Introducción: ¿Qué sucede después de la muerte?

Usted está aquí

Introducción

¿Qué sucede después de la muerte?

Un conductor ebrio pierde el control de su automóvil y se estrella de frente contra una camioneta, matando a una familia entera. Una madre muere de cáncer en el seno, dejando unos niños huérfanos y un doliente esposo. Un bebé muy pequeño fallece como consecuencia de una enfermedad congénita. Mientras duerme, una anciana muere. Se suicida un adolescente desesperado y deprimido.

La vida es muy preciosa; sin embargo, la muerte nos rodea por todas partes. Nadie quiere morir, y no queremos que mueran nuestros seres amados. Si pudiéramos predecir la muerte, tal vez ésta sería diferente. Pero es tan impredecible que su llegada siempre nos parece injusta.

El instinto de conservación es muy fuerte. Con el fin de conservarnos jóvenes, nos esforzamos por seguir dietas y programas especiales de ejercicio. Con el deseo de evitar la muerte, la ciencia médica busca afanosamente los genes responsables del envejecimiento. Algunos incluso han dispuesto que sus cadáveres sean congelados, con la esperanza de poder ser resucitados cuando finalmente se descubra la cura para la enfermedad que les causó la muerte.

A pesar de todos nuestros esfuerzos por evitarla, la muerte continúa siendo una cosa segura en nuestras vidas. Tal vez llegue en nuestra ancianidad, o como resultado de una enfermedad, un accidente o un acto violento. De cualquier manera, todos moriremos, sin importar que seamos pobres o ricos, hombres o mujeres, buenos o malos, o cuáles sean nuestras creencias personales.

Por su parte, ni los científicos ni los médicos pueden decirnos qué ocurre después de la muerte. La vida tiene demasiados aspectos que son intangibles, tan escurridizos que no pueden medirse ni estudiarse. Los filósofos tienen diferentes opiniones al respecto y no han logrado ponerse de acuerdo.

También difieren los religiosos. Por lo general, las iglesias cristianas tradicionales enseñan que todas las almas de los muertos continúan viviendo en un lugar o una condición que puede ser el cielo, el purgatorio o el infierno. Por otro lado, muchas personas que no son cristianas creen en la reencarnación o transmigración de las almas después de la muerte. Otros creen que no hay nada después de la muerte y que lo único real es esta existencia física.

¿Qué es lo que sucede realmente después de la muerte? ¿Por qué tenemos que morir? ¿Cómo podemos saber si hay vida después de la muerte? ¿Dónde podemos encontrar respuestas verdaderas y confiables?

Solamente el Creador omnipotente puede revelarnos el propósito de la vida y en qué condición están los muertos. Si buscamos en la Palabra de Dios podemos encontrar muchas respuestas a nuestros interrogantes acerca de la vida y la muerte.

Estudiemos lo que nuestro Dios y Creador nos dice acerca de estos temas. Muchos nos sentiremos inspirados, y tal vez sorprendidos, con lo que la Biblia nos revela.