¿Qué decir de Mateo 28:19?

Usted está aquí

¿Qué decir de Mateo 28:19?

En ocasiones el pasaje en Mateo 28:19 Mateo 28:19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
ha sido mal entendido con respecto al concepto de la Trinidad. “Por tanto, id, y haced discípulos … bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”.

Recordemos el importante principio de que la Biblia se interpreta a sí misma. Este pasaje no nos da una descripción de la naturaleza de Dios, sino que nos muestra la forma apropiada para el bautismo.

Observemos Hechos de los Apóstoles 2:38 Hechos de los Apóstoles 2:38Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”. El ejemplo bíblico es que después de arrepentirse verdaderamente y ser bautizada la persona, el ministro le impone las manos y ésta recibe el Espíritu Santo directamente de Dios (Hechos de los Apóstoles 8:14-17 Hechos de los Apóstoles 8:14-17 14 Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan; 15 los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo; 16 porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús. 17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

No obstante lo importante que es, el bautismo solo no es suficiente. Tiene que ser seguido de la imposición de manos, tal como lo ordena la Biblia, para recibir el Espíritu Santo, que es la semilla de la vida eterna (Hechos de los Apóstoles 19:1-6 Hechos de los Apóstoles 19:1-6 1 Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hallando a ciertos discípulos, 2 les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo. 3 Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. 4 Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. 5 Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. 6 Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). No podemos participar de la naturaleza de Dios (2da Pedro 1:4 2da Pedro 1:4por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) sin antes haber sido engendrados por el Padre por medio de su Espíritu, el cual transmite esa naturaleza divina.

La instrucción de Jesús en Mateo 28:19 Mateo 28:19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
implica que, antes de ser bautizados, los creyentes habrán aprendido acerca del Padre, su Hijo y el Espíritu Santo. Al ser bautizados, entran en una relación familiar personal con el Padre y el Hijo por medio del Espíritu Santo, recibiendo así el nombre de Dios (comparar Efesios 3:14-15 Efesios 3:14-15 14 Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 15 de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Este es el mensaje de Mateo 28:19 Mateo 28:19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
.