¿Qué es la Iglesia?

Usted está aquí

¿Qué es la Iglesia?

Descargar

Descargar

¿Qué es la Iglesia?

×

Muchas personas tienen ideas erróneas acerca de lo que significa la palabra iglesia . Para algunos, es un sinónimo de edificio. Pero en las Sagradas Escrituras, iglesia y congregación se refieren exclusivamente a personas , nunca a un edificio. La iglesia está compuesta por personas que han sido llamadas y elegidas por Dios para seguir a Jesucristo. Colectivamente, a este grupo de personas se le llama “el cuerpo de Cristo” (1ro Corintios 12:27 1ro Corintios 12:27Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Efesios 4:12 Efesios 4:12a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Es un cuerpo de creyentes espiritualmente transformados, sin importar el lugar de su residencia o la organización o grupo religioso a que pertenecen.

El Diccionario bíblico de Holman explica lo siguiente acerca de este término: “Iglesia es la traducción de la palabra griega ekklesía . El uso del término griego antes del surgimiento de la iglesia cristiana es muy importante porque nos muestra por lo menos dos aplicaciones que se le habían dado en la historia a este vocablo y cómo se utiliza en el Nuevo Testamento el concepto de iglesia.

“Primero, el término griego significa básicamente ‘los llamados’; comúnmente se utilizaba para designar una asamblea de ciudadanos en una ciudad griega, y así se emplea en Hechos de los Apóstoles 19:32 Hechos de los Apóstoles 19:32Unos, pues, gritaban una cosa, y otros otra; porque la concurrencia estaba confusa, y los más no sabían por qué se habían reunido.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 39. Los ciudadanos, conscientes de la posición de privilegio que tenían por encima de los esclavos y los que no eran ciudadanos, eran llamados a una asamblea por un heraldo y discutían … asuntos de mutuo interés. Cuando los cristianos primitivos entendieron que ellos eran una iglesia, sin lugar a dudas se vieron a sí mismos como los llamados por Dios en Jesucristo con un propósito especial y que tenían una posición privilegiada en Jesucristo (Efesios 2:19 Efesios 2:19Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

“Segundo, el término griego también aparece más de cien veces en la traducción griega del Antiguo Testamento que era muy común en la época de Jesús. La palabra hebrea ( qahal ) simplemente significa ‘asamblea’ y puede utilizarse de muchas formas; por ejemplo, para referirse a una asamblea de profetas (1ra Samuel 19:20 1ra Samuel 19:20Entonces Saúl envió mensajeros para que trajeran a David, los cuales vieron una compañía de profetas que profetizaban, y a Samuel que estaba allí y los presidía. Y vino el Espíritu de Dios sobre los mensajeros de Saúl, y ellos también profetizaron.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) … o al pueblo de Dios (Deuteronomio 9:10 Deuteronomio 9:10y me dio Jehová las dos tablas de piedra escritas con el dedo de Dios; y en ellas estaba escrito según todas las palabras que os habló Jehová en el monte, de en medio del fuego, el día de la asamblea.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El uso de esta palabra en el Antiguo Testamento para referirse al pueblo de Dios nos ayuda a entender el término iglesia en el Nuevo Testamento.

“Los primeros cristianos eran judíos que estaban acostumbrados a la versión griega del Antiguo Testamento. El hecho de que ellos utilizaran una palabra que en el Antiguo Testamento se empleaba para designar al pueblo de Dios, nos demuestra que entendían la continuidad que existe entre el Antiguo Testamento y el Nuevo. Los cristianos primitivos, tanto judíos como gentiles, se veían a sí mismos como el pueblo del Dios que se había revelado en el Antiguo Testamento (Hebreos 1:1-2 Hebreos 1:1-2 1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, 2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), como los verdaderos hijos de Israel (Romanos 2:28-29 Romanos 2:28-29 28 Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; 29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) con Abraham como padre (Romanos 4:1-25 Romanos 4:1-25 1 ¿Qué, pues, diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne? 2 Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios. 3 Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. 4 Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; 5 mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia. 6 Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras, 7 diciendo: Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos. 8 Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado. 9 ¿Es, pues, esta bienaventuranza solamente para los de la circuncisión, o también para los de la incircuncisión? Porque decimos que a Abraham le fue contada la fe por justicia. 10 ¿Cómo, pues, le fue contada? ¿Estando en la circuncisión, o en la incircuncisión? No en la circuncisión, sino en la incircuncisión. 11 Y recibió la circuncisión como señal, como sello de la justicia de la fe que tuvo estando aún incircunciso; para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, a fin de que también a ellos la fe les sea contada por justicia; 12 y padre de la circuncisión, para los que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado. 13 Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe. 14 Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa. 15 Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión. 16 Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros. 17 (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen. 18 El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. 19 Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. 20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, 21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido; 22 por lo cual también su fe le fue contada por justicia. 23 Y no solamente con respecto a él se escribió que le fue contada, 24 sino también con respecto a nosotros a quienes ha de ser contada, esto es, a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús, Señor nuestro, 25 el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), y como el pueblo del nuevo pacto que había sido profetizado en el Antiguo Testamento (Hebreos 8:1-13 Hebreos 8:1-13 1 Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, 2 ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre. 3 Porque todo sumo sacerdote está constituido para presentar ofrendas y sacrificios; por lo cual es necesario que también éste tenga algo que ofrecer. 4 Así que, si estuviese sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; 5 los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte. 6 Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. 7 Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. 8 Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el Señor, En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto; 9 No como el pacto que hice con sus padres El día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; Porque ellos no permanecieron en mi pacto, Y yo me desentendí de ellos, dice el Señor. 10 Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo; 11 Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, Desde el menor hasta el mayor de ellos. 12 Porque seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades. 13 Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

“Como consecuencia de la gran amplitud de significado, tanto en el mundo griego como en el del Antiguo Testamento, el término iglesia se utiliza en el Nuevo Testamento para designar una congregación local de cristianos, tal como sucede en ‘la iglesia de Dios que está en Corinto’ (1ro Corintios 1:2 1ro Corintios 1:2a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro:
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), y también para referirse a la totalidad del pueblo de Dios, como por ejemplo en Efesios 1:22-23 Efesios 1:22-23 22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, en donde se dice que él ha dado a Cristo ‘por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo’ (Efesios 1:22-23 Efesios 1:22-23 22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)”.

Si desea más información acerca de la Iglesia de Dios, no vacile en solicitar nuestro folleto La iglesia que edificó Jesucristo. Se lo enviaremos gratuitamente.