Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

#169 - Eclesiastés 9-12: "Final de la autobiografía de Salomón"

Usted está aquí

#169 - Eclesiastés 9-12

"Final de la autobiografía de Salomón"

Descargar

Descargar

#169 - Eclesiastés 9-12: "Final de la autobiografía de Salomón"

×

Llegamos a la etapa final de la autobiografía de Salomón. Respecto a la filosofía, o el estudio de la moral y el sentido de la vida, al que Salomón dedicó mucho de su tiempo, dice: “...he visto todas las obras de Dios, que el hombre no puede alcanzar [o entender] la obra que debajo del sol se hace; por mucho que trabaje el hombre buscándola, no la hallará; aunque diga el sabio que la conoce, no por eso podrá alcanzarla” (Eclesiastés 8:17 Eclesiastés 8:17y he visto todas las obras de Dios, que el hombre no puede alcanzar la obra que debajo del sol se hace; por mucho que trabaje el hombre buscándola, no la hallará; aunque diga el sabio que la conoce, no por eso podrá alcanzarla.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Muchos de los filósofos actuales reconocen que no tienen respuestas claras sobre el significado de la vida. Hay docenas de escuelas de filosofías que riñen entre sí desde la Grecia clásica hasta hoy día para dominar este campo. Los rivales Platón y Aristóteles partieron de puntos opuestos para desarrollar sus divergentes ideas filosóficas. El filósofo Demócrito abogó por la vida sensual y placentera mientras que los estoicos enseñaron lo contrario, diciendo que se debía abstener de lo sensual para vivir bien. Así, hasta hoy día, reina la confusión entre las filosofías; para cada estilo de vida hay una escuela filosófica que los apoya. Sin embargo, no todo es negativo en la filosofía y se pueden rescatar principios y métodos útiles siempre que estén de acuerdo con las Sagradas Escrituras.

Lo que le faltaba al apóstata Salomón y a los filósofos carnales era la revelación de Dios para entender la forma de enfocar correctamente la vida. Como dijo Cristo: “En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas (las preciosas verdades de Dios sobre el propósito del hombre) de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó… porque os digo que muchos profetas y reyes desearon… oir lo que oís, y no lo oyeron” (Lucas 10:21 Lucas 10:21En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Las grandes verdades no vienen de la filosofía, sino que son reveladas en la Palabra de Dios, que es la auténtica fuente de la Verdad. Como dijo Jesús: “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad” (Juan 17:17 Juan 17:17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). De modo que los grandes principios no pueden ser descubiertos con el razonamiento de hombres carnales o por sus especulaciones vanas basadas en una lógica destituida de la revelación de Dios.

Entonces, ¿cuál es el proceso para llegar a conocer los preciosos principios de vida que eludieron a Salomón y a los filósofos hasta hoy día? Primero, viene al acercarse con humildad ante la Palabra de Dios (Isaias 66:2 Isaias 66:2Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y escudriñarla sin prejuicios (Hechos de los Apóstoles 17:11 Hechos de los Apóstoles 17:11Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Luego requiere ser llamado por él, al acercarse a su verdadera iglesia (Juan 6:44 Juan 6:44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y, tras el arrepentimiento por haber quebrantado sus santas leyes, vendrá el bautismo y la imposición de manos con las cuales recibirá el Espíritu Santo (Hechos de los Apóstoles 2:38 Hechos de los Apóstoles 2:38Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hechos de los Apóstoles 8:15-17 Hechos de los Apóstoles 8:15-17 [15] los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo; [16] porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús. [17] Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Una vez que se tiene el Espíritu Santo y lo aviva al estar cerca de Dios, este poder santo, dice Dios, nos “guiará a toda la verdad” (Juan 16:13 Juan 16:13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dios abrirá la mente para entender sus principios espirituales. Esas verdades son las que los filósofos han estado buscando en vano durante milenios, pero no ha querido someterse a Dios al envanecerse y rechazar la Biblia como autoridad (Romanos 1:18-26 Romanos 1:18-26 [18] Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; [19] porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. [20] Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. [21] Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. [22] Profesando ser sabios, se hicieron necios, [23] y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. [24] Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, [25] ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. [26] Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)

Como le dijo Pablo a los griegos conversos que habían estado saturados de esas filosofías: “...ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría humana, sino en el poder de Dios [su Espíritu Santo]. Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo [los líderes filosóficos], que perecen [Platón y Aristóteles murieron, pero Cristo fue el único que resucitó y era Dios en la carne]. Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio [algo escondido a los hombres], la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria [los romanos, que estuvieron a cargo de la crucifixión de Cristo, habían adoptado la religión griega basado en sus filósofos y sin embargo, lo crucificaron]... nadie conoció las cosas de Dios sino [por medio] del Espíritu de Dios… Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio, el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie” (1ro Corintios 2:4-15 1ro Corintios 2:4-15 [4] y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, [5] para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. [6] Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen. [7] Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, [8] la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria. [9] Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. [10] Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. [11] Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. [12] Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, [13] lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. [14] Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. [15] En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dios le había dado a Salomón una oportunidad para adquirir esa sabiduría divina, y la tuvo por un tiempo, hasta que apostató de la fe (1ra Reyes 11:4-12 1ra Reyes 11:4-12 [4] Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David. [5] Porque Salomón siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas. [6] E hizo Salomón lo malo ante los ojos de Jehová, y no siguió cumplidamente a Jehová como David su padre. [7] Entonces edificó Salomón un lugar alto a Quemos, ídolo abominable de Moab, en el monte que está enfrente de Jerusalén, y a Moloc, ídolo abominable de los hijos de Amón. [8] Así hizo para todas sus mujeres extranjeras, las cuales quemaban incienso y ofrecían sacrificios a sus dioses. [9] Y se enojó Jehová contra Salomón, por cuanto su corazón se había apartado de Jehová Dios de Israel, que se le había aparecido dos veces, [10] y le había mandado acerca de esto, que no siguiese a dioses ajenos; mas él no guardó lo que le mandó Jehová. [11] Y dijo Jehová a Salomón: Por cuanto ha habido esto en ti, y no has guardado mi pacto y mis estatutos que yo te mandé, romperé de ti el reino, y lo entregaré a tu siervo. [12] Sin embargo, no lo haré en tus días, por amor a David tu padre; lo romperé de la mano de tu hijo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Como resultado, él admitió que “la sabiduría se alejó de mí” (Eclesiastés 7:23 Eclesiastés 7:23Todas estas cosas probé con sabiduría, diciendo: Seré sabio; pero la sabiduría se alejó de mí.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Tras una larga vida en el gobierno, ahora reconoce que las injusticias que ve a su alrededor son imposibles de erradicar completamente debido a la naturaleza carnal del hombre que no se somete naturalmente a la ley de Dios (vea Romanos 8:7 Romanos 8:7Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dice: “Todo acontece de la misma manera a todos; un mismo suceso ocurre al justo y al impío; al bueno, al limpio y al no limpio; al que sacrifica, y al que no sacrifica; como al bueno, así al que peca; al que jura, como al que teme el juramento. Este mal hay entre todo lo que se hace debajo del sol, que un mismo suceso acontece a todos, y también que el corazón de los hijos de los hombres está lleno de mal y de insensatez en su corazón durante su vida, y después de esto se van a los muertos” (Eclesiastés 9:2-3 Eclesiastés 9:2-3 [2] Todo acontece de la misma manera a todos; un mismo suceso ocurre al justo y al impío; al bueno, al limpio y al no limpio; al que sacrifica, y al que no sacrifica; como al bueno, así al que peca; al que jura, como al que teme el juramento. [3] Este mal hay entre todo lo que se hace debajo del sol, que un mismo suceso acontece a todos, y también que el corazón de los hijos de los hombres está lleno de mal y de insensatez en su corazón durante su vida; y después de esto se van a los muertos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El problema humano radica principalmente en su naturaleza carnal y engañosa (Jeremías 17:9 Jeremías 17:9Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Salomón reconoce que, debido a esa naturaleza humana, lo que vemos a nuestro derredor es un sistema imperfecto y que sólo Dios sabe lo que realmente hay dentro de los corazones de los hombres. Por más piadoso que uno piensa ser, Dios es el que juzga, y nada está garantizado para bien en esta vida.

Luego concluye al decir que lo mejor es no complicarse demasiado la vida y gozar de las buenas cosas que le llegan. No conviene ser muy audaz en el momento equivocado pues le puede costar la vida, como le ha sucedido a muchos. “Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto” (Eclesiastés 9:4 Eclesiastés 9:4Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El que quiere ser como el león todo el tiempo y no temer nada ni ser cauto, al no reconocer los peligros y riesgos innecesarios, es muy probable que vivirá una vida muy corta.

Ahora, bajo la inspiración de Dios, Salomón explica que no existe tal cosa como un alma inmortal. Dice: “Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol” (Eclesiastés 9:5-6 Eclesiastés 9:5-6 [5] Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. [6] También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Si existiera un alma inmortal con sus propios pensamientos después de la muerte, no diría que “nada saben”.

Como pensaba que nada estaba seguro en la otra vida sino un juicio por parte de Dios (Eclesiastés 11:9 Eclesiastés 11:9Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), aconseja algo que no tiene nada de malo si uno pone a Dios primero: “Anda, y come tu pan con gozo, y bebe tu vino con alegre corazón… En todo tiempo sean blancos tus vestidos [limpios y atractivos], y nunca falte ungüento sobre tu cabeza [buen olor y decoro]. Goza de la vida con la mujer que amas… Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol [la tumba], adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría” (Eclesiastés 9:7-10 Eclesiastés 9:7-10 [7] Anda, y come tu pan con gozo, y bebe tu vino con alegre corazón; porque tus obras ya son agradables a Dios. [8] En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ungüento sobre tu cabeza. [9] Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol. [10] Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Son buenos consejos acerca de disfrutar lo bueno y ser diligente en lo que uno hace.

Otra gran verdad que entrega Salomón tiene que ver con el azar y las desgracias. Aunque uno pueda ser muy cuidadoso, no se pueden prevenir todos los peligros y hay que aceptar con fe y valor las desgracias que vienen en la vida. Dice: “Vi además que bajo el sol no siempre es de los ligeros el correr ni de los esforzados la pelea; como también hay sabios sin pan, como también discretos sin hacienda, como también hay doctos que no gustan, pues a todos les llega algún mal momento. Porque, además, el hombre ignora su momento: como peces apresados en la red, como pájaros presos en el cepo, así son tratados los humanos por el infortunio cuando les cae encima de improviso” (Eclesiastés 9:11-12 Eclesiastés 9:11-12 [11] Me volví y vi debajo del sol, que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aun de los sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión acontecen a todos. [12] Porque el hombre tampoco conoce su tiempo; como los peces que son presos en la mala red, y como las aves que se enredan en lazo, así son enlazados los hijos de los hombres en el tiempo malo, cuando cae de repente sobre ellos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
Versión Biblia de Jerusalén). La ventaja que tenemos nosotros es que, si nuestra vida está entregada a Dios, entonces como dice Pablo, “tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse… y a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien” (Romanos 8:18-28 Romanos 8:18-28 [18] Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. [19] Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. [20] Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; [21] porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. [22] Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; [23] y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. [24] Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo? [25] Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos. [26] Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. [27] Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. [28] Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Otro principio que Salomón trata es el daño que se puede hacer cuando uno está en una posición de gran autoridad y se desvía. “Mejor es la sabiduría que las armas de guerra; pero un pecador destruye mucho bien. Las moscas muertas hacen heder y dar mal olor al perfume del perfumista; así una pequeña locura, al que es estimado como sabio y honorable” (Eclesiastés 9:18-10 Eclesiastés 9:18-10
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
:1). Así le ha sucedido a muchos hombres de bien, como por ejemplo, el pecado de David que le costó tanto y la misma apostasía de Salomón que arruinó el reino de Israel. Es una advertencia que hace la Biblia sobre el descuido espiritual, especialmente cuando uno está en un alto puesto. Las consecuencias negativas siempre serán mucho mayores.

Ahora viene una sección de proverbios que ya hemos cubierto en el pasado. Hay algunos nuevos que valen la pena explicar. Uno tiene que ver con el principio de la teoría en contraste con la práctica: “Si muerde la serpiente antes de ser encantada, de nada sirve el encantador” (Eclesiastés 10:11 Eclesiastés 10:11Si muerde la serpiente antes de ser encantada, de nada sirve el encantador.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). No importa todos los estudios que hay si al final, no se producen los resultados deseados. La teoría debe ser combinada con la práctica para que dé buenos frutos. No hay que dejarse impresionar o seducir por las teorías astutas, o los vendedores que le prometen el cielo y las estrellas con lo que venden, pero que no se ve así en la práctica.

Otro principio importante surge de lo siguiente: “¡Ay de ti, tierra, cuando tu rey es muchacho y tus príncipes banquetean de mañana!... Por la pereza se cae la techumbre, y por la flojedad de las manos se llueve la casa. Por el placer se hace el banquete, y el vino alegra a los vivos; y el dinero sirve para todo” (Eclesiastés 10:16-18 Eclesiastés 10:16-18 [16] ¡Ay de ti, tierra, cuando tu rey es muchacho, y tus príncipes banquetean de mañana! [17] ¡Bienaventurada tú, tierra, cuando tu rey es hijo de nobles, y tus príncipes comen a su hora, para reponer sus fuerzas y no para beber! [18] Por la pereza se cae la techumbre, y por la flojedad de las manos se llueve la casa.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). La justicia en ese entonces, como ahora, normalmente se llevaba a cabo en la mañana. Si los gobernantes estaban festejando en vez de juzgando, habría serios problemas de corrupción y de mala administración. Las cosas no harán a tiempo y habrá muchos sobornos en el país. En cambio, dice, “¡Bienaventurada tú, tierra, cuando tu rey es hijo de nobles, y tus príncipes comen a su hora, para reponer sus fuerzas y no para beber! (Eclesiastés 10:17 Eclesiastés 10:17 ¡Bienaventurada tú, tierra, cuando tu rey es hijo de nobles, y tus príncipes comen a su hora, para reponer sus fuerzas y no para beber!
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). De modo que cuando los líderes son hombres virtuosos y disciplinados, todo el país prospera y no se extiende la negligencia o la corrupción.

Salomón advierte que hay que tener mucho cuidado con esparcir chismes o rumores del gobernante, pues tienen sus fuentes de información que descubrirán los subversivos. “Ni aun en tu pensamiento digas mal del rey, ni en lo secreto de tu cámara digas mal del rico; porque las aves del cielo llevarán la voz, y las que tienen alas harán saber la palabra” (Eclesiastés 10:19 Eclesiastés 10:19Por el placer se hace el banquete, y el vino alegra a los vivos; y el dinero sirve para todo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Ahora viene una sección que ha dejado perplejo a muchas personas. Salomón dice: “Echa tu pan sobre las aguas; porque después de muchos días lo hallarás. Reparte a siete, y aun a ocho; porque no sabes el mal que vendrá sobre la tierra” (Eclesiastés 11:1-2 Eclesiastés 11:1-2 [1] Echa tu pan sobre las aguas; porque después de muchos días lo hallarás. [2] Reparte a siete, y aun a ocho; porque no sabes el mal que vendrá sobre la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Salomón aquí habla del valor de la inversión. Tal como en un lago, un pescador puede alimentar a los peces con migas de pan hasta que crezcan, se acostumbren al lugar y sean cosechables, así también debe uno procurar invertir en cosas que rendirán más en el futuro. Cristo usó la analogía del siervo que recibe una mina y que la invierte sabiamente hasta que produce diez veces más de su valor original (Lucas 19:16 Lucas 19:16 Vino el primero, diciendo: Señor, tu mina ha ganado diez minas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Esto sirve también en la generosidad en las inversiones humanas. Si uno es generoso, primero con Dios y luego con su prójimo, siempre tendrá buena estima y ayuda cuando la necesite. Cristo dijo: “Ganad amigos por medio de las riquezas injustas [sistema del mundo] para que cuando éstas falten, os reciban en las moradas eternas” (Lucas 16:9 Lucas 16:9 Y yo os digo: Ganad amigos por medio de las riquezas injustas, para que cuando éstas falten, os reciban en las moradas eternas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). De este modo, uno podrá ayudar a otros cuando está en condiciones y otros lo ayudarán a uno también cuando lo necesite. Así tendrá un buen testimonio en esta vida y en la siguiente (1ra Pedro 2:11-12 1ra Pedro 2:11-12 [11] Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, [12] manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

A la juventud, Salomón le dice: “Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad. Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos” (Eclesiastés 11:9-10 Eclesiastés 11:9-10 [9] Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. [10] Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Eclesiastés 12:1 Eclesiastés 12:1Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Este es el equilibrio apropiado para un joven: disfrutar de su juventud sin caer en actividades mundanas que producirán pecados dañinos. Al seguir el Camino de Dios uno puede divertirse mucho más, sin tener la proverbial jaqueca del día siguiente como los mundanos. Puede gozar sin sufrir los efectos negativos. Además, hay que vivir el presente sin olvidar el futuro, cuando uno rendirá cuentas ante Dios. Advierte sobre los dos pecados más comunes en la juventud: el enojo o la ira, y los pecados de la carne (Eclesiastés 11:10 Eclesiastés 11:10Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Si un joven logra sortear estas debilidades sin que lo manchen o lo controlen hasta llegar a ser adulto, tendrá normalmente por delante una vida provechosa y bendecida.

Salomón, ya viejo, ahora relata lo que es la última etapa de su vida, cuando el cuerpo desgastado se acerca a la muerte. Lo describe en forma poética y muy gráfica.

Un punto interesante que vale la pena notar es que cuando dice: “Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud”, en el hebreo original dice: “Acuérdate de tus Creadores”, pero como los judíos pensaban que esto era una blasfemia, lo pusieron en el singular. El Comentario Exegético explica: “el hebreo es Creadores, en plural, que sugiere la pluralidad de personas, como en Génesis 1:26 Génesis 1:26Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; asimismo el hebreo en Isaias 54:5 Isaias 54:5Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, dice “Hacedores” (p. 527). Para ellos esto es inexplicable, pero para nosotros que sabemos que el Verbo estaba con Dios el Padre desde el principio, no lo es. Es otra prueba más de que existe esa pluralidad de seres dentro de la palabra “Dios”.

Salomón explica lo que sucede cuando uno muere. “...antes de que la cadena de plata se quiebre, y se rompa el cuenco de oro, y el cántaro se quiebre junto a la fuente, y la rueda sea rota sobre el pozo; y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio” (Eclesiastés 12:6-7 Eclesiastés 12:6-7 [6] antes que la cadena de plata se quiebre, y se rompa el cuenco de oro, y el cántaro se quiebre junto a la fuente, y la rueda sea rota sobre el pozo; [7] y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Al describir la vida de uno, dice en forma poética que es como si colgara de “un hilo”. Cualquier accidente o desgracia puede cortarla. Esta analogía se debe a que a menudo usaban una lámpara colgada desde el techo con una cuerda fuerte de seda y plata tejida para iluminar el interior de la casa. Todos sabían que, si se rompía la cuerda, la lámpara se hacía añicos, tal como sucede con nuestro cuerpo cuando morimos y es enterrado.

El barro de la lámpara, al romperse, se hace polvo, tal como nuestros cuerpos al morir, pero no todo se acaba allí, pues aquí se revela que es el espíritu dentro del hombre y no el alma el que retiene la identidad y todo lo que fue esa persona. Sube a Dios donde es guardado hasta la resurrección. Cristo dijo al morir: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” (Lucas 23:46 Lucas 23:46Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Pablo aclaró: “Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida [la partida de su espíritu] está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida” (2nd Timoteo 4:6-8 2nd Timoteo 4:6-8 [6] Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. [7] He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. [8] Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Salomón acaba con las palabras que resumen sus pensamientos: “Vanidad de vanidades, dijo el Predicador, todo es vanidad”. Para Salomón, al apartarse del camino de Dios, la vida perdió sentido. Es una advertencia para todos nosotros.

Ahora bien, para no terminar en esa nota pesimista, se le agrega a este libro lo que se llama una nota editorial. Desde el capítulo 1 hasta el 12:8, todo es escrito en primera persona. Pero ahora se cambia a tercera persona el relato. Dice el Nuevo Comentario de la Biblia: “El resto del libro es un editorial poscrito [Post Scriptum] de un escritor que intenta resumir lo dicho y añade una amonestación. ¿Quiere decir con esto que fue añadido por otra persona o será del mismo autor? Mucho se ha debatido al respecto. El cambio de primera persona a tercera persona sugiere un cambio de autor, pero no es seguro” (p. 578). Parece que fue Dios quien intervino.

En la Biblia nunca se menciona un arrepentimiento de Salomón, y en 1 de Reyes, luego de su apostasía, se menciona su muerte sin decir que se arrepintió de sus pecados. Siglos más tarde, en Nehemías se usa el ejemplo del pecado de Salomón para amonestar al pueblo de no mezclarse con mujeres idólatras (Nehemías 13:26 Nehemías 13:26 ¿No pecó por esto Salomón, rey de Israel? Bien que en muchas naciones no hubo rey como él, que era amado de su Dios, y Dios lo había puesto por rey sobre todo Israel, aun a él le hicieron pecar las mujeres extranjeras.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). No se menciona un arrepentimiento tampoco. Sólo Dios sabe a ciencia cierta, pero la mayoría de la evidencia está en su contra.

El final del libro es distinto, pues describe lo que Dios desea que aprendamos: “Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala” (Eclesiastés 12:13-14 Eclesiastés 12:13-14 [13] El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. [14] Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Aquí vemos claramente que ya en el Antiguo Testamento sabían que habría una futura resurrección y un juicio para todos. Esto se amplía más en el Nuevo Testamento.

Hay mucho que aprender de este libro. Nos muestra que, a pesar de toda la sabiduría del hombre, uno necesita “perseverar hasta el fin” para obtener la salvación. Las filosofías humanas pueden servir de algo, pero siempre que uno compara sus principios con los bíblicos. Eclesiastés es un libro de filosofía humana que Dios permitió dentro de su Biblia para enseñarnos que, sin él en el centro de nuestras vidas, toda las riquezas, placeres, poderes e inteligencia terminarán como, “vanidad de vanidades, todo es vanidad”. Pero con él acompañándonos, la vida se vuelve preciosa y útil, pues como dijo Cristo sobre su forma de vida, o “filosofía”: “yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10 Juan 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).