La Pascua Florida: ¿Por qué no debemos celebrar la resurrección de Jesús?

Usted está aquí

La Pascua Florida: ¿Por qué no debemos celebrar la resurrección de Jesús?

La Pascua Florida es una de las festividades religiosas más populares y cientos de millones de personas la celebran cada año. Para la mayoría, esta celebración supuestamente conmemora la resurrección de Cristo. Sin embargo, hay cristianos que no están de acuerdo con ello y se rehúsan a participar en esta tradición.

¿Pero qué hay de malo con la Pascua Florida? ¿Cómo puede ser que los cristianos no celebren la resurrección de Cristo? Analicemos algunos de los problemas relacionados con la tradición de la Pascua Florida.

Los orígenes de la Pascua Florida preceden al cristianismo

Para comenzar, las raíces de la Pascua Florida no se originan en el cristianismo bíblico sino en prácticas religiosas paganas que existían mucho antes. Costumbres tales como conejos, huevos de colores, panes calientes decorados con cruces y servicios religiosos al amanecer, provienen de antiguos ritos de fertilidad que se llevaban a cabo en la primavera para honrar a dioses y diosas de la antigüedad.

El nombre en inglés de esta festividad, Easter, asociado con la aurora en el este, se refiere a la diosa antigua del amanecer, Eostre en inglés antiguo, u Ostara en alemán. Y esto aparentemente se deriva de la diosa babilonia Ishtar, que en otras partes se conoce como Astarté y Astarot, la reina del cielo, cuya adoración es específicamente condenada en la Biblia.

Lo cierto es que la Biblia condena la adoración de todo dios falso y también la utilización de prácticas derivadas de religiones paganas para adorar al Dios verdadero. Dios no acepta tal adoración, aunque sea para honrarlo.

Fíjese en su clara instrucción en Deuteronomio 12:29-32 Deuteronomio 12:29-32 [29] Cuando Jehová tu Dios haya destruido delante de ti las naciones adonde tú vas para poseerlas, y las heredes, y habites en su tierra, [30] guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré. [31] No harás así a Jehová tu Dios; porque toda cosa abominable que Jehová aborrece, hicieron ellos a sus dioses; pues aun a sus hijos y a sus hijas quemaban en el fuego a sus dioses. [32] Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: “Cuando el Eterno tu Dios haya destruido delante de ti las naciones adonde tú vas para poseerlas, y las heredes, y habites en su tierra, guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré. No harás así al Eterno tu Dios; porque toda cosa abominable que el Eterno aborrece, hicieron ellos a sus dioses . . . Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás” (énfasis nuestro en todo este artículo).

La cronología es absolutamente incorrecta

Algunos dirán, “Bueno, pero se pueden eliminar los símbolos paganos de esta celebración y hacer que se enfoque únicamente en honrar la resurrección de Cristo. Pero debemos entender que la cronología misma de esta observancia proviene de la religión falsa. No es bíblica.

En las lenguas romances (aquellas que se derivan del latín, como el italiano y el español) la festividad no se conoce con el nombre pagano de Easter sino con el nombre de un festival bíblico, Pascua. No obstante, esta no es la Pascua bíblica auténtica. En este día, a partir del Éxodo en Egipto, los israelitas ofrecían corderos representando la ofrenda de Jesucristo, “el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29 Juan 1:29El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Y fue durante el verdadero día de la Pascua que Cristo fue crucificado.

Una mirada más acuciosa a los relatos de los evangelios muestra que en aquel tiempo el pueblo judío había llegado a llamar “Pascua” tanto al día de la Pascua como a la fiesta completa de siete días de los Panes sin Levadura que le sigue inmediatamente después (Levítico 23:4-8 Levítico 23:4-8 [4] Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos: [5] En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es de Jehová. [6] Y a los quince días de este mes es la fiesta solemne de los panes sin levadura a Jehová; siete días comeréis panes sin levadura. [7] El primer día tendréis santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis. [8] Y ofreceréis a Jehová siete días ofrenda encendida; el séptimo día será santa convocación; ningún trabajo de siervo haréis.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Por tanto, “Pascua” se refería a todo el período de fiestas a principios de la primavera (en el hemisferio norte).

Y como Jesús estuvo en la tumba tres días y tres noches (Mateo 12:40 Mateo 12:40 Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), fue resucitado durante la Fiesta de los Panes sin Levadura o “semana de la Pascua”. Esto permitió que una fiesta de resurrección inventada posteriormente durante esa semana se llamara “Pascua”, pero realmente no era la Pascua de la Biblia. De hecho, a la Pascua Florida en las lenguas latinas a veces se le llama “Pascua de Resurrección” para distinguirla de la verdadera Pascua en la que murió Cristo.

Sin embargo, reiteramos, este alcance de nombre es un absoluto error, especialmente porque la fecha de la fiesta de Pascua Florida no depende de las fechas bíblicas de la Pascua y la Fiesta de los Panes sin Levadura en el calendario hebreo. La verdad es que la Pascua Florida se fijó para que cayera en el primer domingo después de la primera luna llena que ocurriera en el equinoccio de primavera, o con posterioridad (tema acerca de cuya interpretación existen algunas divergencias entre la cristiandad oriental y occidental). Esto coincide solo esporádicamente con las fechas bíblicas de la Pascua y los Días de los Panes sin Levadura. No se trata de la misma observancia, ni en el tema ni en el día en que se celebra.

Otro problema con la cronología aquí es que Jesús no resucitó el día domingo — la supuesta razón para la adoración semanal en este día y la observancia anual del Domingo de Pascua. El período del Viernes Santo al Domingo de Pascua es erróneo. Al examinar la Biblia se puede demostrar de manera concluyente que Jesús murió y fue enterrado el miércoles y salió de su tumba tres días y tres noches después (vea Mateo 12:40 Mateo 12:40 Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
y lea nuestro artículo “Del Viernes Santo al Domingo de Resurrección en la página 8).

Su resurrección en realidad ocurrió el día sábado, durante el sábado semanal. Por lo tanto, si quisiésemos celebrar el día en que Jesús resucitó, debiera ser el séptimo día de la semana, que es el sábado (observado desde la puesta de sol del viernes a la puesta de sol del sábado cada semana). Desde luego esto es algo que debemos hacer de todas maneras, ya que observar el sábado es uno de los Diez Mandamientos, sin importar el día en que Jesús resucitó. (La adoración semanal en el día domingo también tiene orígenes en la religión pagana, ya que este era el día en que se honraba al dios sol en la antigüedad).

¿Resucitado en la Fiesta de las Primicias?

Algunos creen que el domingo que cae durante la Fiesta de los Panes sin Levadura es el día correcto para celebrar la resurrección de Jesús y lo llaman Fiesta de las Primicias. ¿Tiene esto validez?

Es verdad que el domingo que caía durante los Días de los Panes sin Levadura marcaba una ocasión especial. Dios les había ordenado a los israelitas que en este día trajeran la ofrenda de las primicias y ofrecieran una gavilla de cebada que se mecía ante él para ser aceptada (vea Levítico 23:4-14 Levítico 23:4-14 [4] Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos: [5] En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es de Jehová. [6] Y a los quince días de este mes es la fiesta solemne de los panes sin levadura a Jehová; siete días comeréis panes sin levadura. [7] El primer día tendréis santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis. [8] Y ofreceréis a Jehová siete días ofrenda encendida; el séptimo día será santa convocación; ningún trabajo de siervo haréis. [9] Y habló Jehová a Moisés, diciendo: [10] Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra que yo os doy, y seguéis su mies, traeréis al sacerdote una gavilla por primicia de los primeros frutos de vuestra siega. [11] Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de Jehová, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo la mecerá. [12] Y el día que ofrezcáis la gavilla, ofreceréis un cordero de un año, sin defecto, en holocausto a Jehová. [13] Su ofrenda será dos décimas de efa de flor de harina amasada con aceite, ofrenda encendida a Jehová en olor gratísimo; y su libación será de vino, la cuarta parte de un hin. [14] No comeréis pan, ni grano tostado, ni espiga fresca, hasta este mismo día, hasta que hayáis ofrecido la ofrenda de vuestro Dios; estatuto perpetuo es por vuestras edades en dondequiera que habitéis.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Jesús mismo es la primicia (o primeros frutos) de la cosecha espiritual de Dios entre los seres humanos (vea 1ro Corintios 15:20-23 1ro Corintios 15:20-23 [20] Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. [21] Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. [22] Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. [23] Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Y evidentemente él ascendió brevemente al cielo el día después de su resurrección, ya que primero le dijo a María Magdalena que no lo tocara porque aún no había ascendido al Padre, pero más adelante sí permitió que la gente lo tocase y adorase (compare Juan 20:16-17 Juan 20:16-17 [16] Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro). [17] Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 28:9-10 Mateo 28:9-10 [9] he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron. [10] Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Lucas 24:39 Lucas 24:39 Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Por tanto, Jesús debió haber ascendido en algún momento en el día de la ofrenda de la gavilla mecida, cumpliendo así lo que esta ofrenda representaba.

Debe aclararse que esta ocasión, la Fiesta de las Primicias, no era una fiesta distinta. Más bien era una ofrenda de las primicias de la cosecha de cebada durante la Fiesta de los Panes sin Levadura. El nombre “Fiesta de las Primicias” se aplica más exactamente a Pentecostés o Fiesta de las Semanas, cincuenta días después, con sus panes de trigo leudados que representan al pueblo de Dios de esta era como primicias espirituales, siendo Jesús mismo la primera de las primicias (véase Éxodo 23:16 Éxodo 23:16También la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores, que hubieres sembrado en el campo, y la fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando hayas recogido los frutos de tus labores del campo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 34:22; Números 28:26 Números 28:26Además, el día de las primicias, cuando presentéis ofrenda nueva a Jehová en vuestras semanas, tendréis santa convocación; ninguna obra de siervos haréis.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Santiago 1:18 Santiago 1:18El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

En cuanto a la ofrenda de la gavilla, debemos entender que no conmemoraba específicamente la resurrección de Jesús. Nótese que la gavilla no se mecía ante Dios al final del sábado, cuando Jesús resucitó, sino a la mañana siguiente, cuando ya había resucitado. Como dijimos, la gavilla mecida mostraba la aceptación de Jesús por parte de su Padre Celestial como la primera de las primicias, representando a todos aquellos cristianos que más tarde encontrarían la aceptación de Dios por medio de Jesús. También debemos tomar en cuenta que aunque la ofrenda de la gavilla figura como uno de los tiempos señalados por el Eterno en Levítico 23, no hay ningún mandato para una asamblea de adoración en esta ocasión como en los otros días santos nombrados aquí.

El hecho es que la Biblia no da ninguna instrucción en cuanto a celebrar la resurrección de Jesús. No vemos una conmemoración del tiempo o fecha de la resurrección (a pesar de que, como se hizo notar anteriormente, de todas maneras debemos observar el séptimo día de la semana como sábado semanal).

Puede que algunos digan, ¿pero qué hay de malo en observar el día de resurrección, aunque Dios no lo haya instruido? Pero una pregunta mucho mejor sería, ¿por qué hacer esto y no observar las ocasiones que Dios sí ha ordenado específicamente?

El simbolismo en las fiestas de primavera ordenadas por Dios

Dios ha ordenado dos festivales anuales vinculados entre sí a principios de la primavera (en el hemisferio norte) que definitivamente debemos observar como cristianos, tal como hicieron Jesús y los apóstoles. Estos son la Pascua y los Días de Panes sin Levadura.

Jesús murió en el día de la Pascua. Por siglos este día ha simbolizado su muerte por nuestros pecados como el Cordero de Dios sacrificado, y él les ordena a sus seguidores guardar la Pascua como conmemoración o recordatorio de su sacrificio por nosotros (Mateo 26:26-28 Mateo 26:26-28 [26] Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. [27] Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; [28] porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Lucas 22:19-20 Lucas 22:19-20 [19] Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. [20] De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1ro Corintios 11:23-26 1ro Corintios 11:23-26 [23] Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; [24] y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. [25] Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. [26] Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Tres días después, durante la Fiesta de los Panes sin Levadura, Jesús fue resucitado. ¿Significa esto que la fiesta de siete días debe ser una celebración de la resurrección que dure toda la semana, como un tipo de Pascua Florida prolongada a la que se le ha extraído el paganismo? No, porque la Fiesta de los Panes sin Levadura es mucho más que eso. La resurrección de Jesús es un tema vital en el significado de esta fiesta, pero como parte de un panorama más amplio.

Considere lo que en realidad ocurrió: Jesús murió y fue sepultado durante los primeros tres días de esta fiesta, resucitó a la vida en medio de ella, luego fue aceptado como la primicia de la cosecha espiritual de Dios, y continuó viviendo entre sus discípulos e impartiendo sus enseñanzas. Todo esto es parte del significado de la Fiesta de los Panes sin Levadura.

La Fiesta de los Panes sin Levadura, como la Pascua, fue revelada a los israelitas durante el tiempo del éxodo (Éxodo 12-13). En el curso de estos días los israelitas dejaron la esclavitud de Egipto. Eliminar y evitar la levadura (un agente que causa que la masa se expanda al hornearla) simboliza nuestra salida del pecado.

Igualmente, comer pan sin levadura, como se ordena hacer durante este mismo tiempo, simbolizaba el verdadero “pan de vida”, Jesucristo (Juan 6:32-35 Juan 6:32-35 [32] Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo. [33] Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. [34] Le dijeron: Señor, danos siempre este pan. [35] Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 48-51, 53-58). Solo por medio de Jesucristo viviendo en nosotros es que podemos desarrollar un carácter piadoso y llevar una vida justa.

Debemos ser crucificados y morir con Cristo de manera figurativa: al bautizarnos, nuestro ser antiguo y pecador muere y es enterrado con él para que podamos ser resucitados simbólicamente y caminemos en una nueva vida, que es lo que representa el bautismo (Gálatas 2:20 Gálatas 2:20Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Romanos 6, Colosenses 3:1-10 Colosenses 3:1-10 [1] Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. [2] Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. [3] Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. [4] Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria. [5] Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; [6] cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, [7] en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas. [8] Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. [9] No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, [10] y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
y Filipenses 3:10-11 Filipenses 3:10-11 [10] a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte, [11] si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

La Fiesta de los Panes sin Levadura representa nuestra salida del pecado, pero debemos darnos cuenta de que esta salida del pecado refleja a la persona que anteriormente murió y fue enterrada simbólicamente con Cristo y luego resucitó con él a una nueva forma de vivir – a su forma.

Como el verdadero “pan de vida” representado por el pan sin leudar que los cristianos ingieren durante la Fiesta de los Panes sin Levadura, Jesucristo vive su vida resucitada en nosotros por medio del Espíritu Santo. Esto nos permite llevar una vida de santificación y transformación hasta la culminación, es decir, nuestra resurrección literal al regreso de Cristo. Así, lo que estos días simbolizan, nuestra salida del pecado para encontrar finalmente una nueva vida y ser aceptados por Dios, fue posible gracias a que Jesús fue literalmente resucitado y aceptado por Dios durante estos mismos días. ¡Esto claramente no fue una coincidencia!

Tenemos que comprender que la resurrección de Jesús es vital para el proceso de salir del pecado. Como Pablo escribió: “Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados” (1ro Corintios 15:17 1ro Corintios 15:17y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Y es aquí donde fracasa la idea de una resurrección en la Pascua Florida, porque simplemente se enfoca en un héroe que conquistó la muerte. En el caso de Jesucristo, esto es sin duda impresionante y maravilloso, pero en sí mismo carece del contexto de su muerte y resurrección como la base de nuestro propio perdón por una vida de pecado, y de cómo nuestras vidas se renuevan con Jesucristo viviendo nuevamente en nosotros, lo que en última instancia nos lleva a nuestra propia resurrección futura.

Al guardar los Días de los Panes sin Levadura conmemoramos el hecho de que Jesús fue resucitado para vivir en nosotros y ayudarnos a superar el pecado, pero no como una celebración específica de la resurrección según es para muchos la Pascua Florida. Esta no abarca el panorama general del gran plan de salvación de Dios y carece de un enfoque equilibrado y apropiado en cuanto a la necesidad de mantener nuestro antiguo ser sepultado y vivir una nueva vida a través de Cristo, ansiando la transformación final en el futuro, cuando él regrese (1ro Corintios 15:50-54 1ro Corintios 15:50-54 [50] Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción. [51] He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, [52] en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. [53] Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. [54] Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Quienes reconocen los problemas que presenta la Pascua Florida no deben permitir que la corrupción pagana les impida tener una perspectiva correcta respecto a la resurrección de Jesús y el reconocimiento de su rol como “pan de vida” en el significado de la fiesta bíblica de los Panes sin Levadura, por medio del cual también podremos recibir la vida eterna cuando resucitemos nosotros mismos de entre los muertos (Juan 6:50-58 Juan 6:50-58 [50] Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera. [51] Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. [52] Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne? [53] Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. [54] El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. [55] Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. [56] El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. [57] Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí. [58] Este es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Finalmente, en respuesta a la pregunta inicial, podríamos a la vez preguntar: ¿Cómo puede alguien ser cristiano y no observar los días que Dios ordenó — los días que representan su gran plan para salvar a la humanidad por medio de Jesucristo? Antes de saber de estos, uno podría decir que era por ignorancia. Pero después de enterarse de su existencia, ahora usted sabe. ¡Lo animamos a aprender más y a honrar a Dios el Padre y a Jesucristo como ellos nos han instruido! BN