Mantengamos el rumbo

Usted está aquí

Mantengamos el rumbo

“Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio” (Hechos de los Apóstoles 3:19 Hechos de los Apóstoles 3:19Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El bautismo y los demás pasos que debemos dar sólo marcan el comienzo de nuestro viaje hacia la vida eterna. Antes de llegar a nuestro destino, habrá que recorrer, por así decirlo, miles de kilómetros. En este capítulo examinaremos algunos de los aspectos de ese viaje que nos revela nuestro mapa, la Biblia. Recordemos que el camino que estamos recorriendo es angosto (Mateo 7:14 Mateo 7:14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Un sentido claro de la dirección y del propósito nos puede ayudar a mantener el rumbo.

Cuando respondemos al llamamiento de Dios mediante el arrepentimiento y el bautismo, nos esperan muchas bendiciones y oportunidades. Nuestra forma de pensar empieza a cambiar, y van aumentando la sabiduría, el conocimiento, la prudencia y el entendimiento (Proverbios 2:1-11 Proverbios 2:1-11 1 Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti, 2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia, 3 Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; 4 Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros, 5 Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios. 6 Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia. 7 El provee de sana sabiduría a los rectos; Es escudo a los que caminan rectamente. 8 Es el que guarda las veredas del juicio, Y preserva el camino de sus santos. 9 Entonces entenderás justicia, juicio Y equidad, y todo buen camino. 10 Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere grata a tu alma, 11 La discreción te guardará; Te preservará la inteligencia,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Con el tiempo, iremos aprendiendo a pensar y actuar como lo hace Dios.

Vendrán pruebas y tendremos que hacer sacrificios (Mateo 10:35-39 Mateo 10:35-39 35 Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; 36 y los enemigos del hombre serán los de su casa. 37 El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; 38 y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. 39 El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Estas pruebas contribuyen a la formación de nuestro carácter. El apóstol Santiago, medio hermano de Jesús, escribió: “Ténganse por muy dichosos, hermanos míos, cuando se vean asediados por pruebas de todo género, sabiendo que esa piedra de toque de su fe engendra constancia. Que la constancia acabe su obra, para que sean hombres completos y auténticos, sin deficiencia alguna” (Santiago 1:2-4 Santiago 1:2-4 2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, 3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. 4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva Biblia Española).

Jesucristo nos advierte que calculemos el costo de emprender este camino: “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar” (Lucas 14:28-30 Lucas 14:28-30 28 Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? 29 No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, 30 diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Al hablar con uno que quería imponer condiciones antes de comprometerse como discípulo, Jesús le dijo: “Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios” (Lucas 9:62 Lucas 9:62Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Jesús espera que sus seguidores mantengan el rumbo hasta llegar al destino.

Así como los niños tambalean cuando están aprendiendo a caminar, nosotros también tambaleamos al emprender este viaje por el angosto camino que lleva hacia el Reino de Dios. Las tentaciones y las pruebas que afrontamos a veces nos hacen vacilar y caer, pero recordemos que Dios y Jesucristo están presentes para consolarnos y ayudarnos a cada paso. Nuestra tarea es seguir adelante y convertirnos en cristianos maduros. El apóstol Pablo dijo: “Todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los quepor el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal” (Hebreos 5:13-14 Hebreos 5:13-14 13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; 14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Vivir conforme al camino de Dios debe ser siempre lo más importante en nuestra vida. Debemos buscar “primeramente el reino de Dios y su justicia” (Mateo 6:33 Mateo 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). La clave para mantenernos bien encarrilados en el camino de Dios es la oración constante y el estudio de su Palabra inspirada. Como mencionamos anteriormente, el contacto con otros creyentes puede ser de gran estímulo en nuestra nueva vida dedicada a Dios. En Mateo 7:21 Mateo 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
Jesús dijo: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”.

Como seres con libre albedrío, decidimos lo que vamos a hacer, pero Jesucristo espera que hagamos nuestra parte manteniéndonos fieles a él. Como ya lo explicamos, debemos producir fruto en nuestra vida que sea agradable a Dios.

El final del camino es el Reino de Dios

Ahora notemos algunas cosas acerca del Reino de Dios y la vida eterna, el final de nuestro viaje espiritual. Debemos tener en cuenta que el Reino de Dios constituye el tema central del evangelio que enseñó Jesucristo. En Marcos 1:14-15 Marcos 1:14-15 14 Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, 15 diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
se nos dice que “Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio”. Después de su resurrección, Jesús siguió hablando a sus discípulos acerca del Reino de Dios (Hechos de los Apóstoles 1:3 Hechos de los Apóstoles 1:3a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Jesucristo regresará nuevamente a la tierra y establecerá el Reino de Dios: “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos” (Apocalipsis 11:15 Apocalipsis 11:15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El Reino de Dios gobernará literalmente sobre toda la tierra, reemplazando a todos los gobiernos y autoridades humanas: “El Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre” (Daniel 2:44 Daniel 2:44Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Los primeros cristianos tenían los ojos puestos fijamente en el futuro Reino de Dios. El apóstol Pablo declaró: “El Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial” (2 Timoteo 4:18). Y en Hechos de los Apóstoles 8:12 Hechos de los Apóstoles 8:12Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
se explica que esta era una de las principales razones por las cuales la gente creía a Dios y se bautizaba: “Cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres”. Hoy, nosotros también debemos creer el evangelio (Marcos 1:15 Marcos 1:15diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Heredaremos todas las cosas

Si permanecemos fieles a Dios durante toda la vida, compartiremos con Cristo el papel de reyes y sacerdotes en su reino venidero (Apocalipsis 1:6 Apocalipsis 1:6y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Tenemos la magnífica esperanza de ser transformados en espíritu y de recibir la vida eterna (1 Tesalonicenses 4:14-17; 1 Corintios 15:50-54). Como hijos de Dios ya transformados en espíritu, heredaremos “todas las cosas” —el universo entero— junto con Jesucristo (Hebreos 2:6-8 Hebreos 2:6-8 6 pero alguien testificó en cierto lugar, diciendo: ¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, O el hijo del hombre, para que le visites? 7 Le hiciste un poco menor que los ángeles, Le coronaste de gloria y de honra, Y le pusiste sobre las obras de tus manos; 8 Todo lo sujetaste bajo sus pies. Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Romanos 8:17 Romanos 8:17Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 5:5 Mateo 5:5 Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 21:1-7 Apocalipsis 21:1-7 1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. 2 Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. 3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. 5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. 6 Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. 7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Aunque en esta vida siempre será posible negar a Dios y perder la salvación, Dios habla acerca de nuestra salvación como un hecho. A los que estén dispuestos a dedicarle su vida, Dios les ofrece una maravillosa perspectiva: “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria” (Efesios 1:13-14 Efesios 1:13-14 13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, 14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Mientras busquemos activamente la voluntad de Dios y permitamos que el Espíritu Santo obre en nuestra vida, nuestra salvación fu­tura está garantizada. Sí, Dios promete ayudarnos en cada paso del camino si nos arrepentimos y tenemos fe en que él perdonará nuestros pecados, si nos bautizamos y esperamos en él, y si buscamos primeramente su reino venidero.

Y ahora ¿qué?

Ahora que usted sabe qué hacer, ¿va a actuar, o desatenderá este precioso don que Dios le ofrece? Dios nos hace una invitación y una promesa por medio del profeta Isaías: “Buscad al Eterno mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase al Eterno, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar” (Isaias 55:6-7 Isaias 55:6-7 6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

En 2 Tesalonicenses 2:13-15, Pablo escribió: “Nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Diosos haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra”.

Si Dios le está llamando, ¿responderá usted?

El apóstol Pedro también escribió: “Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Pedro 1:10-11).

¡Este es el único camino a la vida eterna!