La promesa de la resurrección

Usted está aquí

La promesa de la resurrección

El tema del primer capítulo fue el milagro de la vida, y en el segundo analizamos la muerte. Hemos aprendido que somos mortales, que nuestra vida es temporal. Ahora vamos a detenernos para examinar lo que vendrá después de la muerte. Aunque sabemos que tarde o temprano todos tendremos que morir, Dios tiene planeado algo muchísimo más grande que esta existencia física.

Hace muchos años Job también se preguntó lo mismo que nosotros nos preguntamos: “Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir?” (Job 14:14 Job 14:14 Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir? Todos los días de mi edad esperaré, Hasta que venga mi liberación.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Ahí mismo Job dio la respuesta: “Todos los días de mi edad esperaré, hasta que venga mi liberación. Entonces llamarás, y yo te responderé . . .” (vers. 14-15).

Cuando una persona muere, queda totalmente inconsciente hasta que Dios la llame y la saque del sepulcro, restaurándole la vida. Como veremos un poco más adelante, algunos experimentarán una transformación aún más asombrosa que la resurrección de los muertos.

¿Qué nos dice la Biblia acerca del milagro de la resurrección? ¿Cuándo ocurrirá, y qué sucederá en ese momento? ¿Seremos resucitados en carne y hueso o tendremos una vida distinta?

Para responder a estos interrogantes tenemos que llegar hasta el meollo mismo de nuestra existencia. A medida que estudiemos las Escrituras nos sentiremos animados e inspirados por el plan que Dios tiene para darnos vida después de la muerte.

Lo que Dios nos ha prometido

De la misma forma en que Job habló acerca de su futura “liberación”, el apóstol Pablo también habló acerca de la resurrección de los muertos y lo que pasará con aquellos que estén vivos cuando Jesucristo regrese.

Para recibir el don de la vida eterna es necesario que primero experimentemos una transformación. Los muertos en Cristo serán resucitados a una existencia incorruptible y aquellos que todavía estén vivos cuando Jesucristo regrese serán transformados de una existencia física a una condición incorruptible. El apóstol Pablo describió muy bien este portentoso acontecimiento: “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados” (1 Corintios 15:51-52).

Los que han muerto se encuentran inconscientes, como si estuvieran durmiendo, esperando el momento en que salgan de sus tumbas y resuciten a una nueva vida. Cuando resuciten, el período transcurrido a partir del último momento que tuvieron conciencia hasta el momento de su resurrección les parecerá un instante, como si acabaran de despertarse.

Pablo explicó claramente cómo ocurrirá la resurrección en el momento en que Jesucristo regrese a la tierra: “Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesucristo murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1 Tesalonicenses 4:13-17).

Al regreso de Cristo dos grupos serán resucitados

En ambos pasajes Pablo mencionó dos grupos diferentes de personas que participarán en esta resurrección: aquellos que estén muertos y aquellos que estén vivos al momento del regreso de Cristo. A pesar de que “está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9:27 Hebreos 9:27Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), algunos estarán vivos cuando Cristo regrese. ¿Qué ocurrirá con los seguidores fieles de Jesucristo que estén vivos en ese momento?

Cuando Cristo regrese, estas personas serán milagrosa e instantáneamente transformadas en espíritus incorruptibles y heredarán la vida eterna. Pablo habló acerca de esta transformación: “Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción. Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder. Se siembra cuerpo animal [de carne y hueso], resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual . . . Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial. Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción” (1 Corintios 15:42-44, 1 Corintios 15:49-50).

Al final de nuestra vida física, una existencia temporal y mortal, nos espera la muerte. Después vendrá la resurrección en la que todos seremos cambiados, porque como lo declaró el apóstol Pablo: “La carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios”. En esta resurrección, todos los que sean “de Cristo” —aquellos que hayan sido llamados, se hayan arrepentido y sido bautizados, y hayan permitido que Dios los guiara— serán transformados en seres espirituales, con vida eterna y glorificados de la misma forma que Jesucristo ha sido glorificado (Romanos 8:16-17 Romanos 8:16-17 [16] El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. [17] Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1Juan 3:2 Juan 3:2Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

¿Qué ocurrirá después de la resurrección?

En 1 Tesalonicenses 4:13-17 encontramos descrito el regreso triunfante de Jesucristo a la tierra. Anunciado por la voz del arcángel y el toque de la trompeta, Dios resucitará a los muertos en Cristo y les dará vida eterna; aquellos que estén vivos serán transformados de mortales a inmortales y ascenderán a las nubes (es decir, en la atmósfera de la tierra, según lo podemos comprobar en Daniel 7:13 Daniel 7:13Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) para encontrarse con él.

Las Escrituras nos aclaran que aquellos que se reúnan con Jesucristo en las nubes no van a permanecer para siempre allí, sino que descenderán a la tierra cuando él descienda para tomar el mando y gobernar sobre todas las naciones (Daniel 2:44 Daniel 2:44Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Daniel 7:13-18 Daniel 7:13-18 [13] Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. [14] Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido. [15] Se me turbó el espíritu a mí, Daniel, en medio de mi cuerpo, y las visiones de mi cabeza me asombraron. [16] Me acerqué a uno de los que asistían, y le pregunté la verdad acerca de todo esto. Y me habló, y me hizo conocer la interpretación de las cosas. [17] Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra. [18] Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Zacarías 14:1-4 Zacarías 14:1-4 [1] He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos. [2] Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad. [3] Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. [4] Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hechos de los Apóstoles 15:15-17 Hechos de los Apóstoles 15:15-17 [15] Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito: [16] Después de esto volveré Y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído; Y repararé sus ruinas, Y lo volveré a levantar, [17] Para que el resto de los hombres busque al Señor, Y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 11:15 Apocalipsis 11:15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 19:15 Apocalipsis 19:15De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Los santos resucitados gobernarán con Cristo en su reino: “Has hecho de ellos un reino y sacerdotes al servicio de nuestro Dios, y reinarán sobre la tierra” (Apocalipsis 5:10 Apocalipsis 5:10y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva Versión Internacional). (Si desea más información al respecto, puede solicitar nuestro folleto titulado El evangelio del Reino de Dios. Se lo enviaremos gratuitamente y sin compromiso alguno de su parte.)

¿Quiénes serán resucitados?

Respecto al tema de la resurrección hay otro detalle importante que debemos analizar. Algunos serán resucitados para recibir la vida eterna, pero otros serán resucitados para el juicio venidero. Jesús mismo habló acerca de esta diferencia: “No os extrañéis de esto: llega la hora en que todos los que estén en los sepulcros oirán su voz y saldrán los que hayan hecho el bien para una resurrección de vida, y los que hayan hecho el mal, para una resurrección de juicio” (Juan 5:28-29 Juan 5:28-29 [28] No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; [29] y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Biblia de Jerusalén).

Dios nos ha dado esta vida temporal, mortal, con el fin de prepararnos para la vida eterna. La promesa y la esperanza de la resurrección es inspiradora y fascinante. Pero cuando sabemos que también habrá una resurrección para el juicio, esto nos da un motivo para detenernos a pensar. ¿Por qué algunas personas serán resucitadas a la vida y otras serán resucitadas para el juicio?

La resurrección de vida será por medio de Jesucristo

El apóstol Pedro dijo muy claramente delante de los dirigentes religiosos que Jesucristo era el único camino hacia la salvación (Hechos de los Apóstoles 4:12 Hechos de los Apóstoles 4:12Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Por su parte, Pablo señaló que nosotros podremos ser resucitados solamente porque Dios resucitó primero a Jesucristo. Si él no resucitó, no tenemos ninguna esperanza (1 Corintios 15:12-19).

Jesucristo nos prometió: “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Juan 11:25 Juan 11:25Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). En Juan 3:16 Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, uno de los pasajes más conocidos de la Biblia, podemos leer: “. . . para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

Nosotros podemos recibir la vida eterna únicamente por medio de Jesucristo. Esta es la verdad. Sin embargo, si decimos que creemos en él, ¿qué obligaciones asumimos y cómo podemos demostrar nuestra fe?

Jesús dijo que sus discípulos deberían estar dispuestos a buscar el Reino de Dios y su justicia por encima de todo lo demás en sus vidas (Lucas 14:25-33 Lucas 14:25-33 [25] Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo: [26] Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. [27] Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. [28] Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? [29] No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, [30] diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar. [31] ¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil? [32] Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y le pide condiciones de paz. [33] Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 6:33 Mateo 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 13:44-46 Mateo 13:44-46 [44] Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo. [45] También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, [46] que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). En nuestra sociedad la mayoría ha adoptado conceptos erróneos y sigue el “camino que al hombre le parece derecho” (Proverbios 14:12 Proverbios 14:12 Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 6:19-20 Mateo 6:19-20 [19] No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; [20] sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 7:13-14 Mateo 7:13-14 [13] Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; [14] porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), pero la realidad es que hay solamente un camino correcto y sólo un Salvador.

Poco después de la muerte y resurrección de Jesús, el apóstol Pedro exhortó a todos los creyentes en Cristo a que se arrepintieran y fueran bautizados para que pudieran recibir el Espíritu Santo (Hechos de los Apóstoles 2:38 Hechos de los Apóstoles 2:38Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El arrepentimiento es el reconocimiento sincero, desde lo más profundo de nuestro corazón, de nuestros pecados y nuestra imperfección. Es también nuestra decisión de abandonar para siempre nuestra antigua forma de vivir y comenzar una nueva vida en Cristo. El bautismo, que simboliza la muerte de nuestro antiguo modo de ser, demuestra nuestra firme resolución de seguir a Jesucristo (Romanos 6:1-6 Romanos 6:1-6 [1] ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? [2] En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? [3] ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? [4] Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. [5] Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; [6] sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). (Si desea más información sobre los temas del arrepentimiento y el bautismo, solicite a nuestra dirección más cercana a su domicilio el folleto titulado El camino hacia la vida eterna. Se lo enviaremos sin costo alguno para usted.)

Muchos pasajes de la Escritura nos indican la clase de acciones que debemos tener para demostrar nuestra creencia en Jesús. En los capítulos 3 y 4 de Colosenses podemos ver claramente cuán serio y profundo debe ser nuestro compromiso. Debemos permitir que Dios cambie nuestra naturaleza carnal y debemos aprender a imitar a Jesucristo en todo lo que hacemos. Si realmente nos rendimos y nos sometemos a Dios, Jesucristo vivirá en nosotros mediante el poder de su santo Espíritu (Gálatas 2:20 Gálatas 2:20Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Colosenses 1:27 Colosenses 1:27a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Sabemos que la recompensa que recibiremos dependerá de la forma en que ahora vivamos. Dios dará “vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia; tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo . . . pero gloria, honra y paz a todo el que hace lo bueno . . .” (Romanos 2:6-10 Romanos 2:6-10 [6] el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: [7] vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, [8] pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia; [9] tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego, [10] pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Habrá más de una resurrección

Al estudiar las Escrituras nos damos cuenta de una característica particular de la resurrección: los muertos resucitarán siguiendo una secuencia, en un orden determinado, de acuerdo con un plan. No resucitarán todos simultáneamente. “Ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida” (1 Corintios 15:20-23).

El apóstol Pablo nos explica que para ser resucitados a la vida eterna es necesario que tengamos el Espíritu Santo: “Si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros” (Romanos 8:11 Romanos 8:11Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

La resurrección que estamos describiendo ocurrirá al retorno de Jesús e incluirá a todos “los que son de Cristo” (1 Corintios 15:23), también llamados “los muertos en Cristo” (1 Tesalonicenses 4:16). Serán aquellos que hayan entendido que la salvación sólo viene por medio de Jesucristo y hayan mostrado su creencia y su fe mediante el compromiso del arrepentimiento, el bautismo y la obediencia a Dios; serán los que hayan sido guiados por el Espíritu de Dios (Romanos 8:14 Romanos 8:14Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Como ya lo hemos estudiado, al regreso de Cristo estas personas serán transformadas en seres espirituales y heredarán la vida eterna (1 Corintios 15:50-53).

Los otros muertos

En este punto tal vez tengamos una inquietud. ¿Qué pasará con todas aquellas personas que hayan muerto sin haber tenido la oportunidad de entender todo esto y que por consiguiente no hayan hecho este compromiso? ¿Son estas personas las que serán resucitadas para el juicio?

¿Qué hay acerca de los niños y jóvenes que hayan muerto mucho antes de poder entender y de tener la madurez suficiente para recibir el Espíritu Santo y buscar el Reino de Dios? ¿Qué será de las personas que hayan vivido y muerto en países en donde jamás escucharon el nombre de Jesucristo y muchísimo menos hayan establecido alguna relación o compromiso con él? ¿Qué sucederá con las personas que tienen altos principios morales, pero que no tienen ninguna clase de convicción religiosa?

¿Qué ocurrirá con todos ellos y en qué momento? ¿Serán tratados con justicia y equidad? ¿Es justo Dios? ¿Les dará a todos los seres humanos la misma oportunidad de ser salvos, o acaso Dios hace acepción de personas y únicamente ofrecerá la vida eterna a unos cuantos?

La primera resurrección

“Los que son de Cristo, en su venida” (1 Corintios 15:23) habrán rechazado las engañosas enseñanzas de las religiones falsas, y algunos de ellos habrán sufrido el martirio por su fidelidad a Dios. Veamos lo que el apóstol Juan escribió acerca de la primera resurrección: “Vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección . . .” (Apocalipsis 20:4-6 Apocalipsis 20:4-6 [4] Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. [5] Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. [6] Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Es claro que algunos no volverán a vivir hasta después de los mil años del reinado de Cristo. La primera resurrección es la de aquellos que recibirán la vida eterna antes de ese período, en el momento en que Jesucristo regrese. Según este pasaje, los otros no volverán a vivir hasta mil años después. Si habría de ocurrir solamente una resurrección, Juan se hubiera referido simplemente a la resurrección. El hecho de que sea llamada la primera resurrección nos indica que cuando menos habrá una resurrección más.

Resumen

Hemos aprendido del libro de más autoridad, la Biblia, que cuando Jesucristo regrese resucitará a aquellos que hayan muerto en la fe y les dará el regalo increíble de la vida eterna. En esta resurrección tomarán parte únicamente aquellos que sean de Cristo.

En 1 Timoteo 2:3-4 se nos dice que “Dios nuestro Salvador . . . quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”. Para hacer esto posible, el plan de Dios tiene otra etapa que todavía no hemos explicado. No debemos olvidar que existen millones de personas que han vivido y han muerto sin tener el conocimiento de la verdad de Dios. ¿Es demasiado tarde para ellos?

Esto nos trae a uno de los aspectos más fascinantes del plan de Dios: lo que él tiene reservado para “los otros muertos” (Apocalipsis 20:5 Apocalipsis 20:5Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).