Pablo encarcelado debido a un tabú inventado por el hombre

Usted está aquí

Pablo encarcelado debido a un tabú inventado por el hombre

Tanto las pruebas internas como las históricas nos indican que Pablo estaba en la cárcel cuando escribió sus epístolas de Efesios y Colosenses. La razón de ello probablemente explica por qué utilizó la frase “pared intermedia de separación” en Efesios 2:14 Efesios 2:14Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
para representar los decretos discriminatorios hechos por el hombre que separan a las personas.

El encarcelamiento de Pablo fue el resultado de la falsa acusación de que había tomado un gentil con él y había pasado del punto prohibido en el complejo del templo (Hechos de los Apóstoles 21:29 Hechos de los Apóstoles 21:29Porque antes habían visto con él en la ciudad a Trófimo, de Efeso, a quien pensaban que Pablo había metido en el templo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). En un artículo titulado “La pared se ha ido”, Craig McMahon hace una reveladora observación acerca de por qué esta divisoria “pared intermedia de separación” era algo tan sobresaliente en el pensamiento de Pablo.

“La [explicación] más plausible . . . identifica “la pared de separación” con la pared del templo que separaba el patio exterior de los gentiles del resto de los patios interiores de los judíos. Hablando retóricamente, la función de esa pared del templo era como una metáfora patética de la exclusión social y espiritual que los gentiles sufrían por parte de los judíos. A ningún gentil se le permitía pasar más allá de esta pared de piedra de metro y media de altura y entrar en la sección judía del templo . . .

”Históricamente hablando, esa misma pared del templo tuvo un papel preponderante en la trayectoria ministerial de Pablo. En Hechos de los Apóstoles 21:26-36 Hechos de los Apóstoles 21:26-36 26 Entonces Pablo tomó consigo a aquellos hombres, y al día siguiente, habiéndose purificado con ellos, entró en el templo, para anunciar el cumplimiento de los días de la purificación, cuando había de presentarse la ofrenda por cada uno de ellos. 27 Pero cuando estaban para cumplirse los siete días, unos judíos de Asia, al verle en el templo, alborotaron a toda la multitud y le echaron mano, 28 dando voces: ¡Varones israelitas, ayudad! Este es el hombre que por todas partes enseña a todos contra el pueblo, la ley y este lugar; y además de esto, ha metido a griegos en el templo, y ha profanado este santo lugar. 29 Porque antes habían visto con él en la ciudad a Trófimo, de Efeso, a quien pensaban que Pablo había metido en el templo. 30 Así que toda la ciudad se conmovió, y se agolpó el pueblo; y apoderándose de Pablo, le arrastraron fuera del templo, e inmediatamente cerraron las puertas. 31 Y procurando ellos matarle, se le avisó al tribuno de la compañía, que toda la ciudad de Jerusalén estaba alborotada. 32 Este, tomando luego soldados y centuriones, corrió a ellos. Y cuando ellos vieron al tribuno y a los soldados, dejaron de golpear a Pablo. 33 Entonces, llegando el tribuno, le prendió y le mandó atar con dos cadenas, y preguntó quién era y qué había hecho. 34 Pero entre la multitud, unos gritaban una cosa, y otros otra; y como no podía entender nada de cierto a causa del alboroto, le mandó llevar a la fortaleza. 35 Al llegar a las gradas, aconteció que era llevado en peso por los soldados a causa de la violencia de la multitud; 36 porque la muchedumbre del pueblo venía detrás, gritando: ¡Muera!
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
se relata la historia de cuando a Pablo lo habían visto en la parte judía del templo con algunos extranjeros, uno de los cuales se creía que era un gentil, Trófimo de Éfeso.

”Los adoradores judíos echaron mano de Pablo y lo acusaron de haber ‘metido a griegos en el templo, y [haber] profanado este santo lugar’ (v. 28). La acusación lo hacía culpable de ayudar a que los gentiles pasaran más allá de la pared divisoria . . .

”Si Pablo en verdad escribió la Epístola a los Efesios durante su largo encarcelamiento . . . entonces lo que dice en Efesios 3:1 Efesios 3:1Por esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
(‘Por esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles’) podría ser un recordatorio histórico de que fue arrestado por haber sido acusado de violar supuestamente las restricciones de la pared del templo . . .

”La mención que Pablo hace de la pared de separación . . . cabe perfectamente dentro del contexto histórico probable de Efesios y sirve a sus propósitos retóricos en este pasaje: hablar de la antigua separación entre los judíos y los gentiles y resaltar el nuevo orden creado en Cristo” ( Review and Expositor [“Resumen y exposición”], primavera de 1996, p. 262).