Pequeñas cosas

Pequeñas cosas

Momentos de ternura, una palabra amable en el momento adecuado y el tamaño de un diamante o una perla, se podrían considerar dentro de las pequeñas cosas de la vida. Los niños son pequeños y preciosos. El abrazo de una persona amada o la mano ayudadora de un extraño pueden durar solo un minuto, pero son inapreciables. Los años se componen de segundos y minutos. Y nuestro progreso en la vida es frecuentemente a cuentagotas. Hay pequeñas cosas buenas y malas por igual. Enfocarse en las malas produce malos resultados mientras que enfocarse en las buenas, da a luz buenos resultados.

Jesucristo lo valioso que es el cómo una persona considera y asimila las pequeñas cosas. Él sabía que el respeto por las pequeñas cosas en la vida se suma para dar todo lo necesario para manejar las grandes cosas. Dijo que si fueramos fieles en las pequeñas cosas como dar un vaso de agua a quién lo necesitara, podría saber que seríamos fieles en las grandes cosas (Lucas 19:17 Lucas 19:17 El le dijo: Está bien, buen siervo; por cuanto en lo poco has sido fiel, tendrás autoridad sobre diez ciudades.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Una gran verdad es que hay que enfocarse en las pequeñas cosas buenas y correctas. Cuando ponemos juntos los pequeños positivos, veremos que las pequeñas cosas buenas significan mucho.