El bautismo en agua y la imposición de manos

Usted está aquí

El bautismo en agua y la imposición de manos

Descargar

Descargar

El bautismo en agua y la imposición de manos

×

Después del arrepentimiento, el siguiente paso es el bautismo en agua, uno de los principios fundamentales de la doctrina de Jesucristo (Hebrews 6:1-2 Hebrews 6:1-2 [1] Therefore leaving the principles of the doctrine of Christ, let us go on to perfection; not laying again the foundation of repentance from dead works, and of faith toward God, [2] Of the doctrine of baptisms, and of laying on of hands, and of resurrection of the dead, and of eternal judgment.
American King James Version×
). Quienes desean recorrer el camino hacia la vida eterna deben comprender y tomar parte en dos ceremonias básicas: el bautismo en agua y la imposición de manos. Ambas son necesarias para recibir el Espíritu Santo.

Las palabras bautizarybautismose derivan del verbo baptizoen griego, que significa “hundir” o “sumergir”; y el claro significado desumergires “meter debajo del agua”. Esto nos indica, sin lugar a dudas, que la inmersión es el método bíblico para bautizar. El bautismo por inmersión simboliza nuestra muerte y sepultura, y la salida de las aguas bautismales simboliza la resurrección a una nueva vida en Cristo (Romans 6:3-5 Romans 6:3-5 [3] Know you not, that so many of us as were baptized into Jesus Christ were baptized into his death? [4] Therefore we are buried with him by baptism into death: that like as Christ was raised up from the dead by the glory of the Father, even so we also should walk in newness of life. [5] For if we have been planted together in the likeness of his death, we shall be also in the likeness of his resurrection:
American King James Version×
).

Notemos cómo Felipe bautizó al eunuco etíope. Se detuvieron junto a un río, “y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó”; luego, “subieron del agua” (Acts 8:38-39 Acts 8:38-39 [38] And he commanded the chariot to stand still: and they went down both into the water, both Philip and the eunuch; and he baptized him. [39] And when they were come up out of the water, the Spirit of the Lord caught away Philip, that the eunuch saw him no more: and he went on his way rejoicing.
American King James Version×
). ¿Por qué se metieron ambos al agua? Para que Felipe pudiera bautizar al eunuco sumergiéndolo completamente. Después, al salir del agua, el eunuco podría comenzar una nueva vida en Cristo.

Jesús les dijo a sus seguidores: “Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Matthew 28:19 Matthew 28:19Go you therefore, and teach all nations, baptizing them in the name of the Father, and of the Son, and of the Holy Ghost:
American King James Version×
). La palabra griega traducida como “en” también puede traducirse como “dentro”. Cuando un ministro de Dios sumerge a un converso en el agua, sepultando simbólicamente al “viejo hombre”, realiza el acto en el nombre o por la autoridad de Jesucristo (Acts 2:38 Acts 2:38Then Peter said to them, Repent, and be baptized every one of you in the name of Jesus Christ for the remission of sins, and you shall receive the gift of the Holy Ghost.
American King James Version×
); como resultado, la persona entra en una nueva relación con Dios.

Muerte y sepultura

El bautismo simboliza nuestra unión con Cristo en su muerte. Representa tanto la muerte de Jesús como nuestra propia muerte y sepultura: “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo . . .” (Romans 6:3-4 Romans 6:3-4 [3] Know you not, that so many of us as were baptized into Jesus Christ were baptized into his death? [4] Therefore we are buried with him by baptism into death: that like as Christ was raised up from the dead by the glory of the Father, even so we also should walk in newness of life.
American King James Version×
).

A los ojos de Dios, “fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte . . . sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado” (vv. 5-6).

Antes del milagro del arrepentimiento, somos esclavos del pecado. Pablo les explicó a los cristianos en Roma que una vez que hemos sido bautizados en Cristo, ya no somos esclavos del pecado (Romans 6:3-4 Romans 6:3-4 [3] Know you not, that so many of us as were baptized into Jesus Christ were baptized into his death? [4] Therefore we are buried with him by baptism into death: that like as Christ was raised up from the dead by the glory of the Father, even so we also should walk in newness of life.
American King James Version×
). “Nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. Porque el que ha muerto [mediante la muerte simbólica del bautismo], ha sido justificado del pecado” (vv. 6-7).

Pero somos rescatados —comprados, redimidos— de la esclavitud del pecado mediante el sacrificio de Jesucristo (1 Pedro 1:18-19; Revelation 5:9 Revelation 5:9And they sung a new song, saying, You are worthy to take the book, and to open the seals thereof: for you were slain, and have redeemed us to God by your blood out of every kindred, and tongue, and people, and nation;
American King James Version×
). Al ser comprados por Dios, ahora le pertenecemos a él: “Habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios” (1 Corintios 6:20).

Al ser convertidos de esclavos del pecado en siervos de la justicia, ya no servimos al pecado (Romans 6:17-18 Romans 6:17-18 [17] But God be thanked, that you were the servants of sin, but you have obeyed from the heart that form of doctrine which was delivered you. [18] Being then made free from sin, you became the servants of righteousness.
American King James Version×
). Nuestra nueva forma de pensar produce los frutos del arrepentimiento y de la justicia (Galatians 5:22-23 Galatians 5:22-23 [22] But the fruit of the Spirit is love, joy, peace, long-suffering, gentleness, goodness, faith, [23] Meekness, temperance: against such there is no law.
American King James Version×
), y como dice en los versículos 24-25: “Los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu”.

La resurrección a una vida nueva

El bautismo no sólo representa nuestra muerte al pecado, sino también nuestra resurrección a una vida completamente nueva en Cristo: “Somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva” (Romans 6:4 Romans 6:4Therefore we are buried with him by baptism into death: that like as Christ was raised up from the dead by the glory of the Father, even so we also should walk in newness of life.
American King James Version×
). Después del bautismo y la imposición de manos, Dios nos da su Espíritu como las “arras” de nuestra futura transformación en espíritu y la recepción de la vida eterna (2 Corintios 1:22). El bautismo, pues, es la sepultura simbólica de nuestro antiguo ser y el comienzo de una nueva vida como siervos obedientes de Dios.

El apóstol Pablo compara esta vida nueva con un cambio de ropa: “Todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos” (Galatians 3:27 Galatians 3:27For as many of you as have been baptized into Christ have put on Christ.
American King James Version×
). Nos revestimos de Cristo al reemplazar las actitudes, acciones y hábitos malos con aquellos que son buenos y que agradan a Dios. En Colossians 3:12 Colossians 3:12 Put on therefore, as the elect of God, holy and beloved, bowels of mercies, kindness, humbleness of mind, meekness, long-suffering;
American King James Version×
leemos: “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia”.

Nuestra nueva vida nos pone en el camino que finalmente nos llevará a la vida eterna y, por consiguiente, a nuestro ingreso en el Reino de Dios; esto sucederá en el momento de la resurrección, cuando Jesucristo regrese a la tierra. “Si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección” (Romans 6:5 Romans 6:5For if we have been planted together in the likeness of his death, we shall be also in the likeness of his resurrection:
American King James Version×
).

Nótese que la resurrección ocurrirá en el futuro, cuando seamos transformados en espíritu (1 Corintios 15:51-52). Aunque quizá no comprendamos todo lo que significa ser transformados en espíritu, podemos confiar en las palabras del apóstol Juan, quien escribió: “Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios . . . Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es” (1John 3:1-2 John 3:1-2 [1] There was a man of the Pharisees, named Nicodemus, a ruler of the Jews: [2] The same came to Jesus by night, and said to him, Rabbi, we know that you are a teacher come from God: for no man can do these miracles that you do, except God be with him.
American King James Version×
).

La imposición de manos

El siguiente paso en el camino hacia la vida eterna es recibir el Espíritu de Dios mediante la “imposición de manos”, como se menciona en Hebrews 6:2 Hebrews 6:2Of the doctrine of baptisms, and of laying on of hands, and of resurrection of the dead, and of eternal judgment.
American King James Version×
. Vemos en las Escrituras que al bautismo en agua le sigue la ceremonia de imposición de manos, que es cuando recibimos el Espíritu Santo: “Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo . . .” (Acts 19:6 Acts 19:6And when Paul had laid his hands on them, the Holy Ghost came on them; and they spoke with tongues, and prophesied.
American King James Version×
).

En Acts 8:12 Acts 8:12But when they believed Philip preaching the things concerning the kingdom of God, and the name of Jesus Christ, they were baptized, both men and women.
American King James Version×
se nos dice que “hombres y mujeres” en Samaria entendieron el mensaje que predicó Felipe, se arrepintieron y fueron bautizados; sin embargo, no recibieron el Espíritu Santo hasta que Pedro y Juan oraron y les impusieron las manos. En los versículos 15-17 leemos: “Los cuales [Pedro y Juan], habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo; porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús. Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo”. Vemos, pues, que después del bautismo recibimos el Espíritu Santo mediante la oración y laimposición de manos de los ministros de Dios, quienes son sus representantes.

¿Por qué necesitamos el Espíritu Santo?

¿Qué papel desempeña el Espíritu de Dios en nuestra vida? Podemos luchar solos, esforzarnos y hasta rogar sinceramente para obtener la victoria sobre algún pecado, pero aun así no lo logramos. Después del bautismo y la imposición de manos, el Espíritu que nos guía al arrepentimiento sigue obrando en nosotros con más poder aún, para ayudarnos a ver y vencer nuestros pecados y defectos.

Debido a que es imposible guardar por nosotros mismos la ley de Dios en su completo sentido espiritual, y así vencer el pecado, Jesús dijo que enviaría el Espíritu Santo para guiarnos y ayudarnos (John 14:16-18 John 14:16-18 [16] And I will pray the Father, and he shall give you another Comforter, that he may abide with you for ever; [17] Even the Spirit of truth; whom the world cannot receive, because it sees him not, neither knows him: but you know him; for he dwells with you, and shall be in you. [18] I will not leave you comfortless: I will come to you.
American King James Version×
). Cuando hacemos todo lo que es humanamente posible por obedecer a Dios, él nos da, mediante su Espíritu, la ayuda que necesitamos para obedecer su verdad y tener una mente sana en la que obre su amor (Acts 5:32 Acts 5:32And we are his witnesses of these things; and so is also the Holy Ghost, whom God has given to them that obey him.
American King James Version×
; John 16:13 John 16:13However, when he, the Spirit of truth, is come, he will guide you into all truth: for he shall not speak of himself; but whatever he shall hear, that shall he speak: and he will show you things to come.
American King James Version×
; 2 Timoteo 1:7).

Mediante su Espíritu, Dios nos ayuda a vencer nuestras debilidades y deseos egoístas (Romans 7:13-20 Romans 7:13-20 [13] Was then that which is good made death to me? God forbid. But sin, that it might appear sin, working death in me by that which is good; that sin by the commandment might become exceeding sinful. [14] For we know that the law is spiritual: but I am carnal, sold under sin. [15] For that which I do I allow not: for what I would, that do I not; but what I hate, that do I. [16] If then I do that which I would not, I consent to the law that it is good. [17] Now then it is no more I that do it, but sin that dwells in me. [18] For I know that in me (that is, in my flesh,) dwells no good thing: for to will is present with me; but how to perform that which is good I find not. [19] For the good that I would I do not: but the evil which I would not, that I do. [20] Now if I do that I would not, it is no more I that do it, but sin that dwells in me.
American King James Version×
), y esto nos permite adorarlo en espíritu y en verdad (John 4:23-24 John 4:23-24 [23] But the hour comes, and now is, when the true worshippers shall worship the Father in spirit and in truth: for the Father seeks such to worship him. [24] God is a Spirit: and they that worship him must worship him in spirit and in truth.
American King James Version×
). Nos consuela durante las pruebas y hace posible que la mente de Cristo obre en nosotros (Philippians 2:5 Philippians 2:5Let this mind be in you, which was also in Christ Jesus:
American King James Version×
). Por medio de su Espíritu, Dios nos inspira, nos guía y nos convierte en sus propios hijos (Romans 8:13-14 Romans 8:13-14 [13] For if you live after the flesh, you shall die: but if you through the Spirit do mortify the deeds of the body, you shall live. [14] For as many as are led by the Spirit of God, they are the sons of God.
American King James Version×
; 1 Corintios 2:10-11).

No vencemos nuestros pecados habituales y naturaleza egoísta instantáneamente, sino que es un proceso que dura toda la vida y a veces nos exige un gran esfuerzo. Unos 20 años después de su milagrosa conversión, el apóstol Pablo describió su lucha continua por vencer los deseos perversos que le asediaban. Esos impulsos egoístas eran tan fuertes que los llamó otra “ley” dentro de él: “Yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago . . . Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros” (Romans 7:18-23 Romans 7:18-23 [18] For I know that in me (that is, in my flesh,) dwells no good thing: for to will is present with me; but how to perform that which is good I find not. [19] For the good that I would I do not: but the evil which I would not, that I do. [20] Now if I do that I would not, it is no more I that do it, but sin that dwells in me. [21] I find then a law, that, when I would do good, evil is present with me. [22] For I delight in the law of God after the inward man: [23] But I see another law in my members, warring against the law of my mind, and bringing me into captivity to the law of sin which is in my members.
American King James Version×
).

Pero Pablo también notó que con la ayuda del Espíritu de Dios, aquella naturaleza humana podía ser dominada: “Porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis” (Romans 8:13 Romans 8:13For if you live after the flesh, you shall die: but if you through the Spirit do mortify the deeds of the body, you shall live.
American King James Version×
).

Algunos se equivocan al creer que una vez que reciban el bautismo Dios se encarga de todo. Se trata de un concepto erróneo y peligroso. Dios espera que resistamos el pecado y que nos esforcemos para que su Espíritu desempeñe un papel activo en nuestra vida diaria. En 2 Timoteo 1:6 Pablo exhortó a Timoteo para que avivara “el fuego del don de Dios [el Espíritu Santo] que está en ti por la imposición de mis manos”, demostrando así que tenemos una responsabilidad personal en nuestra salvación. Timoteo tenía que avivar el Espíritu de Dios, no simplemente quedarse quieto y dejar que Dios lo hiciera todo por él. En Philippians 2:12 Philippians 2:12Why, my beloved, as you have always obeyed, not as in my presence only, but now much more in my absence, work out your own salvation with fear and trembling.
American King James Version×
Pablo dijo de nuevo que debemos ocuparnos en nuestra salvación con temor y temblor.

Transformación milagrosa

El Espíritu de Dios obra en nosotros y nos ayuda a cambiar y a empezar a producir buen fruto en nuestra vida. En Galatians 5:22-23 Galatians 5:22-23 [22] But the fruit of the Spirit is love, joy, peace, long-suffering, gentleness, goodness, faith, [23] Meekness, temperance: against such there is no law.
American King James Version×
se enumeran varias cualidades que el Espíritu de Dios produce en la vida de los verdaderos cristianos —amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza— las cuales se hacen cada vez más notorias a medida que crecemos espiritualmente.

El fruto de la justicia es muy importante; también es importante entender que el mérito por la presencia de este fruto es de Dios. Pablo expresó a los filipenses su deseo de ser aceptable a Dios, “no teniendo [su] propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe” (Philippians 3:9 Philippians 3:9And be found in him, not having my own righteousness, which is of the law, but that which is through the faith of Christ, the righteousness which is of God by faith:
American King James Version×
). Notemos que Pablo confiaba en que Dios produciría la justicia en él, sabiendo que “Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Philippians 2:13 Philippians 2:13For it is God which works in you both to will and to do of his good pleasure.
American King James Version×
).

Cuando Dios nos llama para ser sus hijos, empieza a alejarnos de la vanidad, el egoísmo y la desobediencia que han caracterizado nuestra vida. Nos transforma mediante la renovación de nuestra mente. Pablo exhortó a los romanos: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Romans 12:2 Romans 12:2And be not conformed to this world: but be you transformed by the renewing of your mind, that you may prove what is that good, and acceptable, and perfect, will of God.
American King James Version×
). Explicó que esta transformación no es instantánea, sino que requiere de cambios constantes en nuestro modo de pensar y en nuestra perspectiva; estos cambios deben afectar permanentemente la forma como vivimos. Por consiguiente, nos convertimos en un “sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es [nuestro] culto racional” (v. 1).

Pablo además advirtió: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús” (Philippians 2:5 Philippians 2:5Let this mind be in you, which was also in Christ Jesus:
American King James Version×
). Él describió la actitud y el comportamiento que se hacen evidentes en la mente convertida: “Completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros” (vv. 2-4). El tener la mente de Cristo es lo que hace posible esta transformación.

El significado simbólico del bautismo es muy profundo. Representa tanto el perdón de los pecados como una vida nueva en Cristo. Debe cambiar nuestra vida para siempre. Estas bendiciones han sido adquiridas a gran precio: Jesucristo sacrificó su propia vida para que pudiésemos tener acceso a la vida eterna mediante el perdón de nuestros pecados.