"Tiempo de angustia para Jacob"

Usted está aquí

"Tiempo de angustia para Jacob"

Descargar

Descargar

"Tiempo de angustia para Jacob"

×

Poco después del regreso de Cristo, todos los descendientes del antiguo Israel, entre ellos los descendientes de las llamadas 10 tribus perdidas, volverán a asentarse en la tierra de Israel. Jerusalén será una vez más la ciudad capital de las 12 tribus restauradas de Israel, así como la capital del mundo.

En Ezequiel 37:15-28 Ezequiel 37:15-28 15 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 16 Hijo de hombre, toma ahora un palo, y escribe en él: Para Judá, y para los hijos de Israel sus compañeros. Toma después otro palo, y escribe en él: Para José, palo de Efraín, y para toda la casa de Israel sus compañeros. 17 Júntalos luego el uno con el otro, para que sean uno solo, y serán uno solo en tu mano. 18 Y cuando te pregunten los hijos de tu pueblo, diciendo: ¿No nos enseñarás qué te propones con eso?, 19 diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré un solo palo, y serán uno en mi mano. 20 Y los palos sobre que escribas estarán en tu mano delante de sus ojos, 21 y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra; 22 y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos. 23 Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios. 24 Mi siervo David será rey sobre ellos, y todos ellos tendrán un solo pastor; y andarán en mis preceptos, y mis estatutos guardarán, y los pondrán por obra. 25 Habitarán en la tierra que di a mi siervo Jacob, en la cual habitaron vuestros padres; en ella habitarán ellos, sus hijos y los hijos de sus hijos para siempre; y mi siervo David será príncipe de ellos para siempre. 26 Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. 27 Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. 28 Y sabrán las naciones que yo Jehová santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
se dan algunos pormenores acerca de la reunificación de las 12 tribus. Dios también hizo saber esto por medio del profeta Jeremías: “He aquí que vienen días, dice el Eterno, en que haré volver a los cautivos de mi pueblo Israel y Judá, ha dicho el Eterno, y los traeré a la tierra que di a sus padres, y la disfrutarán” (Jeremías 30:3 Jeremías 30:3Porque he aquí que vienen días, dice Jehová, en que haré volver a los cautivos de mi pueblo Israel y Judá, ha dicho Jehová, y los traeré a la tierra que di a sus padres, y la disfrutarán.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Pero además, Dios le dijo a Jeremías que así como permitiría el cautiverio de los futuros descendientes de los antiguos reinos de Israel y de Judá, también rescataría algunos de ellos. Describió esta catástrofe del tiempo del fin, y especialmente la de los descendientes del antiguo reino de Israel (ahora llamados las 10 tribus perdidas), de esta manera: “¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado” (v. 7).

Dios le reveló al profeta Daniel que este período de angustia ocurriría en el tiempo del fin: “En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces…” (Daniel 12:1 Daniel 12:1En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Estas y otras profecías nos dan a entender que la ira de Satanás en los últimos días estará dirigida no solamente contra los fieles cristianos, sino también contra los descendientes físicos de todo Israel: los judíos y los descendientes de las 10 tribus perdidas, a los que Satanás nunca ha perdido de vista. Estará dirigida especialmente contra los descendientes modernos de Efraín y Manasés, los pueblos de habla inglesa que surgieron de las islas Británicas.

Veamos las reafirmaciones que Dios les hace a los asediados descendientes de Israel en los últimos días: “He aquí que vienen días, dice el Eterno, en que no dirán más: Vive el Eterno que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra de Egipto, sino: Vive el Eterno que hizo subir y trajo la descendencia de la casa de Israel de tierra del norte, y de todas las tierras adonde yo los había echado; y habitarán en su tierra” (Jeremías 23:7-8 Jeremías 23:7-8 7 Por tanto, he aquí que vienen días, dice Jehová, en que no dirán más: Vive Jehová que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra de Egipto, 8 sino: Vive Jehová que hizo subir y trajo la descendencia de la casa de Israel de tierra del norte, y de todas las tierras adonde yo los había echado; y habitarán en su tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

“Tú, pues, siervo mío Jacob, no temas, dice el Eterno, ni te atemorices, Israel; porque he aquí que yo soy el que te salvo de lejos a ti y a tu descendencia de la tierra de cautividad; y Jacob volverá , descansará y vivirá tranquilo, y no habrá quien le espante” (Jeremías 30:10 Jeremías 30:10Tú, pues, siervo mío Jacob, no temas, dice Jehová, ni te atemorices, Israel; porque he aquí que yo soy el que te salvo de lejos a ti y a tu descendencia de la tierra de cautividad; y Jacob volverá, descansará y vivirá tranquilo, y no habrá quien le espante.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

“He aquí yo los hago volver de la tierra del norte, y los reuniré de los fines de la tierra , y entre ellos ciegos y cojos, la mujer que está encinta y la que dio a luz juntamente; en gran compañía volverán acá . Irán con lloro, mas con misericordia los haré volver … porque soy a Israel por padre, y Efraín es mi primogénito” (Jeremías 31:8-9 Jeremías 31:8-9 8 He aquí yo los hago volver de la tierra del norte, y los reuniré de los fines de la tierra, y entre ellos ciegos y cojos, la mujer que está encinta y la que dio a luz juntamente; en gran compañía volverán acá. 9 Irán con lloro, mas con misericordia los haré volver, y los haré andar junto a arroyos de aguas, por camino derecho en el cual no tropezarán; porque soy a Israel por padre, y Efraín es mi primogénito.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

“En aquel día no serás avergonzada por ninguna de tus obras con que te rebelaste contra mí … Y dejaré en medio de ti un pueblo humilde y pobre, el cual confiará en el nombre del Eterno. El remanente de Israel no hará injusticia ni dirá mentira, ni en boca de ellos se hallará lengua engañosa; porque ellos serán apacentados, y dormirán, y no habrá quien los atemorice” (Sofonías 3:11-13 Sofonías 3:11-13 11 En aquel día no serás avergonzada por ninguna de tus obras con que te rebelaste contra mí; porque entonces quitaré de en medio de ti a los que se alegran en tu soberbia, y nunca más te ensoberbecerás en mi santo monte. 12 Y dejaré en medio de ti un pueblo humilde y pobre, el cual confiará en el nombre de Jehová. 13 El remanente de Israel no hará injusticia ni dirá mentira, ni en boca de ellos se hallará lengua engañosa; porque ellos serán apacentados, y dormirán, y no habrá quien los atemorice.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Cuando en los últimos días Jesucristo rescate a los descendientes físicos del antiguo Israel de este “tiempo de angustia para Jacob”, los utilizará para que cumplan el papel que sus padres debían haber cumplido en la época de Moisés. Hará de ellos un ejemplo positivo para todo el mundo, una nación de maestros, un reino de sacerdotes (Éxodo 19:6 Éxodo 19:6Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; comparar con Deuteronomio 4:5-8 Deuteronomio 4:5-8 5 Mirad, yo os he enseñado estatutos y decretos, como Jehová mi Dios me mandó, para que hagáis así en medio de la tierra en la cual entráis para tomar posesión de ella. 6 Guardadlos, pues, y ponedlos por obra; porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido, nación grande es esta. 7 Porque ¿qué nación grande hay que tenga dioses tan cercanos a ellos como lo está Jehová nuestro Dios en todo cuanto le pedimos? 8 Y ¿qué nación grande hay que tenga estatutos y juicios justos como es toda esta ley que yo pongo hoy delante de vosotros?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Zacarías 8:23 Zacarías 8:23Así ha dicho Jehová de los ejércitos: En aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del manto a un judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).