¿Debemos desear el bautismo en fuego?

Usted está aquí

¿Debemos desear el bautismo en fuego?

Juan el Bautista proclamó que Jesucristo vendría y bautizaría “en Espíritu Santo y fuego” (Mateo 3:11 Mateo 3:11Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Algunos creen que deben recibir este bautismo en fuego. Estudiemos cuidadosamente este pasaje para entender a qué se refiere.

En el versículo 8, Juan les exigió pruebas a los fariseos y saduceos de que se habían arrepentido del pecado, y empleó dos alegorías para establecer un principio. Primero, les señaló que cuando un árbol no da buen fruto, es cortado de raíz y quemado en el fuego (v. 10). Jesús repitió este principio en Mateo 7:19 Mateo 7:19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
.

La segunda alegoría se basaba en el aventamiento del trigo. Aventar significa separar el trigo de la cáscara, el tallo y la paja. Juan estaba dando a entender cómo Jesucristo va a tratar a las personas que no dan fruto: “Su aventador está en su mano. Limpiará su era, allegará su trigo en el granero, y quemará la paja en el fuego inapagable” (Mateo 3:12 Mateo 3:12Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva Reina-Valera).

Ambos ejemplos demuestran el tema principal de la Biblia: Dios quiere que seamos semejantes a Cristo y que demos buen fruto. Si lo hacemos, Jesús nos promete la vida eterna, lo cual es el mensaje del evangelio. Quienes se nieguen a arrepentirse y cambiar su modo de pensar serán consumidos por el fuego (Malaquías 4:1 Malaquías 4:1Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

A propósito de las actitudes del pecado, Jesús proclama: “Los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21:8 Apocalipsis 21:8Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Apocalipsis 20:15 Apocalipsis 20:15Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
agrega: “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego”.

La muerte en aquel lago de fuego es la segunda muerte; es el bautismo en fuego para los que no se arrepienten. Por lo tanto, definitivamente no es algo deseable.