¿Elige Dios a los líderes de una nación?

Usted está aquí

¿Elige Dios a los líderes de una nación?

La Biblia registra que Nabucodonosor, un gobernante poderoso del Imperio Babilónico, recibió una visión de Dios 600 años antes de Cristo.  El profeta Daniel interpretó este sueño. Daniel explicó que Dios le dio a Nabucodonosor esta visión "para que conozcan los vivientes que el Altísimo gobierna el reino de los hombres, y que a quien él quiere lo da, y constituye sobre él al más bajo de los hombres." (Daniel 4:17 Daniel 4:17La sentencia es por decreto de los vigilantes, y por dicho de los santos la resolución, para que conozcan los vivientes que el Altísimo gobierna el reino de los hombres, y que a quien él quiere lo da, y constituye sobre él al más bajo de los hombres.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Pocos países desarrollados han tenido un gobernante tan violento en la actualidad. Sin embargo, la Biblia muestra claramente que a veces, Dios colocará a líderes terribles en posiciones de gran poder con el propósito específico de cumplir sus planes. Como lo implican las palabras de Daniel, Nabucodonosor no era un hombre bueno. Arrojó a personas vivas en hornos calientes si no se inclinaban ante su ídolo. Amenazó a todos sus asesores con asesinarlos en masa si no interpretaban su sueño.

Esto ciertamente se cumplió en el faraón del Éxodo, cuyo corazón fue endurecido por Dios una y otra vez hasta que Egipto fue humillado por su maltrato al pueblo de Dios, Israel. Dios envió a Moisés a decirle a Faraón: "Y a la verdad yo te he puesto para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado en toda la tierra." (Éxodo 9:16 Éxodo 9:16Y a la verdad yo te he puesto para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado en toda la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

A veces Dios ha estado directamente involucrado en elevar a individuos en posiciones muy importantes. Él inspiró al profeta Isaías a anunciar con mucha anticipación el ascenso al poder de Ciro el Grande, para cumplir su propósito (Isaias 45:1 Isaias 45:1Así dice Jehová a su ungido, a Ciro, al cual tomé yo por su mano derecha, para sujetar naciones delante de él y desatar lomos de reyes; para abrir delante de él puertas, y las puertas no se cerrarán:
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Fue un siglo y medio más tarde cuando Dios le dio a Ciro el poder sobre el Imperio Persa.

En otro momento, Daniel declaró: “Alabado sea el nombre de Dios por siempre y para siempre,… él controla el curso de los sucesos del mundo;  él quita reyes y pone otros reyes.”(Daniel 2:20-21 Daniel 2:20-21 [20] Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría. [21] El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva traducción viviente). El apóstol Pablo, al escribir a los cristianos que vivían en la capital del Imperio Romano, escribió: "toda autoridad proviene de Dios, y los que ocupan puestos de autoridad están allí colocados por Dios" (Romanos 13:1 Romanos 13:1Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, NTV . vea también Salmos 75:6-7 Salmos 75:6-7 [6] Porque ni de oriente ni de occidente, Ni del desierto viene el enaltecimiento. [7] Mas Dios es el juez; A éste humilla, y a aquél enaltece.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Juan 19:10-11 Juan 19:10-11 [10] Entonces le dijo Pilato: ¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para crucificarte, y que tengo autoridad para soltarte? [11] Respondió Jesús: Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba; por tanto, el que a ti me ha entregado, mayor pecado tiene.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Entonces, ¿significa esto que Dios de alguna manera "respalda" al nuevo presidente de los Estados Unidos o a cualquier otro líder con todos sus defectos y debilidades? No. Lo que sí significa es que Dios tiene un propósito para la humanidad, un propósito para los eventos actuales, y cumplirá ese propósito a través del liderazgo que él pone o permite.

Las Escrituras muestran que aunque a veces Dios sí decide quién será el principal funcionario de una nación, también permite que las personas elijan a líderes cuyos valores no son los que se enseñan las Santas Escrituras, incluso en detrimento de ellos. Una vez criticó a su propio pueblo antiguo con estas palabras: "Israel desechó el bien...Ellos establecieron reyes, pero no escogidos por mí" (Oseas 8:4 Oseas 8:4Ellos establecieron reyes, pero no escogidos por mí; constituyeron príncipes, mas yo no lo supe; de su plata y de su oro hicieron ídolos para sí, para ser ellos mismos destruidos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). La lección es clara: Dios sólo aprueba a aquellos gobernantes que no han "rechazado el bien" como él lo define.

El apóstol Pablo da este magnífico consejo a los cristianos que se preguntan qué pensar de los gobiernos en los que se encuentran viviendo: "Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.” (1st Timoteo 2:1-2 1st Timoteo 2:1-2 [1] Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; [2] por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, énfasis agregado).

Es digno de elogio y apropiado a los ojos de Dios orar para que él provea líderes que trabajen para hacer posible que los creyentes vivan "quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad." Pero primero es fundamental aprender y practicar su voluntad antes de esperar que escuche esas oraciones (ver 1ra Juan 3:22 1ra Juan 3:22y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Incluso Jesús, teniendo fe en las decisiones de Dios, oró: "No se haga mi voluntad, sino la tuya" (Lucas 22:42 Lucas 22:42diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Y es en la Palabra de Dios, la Biblia, donde podemos encontrar su voluntad revelada.