Nuestra oportunidad especial

Usted está aquí

Nuestra oportunidad especial

Estando más cerca que nunca del final del “presente siglo malo” (Gálatas 1:4 Gálatas 1:4el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), tenemos una oportunidad especial para buscar el propósito divino de nuestra existencia y para volvernos a Dios.

En otras palabras, la humanidad necesita urgentemente reconciliarse con su Creador (Isaias 59:1-15 Isaias 59:1-15 1 He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; 2 pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír. 3 Porque vuestras manos están contaminadas de sangre, y vuestros dedos de iniquidad; vuestros labios pronuncian mentira, habla maldad vuestra lengua. 4 No hay quien clame por la justicia, ni quien juzgue por la verdad; confían en vanidad, y hablan vanidades; conciben maldades, y dan a luz iniquidad. 5 Incuban huevos de áspides, y tejen telas de arañas; el que comiere de sus huevos, morirá; y si los apretaren, saldrán víboras. 6 Sus telas no servirán para vestir, ni de sus obras serán cubiertos; sus obras son obras de iniquidad, y obra de rapiña está en sus manos. 7 Sus pies corren al mal, se apresuran para derramar la sangre inocente; sus pensamientos, pensamientos de iniquidad; destrucción y quebrantamiento hay en sus caminos. 8 No conocieron camino de paz, ni hay justicia en sus caminos; sus veredas son torcidas; cualquiera que por ellas fuere, no conocerá paz. 9 Por esto se alejó de nosotros la justicia, y no nos alcanzó la rectitud; esperamos luz, y he aquí tinieblas; resplandores, y andamos en oscuridad. 10 Palpamos la pared como ciegos, y andamos a tientas como sin ojos; tropezamos a mediodía como de noche; estamos en lugares oscuros como muertos. 11 Gruñimos como osos todos nosotros, y gemimos lastimeramente como palomas; esperamos justicia, y no la hay; salvación, y se alejó de nosotros. 12 Porque nuestras rebeliones se han multiplicado delante de ti, y nuestros pecados han atestiguado contra nosotros; porque con nosotros están nuestras iniquidades, y conocemos nuestros pecados: 13 el prevaricar y mentir contra Jehová, y el apartarse de en pos de nuestro Dios; el hablar calumnia y rebelión, concebir y proferir de corazón palabras de mentira. 14 Y el derecho se retiró, y la justicia se puso lejos; porque la verdad tropezó en la plaza, y la equidad no pudo venir. 15 Y la verdad fue detenida, y el que se apartó del mal fue puesto en prisión; y lo vio Jehová, y desagradó a sus ojos, porque pereció el derecho.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Son nuestros pecados, nuestro quebrantamiento de las leyes de Dios, lo que nos impide acercarnos a él. Sólo podemos tener una relación genuina con Dios cuando nos arrepentimos verdaderamente de nuestra tendencia de hacer las cosas en contra de lo que él nos ordena en su Palabra. Tenemos que aprender lo que él espera de nosotros. No debemos alejarnos de su presencia como lo hicieron los israelitas en el monte Sinaí (Éxodo 20:18-21 Éxodo 20:18-21 18 Todo el pueblo observaba el estruendo y los relámpagos, y el sonido de la bocina, y el monte que humeaba; y viéndolo el pueblo, temblaron, y se pusieron de lejos. 19 Y dijeron a Moisés: Habla tú con nosotros, y nosotros oiremos; pero no hable Dios con nosotros, para que no muramos. 20 Y Moisés respondió al pueblo: No temáis; porque para probaros vino Dios, y para que su temor esté delante de vosotros, para que no pequéis. 21 Entonces el pueblo estuvo a lo lejos, y Moisés se acercó a la oscuridad en la cual estaba Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

¿Qué es lo que él nos dice? La respuesta es muy clara: “Buscad al Eterno mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase al Eterno, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar” (Isaias 55:6-7 Isaias 55:6-7 6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

En la Biblia esto se llama arrepentimiento ; significa cambiar nuestra forma de vivir y someternos incondicionalmente a Dios para empezar a vivir conforme a sus preceptos. El Creador omnipotente, quien también es infinitamente misericordioso y está dispuesto a pasar por alto nuestra ignorancia, “ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan” (Hechos de los Apóstoles 17:30 Hechos de los Apóstoles 17:30Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). (Para una explicación más amplia de lo que significa arrepentirse, puede solicitar nuestro folleto gratuito El camino hacia la vida eterna .)

Dios quiere mostrarnos cómo podemos librarnos de nuestras dificultades, dilemas y angustias, así como darnos a entender el asombroso plan que tiene para nosotros. “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33:3 Jeremías 33:3Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dios recompensará a quienes lo busquen de corazón.

La gran paradoja de nuestro tiempo es que a pesar de la abundancia de información que tenemos, carecemos de la más esencial de todas las informaciones: el conocimiento de Dios. Él nos lo quiere revelar, pero nosotros tenemos que estar dispuestos a aceptarlo y hacer alguna investigación por nuestra parte.

A fin de cuentas, “para acercarse a Dios, uno tiene que creer que existe y que recompensa a los que le buscan” (Hebreos 11:6 Hebreos 11:6Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Versión Popular).

Dios también ofrece la ayuda de su iglesia, el cuerpo espiritual de Jesucristo, a la cual llama “columna y baluarte de la verdad” (1st Timoteo 3:15 1st Timoteo 3:15para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Nos exhorta para que por medio de las maravillosas verdades de la Biblia podamos “crecer en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2da Pedro 3:18 2da Pedro 3:18Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Los miembros de la Iglesia de Dios Unida, que edita este folleto, están dedicados a cumplir con el mandamiento de Cristo de llevar el mensaje de la verdad de Dios al mundo y enseñar a la gente su camino de vida (Mateo 28:18-20 Mateo 28:18-20 18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Marcos 16:15 Marcos 16:15Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Juan 21:15-17 Juan 21:15-17 15 Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. El le dijo: Apacienta mis corderos. 16 Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. 17 Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Le invitamos a participar en esta comisión y, especialmente, deseamos sinceramente que este folleto pueda ayudarle en su búsqueda personal del único y verdadero Dios.