Noé y nuestra época: La correlación bíblica

Usted está aquí

Noé y nuestra época

La correlación bíblica

Jesús se valió del ejemplo de Noé para revelar las actitudes que predominarían cerca del fin: “Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37-39 Mateo 24:37-39 37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Este es un ejemplo de la correlación entre la historia y la profecía. Su significado es claro. La actitud que había en las personas en los días de Noé será la misma actitud que prevalecerá justo antes de la segunda venida de Cristo. Así como para esa gente Dios parecía estar muy lejano, sin tener ningún interés en los asuntos humanos, y puesto que la vida continuaba aparentemente sin cambios significativos (2da Pedro 3:3-6 2da Pedro 3:3-6 3 sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, 4 y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación. 5 Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste, 6 por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), ellos estaban absolutamente despreocupados de su verdadera condición espiritual y no se daban cuenta de la inminencia del juicio de Dios.

El punto crucial de este ejemplo es que las personas estaban tan ocupadas en los afanes de esta vida, que descuidaron completamente a su Creador; de hecho, no lo tenían en cuenta para nada (Mateo 6:33 Mateo 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Lucas 21:34-35 Lucas 21:34-35 34 Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. 35 Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Ya sucedió una vez, y volverá a suceder. De hecho, ya está sucediendo.

El apóstol Pablo también le comentó a Timoteo acerca de otras actitudes carnales y de las actividades que predominarían en los últimos días: “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” (2nd Timoteo 3:1-5 2nd Timoteo 3:1-5 1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Esto describe perfectamente el panorama y la actitud predominante de nuestra sociedad. Esta clase de actitudes es lo que va a impedir que la mayor parte de la humanidad crea en Dios y sepa discernir las señales bíblicas de advertencia antes de que sea demasiado tarde. De la misma forma en que les llegó el fin a las personas de la época de Noé, así también llegará el fin del mundo y la gran mayoría de las personas no van a estar preparadas.