Los frutos del Espíritu Santo: ¿En qué consisten?

Usted está aquí

Los frutos del Espíritu Santo

¿En qué consisten?

¿Son los seres humanos básicamente buenos de corazón? Quizás deseamos o nos gustaría pensar que es así, pero ¿lo es? ¿Qué dice la Biblia al respecto?

¿Ha estudiado lo que la Biblia realmente revela acerca del corazón humano? ¡Es posible que le sorprenda leer cómo ella lo describe y define!

El profeta Jeremías escribió: “ El corazón humano es lo más engañoso que hay, y extremadamente perverso . ¿Quién realmente sabe qué tan malo es?” (Jeremías 17:9 Jeremías 17:9Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva Traducción Viviente, énfasis nuestro en todo este artículo).

Jesucristo dijo: “Pues de adentro, del corazón de la persona, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, el robo, el asesinato, el adulterio, la avaricia, la perversidad, el engaño, los deseos sensuales, la envidia, la calumnia, el orgullo, y la necedad” (Marcos 7:21-22 Marcos 7:21-22 21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, 22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva Traducción Viviente).

El apóstol Pablo escribió: “Como dicen las Escrituras: No hay ni un solo justo, ni siquiera uno. Nadie es realmente sabio, nadie busca a Dios. Todos se desviaron, todos se volvieron inútiles. No hay ni uno que haga lo bueno, ni uno solo” (Romanos 3:10-12 Romanos 3:10-12 10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; 11 No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. 12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva Traducción Viviente).

Otras escrituras describen la naturaleza humana pura de maneras similares. No obstante, estas escrituras no pretenden describir el carácter total de cada individuo. Hay muchas personas buenas en el mundo y muchas otras que se encuentran en algún punto entre los dos extremos. Existen varios factores que contribuyen a la formación del carácter y la personalidad de cada uno de nosotros: familia, amigos, profesores, religión, leyes, su medio ambiente y todo lo que permitimos que entre a nuestras mentes.

Pero los seres humanos no somos inherentemente buenos. Si lo fuésemos, solo necesitaríamos algunas “mejorías” de parte de Dios. Jesús comparó tal idea con la insensatez de poner vino nuevo en odres viejos (Lucas 5:36-39 Lucas 5:36-39 36 Les dijo también una parábola: Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo y lo pone en un vestido viejo; pues si lo hace, no solamente rompe el nuevo, sino que el remiendo sacado de él no armoniza con el viejo. 37 Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán. 38 Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otro se conservan. 39 Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Cada ser humano debe llegar a convertirse completamente en un “nuevo hombre” (Efesios 2:15 Efesios 2:15aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Efesios 4:24 Efesios 4:24y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

La Biblia advierte frecuentemente sobre las malas influencias de Satanás el diablo y sus demonios, el “mundo” y “este presente siglo malo” (Gálatas 1:4 Gálatas 1:4el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Pero si bien debemos resistir a nuestros enemigos en el exterior, nuestro peor enemigo está dentro de nosotros: el corazón humano. ¡Necesitamos un trasplante espiritual de corazón!

Nuestros corazones necesitan una transformación radical

Lo que más necesitamos entender es el plan de salvación revelado en la Biblia. Dicho plan comprende el proceso de reemplazar nuestras mentes y corazones innatos con la mente y el corazón de Dios, ¡para que podamos ser admitidos en su familia! Este milagro puede llevarse a cabo principalmente por medio del poder del Espíritu Santo de Dios que opera dentro de nosotros.

Dios dice: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos” (Isaias 55:8 Isaias 55:8Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Nuestros pensamientos y caminos deben conformarse a los de Dios, por lo cual Pablo escribió, “ transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento” (Romanos 12:2 Romanos 12:2No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). ¡Esta es en realidad una transformación radical!

En Filipenses 2:5 Filipenses 2:5Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
Pablo escribió: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús”. ¡Eso es lo que necesitamos! Podemos tener la mente de Cristo mediante el Espíritu Santo que mora en nosotros.

Pero ¿cómo se manifiesta exactamente el santo, justo, puro y perfecto carácter de Dios a medida que se desarrolla en una persona? ¿Cuáles son las virtudes y atributos, características y cualidades que expresan la naturaleza de Dios? Él inspiró a Pablo a mencionar nueve virtudes fundamentales del carácter divino en Gálatas 5:22-23 Gálatas 5:22-23 22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza”.

La palabra griega traducida como “fruto” en Gálatas 5:22 Gálatas 5:22Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
es singular porque se refiere colectivamente a nueve virtudes, es decir, al producto del Espíritu o lo que el Espíritu produce en la vida del cristiano en el cual mora. Sin embargo, a veces nos referimos a “los frutos del Espíritu” en plural cuando nos enfocamos en las virtudes de manera individual.

¿Puede la gente tener esas virtudes sin el Espíritu Santo? Hasta cierto punto, la gente sí puede tener amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza sin la ayuda del Espíritu Santo. Anteriormente mencionamos las variadas influencias que forjan el carácter y la personalidad de cada persona, sea para bien o para mal.

Sin embargo, sin la ayuda del Espíritu Santo esas buenas cualidades son más superficiales, más débiles, menos confiables y menos consecuentes. Y aunque ciertas personas tienen algunas de esas virtudes, es mucho menos probable que tengan las nueve desarrolladas.

El pasaje de Gálatas 5:22-23 Gálatas 5:22-23 22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
es muy inspirador, ya que “el fruto del Espíritu” se refiere a las virtudes producidas por el Espíritu Santo y no solamente a nuestro propio esfuerzo. Con el Espíritu Santo, uno puede tener muchas más de estas virtudes que las que tendríamos solo por medio de nuestro propio esfuerzo. Saber esto debiera motivar a todo el que no ha sido bautizado a tomar este paso para poder recibir el Espíritu de Dios.

Contrastes en Gálatas

El libro de Gálatas es una de las epístolas o cartas de Pablo que contienen más exhortaciones. Muy decepcionado y alarmado porque muchos miembros que habían entendido y respondido correctamente el llamado de Dios se habían dejado llevar por falsos maestros, él señala varias diferencias entre la verdad de Dios y las enseñanzas erróneas que los habían contaminado.

Pablo hace un gran contraste entre “las obras de la carne” en Gálatas 5:19-21 Gálatas 5:19-21 19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
y “el fruto del Espíritu” en los versículos 22-23. La palabra griega para “carne” es sarx. Pablo utiliza una forma de esta palabra para referirse a la naturaleza corrupta y pecadora del corazón humano. Tal vez él podría haber utilizado la palabra “fruto” ( karpos en griego) en lugar de “obras” ( erga en griego), porque en este contexto ambos términos se referían a productos, resultados o efectos.

No obstante, puede que Pablo esté señalando sutilmente un problema relacionado: la herejía que infectaba las iglesias en Galacia y que decía que una persona podía ser justificada (convertirse en inocente y justa espiritualmente) por medio de obras en vez de la gracia y fe en Dios (vea Gálatas 2:16-17 Gálatas 2:16-17 16 sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado. 17 Y si buscando ser justificados en Cristo, también nosotros somos hallados pecadores, ¿es por eso Cristo ministro de pecado? En ninguna manera.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Gálatas 3:11 Gálatas 3:11Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
,24; Gálatas 5:4 Gálatas 5:4De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Le sugerimos que lea cuidadosamente los versículos 19-21 y medite sobre ellos para apreciar mejor el contraste con el maravilloso fruto del Espíritu Santo en los versículos 22-23. A continuación se presentan breves resúmenes de cada uno de los frutos que Pablo describe.

El fruto del amor

El amor obviamente debe encabezar la lista. El amor a la manera de Dios abarca tanto, que puede incluir todos los otros frutos.

“Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él” (1ra Juan 4:16 1ra Juan 4:16Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Los dos “grandes” mandamientos son amar a Dios y amar a todos sus hijos, lo que incluye a todos los seres humanos (Mateo 22:35-39 Mateo 22:35-39 35 Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo: 36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Esto significa que los Diez Mandamientos nos dicen exactamente cómo amar a Dios y a nuestro prójimo.

El amor es uno de los temas principales en la Biblia, la cual es “el libro de instrucciones” de Dios para la humanidad. En la versión Reina-Valera 1960, la palabra “amor” aparece unas 250 veces.

Cuando en la Biblia se usa la palabra “amor”, ya sea como verbo o sustantivo, se hace énfasis en la acción o en hacer, no en los sentimientos y emociones. Amamos a Dios al obedecerle, adorarle y servirle. Por ejemplo, 1ra Juan 5:3 1ra Juan 5:3Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
nos dice: “Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos”.

Amamos a la gente según cómo la tratamos. Dios dice que debemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, que significa que debemos tratar a otros tan bien como nos tratamos a nosotros mismos. La regla de oro está descrita en Mateo 7:12 Mateo 7:12 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: “Haz a los demás todo lo que quieras que te hagan a ti” (NTV).

El amor divino es resumido en 1ro Corintios 13:2 1ro Corintios 13:2Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, el hermoso “capítulo del amor”. Pablo dice aquí que si “no tengo amor, nada soy” (v. 2).

El fruto del gozo

Algunos tienden a pensar que el gozo no es algo importante, especialmente si lo relacionan solo con pasarlo bien o con los agradables efectos secundarios de alguna experiencia placentera. Pero el verdadero gozo es mucho más que eso.

De hecho, Dios desea que el verdadero gozo sea una de nuestras metas principales. Dios le ordena a su pueblo que goce. “Gozar” significa pensar en el gozo y expresarlo. En la versión Reina-Valera 1960, la palabra “gozo” y sus derivados aparecen más de 160 veces.

Una vez que comprendemos la verdad de Dios, debemos tener la sensación de que “mi copa está rebosando” de gratitud por todo lo que Dios ha hecho, está haciendo, y hará por nosotros (vea Salmos 23:5 Salmos 23:5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Regocijarse es una manera de expresar gratitud.

Una persona alegre anima a quienes le rodean y hace del mundo un lugar mejor. Por lo tanto, expresarnos alegremente es una responsabilidad fundamental sin importar como nos sintamos por dentro.

Todos los frutos del Espíritu son ingredientes importantes para ser “la luz de mundo” (Mateo 5:14-15 Mateo 5:14-15 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Es mucho más probable que la gente tenga una buena impresión de nuestras creencias religiosas si ven gozo y otras virtudes en nuestro carácter y personalidad.

El fruto de la paz

¡La palabra “paz” se encuentra 381 veces en la versiónReina-Valera 1960! Es imposible exagerar la importancia de la paz. El mundo se convertirá en un paraíso después de que el “Príncipe de Paz” regrese a la Tierra (Isaias 9:6 Isaias 9:6Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Vivir en un ambiente pacífico es una gran bendición, pero tener el Espíritu de Dios dentro de nosotros puede brindarnos paz interior incluso cuando estamos sufriendo o estamos rodeados de conflictos. Pablo resume esto de forma muy hermosa en Filipenses 4:6-7 Filipenses 4:6-7 6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: “No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús” (NTV).

Las epístolas de Pablo y Pedro comienzan con alentadores saludos de “gracia y paz”. Es significativo que al quedar bajo la gracia de Dios cuando nos arrepentimos y bautizamos, podemos tener una paz profunda.

Debemos ser “pacificadores” (Mateo 5:9 Mateo 5:9 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, vea también Romanos 12:18 Romanos 12:18Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Si tenemos el Espíritu de Dios, estamos muy bien equipados para esta tarea.

El fruto de la paciencia

Algunas Biblias en español traducen la palabra griega makrothumia como paciencia y otras como longanimidad. Sin embargo, su significado es mucho más profundo que el de palabra paciencia que se usa en el mundo actual.

La palabra griega makro (de la cual proviene macro ) significa “grande” o “largo”. La raíz thumos significa “temperamento o ánimo”. Por lo tanto, makrothumia literalmente significa “ánimo largo”, lo opuesto de ánimo corto o mal genio. Compare con1ro Corintios 13:4 1ro Corintios 13:4El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: “El amor es sufrido”.

Jesucristo es “paciente para con nosotros” (2da Pedro 3:9 2da Pedro 3:9El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). ¡Afortunadamente, él no pierde los estribos con nosotros!

“Todos ustedes deben ser rápidos para escuchar, lentos para hablar y lentos para enojarse ”. (Santiago 1:19 Santiago 1:19Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, NTV). Nuestras relaciones con otros deben ser “con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor” (Efesios 4:2 Efesios 4:2con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El fruto de la benignidad

El apóstol Pablo predijo con gran exactitud un mundo egoísta, frío, sin misericordia y duro de corazón en “los postreros días” (2nd Timoteo 3:1-3 2nd Timoteo 3:1-3 1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). ¡Mucha gente ha sido desamparada, rechazada, sometida a abusos, ridiculizada, intimidada y privada de la benignidad humana!

La benignidad incluye ser sensibles, misericordiosos y compasivos hacia otros. Practicarla con frecuencia exige algo de sacrificio propio y generosidad de nuestra parte, especialmente de nuestro tiempo. Pero sepa que Dios lo bendecirá por ese sacrificio (vea Filipenses 2:3-4 Filipenses 2:3-4 3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; 4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 5:7 Mateo 5:7 Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 10:42 Mateo 10:42 Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 25:34-40 Mateo 25:34-40 34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. 35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; 36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. 37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? 38 ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? 39 ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? 40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Jesucristo practicó una benignidad que era revolucionaria para ese tiempo y cultura. Respetó, amó, sanó y ayudó a todo tipo de persona, incluyendo mujeres, niños, minorías, pobres, enfermos y discapacitados. Cuando veía sufrimiento, “tuvo compasión” (Mateo 9:36 Mateo 9:36Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 14:14 Mateo 14:14Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 18:27 Mateo 18:27 El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Algunos muestran benignidad solo hacia familiares y amigos, mientras que otros tratan a sus familias peor que a cualquier persona extraña. Ambos ejemplos son pecados (vea Lucas 6:27-36 Lucas 6:27-36 27 Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; 28 bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian. 29 Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, ni aun la túnica le niegues. 30 A cualquiera que te pida, dale; y al que tome lo que es tuyo, no pidas que te lo devuelva. 31 Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. 32 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman. 33 Y si hacéis bien a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo. 34 Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto. 35 Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos. 36 Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1st Timoteo 5:8 1st Timoteo 5:8porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El fruto de la bondad

En la Biblia, la “bondad” de Dios frecuentemente se refiere a su misericordiosa generosidad al proveer abundantemente para las necesidades de la humanidad (Salmos 23:6 Salmos 23:6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Salmos 65:11 Salmos 65:11 Tú coronas el año con tus bienes, Y tus nubes destilan grosura.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Cuando sabemos que hemos sido bendecidos por Dios, nos gusta decir, “¡Qué bueno es Dios!”

Pero la bondad de Dios es mucho más que esas cosas. Es la esencia misma de su naturaleza: su justicia y santidad. Mientras tengamos un cierto grado de la bondad de Dios, tenemos divinidad en nosotros.

La Biblia nos entrega instrucción “en justicia” (2nd Timoteo 3:16-17 2nd Timoteo 3:16-17 16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Para ser buenos debemos aprender lo bueno y luego hacer lo bueno.

Dios resume sus normas de bondad en los Diez mandamientos. El rey David escribió: “Porque todos tus mandamientos son [o definen la] justicia ” (Salmos 119:172 Salmos 119:172 Hablará mi lengua tus dichos, Porque todos tus mandamientos son justicia.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Algunas personas cometen el error de pensar que son buenas por tener mucho conocimiento bíblico. Pero si no están viviendo según ese conocimiento, Dios se disgusta más con ellas que con alguien que no tiene este conocimiento (vea Santiago 4:17 Santiago 4:17y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Lucas 12:47-48 Lucas 12:47-48 47 Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. 48 Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Debemos ser “hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos” (Santiago 1:22 Santiago 1:22Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; vea los versículos 21-25).

El fruto de la fe

Muchas versiones de la Biblia traducen la palabra griega pistis en Gálatas 5:22 Gálatas 5:22Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
como “fidelidad”, aunque en otros versículos la traducen como “fe”. Parece claro que Pablo quiso referirse principalmente a la fidelidad en este versículo, pero la fidelidad está estrechamente relacionada con la fe. Podríamos decir que la fidelidad es estar lleno de fe, la cual le permite a una persona perseverar y ser firme, leal, confiable, dedicada y sincera frente a sus compromisos.

Cuando una persona es bautizada, entra en un pacto con Dios y promete mantenerse fiel a él. “El que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mateo 10:22 Mateo 10:22 Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). En una boda, tanto la novia como el novio prometen mantenerse fieles el uno al otro a lo largo de sus vidas.

El don del Espíritu Santo dentro de nosotros fortalece en gran manera la habilidad de una persona de mantenerse fiel a todos sus compromisos, especialmente a su compromiso con Dios.

Todos aquellos que han comprometido su vida a Jesucristo esperan oír estas palabras cuando sean resucitados a la vida eterna: “ Bien, buen siervo y fiel ; sobre poco has sido fiel , sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”(Mateo 25:21-23 Mateo 25:21-23 21 Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. 22 Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos. 23 Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El fruto del dominio propio

Al traducir la última virtud en Gálatas 5:23 Gálatas 5:23mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, algunas versiones antiguas de la Biblia dicen “templanza”, pero el sentido de esta palabra ha cambiado un poco a través del tiempo, llegando a significar moderación.

Una buena traducción es “dominio propio”, que incluye la autodisciplina. Un verdadero discípulo debe tener esta característica. Mucha gente come, toma y gasta demasiado y se excede en muchos aspectos.

Es apropiado que el dominio propio ocupe el último lugar de la lista, ya que esto implica que necesitamos esta virtud para mantener el resto.

De todas las cosas que tenemos que gobernar en esta vida, nuestro propio yo generalmente es el desafío más grande. Debemos gobernar nuestros apetitos, deseos, impulsos y reacciones. Mucha gente está gobernada por sus sentimientos y no puede controlar su ira. De hecho, una manera de medir la madurez es el control emocional. Debemos librar una guerra espiritual, “llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2do Corintios 10:4-5 2do Corintios 10:4-5 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

No obstante, el dominio propio no depende de la fuerza de voluntad humana. En realidad, el dominio propio eficaz no significa que el yo , por cuenta propia, puede controlarse a sí mismo. Poco antes de que Jesús regresara al cielo, les dijo a sus discípulos que pronto recibirían “poder desde lo alto” (Lucas 24:49 Lucas 24:49 He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). ¡Ese poder de Dios es lo que necesitamos para gobernar sobre nuestro yo! Y esto requiere que permitamos a Dios trabajar en nosotros.

En conclusión

Para conquistar “las obras de la carne” y producir los frutos del Espíritu, necesitamos que el don del Espíritu Santo de Dios more en nosotros. (Vea también “Otros frutos del Espíritu Santo” en la página 19).

En el siguiente capítulo de Gálatas se encuentra este inspirador mensaje de Pablo: “Los que viven solo para satisfacer los deseos de su propia naturaleza pecaminosa cosecharán, de esa naturaleza, destrucción y muerte; pero los que viven para agradar al Espíritu, del Espíritu, cosecharán vida eterna. Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos” (Gálatas 6:8-9 Gálatas 6:8-9 8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. 9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, NTV).

Entonces, ¿en qué nivel se encuentra usted? ¿Demuestra su vida los frutos del Espíritu de Dios? Si no es así, ¿qué le impide hacer lo que Dios dice para recibir las grandes bendiciones que resultan al hacerlo? BN

You might also be interested in...

Creemos que todos los que se arrepienten de sus pecados en total entrega y...