¿Existían los Diez Mandamientos antes de Moisés?

Usted está aquí

¿Existían los Diez Mandamientos antes de Moisés?

Muchas personas dan por sentado que los Diez Mandamientos y el pacto que Dios estableció con la antigua Israel son exactamente lo mismo, y que ambos quedaron abolidos con la muerte de Jesucristo. Creen que el pacto del Sinaí y los mandamientos de Dios llegaron a existir juntos y dejaron de existir también simultáneamente.

¿Tiene algún fundamento bíblico este razonamiento? La realidad es que no. Las Escrituras nos revelan que violar los Diez Mandamientos era pecado antes de establecer el pacto en el monte Sinaí, de manera que los argumentos que afirman que éstos llegaron a existir junto con el pacto y se terminaron con él, no pueden ser verdad. Veamos la prueba en las Escrituras.

La Biblia define el pecado como “infracción de la ley” (1John 3:4 John 3:4Nicodemus said to him, How can a man be born when he is old? can he enter the second time into his mother’s womb, and be born?
American King James Version×
). Por lo tanto, “donde no hay ley, tampoco hay transgresión” (Romans 4:15 Romans 4:15Because the law works wrath: for where no law is, there is no transgression.
American King James Version×
). Esto es lo que dice claramente la Biblia. Así que, ¿encontramos infracciones de los Diez Mandamientos clasificadas como pecado antes del monte Sinaí? Claro que sí.

Por ejemplo, Genesis 13:13 Genesis 13:13But the men of Sodom were wicked and sinners before the LORD exceedingly.
American King James Version×
nos dice: “Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra el Eterno en gran manera”. Ya que el pecado es la transgresión de la ley, los habitantes de Sodoma no podían haber sido castigados por ser malos y pecadores si no existía una ley que condenara lo que estaban haciendo. Debemos concluir, por lo tanto, que Dios les había hecho saber lo que era pecaminoso.

Hay otro ejemplo claro. En Genesis 20:3-9 Genesis 20:3-9 3 But God came to Abimelech in a dream by night, and said to him, Behold, you are but a dead man, for the woman which you have taken; for she is a man’s wife. 4 But Abimelech had not come near her: and he said, LORD, will you slay also a righteous nation? 5 Said he not to me, She is my sister? and she, even she herself said, He is my brother: in the integrity of my heart and innocence of my hands have I done this. 6 And God said to him in a dream, Yes, I know that you did this in the integrity of your heart; for I also withheld you from sinning against me: therefore suffered I you not to touch her. 7 Now therefore restore the man his wife; for he is a prophet, and he shall pray for you, and you shall live: and if you restore her not, know you that you shall surely die, you, and all that are yours. 8 Therefore Abimelech rose early in the morning, and called all his servants, and told all these things in their ears: and the men were sore afraid. 9 Then Abimelech called Abraham, and said to him, What have you done to us? and what have I offended you, that you have brought on me and on my kingdom a great sin? you have done deeds to me that ought not to be done.
American King James Version×
y en 39:7-9 se describe el adulterio como “grande pecado” y un pecado “contra Dios”. El adulterio es una violación del séptimo mandamiento.

En Genesis 3:6 Genesis 3:6And when the woman saw that the tree was good for food, and that it was pleasant to the eyes, and a tree to be desired to make one wise, she took of the fruit thereof, and did eat, and gave also to her husband with her; and he did eat.
American King James Version×
y 17 Dios castigó a Adán y Eva por codiciar y robar, que son violaciones del décimo y octavo mandamientos respectivamente. Ellos además lo deshonraron como padre, transgresión del quinto mandamiento.

En Genesis 4:9-12 Genesis 4:9-12 9 And the LORD said to Cain, Where is Abel your brother? And he said, I know not: Am I my brother’s keeper? 10 And he said, What have you done? the voice of your brother’s blood cries to me from the ground. 11 And now are you cursed from the earth, which has opened her mouth to receive your brother’s blood from your hand; 12 When you till the ground, it shall not from now on yield to you her strength; a fugitive and a vagabond shall you be in the earth.
American King James Version×
Dios castigó a Caín por matar y mentir, violaciones del sexto y noveno mandamientos respectivamente.

En Exodus 16:4 Exodus 16:4Then said the LORD to Moses, Behold, I will rain bread from heaven for you; and the people shall go out and gather a certain rate every day, that I may prove them, whether they will walk in my law, or no.
American King James Version×
, varios días y semanas antes de que Dios estableciera su pacto con el pueblo de Israel en el monte Sinaí, le puso una prueba para ver “si anda en mi ley, o no”. La prueba era si ellos iban a descansar en el séptimo día, el sábado, según el cuarto mandamiento de su ley, con la cual estaban familiarizados por lo menos en parte. El séptimo día había sido santificado, apartado como santo por Dios, desde el tiempo de Adán y Eva (Genesis 2:1-3 Genesis 2:1-3 1 Thus the heavens and the earth were finished, and all the host of them. 2 And on the seventh day God ended his work which he had made; and he rested on the seventh day from all his work which he had made. 3 And God blessed the seventh day, and sanctified it: because that in it he had rested from all his work which God created and made.
American King James Version×
).

La reacción de Dios ante su desobediencia nos dice mucho. Exclamó: “¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?” (Exodus 16:28 Exodus 16:28And the LORD said to Moses, How long refuse you to keep my commandments and my laws?
American King James Version×
). Dios claramente menciona sus “mandamientos” y “leyes” como algo que estuviera vigente antes de que enunciara verbalmente los Diez Mandamientos en el monte Sinaí (tal como se registra cuatro capítulos más adelante). Por lo tanto, en el monte Sinaí el Decálogo fue codificado únicamente, es decir, escrito en piedra como parte de un pacto formal. Las Escrituras muestran claramente que estas leyes existían y estaban vigentes desde hacía mucho tiempo.

Esto es algo que se declara específicamente en Genesis 26:5 Genesis 26:5Because that Abraham obeyed my voice, and kept my charge, my commandments, my statutes, and my laws.
American King James Version×
, donde Dios le dijo a Isaac que había bendecido a su padre Abraham, “por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes” . ¡Eso fue siglos antes del pacto en el monte Sinaí, siglos antes de Moisés y dos generaciones antes de que naciera Judá, progenitor de la tribu que sería conocida como los judíos! (No deje de leer el recuadro de la página 8: “¿Guardó Abraham los mismos mandamientos que Dios le dio a Moisés?”)

En Leviticus 18:21 Leviticus 18:21And you shall not let any of your seed pass through the fire to Molech, neither shall you profane the name of your God: I am the LORD.
American King James Version×
y 27 Dios afirmó que las prácticas idolátricas de los habitantes de la tierra de Canaán eran “abominaciones”, acciones tan bajas y degradantes que comparó su expulsión con ser vomitados de la tierra (v. 28). ¿Cuál fue su pecado? Entre otras cosas, idolatría (adoración de falsos dioses) y sacrificios humanos (lo que viola el primero, segundo y sexto mandamientos).

La Biblia nos muestra que los Diez Mandamientos no se originaron con Moisés ni por esa época. No estaban de ninguna manera limitados a los judíos. Estaban vigentes y se conocían mucho antes de que existieran los judíos o Moisés. Son el fundamento de las leyes de Dios y nos muestran cómo debemos amar a Dios (definido por los cuatro primeros mandamientos) y cómo debemos amar al prójimo (definido por los últimos seis).

Por esto es que después de que Jesucristo regrese a establecer su glorioso reino en la tierra, Isaiah 2:3 Isaiah 2:3And many people shall go and say, Come you, and let us go up to the mountain of the LORD, to the house of the God of Jacob; and he will teach us of his ways, and we will walk in his paths: for out of Zion shall go forth the law, and the word of the LORD from Jerusalem.
American King James Version×
nos dice que “vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte del Eterno, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del Eterno”.

En aquella época, ¡a toda la humanidad por fin se le enseñará a vivir de acuerdo con todas las leyes y mandamientos de Dios!