Una iglesia adhocrática

Usted está aquí

Una iglesia adhocrática

Una iglesia es un grupo de personas que se organizan por un sistema. Dentro de la cultura organizacional se han definido cuatro tipos de organización que me gustaría compartir brevemente.

Jerarquía

El grupo es una entidad muy jerarquizada, formalizada y estructurada. En cualquier actividad humana existen procedimientos y normas definidas previamente. Los valores compartidos por el personal son el respeto por las normas, las políticas formales y el cumplimiento con la jerarquía. Es muy importante que todo esté coordinado. La eficiencia, el control y funcionamiento fluido, son aspectos clave. El éxito se basa en la eficiencia, el cumplimiento en servicio y la adecuada programación de producción, así como el bajo costo.

Mercado

Es una entidad orientada a resultados. La gente es muy competitiva y está enfocada principalmente en conseguir los objetivos. La gerencia se puede considerar como ejemplo de ejecutivo fiero, competitivo y con orientación clara a resultados. Todos saben que el mercado es muy agresivo. Estratégicamente son importantes las acciones competitivas y el logro de objetivos. Se hace énfasis en la idea de vencer y aplastar a la competencia.

Clan

El colectivo es como una gran familia. La gente comparte mucho con los demás. El estilo de dirección se caracteriza por promover el trabajo en equipo, el consenso y la participación. Los valores compartidos por el personal son la lealtad, el compromiso con la empresa y la confianza mutua.

Adhocracia

Este conjunto de personas es una entidad muy dinámica y emprendedora. La gente está dispuesta a apostar por sus ideas y asumir riesgos. El estilo de dirección se caracteriza por promover la iniciativa del individuo, la asunción de riesgos, la innovación, la libertad y la singularidad. Los valores compartidos por el personal son el compromiso con la innovación y el cambio continuo. Hay que estar siempre a la última en todo. Estratégicamente, el dinamismo y la predisposición a aceptar nuevos retos son aspectos muy importantes. Experimentar o probar nuevas cosas y aprender de los errores son aspectos críticos.

Estos cuatro tipos de organización son muy útiles a la hora de analizar el tipo de empresa u organización que se quiere en base a los objetivos.

Quienes estudian estos temas llegan al consenso de que idealmente una organización debe ser adhocrática. El dinamismo de una organización adhocrática permite que el orden jerárquico, la eficiencia del mercado, y la participación del clan se manifiesten en los momentos adecuados buscando resolver objetivos específicos.

La voz latina “ad hoc” significa “para esto”. Algo ad hoc es una solución elaborada para un fin específico, según las necesidades.

Por eso, en referencia a las organizaciones y en específico a las iglesias, una organización religiosa que sea adhocrática estará resolviendo las necesidades específicas, incentivando nuevas ideas entre los miembros y permitiendo su participación integral. Una iglesia organizada con adhocracia es una iglesia adecuada para un grupo que quiera crecer sanamente, independientemente de su cultura, lenguaje y ubicación en el mundo.

Una iglesia adhocrática necesita:

¿Cómo te gustaría que fuera tu Iglesia actual o futura? Espero que te agrade la idea de que sea una iglesia adhocrática.