El cumplimiento dual en la profecía bíblica

Usted está aquí

El cumplimiento dual en la profecía bíblica

Muchas profecías bíblicas son duales. En tales casos, un profeta habla bajo la inspiración de Dios y se lleva a cabo el primer cumplimiento de la profecía. Después, generalmente al final de esta era y antes del retorno de Jesucristo, se materializa el segundo cumplimiento.

Un excelente ejemplo de esta dualidad se encuentra en una profecía que Dios entregó mediante Joel acerca del Espíritu Santo: “Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. También sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días.

“Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso del Eterno . . . reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas . . .” (Joel 2:28 Joel 2:28Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
–3:2).

Dios inspiró al apóstol Pedro para que citara este pasaje a fin de describir los sucesos de aquel Día de Pentecostés en el que Dios fundó la Iglesia después de la resurrección de Jesús (Hechos de los Apóstoles 2:14-21 Hechos de los Apóstoles 2:14-21 14 Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. 15 Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día. 16 Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: 17 Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños; 18 Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. 19 Y daré prodigios arriba en el cielo, Y señales abajo en la tierra, Sangre y fuego y vapor de humo; 20 El sol se convertirá en tinieblas, Y la luna en sangre, Antes que venga el día del Señor, Grande y manifiesto; 21 Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). De hecho, mediante el poder del Espíritu Santo ocurrieron milagrosas manifestaciones en ese entonces (Hechos de los Apóstoles 2:1-13 Hechos de los Apóstoles 2:1-13 1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. 5 Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. 6 Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. 7 Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? 8 ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? 9 Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, 10 en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, 11 cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. 12 Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto? 13 Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Pero este fue solo el primer cumplimiento de la profecía de Joel. El último cumplimiento se llevará a cabo en el tiempo del fin e incluirá, entre otras cosas, la reunión de las naciones para enfrentar el juicio de Dios en el valle de Josafat (Joel 3:2 Joel 3:2reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 12). Esto no ocurrió en el Día de Pentecostés. Así vemos, entonces, que las profecías pueden ser duales.

De manera similar, Dios inspiró muchas otras profecías con significado dual. Ellas sirvieron de advertencia a los israelitas en ese tiempo y servirán de advertencia a los descendientes modernos de ese mismo pueblo. Gran Bretaña, los Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda y las naciones del noroeste europeo, quienes representan a estos pueblos hoy en día, deberían prestar atención a estas advertencias.

“Tiemblo por mi país cuando pienso que Dios es justo; que su justicia no puede dormir para siempre”.

“Dios que nos dio la vida nos dio libertad. ¿Y pueden las libertades de una nación considerarse seguras cuando hemos removido su única base firme, una convicción en la mente de las personas de que estas libertades son un regalo de Dios? … Ciertamente, tiemblo por mi país cuando pienso que Dios es justo; que su justicia no puede dormir para siempre”.

—Thomas Jefferson,
Presidente de EE.UU. 1801-1809.