¿Que ha ocurrido con el pecado?

Versión para impresora

A pesar de que nuestro mundo esta moral y éticamente a la deriva, descubra cómo su vida puede estar basado en un conjunto de valores morales absolutos.

See video


[Darris] En la novela Chesapeake, el autor James Michener describe cómo nativos indoamericanos construían una canoa de un tronco ahuecado. Uno de los personajes principales observó el proceso y aprendió un principio valioso. Escuche:

“Cuando el gran tronco hueco estaba acostado hacia abajo sobre el borde del agua, uno de los indios tomó una pieza recta de madera y con una concha de ostra dibujó una línea a lo largo de la canoa dos pulgadas del punto muerto. Luego dibujó una línea paralela dos pulgadas al otro lado del centro, y... comenzó a raspar los pequeños fragmentos de roble a lo largo de los bordes exteriores de esta área central de cuatro pulgadas, (lo que) sobraba (era) una columna ligeramente elevada para la canoa, y... ésta siempre sería la línea salvaguarda de la nave. Daría dirección y estabilidad; prevendría a la canoa de volcarse hacia ambos lados cuando el viento soplara”.

“...un hombre vivía mejor cuando mantenía alguna creencia central sobre la cual él podía basar toda acción, y a la cual podía referir todos los problemas morales difíciles… (y) los hombres y mujeres que no pudieron desarrollar esta creencia central, vagaron y tomaron decisiones horriblemente equivocadas porque en época de crisis, ellos no tuvieron nada sobre lo cual pudieran referirse instantáneamente. (Una persona puede encontrar) su columna vertebral en la obediencia a Dios”.

Hoy nuestro mundo está moral y éticamente a la deriva. Como si nadie pudiera determinar lo que es bueno y malo. ¿Y Dios? Dios ni siquiera es considerado cuando los grandes temas morales de nuestro día son debatidos.

¿Dónde se encuentra usted?, ¿cuál es su estructura central de creencias?, ¿conoce lo que Dios dice y está listo para escucharlo?

Únase a nosotros en Beyond Today para contestar la pregunta ¿Qué pasó con el pecado?

[Anunciador] Únase al conductor Darris McNeely y sus invitados, quienes le ayudaran a entender su futuro en Beyond Today.

[Darris] He aquí el modelo de un bote de vela. Si mira la quilla a lo largo de la parte inferior del bote, sabrá exactamente de lo que estoy hablando. La mayoría de la gente no ve esa parte porque el bote siempre está sobre el agua y la quilla se encuentra debajo ésta. Pero esta quilla es una parte central en cualquier estructura de un bote. No todos tienen una tan pronunciada como éste,  pero cada buen bote navegador tiene una quilla. Y con esa cresta es capaz de deslizarse a través del agua en un curso recto y ayudar a maniobrar el bote.

Esta cresta o quilla ilustra un principio de vida muy importante. Nuestra vida debe estar basada en una estructura central de creencias. Algo que no se dobla, no es cambiante e inflexible. Y cuando este tipo de fundamento está en su lugar, una persona puede enfrentar cualquier problema o prueba que se le presente. Puede seguir un camino recto en la vida. No será golpeada con cualquier cambio en la moralidad social o ética situacional, en un momento dado en la sociedad.

Hace mucho tiempo en mi vida, llegué a comprender que la obediencia hacia Dios y su Ley inmutable– lo que es llamado los Diez Mandamientos- es realmente la creencia central y la columna vertebral para construir una vida feliz y exitosa.

Pero, es lamentable, nosotros no vivimos en este tipo de mundo hoy día. Estamos en un mundo moral y éticamente desafiante. Y la gente no se basa en las verdades esenciales, que son consideradas absolutas e inmutables. En su lugar, nuestro mundo ha visto cambios producidos en décadas recientes, abriendo una compuerta a una avalancha de modificaciones en la percepción del comportamiento personal, la moralidad sexual y aún en cómo se percibe la santidad de la vida.

Y en verdad, no necesitamos mirar más allá de algunos temas sociales mayores que están frente a nosotros hoy día. Veamos uno. Analicemos el aborto. En los Estados Unidos, cuarenta años después de que la Suprema Corte emitiera su opinión en lo que comúnmente es llamado el caso Roe V. Wade, la mayoría de los americanos continúa queriendo y deseando la legalidad del aborto. La mayoría continúa apoyándolo, aun cuando aumenta o disminuye ese apoyo de alguna manera debido a ciertas cosas que pasan en nuestra sociedad y... sin embargo, la mayoría de los americanos no quieren ver esa particular ley de legalización del aborto revocada.

Y veamos otro tema social importante que está en los encabezados continuamente, y ese tema es el de matrimonios del mismo sexo. Cada vez más americanos continúan favoreciendo la legalización del matrimonio gay, hoy día, en Norteamérica y en la mayoría de otros países. Y entonces las estadísticas – y todos los sondeos que realmente son realizados- básicamente muestran este único hecho, que cada vez más gente está aceptando el matrimonio del mismo sexo, comparado con hace una década. Está tomando menos de 10 años para la mayoría de las personas desear que algo así suceda.

También cuando miramos las tasas de divorcio y el estado del matrimonio en el resto de la sociedad, continuamos viendo algunos problemas adicionales. La gente que vive en unión libre sin el beneficio del matrimonio, quienes no toman parte del convenio matrimonial, continúa incrementándose entre personas jóvenes. Y tristemente, también entre personas mucho más adultas.

Dentro de todos estos temas importantes que están impactando las percepciones tradicionales de la moralidad, el matrimonio y la familia, continuamos observando mayores cambios en América, Canadá y Australia durante la década pasada. La gente y la sociedad en general, aún las organizaciones de educación y salud que alguna vez definieron ciertos comportamientos como inmorales o fuera de lugar, consideran hoy ciertos comportamientos como normales y parte de la vida cotidiana. Y es así cómo las cosas han cambiado tan rápido en este periodo de tiempo, en realidad, en menos de 10 años.

Hubo un tiempo cuando todos estos temas fueron considerados, lo que la Biblia llama, pecado.

Veamos esta pregunta: ¿qué es pecado?

Hay una definición bíblica básica que podemos consultar y es muy, muy clara. Está en 1 de Juan 3:4. Dice en la Nueva Versión Internacional, “Todo el que comete pecado quebranta la ley; de hecho, el pecado es transgresión de la ley”.

De lo que hablamos aquí en este verso es acerca de la Ley de Dios- Los Diez Mandamientos definidos así. Lo que en otras partes de la Biblia, es determinado y definido como algo que es "sagrado, justo y bueno" – La Ley espiritual de Dios.

Lo que pasa con la mayoría de la gente religiosa cuando se discute sobre Los Diez Mandamientos, aún entre quienes se consideran religiosos, es que piensan que lo que se lee en la Biblia es que “la ley fue eliminada”. Pero si usted lee detenidamente lo que Jesucristo dijo, ese no es realmente el caso.

En Mateo 5:17, leemos lo que el mismo Jesús dijo, lo que aclara el tema en su totalidad. Él dijo, “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos” (Mateo 5:17-19).

Jesucristo, en esta enseñanza básica del Sermón del Monte, nos muestra que los Mandamientos y la Ley se encuentran aún vigentes. Así que cuando miramos este tema y lidiamos con esto, surge una pregunta importante: ¿qué significa que la Ley de Dios continúe vigente?

Es muy simple. Significa que existen leyes que gobiernan el mundo y el universo. Hay leyes espirituales en vigencia que actúan sobre nosotros como seres humanos,  tan cierto como el hecho de que existen leyes físicas como la gravedad.

Quiere decir que usted tiene una opción. Y sí usted toma una decisión equivocada obtendrá sufrimiento. Igual que el romper una ley natural le traerá sufrimiento.

Y significa la respuesta a nuestra pregunta de hoy “¿qué le paso al pecado?”: el pecado aún existe porque la Ley de Dios está vigente y lo está  - la ley de Dios- existe.

Lo que significa que muchos de los problemas sociales con los que lidiamos en el mundo son el resultado del rompimiento de la ley espiritual. Y la única respuesta a eso, es reconsiderar nuestros valores morales y empezar a ver la Biblia y lo que Dios dice acerca del tema.

Y tengo que regresar a la historia y la analogía del bote. Y la quilla que está aquí como la columna vertebral sobre la que se construye cualquier buque de alta mar fiable. Esta quilla, esta cresta mantiene todo junto. Mantiene el barco navegando derecho y recto a través del agua. Sin la quilla el barco se iría a la deriva.

Lo que significa que sin un compás espiritual en nuestra vida, estaremos a la deriva y seremos revolcados por las olas de la vida. Y pecaremos sin saberlo. Sufriremos las consecuencias de ese pecado espiritual en nuestra vida, e iremos a través de nuestra vida buscando respuestas pero no podremos encontrarlas.

Dios no quiere que vivamos de esa manera. En uno de sus pasajes más elocuentes, cuando mira a la humanidad él pregunta ¿por qué morirás?, ¿porque quieres seguir sufriendo? Dice algo que he parafraseado. Él dice en Ezequiel 18, empezando en el verso 30:

Para de pecar. Para todo este vivir destructivo que lleva al rompimiento del corazón, sufrimiento y muerte. Para de arruinar tú vida y aquéllos a tu alrededor.

Empieza a vivir mis caminos y leyes. ¡Aprende a cómo vivir realmente y experimenta la vida de la manera en que yo la diseñé! Dios dice, te amo y quiero que tengas un buen corazón y un buen espíritu, ¡voltea hoy y déjame enseñarte cómo se supone que la vida realmente funciona! (Parafraseando Ezequiel 18:30-32.)

Sobre esto estamos hablando en este programa. Eso es lo que Dios quiere. Más tarde les hablaré un poco más acerca de nuestra ayuda gratuita de estudio bíblico que estaremos ofreciendo, este folleto llamado Los Diez MandamientosUsted podrá ordenarlo más tarde o ir en línea y encontrarlo.

Este folleto le ayudará a ver el valor de las leyes espirituales eternas de Dios. Y usted querrá sentarse con ese libro y usarlo junto con su Biblia para empezar a construir una base – como aquella quilla en nuestro bote - para construir una relación sólida con Dios. Esa es una de las cosas más importantes que usted puede hacer. Continúe escuchando y le mostraré en unos minutos cómo puede obtener su propia copia de este libro y algo más.

Cuando era joven, aprendí la parte práctica de esta lección sobre el bote. Tuve una pequeña canoa que un amigo mío me prestó. La había estacionado afuera de mi jardín. Nosotros vivíamos en ese tiempo en un lago, por lo que podía guardar ese bote ahí afuera y en cualquier momento sólo deslizarlo hacia el agua y navegar remando alrededor del lago.

Pero había un problema con esa canoa.

Fue construida sin una quilla, sin una cresta a lo largo de la parte inferior del bote como la que le he estado hablando. Y así nos íbamos en la canoa, sobre el agua y remábamos alrededor y en la mayoría de las ocasiones estaba bien, siempre y cuando las aguas estuvieran calmadas. Podía tomar más tiempo remar y era un poco más difícil dirigir y navegar, pero algunas veces tenías que remar dos veces más duro para ir a donde quisieras.

Pero cuando los vientos comenzaban y las olas se producían en el lago, olvídalo.

No tenía control del bote. El viento y las olas nos empujaban hacia ambos lados y era imposible dirigir la canoa de manera recta y llegar a ningún lado. De hecho, era bastante peligroso estar ahí fuera en el agua, en esa canoa, sin esa quilla debajo.

Ahí es cuando realmente aprendí la lección sobre la quilla de un barco y la necesidad de una base que fuera inflexible e inmutable.

Así que muchos no entienden esto, son sacudidos en la vida y realmente nunca llegan a entender cómo construir y desarrollar una vida feliz, productiva y exitosa.

¿Cómo llegamos a este punto en los Estados Unidos, Canadá y Australia? ¿Cómo llegamos a esto en nuestro mundo moderno, donde el pecado no es realmente entendido? ¿Y tenemos que hacer esta pregunta hoy? La realidad es que usted y yo hemos vivido en toda una generación de personas y tiempo que han sido condicionados a no reconocer el pecado.

No es que en cualquier otro tiempo anterior fuera quizás más justo. El pecado siempre ha estado alrededor y la gente ha estado pecando. Pero al menos la gente sabía lo que estaban haciendo.

Le mostraré lo que ha sucedido en nuestra época moderna, en años recientes, cómo el pecado – la palabra - ha sido redefinido en nuestras propias mentes. Y cada uno de nosotros, incluido yo mismo, ha sido afectado por esto.

Y permítanme compartir con usted algo que le ayudará a entender lo que ha sucedido. Realmente hemos redefinido el lenguaje de nuestro día. Solíamos hablar de acciones y comportamientos que la Biblia hablaba y definía como pecado. Pero nuestro lenguaje, las palabras que usamos para definir el comportamiento le han quitado la mala nota a cualquier acción mala o pecaminosa.

Déjeme darle un ejemplo de algo, una acción y una palabra sobre la que probablemente no ha oído hablar mucho. Pero cuando se la muestre, podría despertar un recuerdo.

Es esta palabra: fornicación. Usted no la escucha con demasiada frecuencia hoy en día. La fornicación se refiere al acto sexual fuera del matrimonio. La Biblia utiliza este término para referirse a un acto sexual ilegal, fuera de la alianza matrimonial. Esta palabra tiene un gran peso significativo en la Biblia. Pero usted no la escucha hoy, ni siquiera en la mayoría de las iglesias y no ciertamente en las conversaciones sobre la sexualidad.

Hace unos años, el ex presidente de Estados Unidos Richard Nixon estaba siendo entrevistado por el periodista británico, David Frost. El presidente Nixon le dijo a Mr. Frost, “bueno David, ¿hiciste alguna fornicación este fin de semana?”. Fue algo raro. Algunos pensaron que fue sentencioso. Ciertamente, muchos pensaron que la frase estaba fuera de lugar, igual que Nixon en esa época era considerado fuera de lugar.

Pero, “fornicación”, la palabra suena un poco espeluznante y ciertamente fuera de lugar para un oído moderno. Hoy hablamos sobre la moralidad sexual y amonestamos la inmoralidad sexual, pero esas son las palabras que usamos en nuestros mejores días. Más comúnmente, utilizados en la actualidad, son los términos para practicar abstinencia o evitar relaciones sexuales prematrimoniales.

Pero, ¿podría ser que la pérdida de la palabra “fornicar” y “fornicación” sea algo más que la actualización de nuestro vocabulario para conectarse con la sociedad que nos rodea? ¿Podría ser que hemos perdido algo crucial acerca de lo que dice la Biblia sobre cómo y qué es el pecado y el sexo? Más aún, ¿podría ser que estamos usando el lenguaje del “sexo premarital”, porque hemos perdido la batalla por la moralidad contra aquellos quienes abogan por la libertad sexual?

Vuelvo a preguntar, ¿podría ser que el lenguaje importa? Ya lo creo que sí.

Cuando usamos términos como esperar hasta el matrimonio o la abstinencia, hemos eliminado alguna de la fuerza y peso de la enseñanza bíblica divina en este importante tema. Note lo que el apóstol Pablo usó cuando calificó la fornicación como un pecado y un acto que puede dejar a uno fuera del Reino de Dios.

En 1 Corintios 6, dice: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios” (1 Corintios 6:9 -10).

Este pasaje justamente cubre todo en los titulares de hoy.

Y es un lenguaje fuerte. Pablo está condenando -eso es lo que está haciendo, está condenando o juzgando - una mente moderna que no quiere escuchar y realmente lo aborrece. Él está condenando toda actividad sexual fuera de la enseñanza bíblica aprobada del pacto matrimonial entre un hombre y una mujer.

Echemos un vistazo a cómo se ha redefinido la palabra homosexualidad. Hace años, el término “gay” era para referirse al sexo entre dos hombres o dos mujeres. ¿Observa cómo la palabra gay suaviza el asunto? Estamos en un nuevo camino de definiciones allí. El sexo entre hombres es gay o feliz.

Y hoy, el mismo término para matrimonios del mismo sexo es comúnmente usado. ¡Pero piense en esto! Los términos utilizados para definir la discusión no son bíblicos.

La Biblia tiene una sola definición para el matrimonio y es entre un hombre y una mujer, un pacto sagrado delante de Dios.

Pablo lo puso de esta manera en Efesios: “Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia” (Efesios 5:31-32).

El matrimonio, no es un asunto civil a ser definido y regulado por un juez o un tribunal. El matrimonio es una creación divina y piadosa, y que retrata la majestuosidad divina de la relación entre Cristo y la Iglesia. ¡Del propósito de la vida humana en la Tierra!

¡Dios no tolera y nunca condonará el matrimonio del mismo sexo! No puede y todavía es Dios. La Biblia tiene una sola definición para el matrimonio y es entre un hombre y una mujer.

Los términos han sido cambiados y hemos sido inducidos en el pensamiento de que estas cuestiones no son pecado, y que no hay nada de malo. Lo que le pasó al pecado es que el lenguaje ha sido cambiado y todo el mundo está confundido en su pensamiento.

Y si no tenemos una brújula moral fija, recta y verdadera como la quilla de un barco, iremos a la deriva con las tendencias cambiantes de la cultura. Y no entenderemos las leyes fijas e inmutables del Creador.

Echemos un vistazo rápidamente a un ejemplo más, de nuevo, el aborto. Vea cómo el lenguaje nos ha desensibilizado, a nosotros mismos en este tema particular.

Mire las palabras que usamos:

Pro-opción, lo que no es nada más que un eufemismo para homicidio.

El derecho al aborto contra la gente anti-aborto. Inclina el argumento hacia la idea de que existen derechos actuales para abortar una vida. ¡Yo no lo creo!

Feto. ¡Nada más que una manera de referirse a la vida humana sin sentirse mal por tomar esa vida! Es una vida humana que se está tomando. ¡Hay ADN presente! Si no es vida, entonces ¿qué es?

Y en algunas discusiones recientes que he visto, un feto unido a la matriz de una madre es llamado un parásito. Escuchó bien -un parásito.

Un comentario en el Wall Street Journal, habló sobre esto: “Es lo peor, llamar a un bebé un parásito es un acto de… deshumanización... comparando a las odiadas minorías con los insectos, los roedores o cerdos”.

No, no lo es. Es un hijo o una hija.

¿Qué ocurrió con el pecado? La palabra ha sido expuesta en todos los debates sobre moralidad y ética, y nadie puede definir correctamente lo que Dios llama a algo que causa el sufrimiento humano y la caída de una nación, y por lo que una persona puede potencialmente perder el Reino de Dios y la vida eterna. ¿Cuál es su brújula moral inamovible?

Hablaremos más sobre ello con el panel de Beyond Today en unos minutos. Pero antes de eso, déjame hacerle dos ofertas para ayudarle a entender el tema de hoy.

Como mencioné anteriormente, la primera es este libro, nuestra gratuita ayuda de estudio bíblico que estamos ofreciendo llamado Los Diez Mandamientos, una de las explicaciones más exhaustivas que le podemos dar sobre ley espiritual básica de Dios. Cada uno de los mandamientos en este folleto está desglosado, siendo explicados en cómo se integran en el plan de Dios y pueden hacer la gran diferencia en el mundo de hoy. Además, en el folleto hay un capítulo dedicado a los Diez Mandamientos en el Nuevo Testamento y hay otro que habla acerca de la gracia, la fe y la Ley.

Usted puede comenzar a leerlo en línea ahora mismo totalmente en español en nuestra página web iduai.org. Y si vive fuera de Los Estados Unidos, también puede escribirnos una carta a la dirección que aparece en su pantalla.

Cuando lo haga, también pida su suscripción gratuita a nuestra revista Las Buenas Noticias. Le ayudará a acelerar su estudio bíblico y le permitirá prepararse para el Reino venidero de Dios.

Con esta revista, este folleto y algunos otros que tenemos, usted puede comenzar a aprender y estudiar la Biblia y usar las Escrituras como una guía para los problemas difíciles que enfrenta en la vida cotidiana. Y puede empezar a construir esa columna vertebral, ese carácter moral, esa quilla como la del barco, en su vida.

Las Buenas Noticias le ayudará a ver claramente a dónde nos están llevando los acontecimientos mundiales a través de los ojos de la Biblia. Es una revista de entendimiento y usted puede obtener una suscripción gratuita. Ambos están gratuitamente disponibles como una aplicación para el iPad para aquellos que prefieren leer en su tableta.

Ahora me acompaña el panel de Beyond Today: Steve Myers y Gary Petty. El tema sobre lo que ha ocurrido con el pecado es intrigante. Podemos hacer varios programas sobre esto, pero regresemos a una de las preguntas que planteé en el programa. ¿Cómo hemos llegado a este punto en la sociedad moderna, donde el pecado está en duda en cuanto a lo que realmente es?

[Gary] Creo que tienes que volver a algo que mencionaste anteriormente en el programa, 1 Juan 3:4. El pecado es la transgresión de la Ley de Dios. Ahora, el momento en que dices la Ley, la mayoría de la gente se pone muy a la defensiva y muy negativa. Muchos cristianos por desgracia se tornan muy negativos sobre el concepto de la Ley...

[Darris] Cierto, lo hacen.

[Gary] Pablo trata esto en Romanos donde dice que la mente carnal, que es la mente normal de los seres humanos, es enemiga de la Ley (Romanos 1:28). En otras palabras, son enemigos. La reacción humana normal a la Ley es que la odian. Los seres humanos, si no quieren someterse a Dios, encontrarán una manera de escapar de sus preceptos.

[Steve] Parece que la sociedad ha avanzado,

 [Steve] Sí, ellos piensan que sí. Y que ahora hemos avanzado espiritualmente más allá del pecado por lo que estamos en un tipo de características más amorosas como la gracia, la fe, y ese tipo de cosas. Con la manera en que el pecado es descrito incluso en los medios de comunicación.

[Darris] Por los términos que utilizamos.

[Steve] Por los términos que utilizamos y pareciera como si estuviera bien. Entonces ignoramos lo que la Biblia dice, omitimos la Palabra de Dios y vendemos la idea sutilmente de manera de que no parece tan malo. Ni siquiera es un problema más. De esta manera hemos redefinido el pecado.

[Darris] Gary te referiste a Romanos 1, también en ese pasaje, en esa sección, Pablo dice que ellos no les pareció tener a Dios en su conocimiento (Romanos 1:28). Ese es otro comentario crítico no sólo sobre la sociedad romana en el siglo I, sino sobre la sociedad mundial moderna en el siglo XXI.

[Gary] Y lo que Pablo está tratando aquí es el hecho de que todos queremos que Dios nos ayude.

Pero no queremos su intromisión en nuestras vidas. No queremos que él nos imponga estándares por los que tengamos que vivir y sin embargo, el Creador de la vida sabe cómo funciona esto. Pero es tan difícil para nosotros admitir eso.

[Steve] Sí, creo que cuando lo vemos, ¿qué gobierna nuestra vida? Hablaste sobre una brújula moral, sobre la quilla de nuestro barco. ¿Qué es lo que nos guía? 1 Juan 2 es muy claro. ¡Dice que si no guardamos los mandamientos, ni siquiera conocemos a Dios! (1 Juan 2:4). No podemos siquiera tener una relación con Dios a menos de que lo sigamos. ¿Qué es lo que guía nuestra vida? ¿Cuál es nuestro estándar? Y si creemos que podemos hacer nuestra propia norma que viola todo lo que Jesucristo enseñó, entonces nosotros no tenemos la guía que en nuestra vida necesitamos.

[Darris] Hiciste una declaración interesante. Nosotros hemos creado nuestra propia norma. Eso es esencialmente jugar a Dios. Cuando hacemos nuestras propias normas, cuando determinamos qué es la vida, cuándo comienza la vida y tomamos estas decisiones críticas. E incluso, mezclamos la intención de Dios cuando se trata de la santificación no solo de la vida, sino también de la relación del pacto del matrimonio, ¡estamos jugando a ser Dios! Y eso es estar en un territorio bastante peligroso.

[Gary] Sí, estamos negando su soberanía.

[Steve] De hecho el resto del pasaje que mencioné 1 Juan 2 dice, si decimos ser cristianos, si clamamos conocer a Dios y no guardamos sus mandamientos, él no se anda con rodeos, dice que somos mentirosos  y la verdad no está en nosotros! Así que nos estamos engañando a nosotros mismos.

[Darris] El folleto que estamos ofreciendo Los Diez Mandamientos, la ayuda de estudio bíblico está muy bien investigado y bien escrito para guiar a la gente a través de lo que es... incluso en nuestra portada, que es un poco la cara de la roca que describe, comparada a las tablas de piedra sobre las cuales Dios escribió los mandamientos.

[Gary] Bueno, es increíble cómo muchos cristianos -que dicen que quieren obedecer los Diez Mandamientos, en realidad no lo hacen. Me recuerda a Mark Twain. Una vez un hombre le dijo que quería ir a la Tierra Santa. Y Twain le respondió, ¿por qué no te quedas en casa y los guardas?

[Steve] El Nuevo Testamento una y otra vez dice, no dejes que el pecado reine en vuestro cuerpo mortal. Pablo dice eso a los romanos. ¡Lo dice a nosotros! Bueno, ¿cómo puedo definir el pecado? ¿Qué me dice qué es el pecado? Si pongo a un lado la Ley, podemos crear nuestras propias cosas, porque la Ley define lo que es el pecado. Y sin la Ley, podemos decidir por nosotros mismos y por eso la gente, creo que está tan ansiosa por dejarla a un lado. Y debería enmarcar nuestra vida.

[Darris] Entonces ¿cuáles son sus principios en su vida?, ¿Sobre qué basa su vida?, ¿Está su vida basada en una estructura de creencias central, un conjunto de valores morales absolutos que son inflexibles, una quilla como la de ese bote que es inmutable e inflexible?

Cuando ese tipo de fundamento está en su lugar, puede soportar cualquier prueba o problema que la vida le lance. Usted puede seguir un camino recto que no sea sacudido por cambios en la sociedad, en la moralidad social o ética.

Regresaré después de esto:

[Narrador] “Guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones” (Éxodo 31:13).

El sábado es una clave para el Reino de Dios. El libro de Hebreos del Nuevo Testamento dice: “Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios” (Hebreos 4:9).

Jesús y sus seguidores guardaron el sábado y lo siguen haciendo hoy. Dios nos manda a hacer una pausa y reflexionar sobre su forma de vida. Tome un descanso de la acción de ritmo rápido de este mundo. Experimente un rejuvenecimiento de la mente y crezca más cerca él. Únase a nosotros mientras investigamos el sábado y le mostramos cómo éste es una clave para el Reino de Dios.

La Iglesia Unida de Dios organiza seminarios gratuitos sobre el Reino de Dios en todo el mundo. Vaya a seminarios.iduai.org para encontrar uno cerca suyo. Seminarios bíblicos del Reino de Dios – promoviendo el mensaje de esperanza para mañana -¡empezando hoy!

[Darris] Gracias por unirse a nosotros y asegúrese de decirle a su familia y amigos acerca de nuestro programa. Sintonice otra emisión de Beyond Today – y únase a nosotros en la oración “Venga tu reino”.

Para Beyond Today, soy Darris McNeely. Gracias por vernos.

Compartir Compartir Compartir

Folletos relacionados

Los Diez Mandamientos

Los Diez Mandamientos

¿Puedes encontrar una fuente probada de las normas de duración y los valores? Dios le reveló el corazón de sus normas - los Diez Mandamientos - hace mucho tiempo en el Monte Sinaí. Pero, ¿qué los diferencia de los hechos por el hombre normas y directrices? ¿Qué es lo que revelan sobre la naturaleza de Dios mismo. En este folleto, usted descubrirá las respuestas a estas preguntas y mucho más.

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading