Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

Comentarios finales de la obra de Santiago

Usted está aquí

Comentarios finales de la obra de Santiago

Al igual que Jesús, Santiago recurría a cosas físicas, como ser el mar, la vegetación, los animales, los barcos, el labrador, la tierra, para respaldar de manera vívida sus argumentos sobre la fe, además el control de la lengua, la paciencia, etc. (Santiago 1:6 Santiago 1:6Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Santiago 1:9-11 Santiago 1:9-11 [9] El hermano que es de humilde condición, gloríese en su exaltación; [10] pero el que es rico, en su humillación; porque él pasará como la flor de la hierba. [11] Porque cuando sale el sol con calor abrasador, la hierba se seca, su flor se cae, y perece su hermosa apariencia; así también se marchitará el rico en todas sus empresas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Santiago 3:3-12 Santiago 3:3-12 [3] He aquí nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos así todo su cuerpo. [4] Mirad también las naves; aunque tan grandes, y llevadas de impetuosos vientos, son gobernadas con un muy pequeño timón por donde el que las gobierna quiere. [5] Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! [6] Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno. [7] Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana; [8] pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. [9] Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. [10] De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así. [11] ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? [12] Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Santiago 5:7 Santiago 5:7Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Asimismo, el empleo de preguntas directas y los más de 50 imperativos que aparecen en la carta, relativamente breve, hacen de ella una epístola dinámica.

Santiago entrega el tema central de su epístola, a cómo desarrollar el carácter cristiano justo y perfecto. Todos los verdaderos siervos de Dios han sido inspirados por el mismo Espíritu de Dios y enfocaron en las mismas cosas a través de los siglos. También Santiago hizo referencia a las escrituras hebreas con relación a la creación del hombre (Santiago 3:9 Santiago 3:9Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Génesis 1:26 Génesis 1:26Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), Abraham y Rahab (Santiago 2:21-26 Santiago 2:21-26 [21] ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? [22] ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? [23] Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. [24] Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. [25] Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? [26] Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Génesis 15:6 Génesis 15:6Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Génesis 22:9-12 Génesis 22:9-12 [9] Y cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un altar, y compuso la leña, y ató a Isaac su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña. [10] Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo. [11] Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. [12] Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
); Josué; (Isaias 41:8 Isaias 41:8Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), (Santiago 5:11 Santiago 5:11He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
); Job (Santiago 1:13-22 Santiago 1:13-22 [13] Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; [14] sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. [15] Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. [16] Amados hermanos míos, no erréis. [17] Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. [18] El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas. [19] Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; [20] porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios. [21] Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. [22] Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Santiago 2:7-10 Santiago 2:7-10 [7] ¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros? [8] Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; [9] pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores. [10] Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Job 42:10-17 Job 42:10-17 [10] Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job. [11] Y vinieron a él todos sus hermanos y todas sus hermanas, y todos los que antes le habían conocido, y comieron con él pan en su casa, y se condolieron de él, y le consolaron de todo aquel mal que Jehová había traído sobre él; y cada uno de ellos le dio una pieza de dinero y un anillo de oro. [12] Y bendijo Jehová el postrer estado de Job más que el primero; porque tuvo catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas, [13] y tuvo siete hijos y tres hijas. [14] Llamó el nombre de la primera, Jemima, el de la segunda, Cesia, y el de la tercera, Keren-hapuc. [15] Y no había mujeres tan hermosas como las hijas de Job en toda la tierra; y les dio su padre herencia entre sus hermanos. [16] Después de esto vivió Job ciento cuarenta años, y vio a sus hijos, y a los hijos de sus hijos, hasta la cuarta generación. [17] Y murió Job viejo y lleno de días.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), la Ley (Santiago 2:8 Santiago 2:8Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Santiago 2:11 Santiago 2:11Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Éxodo 20:13-14 Éxodo 20:13-14 [13] No matarás. [14] No cometerás adulterio.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Levítico 19:18 Levítico 19:18No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Deuteronomio 5:17-18 Deuteronomio 5:17-18 [17] No matarás. [18] No cometerás adulterio.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y Elías (Santiago 5:17-18 Santiago 5:17-18 [17] Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. [18] Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
); 1ra Reyes 17:1 1ra Reyes 17:1Entonces Elías tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: Vive Jehová Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, sino por mi palabra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1ra Reyes 18:1 1ra Reyes 18:1Pasados muchos días, vino palabra de Jehová a Elías en el tercer año, diciendo: Ve, muéstrate a Acab, y yo haré llover sobre la faz de la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Es decir que hay muchos ejemplos obvios en consonancia directa con las enseñanzas de Jesucristo. Vemos que el apóstol Santiago en su carta registra 23 referencias que Cristo Jesús las enseñó en su sermón del monte. Esto resulta lógico porque siendo un hermano menor de Jesús, Santiago siguió “en vivo” su ejemplo y quiso compartir las mismas lecciones (Favor ver: El Corazón del cristianismo, pag.16).

También algunos piensan que las palabras de Santiago 4:5 Santiago 4:5¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
presentan un problema porque no se sabe con certeza a qué parte de las escrituras hebreas hizo referencia. Este texto dice: “¿O pensáis que la Escritura dice en vano, El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?”. Muchos opinan que, bajo inspiración divina, Santiago sacó esas palabras de textos tales como Génesis 6:5 Génesis 6:5Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Génesis 8:21 Génesis 8:21Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Proverbios 21:10 Proverbios 21:10 El alma del impío desea el mal; Su prójimo no halla favor en sus ojos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
y Gálatas 5:17 Gálatas 5:17Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
.

Los cristianos que perseveran fielmente bajo pruebas tienen razones para sentirse gozosos (Santiago 1:1-18 Santiago 1:1-18 [1] Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están en la dispersión: Salud. [2] Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, [3] sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. [4] Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. [5] Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. [6] Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. [7] No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. [8] El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos. [9] El hermano que es de humilde condición, gloríese en su exaltación; [10] pero el que es rico, en su humillación; porque él pasará como la flor de la hierba. [11] Porque cuando sale el sol con calor abrasador, la hierba se seca, su flor se cae, y perece su hermosa apariencia; así también se marchitará el rico en todas sus empresas. [12] Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman. [13] Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; [14] sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. [15] Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. [16] Amados hermanos míos, no erréis. [17] Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. [18] El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dios proveerá con generosidad la sabiduría necesaria para aguantar si seguimos pidiendo con fe. Dios nunca prueba con cosas malas, sino que es el propio deseo de la persona el que puede llevarle a un proceder incorrecto, porque todo lo que El Eterno provee es bueno. La adoración que Dios acepta exige obras justas como demostración de fe (Santiago 1:19 Santiago 1:19Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
–2:26). Favorecer al rico mientras se desatiende al pobre constituye una violación de “la ley real” del amor. La fe viva se demuestra mediante obras, como lo manifiestan los ejemplos de Abraham y Rahab. Los maestros tienen gran responsabilidad ante Dios (Santiago 3:1-18 Santiago 3:1-18 [1] Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación. [2] Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo. [3] He aquí nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos así todo su cuerpo. [4] Mirad también las naves; aunque tan grandes, y llevadas de impetuosos vientos, son gobernadas con un muy pequeño timón por donde el que las gobierna quiere. [5] Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! [6] Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno. [7] Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana; [8] pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. [9] Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. [10] De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así. [11] ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? [12] Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce. [13] ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. [14] Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; [15] porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. [16] Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. [17] Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. [18] Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) Al igual que todos los cristianos, ellos también deben aprender a controlar la lengua. Pueden hacerlo si muestran tener sabiduría de lo alto. Las tendencias mundanas afectarán la relación con Dios (Santiago 4:1 Santiago 4:1¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
–5:12) Aquellos que luchan para conseguir sus propósitos egoístas, así como los que condenan a sus hermanos, deben arrepentirse. La amistad con el mundo es enemistad con Dios. Hacer planes materialistas que pasan por alto el propósito de Dios es arrogancia. El juicio divino está reservado para los ricos que oprimen y estafan a sus semejantes.

Para recobrarse de la enfermedad espiritual que resulta del pecado, debemos pedir ayuda a los ancianos (5:13-20). La sanidad espiritual vendrá tras confesar abiertamente el pecado, así como por las     oraciones de los ancianos en favor del pecador. Recuperar a un hermano que ha errado es salvarlo de la muerte eterna. Y si se logra vencer las tentaciones, la recompensa será la formación del carácter espiritual para que finalmente se reciba “la corona de vida”, que permita ingresar en el reino de Dios y recibir la vida eterna. Por eso, vale la pena resistir y vencer las tentaciones. Como bien dijo Jesús: “Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras. De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino. (Mateo 16:26-28 Mateo 16:26-28 [26] Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? [27] Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras. [28] De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Por supuesto que no siempre vamos a ganar todas las batallas contra las tentaciones, pero de todas maneras tenemos que ganar la guerra. Por eso Cristo dijo, en referencia a su segunda venida: “Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; y le daré la estrella de la mañana. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” (Apocalipsis 2:26-29 Apocalipsis 2:26-29 [26] Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, [27] y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; [28] y le daré la estrella de la mañana. [29] El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Finalmente debemos destacar las cualidades que debe tener todo cristiano genuino para ser un fiel amigo de Dios, rechazando los falsos valores que existen en el mundo.

Primero: Practicando la humildad, poniendo a Dios por encima de todo, incluso de nuestra propia familia y amigos que muchas veces llegan a despreciarnos por no complacerlos con sus cosas mundanas. Segundo: Debemos someternos a Dios, lo cual consiste en confiar plenamente en él, mostrando nuestra fe activa y de esa manera recibir la ayuda para poder obtener el oportuno socorro. Tercero. Necesitamos resistir al diablo, para no caer en sus tentaciones y cuando lo logramos entonces el diablo huirá delante nuestro porque verá que no podrá hacer nada con nosotros. Cuarto. Debemos acercarnos a Dios primero para que él se acerque a nosotros (Santiago 4:8 Santiago 4:8Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Quinto. Debemos estar limpios de pecado. Esto lo logramos cuando nos arrepentimos buscando su perdón para que nos limpie de toda maldad. Sexto. Debemos afligirnos delante de Dios, lo cual significa ayunar con regularidad. Y el resultado que produce el ayuno hace que Dios nos exalte espiritualmente a su debido tiempo (Santiago 4:10 Santiago 4:10Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Finalmente, podemos resumir la maravillosa obra del apóstol Santiago en tres puntos. La primera, al presentar un estudio sobre las cuestiones de interpretación utilizando el lenguaje figurado de la Biblia.

La segunda, incluye una amplia introducción sobre el fondo histórico y presenta una exégesis minuciosa del texto haciendo notar los matices que se derivan de la composición de los vocablos griegos.

La tercera, tiene que ver con la predicación expositiva a fin de estimular a todo predicador a exponer con claridad el mensaje que encierran las Escrituras, para aplicarlo con eficacia a las necesidades de la iglesia.

En ese sentido el aporte del apóstol Santiago es de gran utilidad para todos los estudiosos, quienes dedican muchas horas a la interpretación del mensaje de los siervos que, como Santiago, fueron testigos de la vida y obra de nuestro Señor Jesucristo.