Cómo rebatir el concepto erróneo del “rapto secreto”

Usted está aquí

Cómo rebatir el concepto erróneo del “rapto secreto”

El concepto de un “rapto secreto” de creyentes que son llevados al cielo justo antes de la tribulación profetizada para los últimos días es ampliamente enseñado y creído entre los cristianos modernos. La trama de algunos libros y películas muy populares se desarrolla en torno a esta doctrina, que esencialmente enseña que Cristo  volverá a la Tierra dos veces:  la primera, cruzando la atmósfera para arrebatar a los creyentes y llevarlos al cielo, y la segunda, volviendo a la Tierra con ellos para enfrentarse a los enemigos de Dios en la batalla de Armagedón y llevar a cabo el juicio final.

Lamentablemente, vivimos en una era en la cual la mayoría se conforma con obtener su conocimiento religioso de fuentes secundarias, preferiblemente a través de medios de comunicación frívolos como el teatro, la televisión, las películas y las novelas.

¡Pero usted no puede darse el lujo de negar la responsabilidad que tiene de probar la verdad!

Quienes estén dispuestos a estudiar cuidadosamente la Biblia podrán ver que la popular teoría del rapto secreto no aguanta el escrutinio de la Palabra de Dios.

La enseñanza del rapto secreto fue popularizada en la década de 1970 por los escritos del teólogo y escritor evangélico estadounidense Hal Lindsey ( The Late Great Planet Earth  [El último gran planeta Tierra]) y más recientemente por Tim LaHaye y Jerry Jenkins y sus libros y películas de ficción titulados  Dejados atrás . Pero ¿dónde se originó este concepto del rapto secreto?

Generalmente se le atribuye esta idea a John Darby, sacerdote y teólogo anglicano del siglo xix, quien procuró rectificar las falsas enseñanzas concernientes a la segunda venida de Cristo que se habían vuelto tan comunes. Darby creía, correctamente, que Jesucristo regresaría a la Tierra para establecer el Reino de Dios y gobernar personalmente el mundo por mil años. Sin embargo, en su celo por refutar los errores, Darby promovió la idea de que Cristo volvería para llevarse consigo a los creyentes  antes  del catastrófico periodo que precedería su última venida.

Arrebatados, claro, pero ¿cuándo?

Si queremos estudiar concienzudamente este tema, necesariamente debemos comenzar en 1ra Tesalonicenses 4:16-17 1ra Tesalonicenses 4:16-17 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
. Pablo escribe en el versículo 16 que cuando Jesús retorne al sonido de una trompeta, los creyentes que ya hayan muerto serán resucitados: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero”. A continuación dice: “Y luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado,  seremos arrebatados  juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos para siempre con el Señor” (énfasis nuestro en todo este folleto, a menos que se indique lo contrario).

La frase original en griego equivalente a  seremos arrebatados “combina las ideas de fortaleza y premura que vemos en el irresistible poder de Dios” ( Tyndale New Testament Commentaries  [Comentarios del Nuevo Testamento de Tyndale], Leon Morris, 1984, p. 94). Las palabras  “arrebatar”, “arrebato”, “arrebatador” y “arrebatado” se derivan del latín. En español, la palabra  arrebatado  literalmente significa “ser quitado o tomado con violencia” (o súbitamente).

Técnicamente hablando, la Biblia sí habla de un tipo de “arrebatamiento”. Se trata del momento en el cual los seguidores de Cristo serán tomados repentinamente a su venida. La Biblia se refiere a esto como  la resurrección . La controversia se centra en la naturaleza de este suceso y cuándo ocurre. La enseñanza común sobre el rapto secreto lo sitúa  años antes  de que el mundo sea testigo del retorno triunfal del Mesías, lo cual se opone  diametralmentea lo que dice la Biblia.

La Escritura habla de “el día del Señor” y de “el día de Cristo”. Ambas expresiones se refieren al tiempo en que Jesús intervendrá para juzgar, recompensar a sus santos y reinar sobre toda la Tierra. Otra frase similar es “el día de nuestro  Señor Jesucristo” (1ro Corintios 1:8 1ro Corintios 1:8el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Este “día” grandioso no se limitará a 24 horas. (Por favor vea el gráfico en la parte central de esta guía de estudio para una comparación profunda de estos términos y las escrituras pertinentes a ellos).

Isaias 34:8 Isaias 34:8Porque es día de venganza de Jehová, año de retribuciones en el pleito de Sion.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
habla de “el día de venganza del Eterno, año de retribuciones en el pleito de Zion”. Apocalipsis 6:12-17 Apocalipsis 6:12-17 12 Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; 13 y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. 14 Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. 15 Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; 16 y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; 17 porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
describe las señales celestiales, y los capítulos subsiguientes revelan que este periodo estará colmado de acontecimientos cataclísmicos que culminarán con la llegada de Jesús en toda su gloria, acompañado de sus santos ya resucitados, para destruir a los ejércitos que se juntarán contra él y quedarse aquí en la Tierra (Zacarías 14:1-5 Zacarías 14:1-5 1 He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos. 2 Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad. 3 Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. 4 Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur. 5 Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Judas 1:14 Judas 1:14De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Salmos 149:5-9 Salmos 149:5-9 5 Regocíjense los santos por su gloria, Y canten aun sobre sus camas. 6 Exalten a Dios con sus gargantas, Y espadas de dos filos en sus manos, 7 Para ejecutar venganza entre las naciones, Y castigo entre los pueblos; 8 Para aprisionar a sus reyes con grillos, Y a sus nobles con cadenas de hierro; 9 Para ejecutar en ellos el juicio decretado; Gloria será esto para todos sus santos. Aleluya.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). (Si desea más información sobre este tema, solicite o descargue nuestro folleto El Apocalipsis sin velos ).

Prueba muy débil

Quienes creen en el rapto secreto se apresuran a señalar que Jesús dijo que nadie sabría el día de su retorno para reunirse con sus seguidores (Mateo 24:36 Mateo 24:36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), mientras otras profecías revelan la duración del periodo final de tribulación que conducirá a su venida. Por ejemplo, Daniel 12:11 Daniel 12:11Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
dice que debemos contar 1290 días desde cierto evento del tiempo del fin (llamado “la abominación desoladora”) que conduce a la gran tribulación, hasta el advenimiento de Cristo. Por ende, arguyen los partidarios de la teoría del rapto, para que nosotros no sepamos el día, este debe ocurrir antes del regreso de Cristo. Sin embargo, a Daniel se le dijo que él sería resucitado “al fin de los días” (Daniel 12:13 Daniel 12:13Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), es decir, al final de las dos series de días ya mencionadas en Daniel 12:11-12 Daniel 12:11-12 11 Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días. 12 Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
(los 1290 y los 1335 días). Esto coloca la resurrección de Daniel después del periodo de tribulación. Esto es completamente  opuesto  a lo que afirma la doctrina común sobre el arrebatamiento.

Junto con declarar que nadie sabría cuál sería ese día, Cristo también dijo: “Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor” (Mateo 24:40-41 Mateo 24:40-41 40 Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. 41 Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El argumento detrás del rapto es que, sin advertencia, algunas personas simplemente desaparecerán después de ser secretamente arrebatadas por Cristo. Como esto se compara con lo que pasó en tiempos de Noé, cuando la gente vivía sus vidas cotidianas sin saber que estaban al borde del desastre (Mateo 24:37-39 Mateo 24:37-39 37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), se esgrime el argumento de que esta desaparición de creyentes no puede ser parte de los difíciles tiempos de la gran tribulación y del día del Señor.

Pero, ¿acaso estaba Jesús hablando siquiera de que la gente sería arrebatada en el aire para reunirse con él, o estaba diciendo simplemente que uno sería tomado y otro dejado? Note que la gente en tiempos de Noé “no [entendió] hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos”  (v. 39). Por lo tanto quiere decir que aquí, en este contexto, el hecho de ser llevados fue algo nefasto – fueron llevados a la calamidad y la muerte. De la misma manera, pareciera que quienes son “llevados” en los tiempos del fin son aquellos que se ven arrastrados por la vorágine de eventos catastróficos. Aquellos que son “dejados” son protegidos de la destrucción. Esto no tiene nada que ver con el arrebatamiento.

Pero a pesar de la falta de evidencia bíblica en apoyo a la doctrina común del rapto secreto, todavía son muchos los que se aferran a ella. Algunas denominaciones religiosas incluso se refieren a ella como “la esperanza bienaventurada” usando la  frase de Tito 2:13 Tito 2:13aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, donde Pablo escribe que debemos estar “aguardando  la esperanza bienaventurada  y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo”.

Los creyentes en el rapto secreto consideran que este se llevará a cabo con anterioridad al regreso de Jesucristo, lo que simplemente no es bíblico

Según lo que ellos creen, la palabra “manifestación” se refiere a algo secreto y repentino, es decir, al arrebatamiento. Por lo tanto, “esperanza bienaventurada” se convierte en una especie de abreviación que describe este rapto secreto, tanto en la literatura como en las películas basadas en dicha doctrina. Además, ellos citan algunos versículos del Nuevo Testamento que mencionan “la aparición de nuestro Salvador Jesucristo” (1st Timoteo 6:14 1st Timoteo 6:14que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y “la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tito 2:13 Tito 2:13aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), como si estas escrituras pudiesen darle más peso a la doctrina.

Pero todas estas escrituras se refieren simplemente a la venida de Cristo, ya sea la primera vez como perfecto sacrificio por el pecado, o la segunda vez como Rey invencible.

En estos versículos no existe nada relacionado con un rapto secreto de creyentes que son llevados al cielo antes del tiempo de la tribulación, a pesar de los intentos de muchos teólogos evangélicos por interpretar estos pasajes de tal manera. Claro que seremos arrebatados y llevados en el aire para estar con Cristo, pero ello solo ocurrirá al final de la gran tribulación y el día del Señor.