¿Que tan grande es grande?

Usted está aquí

¿Que tan grande es grande?

El tamaño de nuestro sistema solar, sin tener en cuenta la galaxia de la Vía Láctea, es tan grande que no podemos ni siquiera imaginárnoslo. Pero tratemos de visualizarlo en términos que podamos captar más fácilmente.

Primero, imaginémonos al Sol del tamaño de una naranja. En esa escala, la Tierra es como un granito de arena que gira alrededor del Sol a una distancia de nueve metros. El gigantesco planeta Júpiter, muchas veces más grande que la Tierra, es un hueso de cereza que circula a 61 metros de distancia. Saturno, de tamaño menor que un hueso de cereza, gira a dos cuadras del Sol. Plutón, el planeta más lejano que se conoce de nuestro sistema solar, es otro granito de arena situado a unas 10 cuadras —casi 800 metros— de nuestro Sol de tamaño de naranja.

¿Cómo se compara eso con las distancias dentro de nuestra galaxia? En esa escala, el vecino más cercano al Sol, la estrella Próxima Centauri, está a unos 2.100 kilómetros de distancia. Nuestra galaxia, en esa misma escala, podría compararse a un grupo de 200 mil millones de naranjas, separadas una de otra por un promedio de 3.200 kilómetros, formando un racimo cuyo diámetro sería de unos 32 millones de kilómetros.

Algunos astrónomos, basándose en investigaciones en las cuales han utilizado los telescopios y otros instrumentos más avanzados, calculan que en el universo existen unos 100 mil millones de galaxias o más. Pero aún no han encontrado el fin o la orilla del universo; esto es sencillamente lo máximo que se ha podido detectar con instrumentos capaces de mirar 10 mil millones de años luz dentro del espacio sideral.

La cantidad de materia y energía en el universo es algo insondable para la mente humana. Explicamos las distancias y el espacio en términos de años luz, que es la distancia que viaja la luz en un año (más de nueve billones de kilómetros), como si las comprendiéramos. Pero ni siquiera podemos empezar a captar lo que significan tales cifras. Una vez más debemos enfrentarnos a la pregunta esencial: ¿Es todo esto producto de la nada?