El sábado en el mundo venidero

Usted está aquí

El sábado en el mundo venidero

Dios creó el sábado para el hombre (Marcos 2:27 Marcos 2:27También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y vendrá un tiempo en el que toda la humanidad guardará el sábado de Dios.

La Biblia nos dice que el Reino de Dios va a ser establecido sobre la tierra cuando Jesucristo venga como “Rey de reyes y Señor de señores” (Apocalipsis 11:15 Apocalipsis 11:15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 19:11-16 Apocalipsis 19:11-16 [11] Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. [12] Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. [13] Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. [14] Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. [15] De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. [16] Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Él reinará sobre todos los hijos de Dios, quienes serán transformados en seres espirituales al momento del regreso de Cristo; con ellos regirá y gobernará sobre todas las naciones de la tierra (Salmos 22:27-28 Salmos 22:27-28 [27] Se acordarán, y se volverán a Jehová todos los confines de la tierra, Y todas las familias de las naciones adorarán delante de ti. [28] Porque de Jehová es el reino, Y él regirá las naciones.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Salmos 72:1-11 Salmos 72:1-11 [1] Oh Dios, da tus juicios al rey, Y tu justicia al hijo del rey. [2] El juzgará a tu pueblo con justicia, Y a tus afligidos con juicio. [3] Los montes llevarán paz al pueblo, Y los collados justicia. [4] Juzgará a los afligidos del pueblo, Salvará a los hijos del menesteroso, Y aplastará al opresor. [5] Te temerán mientras duren el sol Y la luna, de generación en generación. [6] Descenderá como la lluvia sobre la hierba cortada; Como el rocío que destila sobre la tierra. [7] Florecerá en sus días justicia, Y muchedumbre de paz, hasta que no haya luna. [8] Dominará de mar a mar, Y desde el río hasta los confines de la tierra. [9] Ante él se postrarán los moradores del desierto, Y sus enemigos lamerán el polvo. [10] Los reyes de Tarsis y de las costas traerán presentes; Los reyes de Sabá y de Seba ofrecerán dones. [11] Todos los reyes se postrarán delante de él; Todas las naciones le servirán.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Daniel 2:34-35 Daniel 2:34-35 [34] Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó. [35] Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Zacarías 14:8-9 Zacarías 14:8-9 [8] Acontecerá también en aquel día, que saldrán de Jerusalén aguas vivas, la mitad de ellas hacia el mar oriental, y la otra mitad hacia el mar occidental, en verano y en invierno. [9] Y Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 5:10 Apocalipsis 5:10y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 20:4 Apocalipsis 20:4Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

En la época venidera las naciones serán regidas por las leyes de Dios (Jeremías 31:31-34 Jeremías 31:31-34 [31] He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. [32] No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. [33] Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. [34] Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Miqueas 4:2 Miqueas 4:2Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Isaias 2:2-3 Isaias 2:2-3 [2] Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. [3] Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hebreos 8:7-13 Hebreos 8:7-13 [7] Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. [8] Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el Señor, En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto; [9] No como el pacto que hice con sus padres El día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; Porque ellos no permanecieron en mi pacto, Y yo me desentendí de ellos, dice el Señor. [10] Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo; [11] Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, Desde el menor hasta el mayor de ellos. [12] Porque seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades. [13] Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Toda la humanidad aprenderá cómo guardar el sábado de Dios: “De mes en mes, y de sábado en sábado, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo el Eterno” (Isaias 66:23 Isaias 66:23Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Aun todos aquellos que nunca fueron parte de la nación física de Israel guardarán el sábado: “Así dijo el Eterno: Guardad derecho, y haced justicia; porque cercana está mi salvación para venir, y mi justicia para manifestarse. Bienaventurado el hombre que hace esto, y el hijo de hombre que lo abraza; que guarda el sábado para no profanarlo, y que guarda su mano de hacer todo mal . . . A los eunucos que guarden mis sábados, y escojan lo que yo quiero, y abracen mi pacto, yo les daré lugar en mi casa y dentro de mis muros, y nombre mejor que el de hijos e hijas; nombre perpetuo les daré, que nunca perecerá. Y a los hijos de los extranjeros que sigan al Eterno para servirle, y que amen el nombre del Eterno para ser sus siervos; a todos los que guarden el sábado para no profanarlo, y abracen mi pacto, yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración” (Isaias 56:1-2 Isaias 56:1-2 [1] Así dijo Jehová: Guardad derecho, y haced justicia; porque cercana está mi salvación para venir, y mi justicia para manifestarse. [2] Bienaventurado el hombre que hace esto, y el hijo de hombre que lo abraza; que guarda el día de reposo para no profanarlo, y que guarda su mano de hacer todo mal.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Isaias 56:4-7 Isaias 56:4-7 [4] Porque así dijo Jehová: A los eunucos que guarden mis días de reposo, y escojan lo que yo quiero, y abracen mi pacto, [5] yo les daré lugar en mi casa y dentro de mis muros, y nombre mejor que el de hijos e hijas; nombre perpetuo les daré, que nunca perecerá. [6] Y a los hijos de los extranjeros que sigan a Jehová para servirle, y que amen el nombre de Jehová para ser sus siervos; a todos los que guarden el día de reposo para no profanarlo, y abracen mi pacto, [7] yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El sábado se menciona específicamente como parte del pacto que Dios va a establecer con todas las personas en ese entonces.