La conspiración para cancelar a Dios

Usted está aquí

La conspiración para cancelar a Dios

La palabra “cancelar” se deriva del término latino cancellare, que significa “tachar” (eliminar o borrar), como cuando se anula una reserva de avión o un contrato de teléfono móvil. Sin embargo, en los últimos años la palabra “cancelar” se ha utilizado para declarar inaceptables, e incluso detestables, a personas y organizaciones. Este tipo de “cancelación” se realiza en muchos países occidentales a través de los medios de comunicación masivos y las redes sociales, y va en aumento.

Tanto se ha extendido esta práctica de rechazo o boicot público a diversos individuos, grupos o instituciones como castigo por sus puntos de vista o conductas sociales, morales o políticamente objetables, que se ha acuñado la frase “cultura de la cancelación” para describirla.

Los defensores de la cultura de la cancelación determinan qué puntos de vista son “aceptables”: casi siempre son los que están a favor del aborto y del movimiento LGBTQ, y en contra de Dios y la Biblia. Cualquiera que infrinja estos criterios ideológicos puede ser amenazado con la pérdida de su empleo, la ruina de su reputación, su expulsión de las redes sociales, o algo peor.

El cristianismo bajo asedio

El blanco principal de esta embestida suelen ser los principios y valores morales bíblicos. Un artículo del periódico en línea American Thinker describe la situación de esta manera :“En los últimos años, un nuevo y vigoroso secularismo . . . ha logrado que la ridiculización del cristianismo se incorpore a la corriente principal del comportamiento aceptable. Hoy en día, el ataque a la Biblia y las burlas a los cristianos son el pasatiempo favorito en la televisión, las películas y las redes sociales.

“El ataque al libre ejercicio de la religión ahora va más allá de la oración en los partidos de fútbol y ceremonias de inicio de curso y ha originado incluso batallas legales sobre pasteles de boda. [En Estados Unidos, algunos dueños de pastelerías han sido demandados por negarse a hacer pasteles para bodas de homosexuales]. Un grupo relativamente pequeño de organizaciones activistas ateas y radicales . . . ha conseguido prohibir la oración en las escuelas y los símbolos cristianos en edificios públicos. Al mismo tiempo . . . el cristianismo es apartado del modo de vida común. Esta es simple y llanamente una guerra cultural, y sus efectos se extienden más allá de Estados Unidos” (Jeff Lukens, “Christianity is Under Siege in America” [El cristianismo está bajo asedio en Estados Unidos], 12 de junio de 2019).

La eliminación de los valores cristianos no es solo un fenómeno contemporáneo, ya que el cristianismo siempre ha tenido sus detractores. De hecho, a lo largo de los tiempos ha habido una diabólica y persistente campaña para expulsar a Dios y su influencia de la vida de las personas.

Sin embargo, el respeto y el honor hacia Dios y la Biblia formaron los cimientos de la cultura occidental y proporcionaron importantes beneficios a la sociedad durante muchas generaciones. Como explica un informe de la Fundación Heritage: “La fortaleza de la unidad familiar está entrelazada con la práctica de la religión. Quienes van a la iglesia tienen más probabilidades de estar casados, menos probabilidades de divorciarse o quedarse solteros, y más probabilidades de manifestar altos niveles de satisfacción en el matrimonio. La asistencia a la iglesia es el índice más importante de la estabilidad y la felicidad matrimonial.

“Las creencias y prácticas religiosas contribuyen sustancialmente a la formación de criterios morales personales y a un juicio moral sólido. La práctica religiosa regular suele proteger a la gente contra una serie de problemas sociales como suicidio, abuso de drogas, nacimientos fuera del matrimonio, delincuencia y divorcio. La práctica regular de la religión también fomenta efectos beneficiosos para la salud mental como menos depresión, más autoestima y mayor felicidad familiar y matrimonial” (Patrick Fagan, “Why Religion Matters: The Impact of Religious Practice on Social Stability” [Por qué importa la religión: El impacto de la práctica religiosa en la estabilidad social], 25 de enero de 1996).

El antagonismo hacia el cristianismo sigue creciendo

La civilización occidental se ha beneficiado de las enseñanzas de Jesucristo al abolir o reducir en gran medida prácticas tan horrendas como los sacrificios humanos, el infanticidio y la esclavitud. Asimismo, los principios cristianos han tenido una influencia positiva en la sociedad en lo que respecta a la santidad del matrimonio, la crianza de los hijos y la vida familiar.

Estas enseñanzas también lograron elevar la condición de la mujer al condenar las relaciones sexuales fuera del matrimonio, la infidelidad marital, el divorcio, el incesto, la pornografía y la prostitución. Además, la historia está llena de ejemplos de adherentes al cristianismo que hicieron contribuciones vitales al progreso humano en cuanto a la atención sanitaria, la literatura, el gobierno, los negocios, el derecho, la filantropía y las ciencias.

Pero si bien el culto a Dios y el cumplimiento de sus mandamientos han brindado enormes bendiciones a las personas a lo largo de los tiempos, el antagonismo hacia los valores divinos ha aumentado constantemente, especialmente en las dos últimas generaciones en el mundo occidental. Parte de la razón de esto es que tanto individuos como instituciones han sido sometidos a crecientes restricciones gubernamentales en cuanto a la enseñanza y el aprendizaje acerca de Dios y su forma de vida justa.

Por ejemplo, en 1962 la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que la oración en las escuelas públicas era inconstitucional. Al año siguiente declaró que las escuelas públicas ya no podían permitir que se leyera la Biblia en las aulas.

En 1973, la Corte Suprema legalizó el aborto (el asesinato de bebés en gestación) en todo el país. Más tarde, en 1980, el mismo tribunal decidió que colocar copias de los Diez Mandamientos en las escuelas públicas era una violación a la Constitución.

Más recientemente, en 2015, la Corte Suprema anuló cualquier ley que prohibiera el matrimonio homosexual. Y en 2020 dictaminó que la Ley de Derechos Civiles de 1964 se reinterpretara de manera que supuestamente incluyera la orientación sexual y los derechos de los transexuales, excediendo por mucho su intención original. La promulgación de estas y otras espantosas regulaciones para obstruir la enseñanza y adhesión a los estándares morales correctos han contribuido eficazmente a eliminar a Dios y su influencia de la sociedad estadounidense.

Consecuencias de una conducta destructiva

La intensificación de la hostilidad hacia la religión, particularmente hacia los principios cristianos, se debe no solo a los elementos radicales de la sociedad, sino también a los políticos débiles o intolerantes, a los burócratas del Gobierno, a los funcionarios de escuelas y universidades, a los profesores y a los principales medios de comunicación.

Los esfuerzos por desprestigiar los valores bíblicos han erosionado gravemente los cimientos de una sociedad sólida y recta. Por lo tanto, no debe sorprendernos que se produzcan tantas consecuencias negativas cuando la gente se involucra en conductas destructivas como el sexo inmoral, la pornografía, la cohabitación y el divorcio, lo que lleva a hogares sin padre, violencia, adicción a las drogas y al alcohol, y a muchos otros males.

Un artículo en el periódico evangélico en línea The Christian Post hace énfasis en este punto, afirmando: “Desde la prohibición de la oración en las escuelas, pasando por la prohibición de exhibir en público los Diez Mandamientos y los símbolos cristianos, hasta las demandas contra fotógrafos cristianos por negarse a fotografiar bodas de homosexuales, la guerra contra la presencia cristiana en Estados Unidos es cada vez más abierta y agresiva.

“¿Y qué ocurrió durante el último medio siglo mientras esto sucedía? Las instituciones y el comportamiento que proporcionan la amalgama necesaria para mantener unida a una sociedad fiel, civil y virtuosa se han derrumbado. La familia estadounidense tradicional está en ruinas. El cuarenta y tres por ciento de nuestros bebés nacen ahora de madres solteras, en comparación con el cinco por ciento de hace medio siglo . . .

“No fue casualidad que el primer presidente de Estados Unidos, George Washington, advirtiera a la joven nación en su discurso de despedida que la religión y la moralidad son ‘indispensables’ . . . y que hablara en contra de ‘la suposición de que la moralidad puede mantenerse sin la religión’” (Star Parker, “The Ongoing War Against Christianity” [La continua guerra contra el cristianismo], 3 de abril de 2015).

Los ataques a los principios bíblicos por parte de los secularistas ateos y amorales están diseñados intencionalmente para menoscabar la moral divina y justa. Funcionarios de gobierno, jueces, magistrados de la Corte Suprema, periodistas, profesores y muchos otros se han dejado influir perniciosamente por las llamadas “voces progresistas”. Como si esto fuera poco,  lo más terrible ha sido que muchas iglesias cristianas tradicionales, que deberían haberse opuesto férreamente a esa influencia perjudicial, se rindieron ante ella.

A menudo respondieron a la presión secular diluyendo las verdades eternas y los valores morales fundamentales. Cuando se negaron a oponerse firmemente a la relajación moral representada por las relaciones sexuales prematrimoniales, la cohabitación, el “matrimonio” entre personas del mismo sexo y la transexualidad, muchas iglesias se convirtieron simplemente en un reflejo de los valores seculares y mundanos.

En lugar de guiar a sus rebaños a regirse por una moralidad sólida como roca y con fundamento bíblico, tanto ministros como funcionarios eclesiásticos abandonaron su responsabilidad ante sus ovejas, revelando que eran pastores falsos y sin carácter (Juan 10:12-13 Juan 10:12-13 [12] Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. [13] Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Esto es claramente evidente por el número de personas que han abandonado por completo la religión organizada. Una encuesta de Gallup publicada el 29 de marzo de 2021 reveló que la afiliación a organizaciones religiosas en los Estados Unidos se desplomó a solo un 47 %, de un 70 % en 1999.

Además, según una encuesta realizada por el Centro de Investigación Pew en 2018, muy pocos de quienes se identifican como cristianos se molestan en asistir a los servicios religiosos. En el Reino Unido solo el 18 % va a la iglesia con regularidad. En Canadá, apenas 13 %. En Estados Unidos, 19 %. En Australia, 17 %, y en Nueva Zelanda un escaso 15 %.

Advertencias proféticas sobre tiempos peligrosos

El desmoronamiento de los cimientos morales de la sociedad sigue en constante aumento. ¿Qué nos dice la Biblia sobre lo que se avecina?

En una asombrosa profecía sobre el turbulento y peligroso período que precede su segunda venida, Jesucristo advirtió que “por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12 Mateo 24:12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Las consecuencias de la implacable presión secular para cancelar a Dios y sus mandamientos incluyen la escalada de incidentes de violencia, corrupción, deshonestidad y crimen. Cuanto más rechaza la sociedad a Dios, más sufre el azote del asesinato, la agresión, la violación, el robo y el secuestro, así como los actos brutales y despiadados del terrorismo y la guerra.

El apóstol Pablo escribió esta funesta profecía: “También debes saber que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios”(2nd Timoteo 3:1-4 2nd Timoteo 3:1-4 [1] También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. [2] Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, [3] sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, [4] traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, énfasis nuestro en todo este artículo).

Cuando las personas eliminan de sus vidas a Dios y su perfecta guía divina, se ven obligadas a decidir por sí mismas lo que está bien y lo que está mal. Pero ¿cuál es el resultado de intentar usurpar un papel que le pertenece al Creador Eterno por derecho exclusivo?

Proverbios 14:12 Proverbios 14:12 Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
y 16:25 nos advierten: “Hay camino que al hombre le parece recto, pero su fin es camino de muerte”. Además, en Oseas 4:6 Oseas 4:6Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
Dios nos dice: “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento”. El conocimiento que la gente rechaza incluye las leyes eternas y espirituales de Dios expresadas en los Diez Mandamientos y sus muchos otros estatutos perfectos registrados en la Biblia. Dios los estableció para que todas las personas pudieran experimentar alegría, paz y prosperidad ideales.

Y aunque los seres humanos han descubierto innumerables leyes científicas que regulan el universo físico, se niegan a reconocer que existen leyes espirituales que rigen las interacciones entre personas y con Dios mismo. Estas leyes, explicadas a través de la revelación divina, se resumen en dos grandes principios: el amor hacia Dios y el amor hacia el prójimo (Lucas 10:27 Lucas 10:27Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Cuando los seres humanos no se apegan a los mandamientos de Dios, invariablemente se perjudican a sí mismos y a los demás. Esto se debe a que las leyes de Dios operan de manera natural: producen recompensas por actuar de acuerdo con ellas, o castigos por actuar  en su contra, tal como sucede con la ley física de la gravedad.

La maligna, clandestina e incesante obra del diablo

El Todopoderoso quiere que los seres humanos confíen plenamente en que  siempre los guiará cuidadosamente si se someten voluntariamente a él. Nos dice: “Fíate del Eterno de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas” (Proverbios 3:5-6 Proverbios 3:5-6 [5] Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. [6] Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Lamentablemente, la gran mayoría de la gente insiste en que sabe mejor cómo vivir. Este concepto por demás insensato se originó hace mucho tiempo en el huerto de Edén, donde Dios creó a los primeros seres humanos, Adán y Eva, y les infundió aliento de vida (Génesis 2:7 Génesis 2:7Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 15-17; 21-22).

Pero Satanás el diablo también estaba allí, en el huerto. ¿Y qué hizo? Distorsionó su visión de Dios ante sus ojos, insinuando que Aquel que les había enseñado acerca del bien y del mal era en realidad un mentiroso (Génesis 3:1-5 Génesis 3:1-5 [1] Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? [2] Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; [3] pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. [4] Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; [5] sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Aunque Eva fue engañada por el diablo, Adán no lo fue, pero aun así desobedeció abiertamente a Dios comiendo el fruto prohibido junto con su esposa (vv. 6-7).

Así que la venenosa estrategia del diablo para engañar y dañar a la humanidad funcionó desde el mismo principio. Desde entonces, este ser espiritual absolutamente corrupto se ha esforzado por convencer a todos los seres humanos de que deben determinar por sí mismos lo que está bien y lo que está mal, pero bajo su malévola influencia e ignorando los caminos de Dios.

Satanás trabaja incesante y clandestinamente a través de agentes humanos involuntarios para convencer a la gente de que no basta con aceptar de buenas a primeras la Palabra de Dios sobre los asuntos de la vida. Así, este experto manipulador ha traído, y sigue trayendo, profundas tinieblas y horrendos males sobre la humanidad (Efesios 2:2 Efesios 2:2en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 6:11-12; 1ra Pedro 5:8 1ra Pedro 5:8Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Cuando las personas cancelan a Dios abandonando sus caminos, se apartan de él como única fuente de valores verdaderos. Sin el conocimiento perfecto y revelado del Creador se sumen en la ignorancia, causándose a sí mismos y a los demás una terrible angustia y gran sufrimiento físico, mental y emocional.

El profeta Isaías resumió este triste dilema cuando escribió: “Sus pies corren al mal, se apresuran para derramar la sangre inocente; sus pensamientos, pensamientos de iniquidad; destrucción y quebrantamiento hay en sus caminos” (Isaias 59:7 Isaias 59:7Sus pies corren al mal, se apresuran para derramar la sangre inocente; sus pensamientos, pensamientos de iniquidad; destrucción y quebrantamiento hay en sus caminos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Por supuesto, no todo lo que hacen los seres humanos es erróneo, malintencionado o incorrecto. Cuando los esfuerzos de la gente armonizan con las leyes de Dios, pueden producirse buenos resultados. Sin embargo, donde existe una combinación de verdad y error o donde prevalece el error y reina la injusticia, los esfuerzos humanos simplemente no pueden producir resultados satisfactorios. Debido a que las personas eliminan a Dios de sus vidas y toman decisiones erróneas, el mundo está colmado de problemas interminables e insolubles. El rechazo a las perfectas instrucciones y sabiduría del Creador es precisamente la razón por la que la sociedad se halla en constante agitación y llena de ansiedad.

Así pues, la humanidad se encuentra en este terrible dilema. A excepción de Jesús, todas las personas desde el principio de la historia hasta ahora (por muy buenas que puedan parecer ellas o sus acciones desde una perspectiva humana) han participado en la injusticia, es decir, han pecado. Como declara 1ra Juan 3:4 1ra Juan 3:4Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, “Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; el pecado es infracción de la ley”.

¿Pero por qué pecan los seres humanos? Porque tienen una naturaleza corrupta que se resiste a obedecer los mandamientos de Dios (Romanos 8:6-7 Romanos 8:6-7 [6] Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. [7] Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Esta condición está tan arraigada y nos afecta de manera tan natural desde temprana edad, que a menudo no vemos la necesidad de resistirnos a su atracción negativa. Nuestra naturaleza humana está influenciada entre bastidores por el diablo, lo que da lugar al pecado. Y el pecado es un obstáculo para Dios y la justicia que él diseñó y desea para nosotros.

El absurdo intento de rechazar a Dios

Dios estaba plenamente consciente de esta condición humana cuando eligió a las tribus de Israel y ofreció al pueblo sus Diez Mandamientos junto con sus estatutos y juicios. Les dijo que si le mostraban reverencia y temor y obedecían sus leyes perfectas, tendrían una sociedad floreciente y próspera y serían un magnífico ejemplo para todas las naciones que los rodeaban (Deuteronomio 4:5-6 Deuteronomio 4:5-6 [5] Mirad, yo os he enseñado estatutos y decretos, como Jehová mi Dios me mandó, para que hagáis así en medio de la tierra en la cual entráis para tomar posesión de ella. [6] Guardadlos, pues, y ponedlos por obra; porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido, nación grande es esta.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 6:17).

Lamentablemente, el pueblo elegido por Dios no lo siguió a él ni a sus caminos. A pesar de que Dios les recordaba continuamente por medio de sus jueces y profetas que debían ser obedientes por su propio bien, optaron inexorablemente por la desobediencia y por lo tanto cosecharon terribles y dolorosas consecuencias (Isaias 1:2 Isaias 1:2Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

E incluso cuando Dios Padre envió a la Tierra a su único Hijo, Jesucristo, para enseñarles más plenamente la salvación y el Reino de Dios venidero, los seres humanos lo rechazaron, persiguieron, traicionaron y asesinaron (Lucas 17:25 Lucas 17:25 Pero primero es necesario que padezca mucho, y sea desechado por esta generación.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 23:18; Juan 5:43 Juan 5:43 Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hechos de los Apóstoles 7:51-54 Hechos de los Apóstoles 7:51-54 [51] ¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros. [52] ¿A cuál de los profetas no persiguieron vuestros padres? Y mataron a los que anunciaron de antemano la venida del Justo, de quien vosotros ahora habéis sido entregadores y matadores; [53] vosotros que recibisteis la ley por disposición de ángeles, y no la guardasteis. [54] Oyendo estas cosas, se enfurecían en sus corazones, y crujían los dientes contra él.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El mundo en que vivimos actualmente niega a Dios y lo desafía, y muchísimos lo cancelan de sus vidas: individuos, Gobiernos y la sociedad en general. Pero todos ellos deberán aprender que este intento absolutamente fantasioso únicamente puede ocasionar sufrimiento y ruina para ellos mismos, sus familias y comunidades.

Pero aunque Dios es misericordioso y permite que la gente elija con libertad, finalmente no les va a permitir que lo ignoren. Todas las personas deben entender que descartar a Dios y sus leyes es simplemente vivir una mentira. Seamos claros: Dios es Supremo, y no puede ser cancelado.

¿Qué debe hacer usted?

Teniendo en cuenta todo esto, ¿qué deberíamos hacer usted y yo? La respuesta es: volverse a Dios con un profundo y sincero arrepentimiento y buscarlo humilde y obedientemente.

Dios promete responder entonces con un favor y una misericordia abrumadores: “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oraré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra” (2da Crónicas 7:14 2da Crónicas 7:14Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Esta es solo una de las muchas promesas que Dios registra  en la Biblia y que han sido enfatizadas reiteradamente por sus siervos humanos a lo largo de los tiempos. Sin duda, él siempre ha tenido portavoces en la Tierra para que declaren que honrarle y guardar sus leyes es esencial para una vida virtuosa. A veces se trataba de un individuo solitario, como el patriarca Noé. Hoy es la Iglesia de Dios, que enseña fielmente la verdad de la Biblia (Mateo 16:18 Mateo 16:18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1st Timoteo 3:15 1st Timoteo 3:15para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Una parte vital de esta verdad que la Iglesia de Dios anuncia es el maravilloso período que pronto comenzará para toda la humanidad en la segunda venida de Jesucristo. En ese momento él hará que el diablo y sus demonios sean encarcelados durante mil años para que ya no puedan conducir engañosamente a la humanidad hacia la destrucción y la muerte. Y, lo más importante, Jesús establecerá su gobierno justo, el Reino de Dios en la Tierra (Apocalipsis 11:15 Apocalipsis 11:15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1ra Tesalonicenses 4:16 1ra Tesalonicenses 4:16Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

En aquel asombroso tiempo, la humanidad pondrá fin a su larga historia de intentos fallidos por determinar el bien y el mal. Una maravillosa paz, alegría y prosperidad serán el resultado del verdadero conocimiento que se enseñará y aplicará cuidadosamente bajo el justo gobierno de Cristo (Isaias 2:2-4 Isaias 2:2-4 [2] Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. [3] Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová. [4] Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 11:1-9).

Además, Dios dará su Espíritu Santo a todos los que estén dispuestos a arrepentirse y obedecerle, empezando por el pueblo de Israel. “Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor: pondré mis leyes en la mente de ellos, sobre su corazón las escribiré” (Hebreos 8:10 Hebreos 8:10 Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, citando Jeremías 31:33 Jeremías 31:33Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

La insidiosa campaña que se está llevando a cabo en este momento para eliminar de la vida de la gente a Dios, sus mandamientos y sus valores justos, finalmente fracasará, pero no antes de haber hecho un enorme daño al mundo y a los seres humanos.

Pero usted no tiene que ser parte de ello. La emocionante y buena noticia es que Jesucristo regresará a la Tierra y establecerá su modo de vida correcto en todas partes, trayendo una maravillosa paz y prosperidad a toda la humanidad. En ese momento, como nos dice Habacuc 2:14 Habacuc 2:14Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, “la tierra será llena del conocimiento de la gloria del Eterno, como las aguas cubren el mar”.

Por lo tanto, ¡volvámonos a Dios en profundo arrepentimiento y obediencia mientras esperamos ese magnífico tiempo venidero en el que “cancelar a Dios” será cancelado! BN