Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

Breve descripción del trasfondo histórico de Santiago: 1° de Nisán, jueves 26 de marzo de 2020.

Usted está aquí

Breve descripción del trasfondo histórico de Santiago

1° de Nisán, jueves 26 de marzo de 2020.

En el idioma griego su nombre es “Jacobo”. Además de la carta de Santiago, las otras epístolas generales son las de Pedro, Juan y Judas. El autor, se da a sí mismo el nombre de Santiago, siervo de Dios y de nuestro Señor Jesucristo, él es medio hermano de Jesús, quién fue hijo de María, y de José, junto a sus otros hermanos José, Simón y Judas y también con sus al menos dos hermanas (Gálatas 1:19 Gálatas 1:19pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 13:55 Mateo 13:55¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Marcos 6:3 Marcos 6:3¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El apóstol Pablo menciona a Santiago (Jacobo), con Pedro (Cefas) y Juan, como "columnas" debido a su fiel observancia a la Ley de Dios. Gracias a su ferviente fidelidad tuvo mucha influencia, especialmente sobre los judíos, y también estuvo a cargo de la iglesia principal en Jerusalén hasta su muerte ocurrida el año 62 d.C. Santiago escribió su epístola con gran señal de autoridad, con el principal objetivo de fortalecer la fe de los cristianos respecto del judaísmo que, a causa de la persecución, estaban en peligro de perder la fe. Por eso se dirige tanto a "las doce tribus que están en la dispersión" (Santiago 1:1), como a los fieles seguidores de Cristo que entonces se hallaban dentro y fuera de Palestina quienes, de hecho, son el “Israel de Dios”, es decir, el Israel espiritual o la Iglesia de Dios (Gálatas 6:16 Gálatas 6:16Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos, y al Israel de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).  Santiago omite referirse a los paganos porque Pablo suele combatir con éstos, por la idolatría, impudicia, y ebriedad (1ro Corintios 6:9 1ro Corintios 6:9¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Gálatas 5:19 Gálatas 5:19Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Mientras que la epístola insiste fuertemente contra la vana palabrería y la fe vana (Santiago 1:22 Santiago 1:22Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Santiago 2:14 Santiago 2:14Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), contra la maledicencia y los estragos que produce la lengua (Santiago 3:2 Santiago 3:2Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Santiago 4:2 Santiago 4:2Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Santiago 5:9 Santiago 5:9Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
); contra los falsos maestros (Santiago 3:1 Santiago 3:1Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
); contra el celo amargo (Santiago 3:13 Santiago 3:13¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), y contra los juramentos (Santiago 5:12 Santiago 5:12Pero sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Su estilo personal es conciso, sentencioso y extraordinariamente rico en imágenes, siendo estas clásicas por su elocuencia: las que dedica a la lengua en el capítulo 3 y a los ricos en el capítulo 5 y el paralelo de éstos con los humildes en el capítulo 2. La carta es una vigorosa meditación sobre la conducta frente al prójimo y por eso a veces se le llama el evangelio social. Más que en los misterios sobrenaturales de la gracia con que suele ilustrarnos Pablo, especialmente en las Epístolas de la cautividad, las pruebas apuntan a Santiago a quien Jesucristo se le apareció de manera personal después de su resurrección, alcanzando relevancia entre los discípulos. (Hechos de los Apóstoles 21:17-19 Hechos de los Apóstoles 21:17-19 [17] Cuando llegamos a Jerusalén, los hermanos nos recibieron con gozo. [18] Y al día siguiente Pablo entró con nosotros a ver a Jacobo, y se hallaban reunidos todos los ancianos; [19] a los cuales, después de haberles saludado, les contó una por una las cosas que Dios había hecho entre los gentiles por su ministerio.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1ro Corintios 15:7 1ro Corintios 15:7Después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El escritor se identifica a sí mismo como un “esclavo de Dios y del Señor Jesucristo”, de manera parecida a Judas, quien en la introducción de la carta que lleva su nombre se llama a sí mismo un “esclavo de Jesucristo, pero hermano de Santiago”. (Judas 1) Además, las palabras de apertura de la carta de Santiago incluyen el término “¡Salud!” (Santiago 1:1 Santiago 1:1Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están en la dispersión: Salud.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), al igual que la carta concerniente a la circuncisión que fue enviada a las congregaciones cuando Santiago, tuvo una destacada participación en el primer concilio celebrado en Jerusalén o también llamada la 1ª conferencia ministerial reunida en Jerusalén durante el año 49 d.C. (Hechos de los Apóstoles 15:13 Hechos de los Apóstoles 15:13Y cuando ellos callaron, Jacobo respondió diciendo: Varones hermanos, oídme.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hechos de los Apóstoles 15:22-23 Hechos de los Apóstoles 15:22-23 [22] Entonces pareció bien a los apóstoles y a los ancianos, con toda la iglesia, elegir de entre ellos varones y enviarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé: a Judas que tenía por sobrenombre Barsabás, y a Silas, varones principales entre los hermanos; [23] y escribir por conducto de ellos: Los apóstoles y los ancianos y los hermanos, a los hermanos de entre los gentiles que están en Antioquía, en Siria y en Cilicia, salud.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). La carta de Santiago se encuentra incluida en el Manuscrito Vaticano con el número de registro 1209 y en los manuscritos Sinaítico y Alejandrino de los siglos IV y V a.C. Los escritores religiosos primitivos, como Orígenes, Cirilo de Jerusalén, Jerónimo y otros, citaron la carta, reconociéndola como parte auténtica de las Sagradas Escrituras. La carta no dice nada de cuándo y dónde se escribió, dando a entender que si fuese en Jerusalén hubiera caído en manos de los romanos (70 a.C.). Según el historiador judío Flavio Josefo, un sumo sacerdote llamado Anán, que era saduceo, fue el responsable de llevar a Santiago y a otros ante el Sanedrín y hacer que se les lapidara. Josefo dice que ese hecho ocurrió después de la muerte del procurador romano Festo, pero antes de que llegara su sucesor, Albino. (Antigüedades, libro XX, cap. IX, sec. 1). Si eso es cierto y las fuentes que dicen que Festo murió alrededor del año 62 d.C., son correctas, entonces Santiago tuvo que escribir su carta antes de esa fecha. Y puesto que Santiago residía en Jerusalén, es muy probable que su carta la escribió allí. (Gálatas 1:19 Gálatas 1:19pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
.) El hecho que llame a Abraham “nuestro padre” (Santiago 2:21 Santiago 2:21¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) se encuentra en armonía con las palabras de Pablo (Gálatas 3:28-29 Gálatas 3:28-29 [28] Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. [29] Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), porque muestra que lo que determina que uno sea considerado de la verdadera descendencia de Abraham no necesariamente significa ser judío o griego. Porque esta referencia es más bien de origen espiritual. Algunos habían caído en el lazo de mirar con favoritismo a los más prominentes y ricos. (Santiago 2:1-9 Santiago 2:1-9 [1] Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas. [2] Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso, [3] y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado; [4] ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos? [5] Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman? [6] Pero vosotros habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos los mismos que os arrastran a los tribunales? [7] ¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros? [8] Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; [9] pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). No discernían lo que realmente eran a los ojos de Dios; ellos eran oidores de la palabra, pero no hacedores (Santiago 1:22-27 Santiago 1:22-27 [22] Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. [23] Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. [24] Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. [25] Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace. [26] Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana. [27] La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Habían empezado a usar la lengua de manera incorrecta, y sus deseos vehementes de placer sensual provocaban peleas entre ellos (Santiago 3:2-12 Santiago 3:2-12 [2] Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo. [3] He aquí nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos así todo su cuerpo. [4] Mirad también las naves; aunque tan grandes, y llevadas de impetuosos vientos, son gobernadas con un muy pequeño timón por donde el que las gobierna quiere. [5] Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! [6] Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno. [7] Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana; [8] pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. [9] Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. [10] De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así. [11] ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? [12] Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Santiago 4:1-3 Santiago 4:1-3 [1] ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? [2] Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. [3] Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Su deseo de poseer cosas materiales había llevado a algunos a ser amigos del mundo y, por tanto, no se mantuvieron como vírgenes castas y prudentes, sino se convirtieron en “adúlteras espirituales” porque estaban en enemistad con Dios (Santiago 4:4-6 Santiago 4:4-6 [4] ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. [5] ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente? [6] Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Santiago los corrigió para que no solo fueran oidores, sino también hacedores, y les mostró mediante ejemplos bíblicos que, un hombre que tiene verdadera fe, la manifiesta a través de las obras, las cuales deben estar en concordancia con su fe. Un cristiano con fe verdadera no le diría a un hermano que estuviera desnudo y que careciera de alimento: “Ve en paz, mantente caliente y bien alimentado”, sin darle los artículos de primera necesidad (Santiago 2:14-26 Santiago 2:14-26 [14] Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? [15] Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, [16] y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? [17] Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. [18] Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. [19] Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. [20] ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? [21] ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? [22] ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? [23] Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. [24] Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. [25] Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? [26] Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Santiago no contradice a Pablo al decir que la salvación no es por las obras. Aceptaba la fe como una base para la salvación, pero dijo que no puede haber una fe viva y genuina si no produce buenas obras. Esto se encuentra en armonía con lo que Pablo dice sobre el fruto del Espíritu en Gálatas 5:22-24 Gálatas 5:22-24 [22] Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, [23] mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. [24] Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, junto a su consejo registrado en Efesios 4:22-24 Efesios 4:22-24 [22] En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, [23] y renovaos en el espíritu de vuestra mente, [24] y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
y Colosenses 3:5-10 Colosenses 3:5-10 [5] Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; [6] cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, [7] en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas. [8] Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. [9] No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, [10] y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
sobre el vestirse de la nueva personalidad y con la exhortación de Hebreos 13:16 Hebreos 13:16Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
en cuanto a hacer el bien y compartir las cosas con los demás.