Ha rugido un león en las calles de EE.UU.

Usted está aquí

Ha rugido un león en las calles de EE.UU.

Ingresar o crear una cuenta

Con una cuenta del sitio podrá guardar elementos para su posterior estudio

Ingresar | Registrarse

×
Descargar
MP3 Audio (27.67 MB)

Descargar

Ha rugido un león en las calles de EE.UU.

MP3 Audio (27.67 MB)
×

Después de la muerte de George Floyd, estallaron protestas, disturbios y saqueos en gran parte de los Estados Unidos. ¿Dónde podemos encontrar respuestas a esto?

Transcript

La semana pasada, fuimos testigos del horrible asesinato de George Floyd. 

En las calles de Minneapolis, un oficial de policía violó todos los estándares de decencia que los estadounidenses consideraban sagrados cuando clavó el cuello de Floyd en el pavimento con su rodilla y lo mató. 

El oficial de policía que cometió el horrible e impío acto fue arrestado y acusado de asesinato. Los otros oficiales presentes que no lo detuvieron han sido despedidos de la Policía de Minneapolis. 

Debemos confiar y esperar que se aplique justicia en este caso. 

Los disturbios y los saqueos que siguieron en Minneapolis fueron trágicos. Mientras que muchos manifestantes salieron a las calles para demostrar su enojo, indignación y frustración por la injusticia sufrida por un ciudadano negro, otro grupo ha recurrido a la violencia destruyendo propiedades privadas y públicas e incluso atacando a otros ciudadanos y oficiales. 

El camino de regreso a este trauma nacional es largo y viviremos con las consecuencias de nuestras elecciones durante este momento incendiario en los años que vienen.

La novia y la familia de George Floyd instaron a los manifestantes a dejar de quemar y saquear en su nombre, diciendo que Floyd amaba esta ciudad y que él estaría devastado por su destrucción.

Se ha visto progreso a través de los años, pero todavía hay un largo camino por recorrer para llegar a la gran sociedad imaginada por las palabras de Martin Luther King, "Un lugar, donde los niños no serán juzgados por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter ". Y esa es la preocupación urgente en Estados Unidos en este momento, el contenido del carácter.

Un artículo del Wall Street Journal, lo pone de esta manera en una perspectiva inmediata. Por favor, mientras leo esto, considere cuidadosamente lo que este escritor, un hombre experimentado desde hace mucho tiempo con estos temas, estaba diciendo. 

“La devastación probablemente continuará después de que las cenizas se enfríen y los restos de las tiendas y otros negocios sean arrasados. Un patrón conocido como el efecto Ferguson ... "

llamado así por la ciudad de Ferguson en Missouri

" ... ha surgido en los pueblos y ciudades estadounidenses sacudidos ​​por protestas contra la policía en los últimos años. Para evitar acusaciones de racismo, los oficiales han dejado de cumplir la ley por completo. En este estado de invalidez policial, barrios enteros han descendido a zonas de fuego libre donde la violencia callejera y los homicidios se han disparado ”.

Continuando con el artículo. 

“Después del tiroteo policial con un hombre de color en Cincinnati en 2015, activistas de derechos civiles acudieron a la ciudad para denunciar el racismo institucional de la policía. Posteriormente, cuando los oficiales se negaron a hacer cumplir la ley a cabalidad, hubo un aumento significativo de asesinatos en un distrito de negros. Los defensores de los derechos civiles que lideraron la protesta no tuvieron que vivir con las consecuencias de la impunidad cuando regresaron a la seguridad de sus propios vecindarios."

Si bien el miedo a la reacción violenta está haciendo que muchos agentes de policía sean menos efectivos porque temen ser acusados ​​de brutalidad basada en la raza, el hecho es que algunos agentes de policía muestran este comportamiento y están encadenando las manos de aquellos que simplemente tratan de hacer su trabajo con justicia. Continuando con el artículo de "The Wall Street Journal" dice, 

"la animosidad hacia la policía también hace que algunas personas negras sean reacias a cooperar con las fuerzas del orden público. En San Louis, Missouri, la primavera pasada, 18 niños menores de 14 años fueron asesinados por disparos ". 

Permítanme repetir eso: "Dieciocho niños menores de 14 años fueron asesinados por disparos". El artículo continúa: 

“Pero muchos residentes ocultaron información de la policía, y al final del verano solo se hizo un arresto. El año pasado, el 86 % de los jefes de policía en todo el país dijeron que el reclutamiento había disminuido desde 2014. Y en muchas ciudades, la policía no ha podido responder ni siquiera a las desesperadas llamadas al 911. Estas comunidades simpatizantes al movimiento George Floyd sentirán el impacto de la impunidad.”

Realmente, como pueblo, debemos enfrentar los hechos concretos que se presentan en este artículo. Las protestas pacíficas son una parte legítima de una sociedad libre, pero la violencia es un comportamiento delictivo. Una sociedad libre y abierta no puede sobrevivir al desorden civil. Cuando los ciudadanos decentes respetuosos de la ley no pueden operar sus negocios o comprar comestibles porque los autobuses no funcionan por miedo o las tiendas han sido saqueadas o han sido tapiadas por miedo a los saqueos, entonces reina la anarquía. Según todos los informes, se está haciendo justicia en el horrible caso de George Floyd. Que se haga justicia a todos los involucrados en este caso de abuso, y en todos los demás casos de brutalidad policial, y en todo comportamiento delictivo en las calles. Trabajemos para el día en que termine el odio, la ira y el prejuicio de todas las franjas. Cada uno de nosotros debería saber si en nuestros corazones tenemos ira, odio, o prejuicio. El mal hecho en la calle comienza con los pensamientos del corazón, independientemente del color de la piel.

Déjame llevarte a las palabras de un profeta bíblico que estaba indignado por escenas similares que vio en su tiempo. Dios movió a este profeta a decir la verdad al poder con las únicas palabras que pueden marcar la diferencia si escuchamos y dejamos que penetren en nuestros corazones.

Es el profeta Amós quien entró hasta la sede del poder en el antiguo Israel y entregó acusaciones a los líderes y al pueblo por crear en esa tierra, en ese momento, una cultura de injusticia para los pobres. Amós llamó a los ricos de la sociedad y a los líderes religiosos que fallaron en enseñar la ley de Dios y defender la moral justa. Amós señaló con el dedo a los tribunales, al rey y a sus asesores, que eran responsables de una nación que permitía a los ricos explotar el sistema en su beneficio mientras dejaban a toda clase de ciudadanos en la pobreza. 

La envidia y la ira estaban actuando en las calles de la nación en el antiguo Israel. El profeta Amós llevó las poderosas palabras del juicio de Dios en ese momento. 

Veamos algunas de ellas. 

En el capítulo 3 de Amós , al comienzo del versículo 8 , dice: 

Amós 3:8 Amós 3:8Si el león ruge, ¿quién no temerá? Si habla Jehová el Señor, ¿quién no profetizará?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
LBLA

8  Ha rugido un león, ¿quién no temerá? Ha hablado el Señor DIOS, ¿quién no profetizará?

Continúa: 

Amós 3:9 Amós 3:9Proclamad en los palacios de Asdod, y en los palacios de la tierra de Egipto, y decid: Reuníos sobre los montes de Samaria, y ved las muchas opresiones en medio de ella, y las violencias cometidas en su medio.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
LBLA

9...Congregaos en los montes de Samaria 

Samaria era la capital del antiguo Israel. 

y ved los grandes tumultos dentro de ella y la opresión en medio suyo.

10  No saben hacer lo recto--declara el SEÑOR-- los que acumulan violencia y destrucción en sus palacios.

La violencia y destrucción, dice el profeta, haciendo eco de la palabra de Dios, se originaron con la mala política de la élite gobernante en ese momento. "No saben hacer lo recto", dice Dios. Y Dios acusa a los líderes políticos entonces, y Dios lo hace hoy, por no gobernar con justicia y rectitud.

Continuemos en Amós 3:14 Amós 3:14Que el día que castigue las rebeliones de Israel, castigaré también los altares de Bet-el; y serán cortados los cuernos del altar, y caerán a tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
. Dice,

Amós 3:14 Amós 3:14Que el día que castigue las rebeliones de Israel, castigaré también los altares de Bet-el; y serán cortados los cuernos del altar, y caerán a tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
LBLA

“Porque el día que yo castigue las transgresiones de Israel, castigaré también los altares de Betel;

Bet-el fue uno de los santuarios. Uno de los centros religiosos. 

...los cuernos del altar serán cortados y caerán a tierra”.

Esta es una acusación contra la religión, la religión falsa, que está en el corazón de la decadencia moral y espiritual de la tierra. Eso es lo que Amós estaba diciendo. Y nuevamente, Dios estaba echando la culpa a los líderes religiosos de ese día.

Un avance rápido hasta hoy, 2020 , Estados Unidos y muchas otras naciones, la enseñanza religiosa falsa es una parte del problema de Estados Unidos hoy. Ahora, nadie quiere reconocer este hecho, y no vas a escuchar demasiado de lo dicho. Pero el cristianismo diluido y la falsa enseñanza y práctica han cegado a Estados Unidos y al mundo ante el verdadero Dios y lo que él nos ordena. 

No queremos escuchar sobre los 10 mandamientos. No queremos admitir la religión, oración y la moralidad divina en nuestra cultura. De hecho, se ha expulsado en tantos círculos en tantos lugares de la cultura actual. En Estados Unidos, se está cosechando el torbellino de la ignorancia y el desafío del Dios Todopoderoso.

El profeta Amós continúa. Miremos en el Capítulo 5 de Amós, comenzando en el versículo 21 . 

Amós 5:21 Amós 5:21Aborrecí, abominé vuestras solemnidades, y no me complaceré en vuestras asambleas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
LBLA

21  Aborrezco, desprecio vuestras fiestas, 

Y este es Dios hablando. 

“...tampoco me agradan vuestras asambleas solemnes”.

Él está hablando con la religión del día. Y, francamente, Dios está hablando con la religión de Estados Unidos hoy en 2020 . 

El continúa. 

Amós 5:22-24 Amós 5:22-24 [22] Y si me ofreciereis vuestros holocaustos y vuestras ofrendas, no los recibiré, ni miraré a las ofrendas de paz de vuestros animales engordados. [23] Quita de mí la multitud de tus cantares, pues no escucharé las salmodias de tus instrumentos. [24] Pero corra el juicio como las aguas, y la justicia como impetuoso arroyo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
LBLA

22  Aunque me ofrezcáis holocaustos y vuestras ofrendas de grano, no los aceptaré; ni miraré a las ofrendas de paz de vuestros animales cebados.

23  Aparta de mí (dice Dios) el ruido de tus cánticos, pues no escucharé siquiera la música de tus arpas.

24  Pero corra el juicio como las aguas y la justicia como corriente inagotable.

Dios envió a Amós con un mensaje fuerte,condenando la injusticia social para los pobres, los marginados y las minorías que no fueron tratadas con dignidad y respeto. 

Los ricos de ese día en el antiguo Israel, estaban protegidos por su riqueza y privilegios del duro impacto de la recesión económica o el cierre. Su paga continuó mientras otros hacían fila para repartir alimentos. Los ricos y poderosos, y la élite de esa antigua nación llamada Israel, promulgaron las leyes y crearon políticas que perpetuaron su alcurnia y privilegio mientras los pobres se mantenían muy lejos de poder acceder a este tipo de prosperidad y seguridad. 

Esta imagen del antiguo Israel que vemos en el libro de Amós, refleja a Estados Unidos en el año 2020. Pero las palabras de Dios a través del profeta Amós muestran que la justicia social no puede prosperar en una sociedad dominada por el desorden civil.

Se espera que las reformas de hoy se realicen a raíz de estos eventos violentos e inquietantes, pero la naturaleza humana seguirá siendo la misma. Y un sistema dirigido por la naturaleza humana siempre será un sistema roto. La verdadera justicia y el orden sólo pueden prosperar en una sociedad construida sobre la ley de Dios, los 10 Mandamientos. Este es el elemento faltante en la discusión sobre los Estados Unidos en este momento. Esto es lo que todos debemos dar un paso atrás y considerar al lidiar con esta tragedia de este momento.

Oremos humildemente y busquemos a Dios en este momento de crisis. Entonces, oren por la curación de la nación y oren para que las comunidades se unan y oren mientras haya tiempo para que todos hagamos un cambio que sea importante en nuestra esfera de influencia. Busca humildemente entender a cada persona con la que entras en contacto y mira los eventos a tu alrededor con un discernimiento equilibrado. Sé justo y sé justo en tu mundo. Haz justicia, ama la misericordia y camina humildemente.