¿Cuáles son los nombres de Dios?

Usted está aquí

¿Cuáles son los nombres de Dios?

Descargar
MP3 Audio (1.13 MB)

Descargar

¿Cuáles son los nombres de Dios?

MP3 Audio (1.13 MB)
×

A través de la Biblia vemos que a Dios se le conoce por un amplio número de nombres y títulos. A pesar de estas cualidades, muchos se preguntan cuál es el nombre real de Dios. Esta pregunta no es nueva y ha sido formulada por siglos.

En Éxodo 3:13-15 Éxodo 3:13-15 [13] Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé? [14] Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros. [15] Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Moisés le pregunta a Dios qué debía hacer cuando los israelitas le preguntasen quién lo había enviado con este mensaje.

En el verso 13, le pregunta a Dios, He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé?

La respuesta de Dios está en el verso 14 y 15:

“Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros. Además dijo Dios a Moisés: ‘Así dirás a los hijos de Israel: El Eterno, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos’”.

Dios le dijo a Moisés que su nombre es “YO SOY EL QUE SOY,” el cual a menudo se abrevia por “YO SOY” en la escritura, que en hebreo se escribe YHWH.

Es importante notar que la escritura en hebreo no incluye el sonido de las vocales, pero se acepta por muchos hoy que se pronuncia como YAHWEH (existe una controversia por su pronunciación debido a la falta de vocales).

A través de la historia, para los judíos, particularmente después de la captividad a Babilonia y del período intertestamentario, su nombre era tan sagrado que se consideraba una blasfemia proferirlo. En algunos lugares del Antiguo Testamento la palabra YHWH se ha cambiado a Adonai, que significa “mi señor” para reflejar la importancia de preservar santo su nombre y prevenir la blasfemia en el pueblo judío.

Interesantemente, en el siglo pasado surgió un intento para revertirlo. Ellos sostienen que cuando nos referimos a Dios y Jesucristo solo debemos hacerlo por sus nombres hebreos, respectivamente: YAHWEH y YESHUA y que cualquier otro nombre constituye una blasfemia. Pero esto no se mantiene en toda la Escritura, porque se le llamó con un nombre diferente —El Shaddai, o Dios todopoderoso— por Abraham, Isaac y Jacob (Éxodo 6:2-4 Éxodo 6:2-4 [2] Habló todavía Dios a Moisés, y le dijo: Yo soy JEHOVÁ. [3] Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre JEHOVÁ no me di a conocer a ellos. [4] También establecí mi pacto con ellos, de darles la tierra de Canaán, la tierra en que fueron forasteros, y en la cual habitaron.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Y cuando Jesucristo llamó a su Padre en Arameo, justo antes de su muerte, mencionó la palabra Dios en arameo, no en hebreo.

De hecho, Dios es conocido por muchos nombres y títulos.

Él es El Elyon (Señor Dios Todo Poderoso), Adonai (Señor, Maestro), YHWH Nissi (El Señor Mi Estandarte), YHWH Raah (El Señor Mi Pastor), YHWH Rapha (El Señor mi Sanador), YHWH Shammah (El Señor está allí), YHWH Tsidkenu (El Señor Nuestra Justicia), YHWH Mekoddishkem (El Señor quien te santifica), El Olam (el Dios Eterno), Qanna (El Dios Celoso), YHWH Jireh (El Señor que provee), YHWH Shalom (El Señor de Paz), YHWH Sabaoth (El Señor de los ejércitos)...

Esta es solo una muestra de los muchos nombres y títulos por los cuales Dios mismo se revela y se refiere a sí mismo a través de las escrituras, y hay muchos más.

¿Por qué razón?

Porque él es conocido por sus acciones y por su carácter.

Él es Eterno, es Sanador. Él está allí por su pueblo. Es celoso, proveedor, nos da su paz, es nuestro estandarte, nuestra justicia, nuestro Padre y mucho más.