Cómo entender a Dios por medio de Jesucristo

Usted está aquí

Cómo entender a Dios por medio de Jesucristo

“El que me ha visto a mí, ha visto al Padre . . .” (John 14:9 John 14:9Jesus said to him, Have I been so long time with you, and yet have you not known me, Philip? he that has seen me has seen the Father; and how say you then, Show us the Father?
American King James Version×
).

La Biblia está llena de claves que a menudo se pasan por alto y que podrían aclarar mucha de la confusión que existe con respecto a Dios y su Verbo. Al leer las Escrituras uno puede percibir vagamente estas cosas, pero a veces no las vemos claramente debido a ciertos conceptos erróneos acerca de la Biblia.

Jesucristo vino para revelar al Padre (Matthew 11:27 Matthew 11:27All things are delivered to me of my Father: and no man knows the Son, but the Father; neither knows any man the Father, save the Son, and he to whomsoever the Son will reveal him.
American King James Version×
). No obstante, la cristiandad en general no le presta mucha atención al Padre y se concentra casi exclusivamente en Cristo. Tal actitud definitivamente no provino del Hijo. Él mismo nos instruyó acerca de la forma en que debemos orar: “ Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo” (Matthew 6:9-10 Matthew 6:9-10 9 After this manner therefore pray you: Our Father which are in heaven, Hallowed be your name. 10 Your kingdom come, Your will be done in earth, as it is in heaven.
American King James Version×
, NVI). Jesús siempre se esforzó por encaminar a la gente hacia el Padre y así pudieran conocerlo.

Al no comprender realmente los cuatro evangelios, la gente tiene un entendimiento sumamente erróneo acerca de Dios el Padre. La realidad bíblica frecuentemente es muy contraria a la forma en que muchos, incluso entre los principales movimientos religiosos, lo visualizan.

El Padre está íntimamente interesado en toda su creación. Él sabe hasta cuando un pajarillo cae a tierra; y Jesús nos dice que los humanos valemos “más que muchos pajarillos” (Matthew 10:29-31 Matthew 10:29-31 29 Are not two sparrows sold for a farthing? and one of them shall not fall on the ground without your Father. 30 But the very hairs of your head are all numbered. 31 Fear you not therefore, you are of more value than many sparrows.
American King James Version×
). Dios está profundamente interesado en su plan de salvación para toda la humanidad.

Dios da la lluvia y hace salir el sol para todos, justos e injustos. Es benigno con los desagradecidos y malvados. Es misericordioso con esta humanidad rebelde (Luke 6:35-36 Luke 6:35-36 35 But love you your enemies, and do good, and lend, hoping for nothing again; and your reward shall be great, and you shall be the children of the Highest: for he is kind to the unthankful and to the evil. 36 Be you therefore merciful, as your Father also is merciful.
American King James Version×
). Es paciente con todos nosotros, y siempre está con la esperanza de que nos arrepintamos (2 Pedro 3:9).

Dios el Padre se preocupa particularmente por las “primicias” —aquellos a quienes ha llamado a la vida eterna en este tiempo— y en especial por esos “pequeños” que están en las primeras etapas de la conversión (Matthew 18:6-14 Matthew 18:6-14 6 But whoever shall offend one of these little ones which believe in me, it were better for him that a millstone were hanged about his neck, and that he were drowned in the depth of the sea. 7 Woe to the world because of offenses! for it must needs be that offenses come; but woe to that man by whom the offense comes! 8 Why if your hand or your foot offend you, cut them off, and cast them from you: it is better for you to enter into life halt or maimed, rather than having two hands or two feet to be cast into everlasting fire. 9 And if your eye offend you, pluck it out, and cast it from you: it is better for you to enter into life with one eye, rather than having two eyes to be cast into hell fire. 10 Take heed that you despise not one of these little ones; for I say to you, That in heaven their angels do always behold the face of my Father which is in heaven. 11 For the Son of man is come to save that which was lost. 12 How think you? if a man have an hundred sheep, and one of them be gone astray, does he not leave the ninety and nine, and goes into the mountains, and seeks that which is gone astray? 13 And if so be that he find it, truly I say to you, he rejoices more of that sheep, than of the ninety and nine which went not astray. 14 Even so it is not the will of your Father which is in heaven, that one of these little ones should perish.
American King James Version×
). En el versículo 10 se les advierte seriamente a los cristianos más maduros que tengan mucho cuidado de no ofender “a uno de estos pequeños”.

El Hijo, Jesucristo, nos dejó ejemplo claro de cómo vive y piensa el Padre. Realmente vino a revelarnos al Padre. Es por medio de Cristo —su obra, su maravilloso ejemplo, su vida misma— que podemos comprender más ampliamente la naturaleza y carácter del Padre. Muchas personas pasan por alto este principio bíblico.

Cristo es la imagen del Padre

En el Nuevo Testamento se nos aclaran muchas cosas para que podamos entender el Antiguo, sobre todo en cuestiones acerca del Padre y del Hijo.

Como ya vimos en Hebrews 1:2-3 Hebrews 1:2-3 2 Has in these last days spoken to us by his Son, whom he has appointed heir of all things, by whom also he made the worlds; 3 Who being the brightness of his glory, and the express image of his person, and upholding all things by the word of his power, when he had by himself purged our sins, sat down on the right hand of the Majesty on high:
American King James Version×
: Dios “en estos días finales nos ha hablado por medio de su [o ‘un’] Hijo. A éste lo designó heredero de todo, y por medio de él hizo el universo. El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es  . . .” (NVI). Cristo era exactamente como el Padre.

En este versículo se usa el vocablo griego charakter , del cual se tradujo la palabra imagen . El significado de este vocablo “denota, en primer lugar, una herramienta para grabar . . . [o] una estampa o impresión, como sobre una moneda o un sello, en cuyo caso el sello o cuño que hace una impresión lleva la imagen que produce, y, vice-versa, todas las características de la imagen se corresponden respectivamente con las del instrumento que las ha producido” (W.E. Vine, Diccionario expositivo de palabras del Nuevo Testamento , 1984, 2:226).

No es de sorprendernos, pues, que Jesús le haya dicho a Felipe: “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre” (John 14:9 John 14:9Jesus said to him, Have I been so long time with you, and yet have you not known me, Philip? he that has seen me has seen the Father; and how say you then, Show us the Father?
American King James Version×
). Cristo es la imagen misma de Dios el Padre. Podemos aprender mucho de una conversación que Jesús tuvo con sus apóstoles. Le había dicho a Tomás: “. . . nadie viene al Padre, sino por mí” (v. 6). Jesús vino a revelar al Padre. Luego continuó: “Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto” (v. 7).

Es fácil leer a la ligera estas palabras y no percibir su gran significado. La Biblia no es un libro para lectura rápida o para darle sólo una ojeada. Para que podamos entender su profundo significado, es necesario meditar y pensar tranquila y cuidadosamente. Debemos acostumbrarnos a reflexionar acerca del significado de lo que estamos leyendo.

Los discípulos aún no estaban realmente convertidos, aún no habían sido engendrados por el Espíritu Santo; por tanto, no podían comprender el fantástico significado de lo que Jesús les estaba diciendo. En otra ocasión, Jesús le había dicho a Pedro: “y tú, una vez vuelto [convertido], confirma a tus hermanos” (Luke 22:32 Luke 22:32But I have prayed for you, that your faith fail not: and when you are converted, strengthen your brothers.
American King James Version×
). Cuando en la celebración de la Pascua Jesús instituyó el lavamiento de pies, le dijo a Pedro: “Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después” (John 13:7 John 13:7Jesus answered and said to him, What I do you know not now; but you shall know hereafter.
American King James Version×
).

Después de resucitar a Jesucristo, Dios enviaría su Espíritu el día de Pentecostés, y entonces los discípulos empezarían a entender (John 14:16-17 John 14:16-17 16 And I will pray the Father, and he shall give you another Comforter, that he may abide with you for ever; 17 Even the Spirit of truth; whom the world cannot receive, because it sees him not, neither knows him: but you know him; for he dwells with you, and shall be in you.
American King James Version×
; John 16:12-13 John 16:12-13 12 I have yet many things to say to you, but you cannot bear them now. 13 However, when he, the Spirit of truth, is come, he will guide you into all truth: for he shall not speak of himself; but whatever he shall hear, that shall he speak: and he will show you things to come.
American King James Version×
). Pero volvamos a la conversación de Jesús con sus discípulos.

En John 14:8 John 14:8Philip said to him, Lord, show us the Father, and it suffises us.
American King James Version×
leemos que Felipe le dijo a Jesús: “Señor, muéstranos al Padre, y nos basta”. Obviamente, Felipe no había entendido lo que Jesús le acababa de decir a Tomás (v. 7). “Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre ; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre” (v. 9).

Jesús amonestó amablemente a Felipe por su falta de entendimiento, pero también los otros discípulos estaban en la misma situación. Incluso hoy en día mucha gente no alcanza a comprender la magnitud del sentido espiritual de estas palabras de Jesús. Aunque eran dos seres distintos, Jesús era la imagen misma del Padre. Jesucristo era exactamente como Dios el Padre; sin embargo, en la Biblia se nos muestra claramente que ellos eran y son dos seres distintos.

Conocemos a Dios por medio de Jesucristo. Entendemos la naturaleza y el carácter del Padre por medio del Hijo, no por medio de antiguas filosofías o por el conocimiento incompleto y muchas veces equivocado de falibles seres humanos.

Cómo entender la naturaleza del espíritu

Las vivencias de Jesucristo relatadas en los cuatro evangelios arrojan mucha luz sobre la forma en que debemos entender la naturaleza del espíritu cuando la comparamos con la carne de nuestro Salvador.

Pensemos en el mundo espiritual y preguntémonos: ¿Tienen forma los seres espirituales? ¿Tienen cuerpos que puedan percibirse? ¿Tienen personalidad? ¿Tienen cara? ¿Tienen voz?

¿Puede ser visto Dios por ojos humanos? Sí, bajo ciertas medidas de protección, como Dios mismo da testimonio de Moisés: “Él contempla la imagen del Señor” (Numbers 12:8 Numbers 12:8With him will I speak mouth to mouth, even apparently, and not in dark speeches; and the similitude of the LORD shall he behold: why then were you not afraid to speak against my servant Moses?
American King James Version×
, NVI). Al analizar todos los pasajes pertinentes, podemos ver que este ser divino era el Verbo preexistente de que se nos habla en John 1:1 John 1:1In the beginning was the Word, and the Word was with God, and the Word was God.
American King James Version×
, y no Dios el Padre.

Bajo ciertas condiciones muy especiales, a Moisés le fue permitido ver a Dios de espaldas en su forma gloriosa (Exodus 33:18-23 Exodus 33:18-23 18 And he said, I beseech you, show me your glory. 19 And he said, I will make all my goodness pass before you, and I will proclaim the name of the LORD before you; and will be gracious to whom I will be gracious, and will show mercy on whom I will show mercy. 20 And he said, You can not see my face: for there shall no man see me, and live. 21 And the LORD said, Behold, there is a place by me, and you shall stand on a rock: 22 And it shall come to pass, while my glory passes by, that I will put you in a cleft of the rock, and will cover you with my hand while I pass by: 23 And I will take away my hand, and you shall see my back parts: but my face shall not be seen.
American King James Version×
). Pero no le fue permitido ver la cara de Dios en toda su gloria, ya que ésta resplandece como el sol en toda su fuerza, por lo que Moisés hubiera muerto instantáneamente (v. 20).

En otra ocasión importante, después de que se dieron los Diez Mandamientos, Moisés, Aarón, los dos hijos de Aarón y 70 ancianos de Israel “vieron al Dios de Israel; y había debajo de sus pies como un embaldosado de zafiro, semejante al cielo cuando está sereno” (Exodus 24:9-10 Exodus 24:9-10 9 Then went up Moses, and Aaron, Nadab, and Abihu, and seventy of the elders of Israel: 10 And they saw the God of Israel: and there was under his feet as it were a paved work of a sapphire stone, and as it were the body of heaven in his clearness.
American King James Version×
). Es de suponerse que también en esta ocasión el Verbo preexistente los protegió de la plena intensidad de su gloria.

La cara de Dios

Estas preguntas se hacen más fascinantes cuando las asignamos al Padre, “Señor del cielo y de la tierra” (Matthew 11:25 Matthew 11:25At that time Jesus answered and said, I thank you, O Father, Lord of heaven and earth, because you have hid these things from the wise and prudent, and have revealed them to babes.
American King James Version×
), el gran Rey de todo el universo. Cristo nos da una clara idea a medida que buscamos las respuestas, no sólo por su testimonio, sino también por sus apariciones ante los discípulos después de que fue resucitado a la vida espiritual eterna.

Es evidente que los ángeles en los cielos pueden ver al Padre. La clara prueba bíblica se encuentra en Matthew 18:10 Matthew 18:10Take heed that you despise not one of these little ones; for I say to you, That in heaven their angels do always behold the face of my Father which is in heaven.
American King James Version×
. Jesús dijo: “Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos ”.

En su libro The Human Face (“El rostro humano”), el escritor Daniel McNeill pregunta: “¿Tiene rostro el Dios cristiano? La Biblia dice que él hizo al hombre a su propia imagen, lo cual sugiere que lo tiene” (1998, p. 140). Esa sería la conclusión a que generalmente llegaría cualquier persona, siempre y cuando antes no hubiera sido adoctrinada con erradas filosofías que datan desde tiempos antiguos.

El apóstol Juan escribió mucho de lo que Jesús dijo con referencia al Padre. John 1:18 John 1:18No man has seen God at any time, the only begotten Son, which is in the bosom of the Father, he has declared him.
American King James Version×
es un ejemplo: “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer ”. Como ya lo hemos mencionado, Cristo vino a revelar al Padre. Dios puede ser visto, pero Jesús es el único ser humano que ha podido verlo cara a cara en toda su gloriosa apariencia.

En el mismo evangelio leemos acerca de lo que Jesús le dijo a la mujer samaritana: “Pero se acerca la hora, y ha llegado ya, en que los verdaderos adoradores rendirán culto al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los que le adoren. Dios es espíritu , y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad” (John 4:23-24 John 4:23-24 23 But the hour comes, and now is, when the true worshippers shall worship the Father in spirit and in truth: for the Father seeks such to worship him. 24 God is a Spirit: and they that worship him must worship him in spirit and in truth.
American King James Version×
, NVI). Dios el Padre no es un ser físico; es espíritu, pero eso no quiere decir que no tenga forma o figura.

Cristo dijo: “El Padre mismo que me envió ha testificado en mi favor. Ustedes nunca han oído su voz, ni visto su figura” (John 5:37 John 5:37And the Father himself, which has sent me, has borne witness of me. You have neither heard his voice at any time, nor seen his shape.
American King James Version×
, NVI). No obstante, en estos pasajes en el Evangelio de Juan claramente se nos muestra que el Padre puede ser visto y oído, pero no por ojos humanos. Él ha sido visto sólo por el Hijo (John 6:45-46 John 6:45-46 45 It is written in the prophets, And they shall be all taught of God. Every man therefore that has heard, and has learned of the Father, comes to me. 46 Not that any man has seen the Father, save he which is of God, he has seen the Father.
American King James Version×
) y por las huestes angelicales; y, mediante visiones, por unos pocos seres humanos como el profeta Daniel y el apóstol Juan.

Por el hecho de que Jesús dijo: “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre” (John 14:9 John 14:9Jesus said to him, Have I been so long time with you, and yet have you not known me, Philip? he that has seen me has seen the Father; and how say you then, Show us the Father?
American King James Version×
), podemos darnos cuenta de que la semejanza entre el Padre y el Hijo es más fuerte en muchas formas que lo que nosotros podríamos imaginarnos. Con todo, son dos seres independientes quienes constantemente dialogan y hablan de sus planes.