Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio

Versión para impresora

El arrepentimiento del Rey David está registrado en las Escrituras como un estímulo para todos los que desean recurrir a Dios buscando su perdón.

See video


[Gary Petty] Es una historia de intriga, sexo y asesinato. Ahora, no estoy hablando de la última novela o película taquillera. Esta historia está en la Biblia y se trata de uno de los reyes más famosos de la antigua Israel. Un rey que Dios dijo que era un hombre según su propio corazón (Hechos 13:22). Él es el Rey de Israel: David quien escribió gran parte del libro de los Salmos.

¿Cómo podemos reconciliar los horribles pecados de David con él siendo honrado en toda la Biblia como un hombre de Dios?

Ahora, esta pregunta es importante para usted y para mí cuando nos enfrentamos a los tiempos en nuestras vidas cuando fallamos miserablemente como cristianos y nos preguntamos ¿cómo puedo volver a Dios?

Bueno, hoy, vamos a echar un vistazo franco a la lujuria de David, el mal uso del poder para cometer asesinato y su petición desgarradora a Dios de "Crea en mí un corazón limpio".

[Presentador] Únete a nuestro anfitrión Gary Petty en Beyond Today!

[Gary] Recuerdo una conversación que tuve con una mujer hace años sobre el Rey de Israel: David. Ahora, había vivido una buena vida según los estándares de cualquiera. Nunca había robado una tienda por conveniencia, cometido adulterio o matado a nadie. Estaba molesta porque creía que Dios era injusto en cuanto a ella -en su punto de vista- porque dejó a David librarse de sus terribles pecados.

Por otra parte, como pastor, he estado sentado con muchas personas que luchan por aceptar el perdón de Dios. ¿Usted? ¿Alguna vez lo has pensado? "Ya sabes, me equivoqué de nuevo. ¿Por qué debería intentarlo? ¿Soy una persona tan mala que Dios no me puede perdonar? "

La historia de David, es la de un hombre que literalmente cayó en la depravación y su notable respuesta a Dios fue grabada en el Salmo 51 es un ejemplo emocionante de la misericordia de Dios y su requisito de arrepentimiento. Una lección que la mujer que pensaba que Dios había pasado por alto a David y que fue demasiado flojo, necesitaba aprender.

Ahora, estos dos temas: comprender la extraordinaria misericordia de Dios y la necesidad de arrepentimiento son los dos asuntos con los que debes lidiar para experimentar el perdón de Dios. El pecado es un asunto serio con Dios y todos nosotros necesitamos lidiar con nuestros pecados delante de Él.

En la historia de David, encontramos aliento en que, no importa cuán atroces sean nuestros pecados, Dios está dispuesto a mostrarnos misericordia, si estamos dispuestos a arrepentirnos honestamente. "SI" - dos letras - es una palabra grande.

Nuestra narración comienza hace más de 3.000 años en una cálida noche de primavera en Jerusalén. El rey David no pudo dormir. Los asuntos de Estado pesaban en su mente: su ejército estaba haciendo campaña contra el pueblo de Amón. La responsabilidad puede ser una carga pesada. Mientras paseaba por el patio del palacio, algo le llamó la atención. En el tejado de una casa cercana había una hermosa mujer tomando un baño.

David tenía una opción. Podría haberse alejado. Podría haberlo olvidado. En vez de eso, observó. Eventualmente, llamó a algunos de sus sirvientes y les dijo que trajeran a la mujer al palacio. Ella era Betsabé y ella era la esposa de un soldado llamado Urías. La historia bíblica nos llevaría a creer que Urias se había convertido a la adoración del Dios de Israel. Está catalogado como uno de los "hombres poderosos" de David -Buenos soldados conocidos que eran famosos por su coraje y lealtad personal al rey. David llevó a la esposa de Urías al palacio donde él la forzó a un encuentro sexual. El resultado: quedó embarazada.

El rey ahora conspiró para encubrir su pecado. Pidió a Urias de regreso de las primeras líneas de batalla, le hizo dar un informe, lo envió a casa para estar con su esposa. Pero el plan fracasó, cuando Urias se negó a estar con su esposa mientras sus compañeros estaban todavía en el frente. Urias era un hombre honorable.

Pero, David tenía otra opción. Podía confesar sus pecados delante de Dios y decirle a Urías la verdad. Pero, ¿qué hizo?

El rey David envió un mensaje escrito a Urías para darle a Joab, el comandante del ejército. El mensaje instruyó a Joab para poner a Urías en la parte más peligrosa de la batalla y luego retirarse de él para que lo mataran. Sin saberlo, Urias entregó su orden de muerte a su comandante, murió en la batalla, defendiendo a su país, traicionado por su rey.

Después, David trató de continuar con la vida como si nada hubiera pasado. Dios finalmente lo confrontó a través del profeta Natán.

Natán se acercó al rey pidiendo una sentencia sobre un robo que había tenido lugar. El profeta habló de un hombre rico y de un hombre pobre que habían vivido uno al lado del otro. El pobre hombre tenía un pequeño cordero que era una mascota familiar. Mientras que el hombre rico, bueno, él poseía enormes rebaños de ovejas y manadas de ganado. Un viajero vino a visitar al hombre rico, y en vez de matar a uno de sus propios animales para una comida, robó el cordero del pobre hombre y lo sirvió a sus huéspedes.

Bueno, por supuesto, David se enfureció. Él declaró: "y dijo a Natán: Vive Jehová, que el que tal hizo es digno de muerte. Y debe pagar la cordera con cuatro tantos, porque hizo tal cosa, y no tuvo misericordia."(2 Samuel 12: 5 - 6).

Y "Entonces Natán dijo a David:" ¡Tú eres el hombre! "(2 Samuel 12: 7).

Ahora imagine el silencio insoportable mientras David está lleno de ansiedad, culpa y miedo.

Pero Natán no había terminado: "Entonces dijo Natán a David: Tú eres aquel hombre. Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Yo te ungí por rey sobre Israel, y te libré de la mano de Saúl, y te di la casa de tu señor, y las mujeres de tu señor en tu seno; además te di la casa de Israel y de Judá; y si esto fuera poco, te habría añadido mucho más. ¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada, y tomaste por mujer a su mujer, y a él lo mataste con la espada de los hijos de Amón. Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer. Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del sol. Porque tú lo hiciste en secreto; mas yo haré esto delante de todo Israel y a pleno sol." (2 Samuel 12: 7-12).

Sabes, a pesar de la opinión de la mujer que mencioné antes, que pensaba que Dios había dejado a David libre, el juicio de Dios sobre David fue severo. Piensa en el juicio de Dios aquí. Debido a los pecados de David, su familia estaría continuamente plagada de violencia.

Una vez más, David tuvo una opción. Podía afirmar que sus pecados no eran realmente culpa suya. Era culpa de Betsabé por tentarlo. Era el estrés de ser rey. Incluso podría afirmar que fue quizá la culpa de Dios por no intervenir para ayudarlo o que Dios estaba siendo demasiado severo en Su castigo.

Pero eso no es lo que pasó. David le dijo a Natán una simple frase: "He pecado contra el Señor" (2 Samuel 12:13). No hay excusas, no hay culpa, no hay defensa. Sólo el reconocimiento de la depravación de sus acciones. Acciones que no pudo recuperar.

"Entonces dijo David a Natán: Pequé contra Jehová. Y Natán dijo a David: También Jehová ha remitido tu pecado; no morirás. Más por cuanto con este asunto hiciste blasfemar a los enemigos de Jehová, el hijo que te ha nacido ciertamente morirá. "(2 Samuel 12: 13-14).

Dios perdonó a David de todos esos pecados horribles. No moriría. Pero el perdón de Dios no borró las consecuencias temporales del pecado. Debido a que el pecado de David era público, Dios exigiría un castigo público: el niño nacido del pecado del rey moriría. Todos sabrían de los pecados de David y del juicio de Dios sobre él. Sabes, miles de años después, usted y yo, todavía leemos de los pecados de David.

Así que aquí usted y yo nos sentamos. Sabes, miramos nuestras vidas. Muchos tienen adicciones a la pornografía o tienen culpa porque saben que beben demasiado. O tal vez usted sufre de la ansiedad persistente de que usted es un hipócrita por aparecer en la iglesia una vez a la semana, pero el resto del tiempo ignora a Dios y vive un estilo de vida egoísta y deshonesto. Así que usted puede mirar la historia de David y pensar, "Dios va a castigarme de todos modos así que ¿por qué debería siquiera intentarlo?"

Cuando se mira la historia, el hecho de que David sufriera por sus pecados no es el final de la historia. La vida del rey David cambió dramáticamente cuando enfrentó sus pecados y se volvió hacia Dios. Por lo tanto, incluso si usted está sufriendo las consecuencias devastadoras de los pecados -un matrimonio roto- tal vez usted es un esclavo de su propia ira. Quizás se sienta separado de Dios. Sabes, su vida puede cambiar de una forma dramática y maravillosa. Dios puede curarle cuando abra su corazón y su mente al verdadero arrepentimiento.

La profunda lección de la historia del rey David es que se arrepintió verdaderamente y experimentó el perdón de Dios.

David era poeta y compositor. Él puso su expresión de arrepentimiento en palabras y música. Y leemos del arrepentimiento de David en lo que llamamos Salmo 51.

El pecado es importante de entender. El pecado en acción o pensamiento crea una barrera entre nosotros y Dios. Y sólo Dios, sólo Dios puede derribar esa barrera. En el Salmo 51, tenemos la experiencia de un hombre de arrepentimiento y por medio de su experiencia, un ejemplo de cómo regresar a Dios cuando hemos sido separados por nuestros pecados.

Por lo tanto, tome una Biblia y vamos a leer el Salmo 51.

Sabemos la ocasión que este salmo tiene al ir al encabezado. Dice: "Al Músico Jefe. Salmo de David cuando el profeta Natán fue a él, después de haber tomado a Betsabé. "

El Salmo de David está lleno de palabras sinceras como él busca, no solo alivio de las consecuencias del pecado, y muchas veces es por eso que vamos a Dios, solo queremos alivio. Pero él quería -y esto es importante- una relación restaurada con Dios.

Él escribió: "Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí. Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos; Para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio. (Salmos 51: 1 – 4)

En el corazón del arrepentimiento de David está el entendimiento de que todo pecado es contra Dios. David entendió que Dios determina el bien y el mal y no importa cuán secreto sea el pecado, incluyendo nuestros propios pensamientos y emociones, el pecado daña nuestra relación con un Dios sin pecado. David enfrentó su pecado y lo odió. Esto es muy importante. No hay verdadero arrepentimiento sin asumir la responsabilidad y odiar nuestros pecados.

También entendió el carácter de misericordia de Dios. Comprenda esto: Dios quiere perdonarle para que pueda tener una relación restaurada con Él.

David usa tres palabras para describir su estado espiritual, y se traducen al español como:

Uno, transgresión: La palabra hebrea que él usó, "... significa desviación deliberada de, y por lo tanto rebelión contra, el sendero de la vida piadosa" (Diccionario Expositor de Vine).

Él usa, la iniquidad: que significa "... una ofensa, intencionalmente o no, contra la ley de Dios" (Diccionario Expositor de Vine).

Y él usa una palabra que traducimos al español como pecado: Esta palabra aquí no es la palabra hebrea usual para el pecado, sino una palabra que significa principalmente "falta el camino o falta la marca..." (Diccionario de Expositores de la Viña).

Advierta: David no dio excusas del por qué él pecó. Simplemente le pidió a Dios que "lávame ". No quiere una aspersión superficial, quiere que se limpie su mente y su corazón. Pide a Dios que "borre" sus pecados. Este término "borrar" es poderoso en su contexto antiguo. El papel antiguo no era tan poroso como el papel moderno y la tinta no era tan fácilmente absorbida. Un escritor, usando el compuesto adecuado, podría borrar en el papel y borrar la tinta por completo.

Ahora continuemos en el versículo 5:

"... He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre. He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría. Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve. Hazme oír gozo y alegría, Y se recrearán los huesos que has abatido. Esconde tu rostro de mis pecados, Y borra todas mis maldades... "

Esto es fascinante. A David le preocupaban más que algunos cambios de comportamiento. Él entendió lo que Dios quería " tú amas la verdad en lo íntimo..." (Salmo 51: 5-9)

Usted y yo podemos tener conocimiento bíblico. Incluso podemos practicar lo que la mayoría de la gente consideraría una vida muy religiosa, pero si nuestras mentes están llenas de envidia, auto justicia, ira, falta de voluntad para perdonar, odio, lujuria sexual entonces, ¿Usted y yo realmente buscar " la verdad en lo íntimo"?

Ahora, podemos ocultar nuestras "partes íntimas" al parecer religiosos. Dios quiere en realidad que rasguemos nuestras mentes y corazones y expongamos toda la corrupción de lo que David llama nuestras "partes íntimas" y reemplacemos nuestra iniquidad con la verdad. Y esto no es algo que usted y yo podemos hacer por nosotros mismos, sólo Dios puede sanar nuestras mentes y corazones dañados.

Hay pecados ocultos que nos impiden aceptar el poder de Dios en nuestras vidas. Ahora piénsalo. David trató de ocultar sus "partes íntimas" siguiendo con la vida cotidiana después de que él tomó Betsabe y asesinó a su marido. Él continuó como si nada hubiera pasado. Sólo podemos hacer eso por poco tiempo.

Cuando Natan lo confrontó con sus pecados, David tuvo una opción. Ocultar sus "partes íntimas" o exponerlas a la luz de Dios.

Sabes, la mayor parte del tiempo vivimos nuestras vidas sin contacto con nuestras propias motivaciones. Nuestras emociones y pensamientos no son más que respuestas a lo que nos suceda. Es sólo cuando tomamos tiempo para reflexionar sobre los caminos de Dios, Sus leyes y Su misericordia, que enfrentamos nuestros pecados para que podamos experimentar realmente lo que significa ser perdonado. Cuando exponemos nuestros pecados a la luz de Dios, sólo entonces podemos experimentar el "gozo y la alegría" que David expresó en su Salmo.

Ahora veamos lo que David escribe a continuación: " Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu.. "(Salmos 51: 10-11)

David le pidió a Dios que creara en él un "corazón limpio". Ahora el corazón se refiere a la mente, la voluntad y el centro de sus emociones. David entendió que sus pecados externos, eran sólo un producto de su yo interior.

Necesita preguntarse: ¿Estás preparado para ir delante de Dios y pedir un corazón limpio? ¿No sólo por su perdón, sino por un cambio de corazón y mente?

Quiero decir, seamos realistas. Es fácil querer el perdón de Dios, para quitarle las dolorosas consecuencias del pecado, pero un deseo de un "corazón limpio" es algo más que querer ser perdonado.

Ustedes saben, aquí David demostró por qué es llamado un hombre según el corazón de Dios. Él quería que todo en él fuera agradable a Dios, su comportamiento, sus motivaciones, sus pensamientos, sus emociones. Literalmente quería ser un "espíritu afín" con Dios.

El salmista continuó: " Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente.
Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, Y los pecadores se convertirán a ti. "

David sabía que la verdadera paz y la alegría sólo pueden provenir de una relación restaurada con Su Creador, con Dios. Reconoció que el perdón de Dios era un don precioso y poderoso. Una vez que David fue restaurado a lo que él llama el "gozo de la salvación", fue motivado a decirles a otros acerca del arrepentimiento y la restauración.

Hay un concepto erróneo entre muchos cristianos de que el Antiguo Testamento es estrictamente un libro sobre la ley y el Nuevo Testamento trata exclusivamente con la gracia. No leen el Nuevo Testamento. Jesús, en el Sermón del Monte, dijo que habría quienes profesaran Su nombre, pero fueron rechazados por Él porque "practican la iniquidad" (Mateo 7:23). El apóstol Pablo dijo que no conocería la definición de pecado sin la ley. Hay mucha ley en el Nuevo Testamento.

Y aquí en el Antiguo Testamento, en el Salmo 51, encontramos una de las expresiones personales más intensas de un hombre que experimentó la gracia de Dios. Sabía que no podía ganar el perdón de Dios. David estaba atrapado en la terrible realidad de sus crímenes contra Dios y contra su prójimo. Si Dios no le daba Su divino favor, si Dios no le daba gracia, su vida sería vacía de significado, excepto para sufrir y morir.

David completó este salmo con: " Líbrame de homicidios, oh Dios, Dios de mi salvación;
Cantará mi lengua tu justicia. Señor, abre mis labios, Y publicará mi boca tu alabanza. Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría; No quieres holocausto. Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. "(Salmos 51: 14-17).

¿Qué significa tener un espíritu quebrantado y un corazón contrito delante Dios?

Nuestros espíritus y corazones se dañan por el pecado. Y es por eso que estamos llenos de ansiedad, depresión, sentimientos de inferioridad e ira. Y es por eso que resistimos el perdón de Dios. Debemos confrontar nuestra naturaleza endurecida, arrogante y egoísta.

Dios realmente quiere que seamos rotos ante Él como nuestro Padre. Quiere que seamos como David y tomemos la responsabilidad de nuestra naturaleza depravada y pecaminosa. Quiere que vayamos humildemente ante Él-desesperadamente consciente de nuestra necesidad de Él- desesperadamente necesitados de Su gracia.

Quiero decir, cuando lees el Salmo 51, nota la sinceridad y la desesperación de este salmo. David es realmente consumido con la conciencia de su necesidad de la misericordia y amor de Dios.

Es normal que los seres humanos rechacen el enfoque de Dios ejemplificado por David en el Salmo 51. Seamos realistas. Demasiadas veces nos acercamos a Dios sólo cuando necesitamos Su ayuda. Demasiado a menudo, queremos negar o justificar nuestros pecados. Creemos que tenemos el derecho de albergar la ira, el odio, los celos, la envidia y la arrogancia. En realidad queremos usar Su gracia como una licencia para pecar.

El mensaje de hoy no es sólo un grito para que los no cristianos se vuelvan a Dios, es un desafío para ustedes, cristianos, que recurran a Dios.

En el mundo cristiano medio y secularizado, es necesario practicar el verdadero arrepentimiento, ser restaurado a Dios, experimentar un avivamiento espiritual. El poder del salmo de David alcanza a través de los siglos. Ahora es el momento de ponerse de rodillas y pedirle a Dios un corazón limpio. Pídale a su Creador la verdad en las partes íntimas. Pídale a su Padre un espíritu quebrantado y contrito.

Pero tenga cuidado. Un espíritu quebrantado significa justamente eso, ser quebrantado, ser humillado delante de Dios. Quizás no nos guste lo que vemos revelado por la verdad en nuestras partes íntimas. El arrepentimiento es una realización dolorosa de nuestra pobreza espiritual absoluta ante Dios y nuestra necesidad de Su gracia.

Sólo podemos experimentar la verdadera libertad de los grilletes del pecado -y el poder de superar nuestros hábitos y adicciones, nuestra violencia, nuestra ira, nuestra infidelidad- cuando admitimos nuestra natural resistencia a Dios y nos acercamos a Él en humilde sumisión.

Dios envió a su Hijo, Jesucristo, a morir como el sustituto de lo que usted y yo merecemos. Esta es la máxima expresión de la gracia de Dios, Su favor, un perdón, una limpieza, una cura espiritual que usted y yo no podemos hacer por nosotros mismos.

¿Cuán repugnante es el pecado para Dios?

La horrible tortura y muerte de Jesucristo muestra cuán grave es el pecado para Dios nuestro Padre. Tomar el pecado ligeramente es enfrentar la ira de Dios. Pero aquí está la maravillosa verdad: ¡aquí está el mensaje del evangelio! Dios es lo suficientemente grande como para perdonarle. Él es lo suficientemente misericordioso como para sanarnos a todos. El sacrificio de Jesucristo y Su resurrección es lo suficientemente poderoso como para abrir la puerta para que usted experimente una relación con Dios.

Y cuando usted dice "Dios no puede perdonarme", lo que usted está diciendo es el sacrificio de Jesucristo no es suficiente. Dios no es lo suficientemente grande. De alguna manera eres más grande que Dios. Piénsalo.

Póngase de rodillas y pídale a Dios que le ayude a experimentar el Salmo 51. ¡El tiempo es ahora! Entonces Dios creará en usted un corazón limpio y experimentará una relación con el Padre y Cristo y el gozo de la salvación.

Espero que le haya desafiado a buscar más en lo que has escuchado en el programa de hoy. Para ayudarle a hacer esto, tenemos una ayuda gratuita para el estudio de la Biblia titulada Transformando tu vida: el proceso de conversión. Este valioso folleto puede agregar mucho a su conocimiento y comprensión de lo que realmente significa tener un corazón limpio.

Para solicitar su copia gratuita de esta importante ayuda de estudio, contactenos en iduai.org O puede ir en línea en BeyondToday.tv o escribirnos a la dirección que aparece en su pantalla [Beyond Today, PO Box 541027, Cincinnati, OH 45254].

Además, cuando solicite su ayuda de estudio, también nos complacerá enviarle una suscripción gratuita a la revista Las Buenas Noticias. Cada número de Las Buenas Noticias está llena de artículos educativos e inspiradores sobre la vida cristiana práctica, la profecía, la doctrina y los acontecimientos actuales, todo a la luz de la Biblia. Le animamos a leer la revista Las Buenas Noticias. Puede ayudarlo a comprender mejor las enseñanzas vitales de la Palabra de Dios.

Una vez más, para ordenar nuestra ayuda de estudio, Transformando su vida: el proceso de conversión y obtener su suscripción gratuita a la revista Las Buenas Noticias contáctenos en iduai.org O vaya en línea a BeyondToday.tv para leer o descargar estas publicaciones informativas.

Además, si quieres aprender mucho más acerca de las notables verdades de la Biblia, por favor únase a mis compañeros de Beyond Today y a mí, cada dos miércoles por la noche, para nuestros estudios bíblicos en vivo en línea en BeyondToday.tv.

Y además, cuando visite BeyondToday.tv, le animamos a ver Diarios de Beyond Today. Estos son videos cortos diarios en una variedad de temas bíblicos, así como en noticias de última hora, profecía y mucho más! Además, puedes ver Diarios de Beyond Today y nuestros programas regulares de Beyond Today en YouTube, en nuestro canal Roku y otros dispositivos compatibles con transmisión.

[Steve Myers] Hola, soy Steve Myers. Nos encantaría que usted venga a visitar y adorar con nosotros. Tenemos cientos de congregaciones alrededor de los Estados Unidos y en todo el mundo. Estamos comprometidos a crecer en nuestra relación con Dios el Padre y Jesucristo, así como a compartirnos mutuamente. Hemos encontrado que el camino de Dios es la mejor manera de vivir. ¡Estamos deseando conocerte pronto! ¡Ven y únete a nosotros!

[Gary Petty] ¿Has pensado alguna vez, "Mis pecados son tan terribles que Dios no me puede perdonar?"

El pecado es un problema serio con Dios. Tan serio que envió a Su Hijo Jesús para sufrir y morir como nuestro sustituto. Ignorar la vida, la muerte y la resurrección de Jesús es permanecer en lo imperdonable.

El antiguo rey de Israel: David era un hombre que quería tener un "espíritu afín" con Dios. Sus faltas y pecados son grabados para que todos nosotros los leamos. Y su arrepentimiento y deseo de un "corazón limpio" se registra como un estímulo para todos los que quieren volverse a Dios para el perdón y la curación espiritual.

Únase a nosotros la próxima semana en Beyond Today mientras continuamos descubriendo el evangelio del Reino. También le invitamos a unirse a nosotros en la oración, "Venga tu reino". Para Beyond Today soy Gary Petty. Gracias por su atención.

[Locutor] Para la literatura gratuita ofrecida en el programa de hoy, vaya en línea a BeyondToday.tv. Por favor, únase a nosotros de nuevo la próxima semana en ¡Beyond Today!
 

Compartir Compartir Compartir

Folletos relacionados

Transforme su vida: La verdadera conversión cristiana

Transforme su vida: La verdadera conversión cristiana

Muy por el contrario de lo que muchos piensan, la conversión, no se trata de un evento que sucede en un instante. Las Escrituras revelan que es un proceso el cual comienza con el llamado de Dios, sigue con los pasos del arrepentimiento, bautismo y la recepción del Espíritu Santo, y finalmente, culmina con el regreso de Jesucristo, cuando los muertos en Cristo serán resucitados a la inmortalidad y se les dará la vida eterna. ¡Esa es la transformación final, ser cambiados de seres mortales a inmortales!

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading