Tengo preguntas y dudas sobre mi fe: ¿Con quién puedo hablar y en quién puedo confiar?

Usted está aquí

Tengo preguntas y dudas sobre mi fe

¿Con quién puedo hablar y en quién puedo confiar?

Es importante reconocer que las dudas y preguntas sobre su fe son perfectamente normales. De hecho, ¿sabía que hay pasajes bíblicos que fomentan activamente hacer preguntas sobre la fe?

Dios mismo, a través del apóstol Pablo, le recordó a su pueblo "examinadlo todo" (1ra Tesalonicenses 5:21 1ra Tesalonicenses 5:21Examinadlo todo; retened lo bueno.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Cada uno de nosotros como creyentes debemos probar que lo que creemos que es verdad, y luego aferrarnos a lo que hemos probado.

Para hacer esto apropiadamente, debemos hacer preguntas y comprobar que lo que escuchamos y leemos es verdad.

En Hechos de los Apóstoles 17:11 Hechos de los Apóstoles 17:11Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Lucas habla de un grupo de personas conocidas como los bereanos, un grupo de judíos que “eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así ".

Podemos aprender algunas lecciones muy importantes de los bereanos.

  1. Los bereanos estaban ansiosos por aprender acerca de Dios.
  2. Los bereanos, sin embargo, no solo aceptaron lo que se les enseñó sin antes probarlo. Hicieron preguntas.
  3. Los bereanos reconocieron la autoridad de la Biblia como la Palabra de Dios, y probaron lo que se les enseñaba de las Escrituras.

Los bereanos fueron elogiados por esta acción. Recibieron la Palabra con toda disposición mental, con entusiasmo, y buscaron las Escrituras a diario para probar si lo que estaban escuchando era verdad.

Tener preguntas o investigar sobre las dudas de nuestra fe no es un signo de debilidad espiritual, sino un signo del comienzo de la verdadera madurez espiritual. Sin embargo, es importante señalar que no podemos detenernos allí. Luego debe seguir una investigación espiritual en profundidad para responder la pregunta y demostrar la creencia.

Respecto a con quién puede hablar y confiar, eso será distinto en cada situación personal, pero independientemente de con quién elija hablar, una pregunta honesta merece una respuesta honesta. Puede hablar con su pastor, otro anciano local, un miembro de la iglesia o un amigo de confianza. Lo importante es reconocer que la conclusión final a la que se llegue debe provenir de la Palabra de Dios, pues cuando la Palabra de Dios y las explicaciones humanas difieran, la Palabra de Dios debe ser la máxima autoridad (Hechos de los Apóstoles 5:29 Hechos de los Apóstoles 5:29Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

No tenga miedo de hacer preguntas: examine todas las cosas.