¿Hay alguna oración específica para pedir perdón?

Usted está aquí

¿Hay alguna oración específica para pedir perdón?

El perdón de Dios es un acto de gracia gratuito que no se puede ganar, pero que requiere de dos pasos fundamentales. No podemos recibir el perdón a menos que nos arrepintamos de nuestros pecados (Hechos de los Apóstoles 2:48 Hechos de los Apóstoles 2:48
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y aceptemos el sacrificio de Jesucristo para pagar la pena de muerte que merecemos por el pecado cometido (Hebreos 9:22 Hebreos 9:22Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Una vez que hemos creído en el poder redentor de Jesús y nos hemos comprometido a “ir y no pecar más” (Juan 8:11 Juan 8:11Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), hay una manera sencilla de orar para pedir perdón, basada en confesar nuestros pecados a Dios (1ra Juan 1:9 1ra Juan 1:9Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). No necesitamos recitar una oración formulaica específica ni construir por nosotros mismos una oración larga y elocuente para ser perdonados. En lugar de eso, debemos decirle honestamente a Dios lo que hemos hecho y pedirle perdón de corazón, como el publicano (recaudador de impuestos) que aparece en la parábola de Jesús, que simplemente se humilló y clamó: "Dios, se propicio a mí, pecador" (Lucas 18:13 Lucas 18:13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). .

Lamentar nuestros pecados e incluso cambiar nuestro comportamiento no es suficiente por sí solo.

El perdón comienza cuando nos damos cuenta de que hemos hecho algo malo que tiene que ser arreglado personalmente con Dios y, como dijo el apóstol Pablo, “la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse;” (2do Corintios 7:10 2do Corintios 7:10Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Arrepentirse significa literalmente "apartarse". Cuando oramos a Dios por perdón, debemos comprometernos a hacer nuestra parte para alejarnos de nuestro comportamiento pecaminoso y acercarnos a él. Esto no significa que siempre tendremos éxito en no volver a pecar, lo que sería ideal, sino que asumiremos la mentalidad de no volver a pecar. Y que lucharemos fervientemente contra nuestro deseo carnal de pecar (Romanos 7:22-25 Romanos 7:22-25 [22] Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; [23] pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. [24] ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? [25] Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Lamentar nuestros pecados e incluso cambiar nuestro comportamiento no es suficiente por sí solo. Esto se aclara en Hebreos 9:22 Hebreos 9:22Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, que dice que "sin derramamiento de sangre no se hace remisión [del pecado]". La pena por nuestros pecados debe pagarse para que seamos perdonados porque Dios requiere justicia; sin embargo, en su gran misericordia, Dios permite que la muerte de Jesucristo tome el lugar de la muerte que nosotros merecemos por nuestros pecados. Es por eso que Juan el Bautista describió a Jesús como "el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Juan 1:29 Juan 1:29El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), y solo la sangre derramada de Jesucristo hace posible el perdón.

Una vez que somos convencidos por Dios de la monumental verdad que representa el sacrificio de Jesús, podemos pedirle perdón a Dios con nuestro arrepentimiento sincero y con confianza a través de la fe en su promesa de que él nos perdonará. Como explicó el apóstol Juan: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” (1ra Juan 1:9 1ra Juan 1:9Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El paso final para recibir el perdón es "confesar nuestros pecados". Esto significa que debemos hablar con Dios en oración, admitirle el mal que hemos hecho y del que nos hemos arrepentido, y pedir que nuestros pecados sean perdonados por el sacrificio de Jesucristo.

 Para conocer más y hacer un estudio más profundo acerca del perdón de Dios, le recomendamos nuestro folleto gratuito El perdón sí es posible.

Perdón Arrepentimiento Superar el pecado

Recommended