El pretexto del multiverso

Usted está aquí

El pretexto del multiverso

Al considerar la enorme improbabilidad de la precisa calibración del universo que hace posible nuestra existencia, varios pensadores han intentado explicarla recurriendo a la idea del multiverso, es decir, la hipótesis de que existen muchos otros universos además del nuestro, quizá una cantidad infinita . Esta teoría propone que al existir una gigantesca cantidad de universos, la mayoría de los cuales no podrían albergar vida, algunos sí contarían con la improbable calibración fina que permite la existencia de vida. 

El físico Paul Davies destacó la motivación detrás de esta idea que intenta explicar la calibración fina. “A estas alturas, los ateos comenzaron a mostrar interés. Molestos porque la exacta calibración de las leyes de la física apuntaba a algún tipo de diseño divino, recurrieron a la teoría del multiverso como una buena explicación para la extraña característica bioamigable del universo” (Cosmic Jackpot: Why Our Universe is Just Right for Life, [Lotería cósmica: Por qué nuestro universo es absolutamente perfecto para la vida], 2007, p. xi). 

¿Qué evidencia concreta existe para el así llamado multiverso ? Francamente, la respuesta abreviada es que solo existe en las mentes de los teóricos que lo proponen. Sin embargo, esta teoría ha estado perdiendo su popularidad inicial en la comunidad científica a medida que salen a la luz más ejemplos de calibración fina. Más aún, ni siquiera los telescopios más potentes han logrado encontrar el límite del universo y mucho menos otros universos más allá del nuestro. El filósofo Neil Manson describe honestamente esta teoría como “ el último recurso para el ateo desesperado (God and Design: The Teleological Argument and Modern Science [Dios y el diseño: El argumento teleológico y la ciencia moderna], 2003, p. 18). 

Más difícil aún es explicar el origen del multiverso. ¿Acaso hay una “máquina de multiversos” encargada de producir universos hasta que surja uno que funcione correctamente? ¿Hay una mente genial detrás de tales esfuerzos, o todo es solo un producto del azar? Personas ateas y otras de variados credos han intentado encontrar una explicación a nuestro universo finamente calibrado bajo el argumento de que debe haber una cantidad infinita de ellos, pero no logran explicar quién o qué está generando tan enorme cantidad de universos, si es que estos en realidad existen.

Como observa el físico Peter Bussey respecto a la teoría del multiverso: “Sugerencias como estas superan los límites de lo que consideramos razonable. Obviamente, ellas no nos son impuestas por medio de la observación, ¡sino por ideas teóricas que sus proponentes consideran atractivas! …
Tenemos que sopesar profundamente el criterio utilizado para juzgar conceptos que lógicamente son consistentes pero que parecen destruir el entendimiento en vez de aumentarlo, e incluso destruyen la necesidad de comprender» ( Signposts to God [Señales que apuntan a Dios],
pp. 116-117).

Debemos reconocer que la creencia en un multiverso, que carece en absoluto de evidencia que la apoye, es un acto de fe ciega, algo bastante irónico en gente que denigra la religión, o una negación intencional de la realidad para evitar lo que es claro: ¡la existencia de un Dios Creador!  BN