El espíritu del hombre

Usted está aquí

El espíritu del hombre

Descargar
MP3 Audio (633.57 KB)

Descargar

El espíritu del hombre

MP3 Audio (633.57 KB)
×

Los seres humanos tenemos un componente espiritual dentro de nosotros.  Como dice Job 32:8 Job 32:8 Ciertamente espíritu hay en el hombre, Y el soplo del Omnipotente le hace que entienda.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, “Ciertamente espíritu hay en el hombre”. Y el apóstol Pablo indicó, “Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre, que está en él?” (1ro Corintios 2:11 1ro Corintios 2:11Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Este espíritu del hombre es el que imparte el intelecto humano a nuestros cerebros físicos, creando la mente humana. Esto es lo que hace que las personas sean muchísimo más inteligentes que los animales.

No obstante, este aspecto espiritual de la existencia humana no tiene nada que ver con el concepto del alma inmortal. El espíritu del hombre no tiene vida propia. No es una entidad espiritual que “sigue viva” después de la muerte. Como las Escrituras nos muestran, el espíritu humano no tiene conciencia si está separado del cuerpo, porque el hombre es mortal. Cuando morimos, no tenemos conciencia de nada en absoluto, hasta que llegue ese momento en el futuro cuando Dios coloque nuestros espíritus individuales dentro de los nuevos cuerpos que él nos dará, resucitándonos así a la vida.

El espíritu humano es parte crucial de nuestro destino, porque la unión de éste con el Espíritu de Dios es lo que nos hace hijos de Dios (Romanos 8:16 Romanos 8:16El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Y tal como el espíritu humano nos infunde el razonamiento humano, el Espíritu de Dios nos otorga un entendimiento espiritual muy superior (1ro Corintios 2:10-16 1ro Corintios 2:10-16 10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. 11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. 12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. 14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. 15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. 16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Nosotros no nacemos con el Espíritu Santo, sino que lo recibimos directamente de Dios después de arrepentirnos y bautizarnos (Hechos de los Apóstoles 2:38 Hechos de los Apóstoles 2:38Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).