el director explotó el miedo y suspenso de los soldados ante el peligro inminente del enemigo. Siendo una producción bélica, esperaríamos ver en pantalla a ambos ejércitos combatiendo entre ellos. Sin embargo, decidieron no mostrar al ejército enemigo, a excepción de pocos aviones cazas nazis en algunas escenas.

En muchas escenas vemos a los soldados en las playas siendo disparados y bombardeados, mas no nos muestran al enemigo atacándolos. La cámara se enfoca puramente en mostrarnos lo que quiere que veamos, los protagonistas ante un enemigo «invisible» que sin cesar inflige el terror.

Siendo cristianos, enfrentamos a diario a un ejército enemigo invisible y muy real (Efesios 6:12 Efesios 6:12Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Estos huestes espirituales no frenarán hasta sembrar el miedo a la humanidad y vernos caer. Satanás anda como león rugiente buscando a quién devorar.

Resultaría fácil aterrorizarse y hasta llegar a temblar ante las amenazas de nuestro adversario. Sin embargo, siendo hijos de nuestro Padre, no podemos dejarnos flaquear. Es aquí que, debemos tener la seguridad y confianza de Eliseo cuando este se encontraba frente a un enorme ejército sirio. Acompañado de un joven que temía ante la presencia de una grande y visible amenaza, Eliseo, firme y lleno de fe en Dios, dijo:

“No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos…y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.”

2da Reyes 6:16-17 2da Reyes 6:16-17 16 El le dijo: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. 17 Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×

Gedeón solo tuvo trescientos hombres para lidiar contra las fuerzas madianitas y por la voluntad de Dios, triunfó (Jueces 6-7). No importa cuán grande sea la amenaza que enfrentemos. Dios es más grande que esos obstáculos. Él, incomprensible muchas veces a nuestra razón humana, pelea nuestras batallas y nos salva. Solamente nos requiere usar los que él nos da y depositar fe en su palabra.

“…pues no es difícil para El Eterno salvar con muchos o con pocos.”

1ra Samuel 14:6 1ra Samuel 14:6Dijo, pues, Jonatán a su paje de armas: Ven, pasemos a la guarnición de estos incircuncisos; quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×